Páginas

martes, 29 de diciembre de 2009

LA TORRE


Siempre se ha dicho, y no sin razón, que no se puede construir un edificio nuevo sin derribar antes el viejo. Y eso es lo que representa esta carta. Es esa sacudida que afecta hasta los cimientos, pero no destruye por el simple hecho de destruir, sino que da la oportunidad de empezar desde cero. Todo eso significa la Torre, que en algunas barajas se llama la Casa o la Mansión de Dios.

Esta carta no se puede decir que sea alegre, su fondo es negro. Al ver la imagen de la Torre es muy difícil no establecer una relación con la Torre de Babel, representación de la soberbia y de la ignorancia del ser humano. Es por eso que la Torre aparece solitaria en un pico aislado y abrupto, el ser humano aunque lo crea, no vive aislado en su torre de marfil, sino que pertenece a un algo mucho mayor que no entiende, pero que está ahí, por lo tanto esa filosofía errónea que habla del ser humano como entidad separada del resto es falsa. Por eso un rayo procedente de lo más alto viene a sacudir la Torre para proporcionarle la Iluminación.


Ese rayo incide directamente en la Corona que preside la Torre, dicha corona no es más que una falsa Kether (primera esfera del Árbol de la Vida). Es ese falso conocimiento, la espiritualidad engañosa que salta por los aires en cuanto el rayo de la verdadera iluminación entra en contacto con ella.

Flotando en el oscuro fondo vemos veintidós llamas con la forma de la letra hebrea YOD (10ª letra del alfabeto hebreo que simboliza al origen y al padre), no es un número elegido de forma caprichosa: es el número de letras hebreas y también es el número de cartas que conforman lo que denominamos Arcanos Mayores dentro del Tarot. Estas llamas se dividen por un lado en doce: los signos astrológicos y por otro en diez que podrían representar las diez esferas que conforman el Árbol de la Vida.

En algunas barajas la Torre está formada por 22 hileras de ladrillos, hay que recordar que el ladrillo es una construcción humana, por lo tanto simboliza el uso erróneo del lenguaje creado por el hombre. No vemos este detalle en la carta de Rider-Waite, pero es interesante conocerlo. En cuanto a las tres ventanas, que en esta versión aparecen llameantes, existen varias versiones: una dice que representan las aperturas al exterior es decir, la receptividad, otra dice que correspondería a un rostro humano y la que más me gusta es la que dice que representan los tres planos principales de la existencia humana: material, mental y espiritual. Cada cuál puede escoger su favorita.

Vemos que a ambos lados de la Torre, unas figuras humanas caen por la sacudida del rayo. Estas figuras representan a un hombre y una mujer, son la consciencia y la subconsciencia respectivamente. Podríamos recordar al ver estos personajes a Adán y Eva, pero en esta ocasión vemos que son figuras vestidas, tal vez porque sus ropas son los disfraces con los que se ocultan.

Para quien sienta un desagrado profundo por esta carta, habría que recordarle que siempre tras el necesario despertar violento que provoca el rayo de la iluminación, viene la claridad que simboliza la Estrella.

Indudablemente el planeta que representa la Torre, como no podía ser de otro modo, es Marte.

SIGNIFICADOS GENERALES: La Torre representa la destrucción brusca de algo estructurado, de lo que teníamos por seguro e inamovible, del mundo y la realidad tal como los concebíamos. En determinados momentos sabemos que es urgente realizar un cambio en nuestra vida o en nuestros pensamientos, pero nos aferramos a lo ya conocido, no porque sea mejor, simplemente porque es lo que conocemos y creemos que podemos manejar, es entonces cuando la Torre irrumpe para recordarnos que nada es eterno e inamovible y el universo y la vida están en permanente movimiento; por eso la Torre puede producir dolor, porque nos aferramos a lo antiguo mientras lo nuevo invade nuestra vida arrasándolo todo. Cuanto más grande es la resistencia, mayor es el dolor. La Torre nos enseña a aceptar lo nuevo y aprovechar la corriente para fluir con ella, no contra ella.

DERECHA: Destrucción brusca de algo estructurado, cambio repentino, acontecimiento súbito y devastador, conmoción. Ruina, rupturas de todo tipo. Encarcelamiento, hospitalizaciones, accidente, catástrofe. Renuncia de un cargo público.

INVERTIDA: Ruptura, caída, destrucción. Callejón sin salida. Miseria, indigencia, catástrofe imprevista, mala racha continua. Terrorismo, atentado.


AMOR:

DERECHA: Interferencias de familiares que pueden acabar mal. Rupturas. Pelea con la pareja. Tragedia familiar.

INVERTIDA: Ruptura, separación, divorcio. Prácticas de magia negra. Viudez.


TRABAJO:

DERECHA: Cambio radical. Conflictos, malentendidos en el trabajo. Ruptura con un socio. Quiebra de negocio. Embargos.

INVERTIDA: Buscar apoyos fuera del círculo habitual. Ventas que no se cobran. Despido. Pérdidas. Quiebra.


SALUD:

DERECHA: Hospitalizaciones, operaciones. Accidentes y caídas. Aborto espontáneo. Enfermedad grave repentina.

INVERTIDA: Problemas psíquicos o emocionales. Caídas, lesiones, contusiones. Operación quirúrgica. Aborto.

2 comentarios:

  1. ¡Hola Cristilof! Me encanta tu blog, lo descubrí ayer y cada vez que puedo entro a leer tus posts, me parecen muy interesantes, además que siempre me ha llamado la atención el Ocultismo y el Tarot. Te escribo porque tengo una pregunta con respecto a este arcano en relación a una situación en particular. Por lo general suelo recordar o apuntar las fechas de eventos y de ciertas situaciones que me parecen importantes o interesantes, para luego analizarlas a través del tarot, teniendo cuidado de no traspasar los limites personales de nadie, claro. Hace poco me reencontré con alguien bastante especial, por así decirlo, por quien me siento bastante atraído, pero por alguna razón en ese entonces decidí dejar ir a esa persona y no tomar ningún tipo de iniciativa para conocernos más. Esta persona apareció de nuevo el 20/7/2014, que reducido a dos números es precisamente 16 (2+7+2+1+4=16). Mi pregunta es, de qué manera podría interpretarse dicho número con respecto a esto. Espero puedas ayudarme a conocer más acerca del significado de esta carta, por supuesto, aplicado a esta situación en concreto (¡sin ánimos de lectura gratuita!). Saludos desde Venezuela.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo

      Interesante concepto. Deberías ser tú quien, teniendo en cuenta lo que conoces sobre la Torre, indagases en lo que te inspira esta carta para esa situación concreta.
      Puede interpretarse de muchas maneras, te doy solo unos cuantos ejemplos:
      puede representar los sentimientos que te embargaron cuando "dejaste ir a esa persona"
      puede representar la sacudida emocional que te ha provocado volverla a ver de nuevo
      puede querer decir que siempre has albergado un sentimiento de aferrarte al recuerdo, de no querer dejar ir del todo a esa persona y verla te ha servido para aflorar a la superficie esos sentimientos escondidos, la Torre a veces puede ser cruel pues de forma brusca nos hace enfrentarnos con la realidad aunque no queramos y nos insta a tomar una determinación.
      En fin, puede significar muchas cosas, pregúntate: ¿qué quiere decir esto para mi? ¿qué he de hacer al respecto? Tal vez te ayude a entender hacer una tirada breve para concretar más, una tirada corrida o una cruz simple te puede ayudar a profundizar más en el mensaje.

      Recibe un saludo

      Eliminar