Páginas

miércoles, 27 de enero de 2010

EL JUICIO


Esta carta está dividida en dos partes de forma muy clara: la mitad superior pertenece al mundo espiritual, es nada menos que la figura de un Ángel, se dice que en realidad es el Arcángel Gabriel, la mitad inferior pertenece al reino más carnal que a la llamada de lo espiritual se despierta por la atracción de su llamada.

Los Ángeles que aparecen en el Tarot son susceptibles de muchas interpretaciones, hay quienes dicen que son simplemente Ángeles anónimos, seres angélicos que participan en las actividades humanas, para otros sin embargo son figuras concretas de algunos de aquellos Arcángeles que aparecen en la Biblia y en la tradición judeo-cristiana. Cada cuál que piense en ambas opciones y se decida por la que más le convenza.


Nuestro Ángel sopla una trompeta adornada con un banderín de fondo blanco y cruz roja, recordemos que la cruz es la unión de lo espiritual con lo material. De la dorada trompeta vemos que salen siete rayos, ya conocemos a que hace referencia el siete: los siete planetas clásicos, los siete metales alquímicos, los siete días de la semana, los siete rayos de la creación…

La parte inferior de la carta muestra tres figuras que presiden la escena, en segundo plano vemos más figuras lejanas, que son un reflejo de las principales. Vemos un hombre, una mujer y un niño. Sus pieles son grises, como esos ataúdes de piedra de los que se han levantado. Toda la carta está presidida por el color gris, que si bien es un color neutro y puede parecer algo triste, pero hay que saber que también es el color de la sabiduría y de la justicia espiritual. También hay que recordar que el gris es la suma del blanco y el negro, es decir, surge cuando ya se ha superado el par de opuestos.

Los ataúdes nos llevan a pensar en las tres dimensiones, que es el plano en la que el ser humano se mueve habitualmente, el Ángel ha despertado a las figuras para invitarlas a que abandonen lo material y den un paso más, hacia una dimensión más elevada.

El hombre representa la consciencia, la mujer la subconsciencia y el niño es el producto de la unión de ambos, es decir, la personalidad. Vemos que esos ataúdes flotan a la deriva en un mar azul-grisáceo, no olvidemos que del agua se cree que proviene el origen de la vida, los personajes de esta carta se levantan para comenzar una nueva vida (quién sabe, tal vez en la cuarta dimensión). Elevan sus manos hacia el cielo para recibir lo que el Ángel va a darles.

Las montañas al fondo, completamente nevadas, nos recuerdan lo elevado del conocimiento, los pensamientos abstractos más que los concretos. Esas montañas son las que hemos visto en la carta del Loco y en cuyas cumbres se eleva la figura del Ermitaño.

Este Arcano se relaciona con el elemento Agua y el planeta Plutón.

SIGNIFICADOS GENERALES: Esta carta simboliza la regeneración y la transformación, tanto de la persona como de sus circunstancias. Cuando aparece en una tirada, nos está avisando para que abandonemos lo que ya no sirve y nos abramos a lo nuevo, pues, al igual que la idea del Juicio Final, el Juicio trae la promesa de una nueva vida, pero también de nuevas etapas dentro de la misma vida, por eso es también una carta de segundas partes, es una nueva oportunidad que la vida nos ofrece para que rectifiquemos el error del pasado en el presente.

DERECHA: Renacimiento, renovación, juicio, sentencia, liberación de lo viejo. Decisiones importantes. Transformación deseada y buscada. Cambio de domicilio, trabajo, etc., novedades, examen, selección, prueba. Reencuentros. Recobrar cosas.

INVERTIDA: Desilusiones. Pérdidas por pleitos o por malas decisiones. Juicios desfavorables. Prejuicios. Debilidad. Envidia. Retrasos. Aplazamiento de decisiones.


AMOR:

DERECHA: Reconciliación, reaparición de alguien del pasado. Aparición de una nueva pareja. Sentencia favorable en divorcio.

INVERTIDA: Mal momento para cuestiones sentimentales. Posible separación de alguien del entorno. Falsas amistades.


TRABAJO:

DERECHA: Novedades inesperadas. Ascenso en la profesión. Nuevas empresas y proyectos. Inicio profesional. Pequeñas ganancias en juegos de azar.

INVERTIDA: Incapacidad para renovarse. Despido. Peligro de robo. Buen momento para inversiones inmobiliarias. Protestas sindicales.


SALUD:

DERECHA: Superación de enfermedades. Vigilar articulaciones de extremidades superiores.

INVERTIDA: Se aconseja chequeo general. Problemas óseos.

2 comentarios:

  1. Me gusta mucho la interrelacion del Tarot con los angeles, es interesante y siempre tiene un mensaje para mi, no se lo siento asi.
    Gracias ademas de todo lo que aprendi en la ultima clase esto me fortalece aun mas para seguir adelante

    ResponderEliminar
  2. Hola Anónimo

    No sabes cuanto celebro que te sirva lo que aquí lees, esa es la finalidad del blog, siempre hay algo que puede servirle a alguien.

    El Tarot es tan rico que interconecta con todo tipo de fuerzas que están presentes en la vida, seamos conscientes de ellas o no, y por supuesto los Ángeles forman parte de esas fuerzas, entiendo muy bien lo que dices porque yo siento una debilidad especial por ellos, a medida que trabajes con el Tarot verás como esa relación se estrecha.
    Son muy interesantes en ese sentido los ejercicios que van apareciendo en la sección del Tarot Espiritual para ir relacionándote con el Tarot y todas las fuerzas que se mueven en torno a él, Ángeles incluidos. Te ánimo a que practiques.

    Un saludo y espero que sigas aprendiendo

    ResponderEliminar