Páginas

viernes, 12 de noviembre de 2010

ANTOINE COURT DE GÉBELIN

En el apartado dedicado a la historia del Tarot ya hice una aproximación a su figura. No cabe duda de que nos encontramos ante uno de los personajes clave en la derivación ocultista del Tarot. Sus teorías sobre el origen egipcio del Tarot aún hoy tienen muchos seguidores. Independientemente de esto, hay que reconocer que la visión del actual del Tarot se debe en gran parte a él.

Antonie Court , que más tarde se añadiría el apellido de Gébelin, nació en Nimes (Francia) aproximadamente en 1719. No se sabe con seguridad la fecha exacta y también hay quien dice que nació en Ginebra (Suiza). Era hijo de un pastor protestante francés. Estudió Teología en Lausana y fue ordenado pastor de la Iglesia Reformada en 1.724.

Se instaló en París (Francia) en el año 1.762, donde fue combinando sus actividades propias como pastor, con la publicación de escritos de carácter religioso. Llegó incluso a ejercer de censor real. El año 1.771 fue muy importante en la vida de Antoine, puesto que fue iniciado en una logia masónica parisina, Los Amigos Reunidos, que al poco tiempo abandonaría para afiliarse a Las Nueve Hermanas.

En las Nueve Hermanas, Gébelin confraternizó con figuras de la importancia de Voltaire o Benjamin Franklin. En realidad, Court de Gébelin era un hombre intelectual y espiritualmente inquieto. Se implicaba por completo en todas las asociaciones en las que participó. No sólo ocupó altos cargos en su logia, también fue miembro de la Orden de los Philaletes y de la Orden de los Elegidos de Cohen de Martines de Pascualy. Se relacionó con muchos ocultistas de la época, como fue el caso de Louis-Claude de Saint-Martin, y también con muchos ilustres personajes de la época, de distintos campos profesionales, como fue el caso de Danton, La Fayete o Diderot.

Sus inquietudes intelectuales, llevaron a Gébelin a escribir su más ambiciosa obra literaria: “El mundo primitivo, analizado y comparado con el mundo moderno” (“Monde primitif, analysé et comparé avec le monde moderne”). Esta se presentaría como una enciclopedia dividida en varios volúmenes y que sería la recopilación de todo el saber y de todas las creencias de su autor. Su publicación se produjo entre los años 1.773 y 1.782 y constó de nueve volúmenes.

En esencia la enciclopedia se basaba en la teoría de Gébelin de la unicidad del origen de la civilización. Según dicha teoría, en el principio de la historia del mundo existió una sola sociedad culta e increíblemente evolucionada, tanto en lo material como en lo espiritual, que representó una era de oro para la humanidad. Con el paso del tiempo, esta gran civilización entró en un proceso degenerativo que concluyó con su destrucción, o mejor dicho, autodestrucción.

Las civilizaciones actuales eran solo pálidos reflejos de lo que fue la civilización primigenia y recogían apenas girones del conocimiento de la original. Gébelin recopiló mitos, leyendas, narraciones, símbolos, lenguas, etc. de las distintas civilizaciones clásicas, con la idea de demostrar las supuestas raíces comunes de todas ellas. Esta teoría estaba inspirada en el ideario masónico de la época, que ambicionaba reconstruir la primitiva civilización, que habían situado en el Egipto faraónico.

El volumen más importante de esta enciclopedia fue sin duda el octavo, puesto que en él Gébelin daba a conocer su teoría estrella, que relacionaba el mítico Libro de Thot con el Tarot. Argumentaba sus ideas comparando las figuras de los Arcanos Mayores con el panteón Egipcio. Este artículo se titulaba: “Sobre el juego de los Tarots”.

También teorizó sobre los cuatro palos de los Arcanos Menores, que simbolizaban, según él, los distintos grupos sociales: los comerciantes se representarían con los Oros, la clase religiosa con las Copas, los nobles y militares con las Espadas y los campesinos con los Bastos.


Para apuntalar su teoría del origen egipcio del Tarot, explicó que la palabra estaba compuesta por los términos egipcios: Tar (camino) y Ros (real), que se ha traducido como “Camino real de la Vida”. Todo ello fue aderezado además con las teorías en el terreno adivinatorio del conde de la Mellet, que firmó en su día con las siglas M. le C. de M. y que colaboró con Gébelin en esta parte del volumen.

El prestigio de Gébelin era notorio, eso y sus relaciones masónicas, hicieron que fuera nombrado Presidente del Museo de París. Se sabe muy poco de la vida personal de Gébelin; según cuentan algunas fuentes, vivió con su única hermana, viuda, y de la única hija de ésta que sufría parálisis histérica o al menos ese es el diagnóstico de la época. Otras fuentes aseguran que era hijo único.

En el año 1.783 Gébelin se afilió a la Sociedad de la Armonía Universal del Mesmer, el creador de la teoría del magnetismo animal. Se sentía fascinado por las implicaciones que esta disciplina podría tener en el terreno terapéutico. Tanto la enfermedad de su sobrina, como sus propios problemas de salud, hicieron que se pusiera en manos del terapeuta austriaco. El diagnóstico fue hidropesía (retención de líquidos en los tejidos).

Los resultados fueron tan satisfactorios, que Gébelin aparcó temporalmente la redacción del décimo volumen de su enciclopedia, para escribir “Carta del autor del Mundo Primitivo a los señores suscriptores sobre el magnetismo animal”, en julio de 1783, que sería una especie de diario en el que va relatando a sus lectores los avances de su tratamiento. El impacto que produce el magnetismo de Mesmer, hace que esta sea su nueva causa a defender.

Sin embargo, Court de Gebelin falleció el 12 de mayo de 1.784. Su cuerpo fue encontrado junto a la cubeta mesmérica. Rápidamente circularon rumores sobre la muerte. Muchos decían que el hecho de haber publicado en su enciclopedia la supuesta conexión del Tarot con el Libro de Thot, así como las teorías del origen egipcio de la civilización, había sido una traición a los secretos masónicos por parte de Gébelin. Por eso hubo gente que no se sorprendió de la muerte del autor, viendo en ella un ajuste de cuentas masónico.

Evidentemente hay teorías para todos los gustos. Es muy fácil teorizar e inventarse conspiraciones delirantes. Muchas veces la realidad es más simple. Gébelin había sido desahuciado por la medicina oficial, Mesmer hizo lo que pudo.

Aquí podéis encontrar en francés e inglés “Sobre el juego de los Tarots”:

http://www.donaldtyson.com/gebelin.html

http://www.tarock.info/gebelin.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario