Páginas

lunes, 12 de octubre de 2009

LA FUERZA


En el Tarot Rider-Waite, la Fuerza y la Justicia intercambian posiciones con respecto a otras barajas como puede ser la de Marsella. Waite no dio mayor importancia al tema y no dejó explicaciones exhaustivas, no consideró que fueran necesarias, aunque se cree que las motivaciones para este intercambio fueron de carácter astrológico, ya que la Fuerza representa las característica del signo de Leo y la Justicia las del signo de Libra, por lo tanto, para seguir la secuencia astrológica de los Arcanos Mayores sin alteraciones, optó por recolocar ambas cartas.

En algunas barajas antiguas como la de Visconti-Sforza o el Tarot Neoclásico, La Fuerza está representada por un hombre fuerte, en cambio en la inmensa mayoría de juegos de Tarot, como es el caso del Rider-Waite, es representada por la figura de una mujer dominando a un león sin ningún esfuerzo aparente, con suavidad. Todo sucede en un ambiente exterior, en la naturaleza, pues este arcano representa el dominio de la naturaleza por medio del poder subconsciente.

Suspendida sobre su cabeza la Lemniscata, al igual que en la carta del Mago, simboliza el infinito y la imperecedera capacidad de quien utiliza de forma inteligente las posibilidades de los elementos para cristalizar sus deseos en el mundo material. La mujer adorna su cabeza con una corona de flores, la Fuerza reina sobre la materia por el dominio de su subconsciente. Su túnica es blanca, representando la pureza y la inocencia de intenciones necesarias para poder conseguir ese dominio del subconsciente.

Una cadena de rosas rojas ciñe su cintura, ya vimos que son flores que simbolizan los deseos, dichos deseos, cuando son cultivados de forma armónica con las leyes de la naturaleza, se verán satisfechos pues el poder del subconsciente es inmenso y cuando es convenientemente encauzado, no conoce el fracaso. La cadena de rosas enlaza también el cuello del león, reforzando así el significado del dominio por el conocimiento.

El león rojo de los alquimistas representa la parte instintiva y animal que anida dentro del hombre, solo por medio del dominio consciente de nuestro subconsciente podemos someter la parte más instintiva de nuestra personalidad.

Como ya hemos visto, el signo que representa a la Fuerza es Leo.


SIGNIFICADOS GENERALES: Esta carta hace referencia a la fuerza interior, no a la física, es aquella fortaleza de carácter y espíritu que hace superar cualquier obstáculo que se presente. No necesita elevar la voz, ni tensar sus músculos, le basta con su determinación combinada con una gran dosis de dulzura para amansar cualquier bestia interior o exterior que le haga frente.

DERECHA: Fortaleza interior, valor, dominio, autocontrol, coraje, determinación, intrepidez. Éxito que viene del propio esfuerzo, inteligencia que vence la fuerza bruta. Fuerza a la vez que disciplina y sometimiento a las normas establecidas.

INVERTIDA: Debilidad, cobardía, mezquindad, miedo, falta de voluntad. Discordia, despotismo, crueldad, arrogancia, violencia, brutalidad, enfrentamientos. Obstáculos, rendición ante las dificultades. Sequía. Incendios.


AMOR:

DERECHA: Matrimonio. Un gran amor. Reconciliación con un amigo. Sinceridad en las relaciones. Potencia y energía sexual.

INVERTIDA: Conflictos con la pareja y con la familia. Pasión enfermiza.


TRABAJO:

DERECHA: Éxito en los asuntos, buenas oportunidades, inversiones interesantes. Facilidad para exponer con éxito las ideas y proyectos.

INVERTIDA: Conflictos con compañeros y/o jefes. Reformas costosas en el hogar. Estancamiento o retroceso en la progresión profesional. Pérdida de empleo. Mal estudiante, mal trabajador.


SALUD:

DERECHA: Excelente para temas de salud. Muy buena salud. Recuperación total.

INVERTIDA: Falta de energía. Riesgo de enfermedades repentinas. Operaciones quirúrgicas. Recuperaciones lentas, convalecencia larga.

No hay comentarios:

Publicar un comentario