Páginas

lunes, 1 de noviembre de 2010

EL MÉTODO DE JOSEPHIN PÉLADAN

Seguramente algunos de vosotros os vais a reconocer en este párrafo. Al adquirir el primer Tarot, bien sea comprado, o regalado, especialmente los de la casa Fournier, con preferencia el Tarot de Marsella, nos encontramos dentro de la caja, junto con el mazo, un pequeño librillo en el que, de manera muy resumida, nos explican los principales significados de los 78 Arcanos. Además, se incluyen unas pocas tiradas como muestra de las distintas posibilidades que nos ofrece el Tarot.

Junto a las tiradas de Paul Marteau: el Método Geomántico y el Método Horoscópico; encontramos una sencilla pero muy sugerente tirada que no precisa tantas cartas como las anteriores y que recibe el nombre de Método de Josephin Péladan. Muchas personas nos hemos iniciado en el mundo del Tarot adivinatorio a través de esta tirada de cinco cartas, probablemente al leer estas líneas, algunos de vosotros reconocéis vuestros inicios con el Tarot. Así que hoy dedicaré esta entrada al método con el que muchos hicimos nuestros primeros pinitos en el mundo de la adivinación.


Para esta tirada se precisan cinco cartas, preferentemente Arcanos Mayores, aunque puede utilizarse sin ningún problema el mazo entero. Es una tirada muy concreta, para preguntas directas. Si habéis visto el esquema de la disposición de las cartas, reconoceréis en este dibujo lo que se denomina Cruz Simple. Bueno, realmente la Cruz Simple tiene muchas variantes, conozco varios tipos y yo suelo usar uno distinto al del Método de Josephin Péladan.

Péladan es un excéntrico ocultista francés del siglo XIX, amigo de fatigas nada menos que de Stanislas de Guaita, un día comentaré su biografía porque es un personaje francamente peculiar. A él debemos esta tirada de Tarot, que ha sido muy usada y versionada. Hay que aclarar que se trata sobre todo de una tirada idónea para preguntas muy concretas; es estupenda para aclarar ideas a la hora de tomar decisiones, puesto que contempla los factores a favor y en contra, con lo que podemos hacer valoraciones más claras del suceso por el que estamos preguntando.

Hay una forma de extraer las cartas del mazo de la que yo no soy demasiado partidaria y no la utilizo, pero la anoto aquí porque es probable que a mucha gente le interese. Se trata de barajar los 22 Arcanos Mayores. Una vez mezcladas las cartas se pide al Consultante que diga un número del 1 al 22, imaginemos que dice el número 9. Se irán contando las cartas del montón al llegar a la carta número 9 extraeremos dicha carta. Así haremos hasta haber sacado las primeras 4 cartas. Para la central, la número 5, se suman los números de las cuatro cartas que ya hemos sacado. Si este número es inferior a 22 se saca la carta que corresponda al número, por ejemplo si sale el número 18 será la Luna o el 20 será el Juicio, etc. Si sale un número superior a 22, se reducen los números hasta que quede un número igual o inferior a 22, por ejemplo imaginemos que el número que ha salido es el 73, la suma sería 7 + 3: 10, es decir, la Rueda de la Fortuna. Las cartas extraídas se colocan en este orden:


Los valores serán los siguientes:
1: La Afirmación: Son los factores a favor, con qué recursos, habilidades, amigos, etc. contamos. En resumen, todo lo favorable dentro del asunto a tratar.
2: La Negación: Representa lo contrario a la anterior. Es todo lo que nos frena, traba y obstaculiza, los enemigos, contratiempos, lo perjudicial y negativo.
3: La Discusión: Es la acción que se debe tomar, nos orienta sobre los pasos que deberían darse.
4: La Sentencia: Es la solución, es el más que posible resultado teniendo en cuenta todas las cartas anteriores.
5: Síntesis: Representa lo más importante del asunto que se pregunta, el significado resumido del conjunto de la tirada.

No hay nada mejor que poner ejemplos para que se entiendan bien las cosas. Hagamos una tirada utilizando este método de extracción numerológica para que se entienda mejor, aunque repito que yo no lo hago así, me consta que hay muchas personas que lo utilizan con frecuencia, así que está bien conocerlo. Vamos a recurrir a uno de nuestros consultantes imaginarios, al que llamaremos Iván. Le interesa saber qué tal vemos su relación con Pilar, su actual pareja, con la que lleva conviviendo un año, quiere saber lo que hay de bueno y lo que ha de potenciar a fin de mejorar la relación. Procedemos a barajar las cartas. Iván nos da el número 7. Las cartas extraídas por orden son las siguientes:

1 Emperatriz
2 Templanza
3. Juicio
4. Colgado
Una vez que tenemos las cuatro cartas, sumamos las cantidades: 3 + 14 + 20 + 12= 49. Como es un número superior a 22, volvemos a reducir el resultado: 4 + 9= 13. Sería la Muerte. Así quedaría la tirada:



Vamos a ver cómo podríamos interpretar esta tirada. En la posición 1, a favor, aparece la carta de la Emperatriz, un Arcano sumamente positivo en temas amorosos y más aún teniendo en cuenta que lo tenemos en una posición favorable. Se podría decir que la relación tiene a favor sentimientos profundos, existe entendimiento y creatividad, Iván y Pilar funcionan como una unidad familiar, no como dos individualidades que están juntas; esto es algo muy positivo cuando se trata de una relación. En la posición 2, la negativa, encontramos a la Templanza, a pesar de ser una carta muy positiva, aparecen como obstáculos, por lo tanto, podemos pensar que sus aspectos positivos van en contra de la relación, es decir, esa tolerancia tan representativa de la Templanza, en el caso de esta pareja puede resultar una traba, podría pensarse que hay demasiada condescendencia, demasiada manga ancha, tal vez por evitar conflictos y a favor de la concordia, se dejan temas pendientes de resolver, se suele ceder para no discutir.

En la posición 3 tenemos el Arcano del Juicio, aquí vamos a ver qué acciones son las más indicadas para la mejora de la relación. El Juicio es una carta bastante positiva, puesto que regenera, transforma y sana, nos sugiere por tanto que se precisa una transformación de la relación, un nuevo impulso. Hemos de tener en cuenta las cartas que nos han salido anteriormente, que son bastante positivas, no se trata de una pareja con graves problemas; los mayores obstáculos que se pueden encontrar son los que se refieren a esa tendencia a no enfrentar nunca las cuestiones de conflicto, así que es probable que el Juicio esté haciendo hincapié en ese aspecto de la relación: es deseable la confrontación de las diferencias.

En la posición de la Sentencia, la 4, nos encontramos al Colgado, según esto, es de temer que no se va a solucionar ese pequeño problema doméstico. Esta carta es bastante pasiva, a pesar del consejo que aporta el Juicio, es de temer que no se va a hacer nada al respecto y que la situación va a seguir igual. Pero la carta 5, la Síntesis es la carta de los cambios, la Muerte y en ella podemos ver un aviso: “Sí vosotros no cambiáis de forma voluntaria, llegará el momento en el que la vida os empujará al cambio, lo queráis o no”. Es fácil entender que esta Muerte no es una carta ni mucho menos negativa en este caso, simplemente está intentando abrir los ojos de Iván, nuestro consultante. Su relación es buena, pero hay un pequeño problema de voluntades, no es nada grave, no estamos ante una terrible renuncia ni nada parecido, viendo el conjunto de la tirada no parece que el Colgado represente el significado más radical de sacrificio, sino más bien en este caso es esa pasividad que a veces implica esta carta. La Muerte lo que hace es insistir en lo que ya nos decía el Juicio: “Cambia y la relación será casi perfecta”.

Para terminar me gustaría hacer unas cuantas puntualizaciones sobre la forma de extraer las cartas con la reducción numérica que hemos visto anteriormente. Yo no la uso nunca, por eso no creo que me vuelva a referir a ella, pero me gustaría apuntar, para todos aquellos que se sientan interesados por ella, algunas consideraciones ante preguntas que puedan surgir al utilizar este método de extraer cartas. La primera pregunta que puede aparecer es qué valor se da al Loco, pues es evidente que es bastante improbable que salga el número 0, por lo que se de gente que utiliza esta forma de sacar cartas, al Loco le dan el valor numérico 22, al ser una carta que en muchas ocasiones no se numera, en otras es el 0 y en otras el 22, se opta por dar un valor que sí puede aparecer en la reducción, algo que no pasaría con el 0.

Otra pregunta es ¿qué sucede con el Mago y la Papisa? Uno de los motivos por los que no me gusta este método es porque estas dos cartas no aparecerían prácticamente nunca ¿es correcto prescindir de dos Arcanos? A esta cuestión nadie me ha sabido responder. Otro tema es el de las cartas invertidas. Aquí cada persona hace uso de sus preferencias. Hay gente que las utiliza y gente que no, lo que me he encontrado en casi todos los casos es que en la carta que sale como consecuencia de la reducción numérica, nunca utilizan las invertidas. Si que es verdad que una persona daba valor invertido a la carta resultante, cuando más de la mitad de las primeras cuatro cartas estaban invertidas, es decir, tres o cuatro cartas.

En cuanto el tema de las cartas 8 y 11, creo que es más sencillo. Si se usa una baraja de Marsella, lo lógico es que si aparece en la reducción el número 11 sea la carta de la Fuerza la que se extraiga como número 5, puesto que esta carta es la que porta el número 11 en la baraja que se está usando. Del mismo modo, si se utiliza una baraja en la que el número 11 es la Justicia, como es el caso de la baraja Raider-Waite-Colman, pienso que lo lógico sea extraer la carta que se asigna a este número, que en este caso sería la Justicia.

Una última cuestión sería la posibilidad de que una carta se repita en la misma tirada. Puede ocurrir que aparezca una carta en las cuatro primeras, pongamos por caso la Torre en la posición 3, y luego al hacer la reducción numérica nos salga el número 16, por lo tanto se repetiría la Torre dos veces. No he encontrado unidad de criterios, hay gente que efectivamente utiliza la misma carta en las dos posiciones, hay quien se decanta por la carta inmediatamente anterior o posterior, es decir el Diablo (15) o la Estrella (17) y también hay quien, si la carta posee dos dígitos, como es el caso de la Torre, lo que hace es volver a reducir el número, es decir 1 + 6= 7, de tal manera que la carta resultante sería el Carro. Esta sería la única forma de obtener la carta del Mago o de la Papisa, si por ejemplo nos aparece la 10 para el primer caso, o la 11 ó la 20 en el segundo.

Por supuesto que estos datos que doy los baso en lo que personas que hacen uso de esta extracción numérica me han comentado. Seguro que hay muchas más formas de hacerlo. Si alguien conoce más, por favor que nos lo cuente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario