Páginas

domingo, 28 de noviembre de 2010

SIMBOLOGÍA: LA CRUZ II

Cruz Ansata
Siguiendo con el repaso por los distintos tipos de Cruces, hay que hacer especial mención a la llamada Cruz Ansata, Egipcia, Ankh o Llave de la Vida, como quiera llamarse. Estéticamente consta de dos partes: la superior que es un círculo y la inferior que es una Cruz de Tau. Por una lado, se dice que simboliza la fecundación de la tierra por el sol, es una representación por lo tanto de la Vida, la unión de los dos principios de la naturaleza: el activo, positivo y masculino; Yang o Lingam y el pasivo, negativo y femenino Yin o Yoni.

Además, también se cree que la Cruz Ansata era la representación gráfica de la llave que abría la puerta del reino de los muertos hacia la inmortalidad. El círculo superior sería símbolo de la conciencia superior del hombre, la parte más espiritual y cercana a lo eterno. La parte inferior, es decir, la cruz en forma de letra T mayúscula, representa la parte más terrenal y humana del hombre, que intenta reintegrarse al principio espiritual.

Esta cruz aparece en muchas representaciones de deidades egipcias, como es el caso de la guerrera diosa Sekhmet, la “diosa terrible”, símbolo de la fuerza en el panteón egipcio e hija del dios Ra, cuya imagen antropomorfa se compone del cuerpo de una mujer con la cabeza de una leona, en una de sus manos porta la Cruz Ansata. Los coptos adoptaron esta cruz como símbolo de la fuerza vivificadora de la resurrección de Cristo.

Una Cruz muy interesante y que despierta muchas suspicacias es la que se conoce como Esvástica o Cruz Gamada. Mucha gente todavía hoy cree que es un símbolo que se inventaron los dirigentes del Partido Nazi. Nada más lejos de la realidad, lo que hicieron fue adoptar un símbolo milenario tratando de hacerlo suyo (algún día hablaré de la obsesión del Tercer Reich por el ocultismo, que da mucho de sí el tema). Esta Cruz consta de los cuatro brazos del mismo tamaño, cuyos extremos se prolongan formando una ángulo recto con una línea recta o curva, según las versiones, de este modo se tiene la impresión óptica de un movimiento giratorio, pudiendo ser dicho movimiento en sentido de las agujas del reloj o en dirección contraria a las agujas del reloj.

Cruz Gamada
 Esta Cruz representa la felicidad, la suerte, el éxito. Se conocen Esvásticas que datan de la Edad de Bronce y se cree eran representación de la fuerza solar. Las primeras referencias escritas que se hacen a este tipo de Cruz aparecen en los Vedas (escrituras sagradas del hinduismo), pero también fue usada en varias religiones, tanto asiáticas como europeas a lo largo del tiempo. En el siglo XX se utilizaba en China como el símbolo equivalente a la cruz Roja hasta la llegada del régimen comunista. También durante la Primera Guerra Mundial, fue el símbolo de la 45º División del ejército Norteamericano. Del mismo modo, durante el gobierno socialdemócrata de Kerenski, tras el derrocamiento del zar, en Rusia, el billete de 250 rublos llevaba grabado una Esvástica sostenida por un águila bicéfala. Esto quiere decir que Hitler y compañía ya conocían la existencia de esta Cruz en el mundo occidental cuando decidieron adoptarla como símbolo iconográfico representativo.

Hay quien dice que según la orientación de los brazos, representa una cosa u otra. Cuando estos se orientan hacia la derecha, se trataría de la representación de la magia blanca, el poder de la energía de la creación, sería la fuerza solar. En cambio, cuando los brazos giran hacia la izquierda, representarían, todo lo contrario, es decir, la magia negra y el poder destructor.

La Cruz de San Andrés o Decussata es una variación de la Cruz Griega, es decir, los cuatro brazos tienen la misma longitud, la diferencia estriba en que en este caso, la cruz se representaría en forma de aspa, como una X. Según se nos cuenta, fue en una Cruz de estas características donde sufriría martirio el Apóstol San Andrés, en Patrás. Relatan las crónicas que estuvo amarrado a esta Cruz en aspa nada menos que tres días, y en ese tiempo, estuvo predicando la fe de Cristo a cualquiera que se acercase a su lugar de suplicio.

Simboliza la humildad y el sufrimiento. Para los Gnósticos, el martirio de San Andrés es la dramatización de la aniquilación del Ego de forma voluntaria y por medio del sufrimiento consciente. En quiromancia, se considera la aparición de este símbolo como indicador de una protección predestinada, significado que se refuerza cuando la Cruz aparece en la línea del Destino.

La Cruz de San Andrés se utiliza con mucha frecuencia tanto en heráldica como en vexicología (estudio de las banderas), por ejemplo se puede ver la bandera de Escocia (que se conoce también con el nombre de Saltire), cuyo patrón es además el Apóstol, y precisamente en estas fechas se celebra su festividad, concretamente el 30 de noviembre.

Hay algo muy gracioso en la historia de San Andrés y es que nunca estuvo en Escocia. Según una versión, un Ángel se apareció en sueños a un monje griego, San Rulo, para decirle que los huesos de San Andrés debían ser llevados a Constantinopla. San Rulo gestionó el traslado de los restos del Apóstol para cumplir la misión encomendada, pero la expedición se desvió del rumbo marcado (de una forma escandalosa) y acabó en las costas escocesas. Otra historia nos cuenta que fue un obispo inglés el que hizo lleva a Escocia los restos de San Andrés. No se sabe con exactitud cómo, cuándo y por qué se realizó el traslado, el caso es que, según parece, los restos del santo llegaron a Escocia y se convirtió en su patrón.

Se da una variante de la Cruz de San Andrés que es la denominada Cruz de Borgoña, que sería igual, salvo por los nudos que aparecen a lo largo de los brazos de la Cruz.

Cruces de San Andrés y Borgoña


No hay comentarios:

Publicar un comentario