Páginas

sábado, 26 de septiembre de 2009

¿CUAL ES EL ORIGEN DEL TAROT?


La respuesta a este interrogante es muy simple: No se sabe. Teorías hay muchas y cada cual puede quedarse con la que más le guste o le convenga, pero lo cierto es que, a día de hoy, nadie sabe con total seguridad cual es el origen primero del Tarot.

La única certeza que tenemos, de momento, es que las primeras referencias al Tarot en Europa aparecen en la Edad Media. En varios escritos se habla de los “Nayb” (¿naipes?) sarracenos que circulaban por el Mediterráneo; existen varios edictos de finales del siglo XIV en los que se prohibía el uso de las cartas, también se conservan algunos inventarios de personajes importantes de finales del siglo XIV y principios del XV en los que se hace referencia a juegos de naipes que poseían. Evidentemente de momento estamos hablando sólo de naipes, no de Tarot.

Se trataba de juegos que tenían los Triunfos, que serían equivalentes a los Arcanos Mayores que hoy conocemos, y que representaban iconos religiosos o bien creencias populares, y luego lo que nosotros denominamos Arcanos Menores, que constarían de los cuatro palos tal como ahora y, se dice, representarían los cuatro estratos sociales de la época: los Oros serían la burguesía, las Espadas la nobleza, las Copas el clero y los Bastos los campesinos. No hay constancia de que el uso de estas cartas fuera por entonces adivinatorio, simplemente servían para jugar.

Los primeros juegos de Tarot de los que se tiene constancia aparecen en Italia, concretamente en la región de Lombardía, ya entrado el siglo XV. Se trataba de un juego de cartas numerales más algunas cartas con bellos dibujos simbólicos que se realizaban a mano y su factura era impresionante, no eran las mismas que conocemos ahora, variaban en número y en dibujo. Tuvieron una acogida excelente y se empezaron a difundir copias más toscas y de peor material, pero que lograron que las cartas se popularizaran rápidamente por toda Europa. A partir de ese momento, su crecimiento fue imparable y hasta nosotros han llegado algunos juegos de cartas de colecciones privadas que nos ayudan a reconstruir, si no su origen, al menos su evolución a lo largo de los siglos.

En sucesivos posts iremos conociendo algunas de estas barajas y comprobaremos cómo fueron evolucionando hasta llegar a nuestros días.

Leer más...

miércoles, 23 de septiembre de 2009

EL MAGO


Esta carta representa el conocimiento puesto en acción. En un frondoso jardín, el Mago despliega toda su actividad. Las rosas simbolizan sus deseos y aspiraciones, los lirios blancos la sabiduría pura, en la mesa de trabajo los materiales imprescindibles para plasmar dichos deseos en lo concreto, una vez que conocemos cómo hacerlo.

Sobre la mesa encontramos todos los artículos que necesita para realizar su trabajo. Están representados los cuatro elementos: La Copa que representa las emociones (Agua), el Pentáculo que representa lo material (Tierra), la Espada que representa lo mental (Aire) y la Vara que representa la fuerza vital (Fuego). A su vez en estos elementos se representan los cuatro palos que conforman los Arcanos Menores: Oros – Tierra, Agua – Copas, Aire – Espadas y Bastos – Fuego.

La figura del Mago domina la escena. Sobre su cabeza aparece la Lemniscata que simboliza el infinito, pues infinitas son las posibilidades para quien, como el Mago, utiliza con inteligencia los elementos para dar forma en el mundo material todos aquellos deseos que anidan en el mundo de las ideas.
Su túnica blanca representa la pureza de sus intenciones así como su sabiduría, ciñendo su cintura el Ouroboros (la serpiente que se muerde la cola) recuerda que todo es eterno, todo está sujeto a la evolución continua; el manto rojo representa las cualidades de Marte: fuerza, empuje y acción. No bastan las buenas intenciones y el conocimiento para conseguir objetivos, es necesaria la actividad inteligentemente dirigida.

Con su mano derecha sostiene una vara, símbolo fálico que representa la fuerza masculina en acción, que apunta hacia el cielo, su mano izquierda señala hacia la tierra. Los poderes y conocimientos más elevados han de ser usados en el mundo material, de tal modo se crea un circuito de actividad perfecto: primero hay que conocer y luego aplicar los conocimientos.

Tradicionalmente se relaciona a esta carta con Mercurio o Hermes.


SIGNIFICADOS GENERALES: El Mago domina las situaciones, su inteligencia y capacidad de observación le hace saber cuál es el momento oportuno para actuar. Es emprendedor por naturaleza, por eso es una carta excelente a la hora de iniciar una actividad, sea la que sea, sabrá siempre jugar sus cartas con la mayor destreza y habilidad pues jamás da un paso en falso y al poseer todos los datos, apostará siempre sobre seguro. Su locuacidad y don de gentes le abre puertas que para otros parecen vedadas, es un excelente comunicador y lo mismo puede convencer de una venta que embelesar a un público numeroso en un mitin político, su capacidad de oratoria no tiene límites.

DERECHA: El que tiene el poder para manejar cosas, personas o situaciones. Capacidad de adaptación. Inteligencia, dominio, voluntad, astucia. Poder constructivo, sabiduría, diplomacia, habilidad, destreza. Inicio de cosas, iniciativa, elocuencia, poder de disuasión.

INVERTIDA: Tirano, manipulador, situación en la que se posee domino sobre las personas. El que engaña o convence por su locuacidad. Mente retorcida. Mentira, falta de escrúpulos, inteligencia perversa. Indecisión, inseguridad, falta de iniciativa.


AMOR:

DERECHA: Nuevos relaciones. Continuidad de parejas establecidas. Mejora en las relaciones familiares y de pareja.

INVERTIDA: Cambios (las cartas adyacentes nos explicarán la naturaleza del cambio). Infidelidad. Apatía, aburrimiento.


TRABAJO:

DERECHA: Iniciativa, diplomacia. Esfuerzos exitosos. Posibilidad de ascensos. Encontrar trabajo pronto y con buenas condiciones. Habilidad para las ventas.

INVERTIDA: Retraso en proyectos, negocios, etc. Necesidad de buscar apoyos, consejo, asesoramiento, etc. Inseguridad en la propia valía. Podemos ser víctimas de un estafador.


SALUD:

DERECHA: Buena salud. Rápida mejoría. Mucha energía.

INVERTIDA: Angustia, depresión. Migrañas.

Leer más...

lunes, 21 de septiembre de 2009

EL LOCO


El Loco camina de forma despreocupada acercándose al borde del precipicio, pero esto no le provoca ningún temor, se siente seguro, confía, de hecho su mirada se eleva hacia el cielo, como si sus metas estuvieran muy por encima del suelo que pisa. Podría decirse que representa el inicio del viaje interior que realizamos a través de las cartas del Tarot. Junto a él un pequeño perro blanco corretea, representa la parte lógica de la mente, que siempre fiel escolta al Loco en su aventura.

En el Tarot de Marsella aparece empujando al Loco como si quisiera advertirle de el peligro que corre, es así como nuestra parte consciente intenta atraernos a su terreno cuando nos dejamos llevar exclusivamente por nuestra subconsciencia.


En su hatillo guarda todas las experiencias, todos los conocimientos, es la memoria completa que le acompañará donde quiera que vaya pues forma parte de él. Grabada en la bolsa del hatillo se adivina una figura imprecisa. La mayoría de las interpretaciones apuntan al dibujo de un águila en pleno vuelo, representaría quizás al signo de Escorpio.

En su traje oscuro destacan las ruedas de ocho radios representando la Quintaesencia de los alquimistas. En su mano una rosa blanca simbolizando la pureza de sus deseos.
El fondo amarillo simboliza el elemento aire, que representa la actividad mental.

El Loco es una carta controvertida por su numeración. En unos casos se numerará con el 0, en otros con el XXI y en otros con el XXII, por supuesto también encontraremos alguna baraja en la que carece de numeración.
El 0 es la nada y es el todo, es el principio y es el fin. Es por eso que a mí me gusta la versión que le numera con el 0 puesto que representa el inicio del viaje que se realiza a través de los Arcanos del Tarot, un viaje circular puesto que acabará donde empezó, simplemente para volver a empezar, lo que representa el viaje incansable del buscador que partiendo de la nada vuelve al origen tras haber recorrido múltiples experiencias que va acumulando en su hatillo y en cada viaje que emprende es un poco más sabio y, ¿por qué no? un poco más loco, pues la sabiduría y la locura van de la mano, siendo a veces muy difícil distinguir dónde empieza una y acaba la otra.

Tradicionalmente al Loco se le asigna el elemento Aire y el planeta Urano.


SIGNIFICADOS GENERALES: El Loco representa la despreocupación, el espíritu libre que no se deja apresar por los convencionalismos. En cierto modo sería ese niño que cada persona lleva dentro de sí, que se sorprende con cada nuevo descubrimiento y que ve el mundo a través de los ojos de la inocencia. La palabra compromiso le resulta lejana y, por lo tanto, ajena a él.

DERECHA: Libertad, independencia. Inocencia, despreocupación, ingenuidad. Los ideales. Excesivo optimismo, falta de disciplina y de convencionalismos. Frivolidad. Es el loco divino, el bohemio, el niño que se niega a crecer. Es el sabio para lo espiritual y el loco para lo material.

INVERTIDA: Inconsciencia, inmadurez, falta de seriedad y de compromiso, comportamiento alocado sin tener en cuenta las consecuencias. Vive al margen de lo establecido. Desequilibrio. Deseos irracionales, incoherencia, egoísmo, ideas disparatadas. Decisión errónea. Podría sintetizarse como el “antisistema” por “sistema”.


AMOR:

DERECHA: Voluble, infiel, enamoradizo. Rechaza responsabilidades familiares. Inicio de una aventura.

INVERTIDA: Descontento con la pareja. Indecisión, inestabilidad. Bisexualidad.


TRABAJO:

DERECHA: Demasiado informal. Malgasta la energía de forma poco práctica. Rara vez cumple sus compromisos.

INVERTIDA: Negligencia, despilfarro, especulaciones que acaban mal.


SALUD:

DERECHA: Problemas linfáticos y/o circulatorios. Neurosis.

INVERTIDA: Depresiones, enfermedades mentales serias. Riesgo de accidentes practicando deporte o en salidas al aire libre.

Leer más...

sábado, 19 de septiembre de 2009

EL NOMBRE DEL BLOG. PRESENTACION


El escritor Aldous Huxley escribió en 1954 un ensayo sobre sus experiencias con la mescalina: “Las puertas de la percepción” tomando el título de un párrafo del escritor inglés William Blake:

“Si las puertas de la percepción fueran abiertas,
todo aparecería a los hombres como realmente es: infinito.
Puesto que el hombre se ha limitado a sí mismo
divisando las cosas a través de la estrechas rendijas de su propia caverna”.
(“Las bodas del cielo y el infierno”).


Según Huxley nuestra mente ejerce de filtro de la realidad, seleccionando solo algunas de las muchas imágenes que llegan a nuestro cerebro, evitando así que la sobresaturación de información nos sobrepase. Para Huxley, el uso de las drogas serviría para anular la función de ese filtro y sería la llave con la que abriríamos las puertas de la percepción para ver la realidad desnuda, tal cual es. Del título de este libro tomaría el grupo americano de los años sesenta The Doors su nombre.

Modestamente yo también me baso en el título de este libro para dar nombre a este blog. Para mí, al igual que para Huxley, sí que existen esos filtros que no nos dejan ver lo que realmente ES. Hay distintas puertas que nos llevan al mismo lugar, yo he optado por utilizar el Tarot, no tanto como método adivinatorio, sino como una de esas puertas que dan acceso al conocimiento que permanece oculto, cada cuál puede escoger la suya, pues hay muchas para elegir.

En este blog intentaré profundizar en el estudio del Tarot desde distintas perspectivas, pero también mi intención es dar a conocer otros métodos, otras disciplinas, todas igualmente válidas, no hay una única puerta, son muchas y cada cuál debe encontrar la que más le conviene, la que más le atrae; el camino es individual, el fin es el mismo.

Te doy la bienvenida a la Puerta del Tarot y espero que este tramo del camino que vamos a recorrer juntos sea de provecho para ambos.

Leer más...