Páginas

domingo, 4 de octubre de 2009

LA EMPERATRIZ


De nuevo una figura femenina sentada en un trono, pero hasta aquí las similitudes con la Sacerdotisa. La Emperatriz es una mujer bella y su alegre vestido decorado con granadas apenas disimula su embarazo, símbolo de fertilidad. Los contrastes con la Sacerdotisa son evidentes. Todo en esta carta nos habla de vida y de abundancia, su simbolismo nos remite tanto a Venus-Afrodita como a Ceres-Deméter.

El decorado de la carta es un paisaje en plena naturaleza. Al fondo los cipreses, los árboles que representan lo perenne. El arroyo es el fluir de la conciencia pero también es el elemento que riega y alimenta la vegetación, generando y sosteniendo la vida; hay quien dice que riega el jardín del Edén.

En primer plano el trigo ya maduro simboliza el final de un ciclo, pero también el comienzo de uno nuevo, pues el trigo será cosechado para dejar paso al crecimiento bajo tierra de la semilla que a su vez dará paso al brote posterior desarrollo y maduración, para perpetuar así el ciclo. El trigo también nos lleva a pensar en Ceres o Deméter, la “Diosa Madre”, diosa de la agricultura que proporcionaba a los hombres su sustento.

La Emperatriz adorna su cabeza con la corona que, al mismo tiempo que anuncia su dignidad real, sus doce estrellas nos recuerdan los meses del año, los signos del zodiaco, de nuevo los ciclos que no cesan de repetirse. Con su mano derecha sostiene un cetro que, en algunas barajas viene rematado con una cruz. A sus pies, reposa un escudo en forma de corazón en el que aparece el símbolo astrológico de Venus. Reposa sobre un trono adornado con lujosos cojines, muy diferente del sobrio trono de la Sacerdotisa y es que la Emperatriz personifica la comodidad y la belleza, el disfrute de lo terrenal.

La Emperatriz se relaciona astrológicamente con el planeta Venus.


SIGNIFICADOS GENERALES: La Emperatriz es una carta llena de creatividad y fecundidad, es el crecimiento de todo lo sembrado. En ella encontramos el interés por los temas más mundanos y cercanos, la familia y el bienestar. Representa a la madre, la estabilidad doméstica. Se impone por su encanto y sus sentidos maternales. Esta carta hace bueno el refrán que dice: “Se atrapan más moscas con miel que con vinagre”, pues consigue los objetivos a base de mucha mano izquierda, aunando la inteligencia con la dulzura.

DERECHA: Fecundidad, creatividad, felicidad, dotes artísticas, elegancia, encanto, feminidad, comprensión, interés por las cosas materiales, preocupación por lo próximo y lo cotidiano. Armonía, belleza, placer. Logros, prosperidad. Maternidad. Madre de familia. Ternura. Poder ejercido con dulzura.

INVERTIDA: Materialismo, problemas familiares, síndrome del “ama de casa”, insatisfacción, vacío interior, apatía. Amor por el lujo, vanidad, alguien obsesionado por la apariencia, superficialidad, malicia, medrar a costa de otros, egoísta. Deseos incumplidos.


AMOR:

DERECHA: Felicidad, alegría. Embarazo. Muy buena relación de pareja. Asuntos amorosos que evolucionan favorablemente.

INVERTIDA: Problemas por falta de confianza, riesgo de infidelidad, celos. Embarazo no deseado. Madre castradora.


TRABAJO:

DERECHA: Prosperidad, abundancia. Se concretan proyectos, negocios, acuerdos, etc. Trabajo creativo. Grandes beneficios a través del trabajo. Posibilidad de aumento de sueldo y/o ascenso.


INVERTIDA: Proyectos que no dan beneficios. Despilfarros. Posible rescisión o no renovación de contrato. Creatividad que no puede expresarse.


SALUD:

DERECHA: Buena salud. Embarazo.

INVERTIDA: Agotamiento. Aconseja un chequeo con especial atención a manos, pies y caderas. Esterilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario