Páginas

jueves, 20 de mayo de 2010

CINCO DE OROS

Sin duda, esta es otra imagen que nos remite a una novela de Dickens; dos indigentes caminan hundiendo sus pies en la nieve, tras la cortina blanca aparece una vidriera con los consabidos cinco pentáculos, parece pertenecer a una casa importante, tal vez a una iglesia o una catedral. Pero los mendigos pasan de largo, ni siquiera miran a esa ventana que parece desprender una luz cálida, casi acogedora.

La nieve simboliza la pureza, la inocencia y los altos ideales, pero para los protagonistas de este Arcano, parecen constituir un factor más de sufrimiento, podrían elegir maravillarse de su belleza y de lo bueno que representa, pero ellos han optado por sentir únicamente sus aspectos más inclementes y desagradables. La bendición que representa la pureza de la nieve, ellos la perciben como un frío desolador.

Los mendigos representan la parte masculina y femenina de la pobreza. Él es la pobreza material, se apoya en unas muletas, así que entendemos que está tullido. Quizás esas muletas representan a lo material cuando se apoya en lo material, la consecuencia es la pobreza, puesto que la limitación física que posee el personaje, simboliza las limitaciones y barreras que nosotros mismos nos ponemos al anclarnos exclusivamente en la esfera de lo material, olvidando que no es la única existente.

La mujer representaría otro tipo de pobreza, la del espíritu. Una vez que asumimos nuestras limitaciones y barreras, podemos hacer dos cosas: la deseable sería que luchemos por enfrentarlas y sobrepasarlas, pero la otra, que es la que ha elegido la figura femenina del Arcano, se reconcentra en su propio mal, mirando hacia el suelo, tal vez lamentando su mala suerte, sigue su penoso camino, hundiendo sus descalzos pies en la nieve, sin ver la luz que emana de la vidriera.

Habría que preguntarse si los mendigos no ven las vidrieras porque están ensimismados en sus penurias, por el orgullo de no tener que pedir auxilio o porque dan por descontado que, si pidieran cobijo, nadie les atendería. Puede que, en el fondo, sea una combinación de todas esas cosas.

Y ¿qué simbolismo se esconde tras la vidriera? La primera idea que me viene a la cabeza cuando miro esta carta, es la de una casa acogedora, con una chimenea encendida. Nos hablaría, pues, del refugio contra el frío, de la comodidad y la abundancia, en contraste con el frío y la oscuridad del exterior.

Si la vidriera representase algún recinto sagrado, una iglesia, nos podría hablar de un lugar que nos brinda calor y refugio, pero en este caso de tipo espiritual. Creo que el gran acierto de Waite, y también de Pamela (por favor, no nos olvidemos de ella), fue insinuar, pero no aclarar qué tipo de edificio es, el que dejan atrás los mendigos.

Algunas personas han querido ver en esta imagen, una crítica velada a la Iglesia como institución; al no aparecer una puerta en la imagen, se nos haría ver que no hay posibilidad de auxilio para los mendigos, puesto que éstos no tienen acceso al interior del recinto. Bueno, es una teoría más, aunque conociendo las creencias religiosas de Waite, me sorprendería bastante que este fuera el significado.

Muchas veces cometemos el error de pensar que la necesidad es sólo económica. Pero hay veces que las necesidades pueden ser de otro tipo: tal vez necesitamos que nos cuiden, que nos protejan, que nos defiendan, que piensen y decidan por nosotros… en una palabra, la dependencia de los demás que nos puede llevar a mendigar no tanto cosas materiales, sino también emocionales o mentales. Es la pobreza de espíritu, más difícil de enfrentar que la material.

Significados generales: Problemas materiales y económicos. Pérdidas de dinero. Deseos irrealizables, exceso de ambiciones. No ver el final ni la solución a un conflicto. Centrarse en los problemas y no ver las soluciones. Sentimientos de rechazo. El orgullo nos impide pedir ayuda. Denegación de ayuda.
Curiosamente esa carta, en situaciones muy concretas, y rodeada de cartas muy buenas, puede indicarnos un giro inesperado hacia lo positivo en la economía, concreción de proyectos. Consolidación de sentimientos.

Invertida: Situación económica precaria, denegación de ayuda o bien es el consultante el que la niega o es a él a quien no prestan ayuda (las cartas cercanas nos aclararán este término). Deudas, preocupaciones, malos negocios. Se pierden los afectos y las amistades.
Cuando está rodeada de cartas positivas, podemos ver que es una mala racha temporal, que acabará pasando.

2 comentarios:

  1. hola. practicando con la tirada corrida, me encontre que no se somo seguir. Pregunte por mi marido que esta distante conmigo y no se porque.al echar las cartas salieron el diablo y cinco oros. podria ayudarme? esto dice que se volvio malo conmigo? no entendo el significado
    gracias cristilof si me puede ayudar
    elena

    ResponderEliminar
  2. Hola, Elena

    Sin conocer vuestra situación y viendo sólamente esas dos cartas, yo más bien diría que es una cuestión de orgullo que le tiene estancado y se niega a ver nada más. Puede que en una discusión o en un problema que hayais tenido, no diera su brazo a torcer y ahora mismo esté sosteniendo su actitud ofendida no por convicción, sino por orgullo.
    Mira a ver si esto que te digo tiene sentido para tí.

    Saludos

    ResponderEliminar