Páginas

martes, 9 de febrero de 2010

EL MUNDO

Con esta carta completamos el ciclo, ese recorrido a través del Tarot que simboliza el viaje del Loco, tiene esta culminación que, en el fondo no es más que un final como paso previo a un nuevo comienzo, ya que el ciclo es infinito.

De nuevo nos encontramos con las cuatro figuras que aparecen en la Rueda de la Fortuna, el Tetramorfos del profeta Ezequiel, y que simbolizan los cuatro elementos, aunque en esta ocasión sólo vamos a ver sus cabezas y no sus cuerpos alados, aunque intuimos que siguen ahí; no está de más refrescar la memoria:

Un hombre, que representa el Ángel, en la esquina superior izquierda, es el signo de Acuario y por lo tanto el Aire. Un Águila en la esquina superior derecha es Escorpio, el elemento Agua. Un Buey, en la esquina inferior izquierda es el signo de Tauro, por lo tanto elemento Tierra y por último un León, en la esquina inferior derecha que es Leo, Fuego.
Y también recordemos que a parte de los cuatro elementos, también representan a los cuatro evangelistas: Hombre-Ángel: Mateo, León: Marcos; Toro: Lucas y Águila: Juan.

Las cuatro figuras enmarcan una inmensa corona de laurel con forma ovalada, que nos hace pensar inmediatamente en el número Cero. No podemos olvidar que, si bien la naturaleza es quien proporciona la materia prima, es decir, el laurel; es el hombre el que teje la corona, así se nos recuerda que la corona es el triunfo de la actividad humana sobre las fuerzas de la naturaleza. Esos lazos rojos que atan el extremo inferior y el superior de la corona evocan esa actividad que el hombre ha de desplegar para dominar la naturaleza.

Es curioso el caso de la versión del Mundo de Papus, que sustituye la corona ovalada de laurel por el Ouroboros, la serpiente que se muerde la cola, representando la infinitud del tiempo.

Dentro de la corona de laurel vemos danzando una figura desnuda que se supone es hermafrodita, un pañuelo de color violeta (color del misticismo y la magia ceremonial) convenientemente colocado, no nos permite ver su sexo. Pero evidentemente el andrógino es la unión de lo masculino y lo femenino, es decir, la culminación de la Gran Obra .En cada una de sus manos vemos una vara, ya conocemos los pares opuestos y a la vez complementarios; la energía siempre se canaliza a través de las dos polaridades, nunca puede expresarse ni obtener resultado alguno por una solamente.

Esta figura nos lleva a pensar en el Colgado, sobre todo por la posición de sus piernas, de nuevo vemos ese tres en la parte superior y ese cuatro en la inferior, pero ahora la figura se ha desprendido de ataduras y es completamente libre. La iniciación que representaba el Colgado a dado sus frutos, ha conducido a la victoria y al dominio total. Pero no olvidemos que la vida es eterna, infinita, y tras la victoria de la iniciación, una vez cerrado ese ciclo, el Loco emprende de nuevo su viaje con el objetivo de conseguir la siguiente iniciación, y así incansablemente una y otra vez. Por esto es que el Mundo no es el final, es un final que abre un nuevo comienzo.

Este arcano se asocia astrológicamente con Saturno.


SIGNIFICADOS GENERALES: Triunfo podría ser el nombre de este arcano. Guarda similitudes con el Sol, pues al igual que éste representa todo lo positivo que nos puede pasar. Ante cualquier pregunta que se haga, este arcano responderá: Sí. Desde luego si una persona busca la fama, el reconocimiento social y ver su nombre escrito con luces de neón, esta es su carta. El Mundo vence los obstáculos, allana el camino y abre cualquier puerta.

DERECHA: Triunfo, logro, proyectos que se materializan. Lo exterior. Comunicación, viajes largos. Conocer gente. Éxito social, fama, popularidad. Reconocimiento profesional, premios, recompensas. Cambio de residencia. Longevidad, amigos fieles. Alegría de vivir, diversión. Persona de mundo, aprendizaje a través de múltiples experiencias.

INVERTIDA: Fracaso social, falta de amistades, incomunicación, soledad. Ambiente hostil. Éxito parcial. Pesimismo, baja autoestima, dispersión en los esfuerzos. Persona muy superficial, vanidad. Mal viaje.


AMOR:

DERECHA: Varios pretendientes. No es carta de fidelidad a no ser que aparezca acompañada de cartas muy buenas, entonces hablaría de uniones duraderas, bodas, etc. Aventuras. Encuentros en viajes y desplazamientos.

INVERTIDA: Soledad buscada, alejamiento de los amigos y pareja. Rupturas amorosas por injerencia de personas ajenas. Amores imposibles.


TRABAJO:

DERECHA: Muy buena carta para cualquier cuestión profesional y económica. Importantes apoyos. Aprovechar los contactos. Reconocimiento profesional. Buena para actividades con público, de ventas, el extranjero y desplazamientos. Exitosas inversiones. Herencias, becas.

INVERTIDA: Buena para trabajar en soledad. Trabajo que pasa desapercibido, falta de reconocimiento. Hostilidad en el lugar de trabajo. Advierte del endeudamiento y de derrochar en cosas superfluas.


SALUD:

DERECHA: Muy buena para cualquier tema que afecte a la salud.

INVERTIDA: Problemas del aparato respiratorio. Posibilidad de alergias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario