Páginas

lunes, 21 de septiembre de 2009

EL LOCO


El Loco camina de forma despreocupada acercándose al borde del precipicio, pero esto no le provoca ningún temor, se siente seguro, confía, de hecho su mirada se eleva hacia el cielo, como si sus metas estuvieran muy por encima del suelo que pisa. Podría decirse que representa el inicio del viaje interior que realizamos a través de las cartas del Tarot. Junto a él un pequeño perro blanco corretea, representa la parte lógica de la mente, que siempre fiel escolta al Loco en su aventura.

En el Tarot de Marsella aparece empujando al Loco como si quisiera advertirle de el peligro que corre, es así como nuestra parte consciente intenta atraernos a su terreno cuando nos dejamos llevar exclusivamente por nuestra subconsciencia.


En su hatillo guarda todas las experiencias, todos los conocimientos, es la memoria completa que le acompañará donde quiera que vaya pues forma parte de él. Grabada en la bolsa del hatillo se adivina una figura imprecisa. La mayoría de las interpretaciones apuntan al dibujo de un águila en pleno vuelo, representaría quizás al signo de Escorpio.

En su traje oscuro destacan las ruedas de ocho radios representando la Quintaesencia de los alquimistas. En su mano una rosa blanca simbolizando la pureza de sus deseos.
El fondo amarillo simboliza el elemento aire, que representa la actividad mental.

El Loco es una carta controvertida por su numeración. En unos casos se numerará con el 0, en otros con el XXI y en otros con el XXII, por supuesto también encontraremos alguna baraja en la que carece de numeración.
El 0 es la nada y es el todo, es el principio y es el fin. Es por eso que a mí me gusta la versión que le numera con el 0 puesto que representa el inicio del viaje que se realiza a través de los Arcanos del Tarot, un viaje circular puesto que acabará donde empezó, simplemente para volver a empezar, lo que representa el viaje incansable del buscador que partiendo de la nada vuelve al origen tras haber recorrido múltiples experiencias que va acumulando en su hatillo y en cada viaje que emprende es un poco más sabio y, ¿por qué no? un poco más loco, pues la sabiduría y la locura van de la mano, siendo a veces muy difícil distinguir dónde empieza una y acaba la otra.

Tradicionalmente al Loco se le asigna el elemento Aire y el planeta Urano.


SIGNIFICADOS GENERALES: El Loco representa la despreocupación, el espíritu libre que no se deja apresar por los convencionalismos. En cierto modo sería ese niño que cada persona lleva dentro de sí, que se sorprende con cada nuevo descubrimiento y que ve el mundo a través de los ojos de la inocencia. La palabra compromiso le resulta lejana y, por lo tanto, ajena a él.

DERECHA: Libertad, independencia. Inocencia, despreocupación, ingenuidad. Los ideales. Excesivo optimismo, falta de disciplina y de convencionalismos. Frivolidad. Es el loco divino, el bohemio, el niño que se niega a crecer. Es el sabio para lo espiritual y el loco para lo material.

INVERTIDA: Inconsciencia, inmadurez, falta de seriedad y de compromiso, comportamiento alocado sin tener en cuenta las consecuencias. Vive al margen de lo establecido. Desequilibrio. Deseos irracionales, incoherencia, egoísmo, ideas disparatadas. Decisión errónea. Podría sintetizarse como el “antisistema” por “sistema”.


AMOR:

DERECHA: Voluble, infiel, enamoradizo. Rechaza responsabilidades familiares. Inicio de una aventura.

INVERTIDA: Descontento con la pareja. Indecisión, inestabilidad. Bisexualidad.


TRABAJO:

DERECHA: Demasiado informal. Malgasta la energía de forma poco práctica. Rara vez cumple sus compromisos.

INVERTIDA: Negligencia, despilfarro, especulaciones que acaban mal.


SALUD:

DERECHA: Problemas linfáticos y/o circulatorios. Neurosis.

INVERTIDA: Depresiones, enfermedades mentales serias. Riesgo de accidentes practicando deporte o en salidas al aire libre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario