Páginas

martes, 14 de diciembre de 2010

LA COLONIA PERDIDA

Siempre me ha parecido muy atrayente la idea de tomar un enigma de la historia aún por resolver y crear sobre él una historia, dando explicaciones alternativas al misterio. Se ha hecho de vez en cuando en el cine, con desiguales resultados. Por ejemplo, podemos encontrarnos decenas de películas y series tratando de explicar un caso tan escabroso como es el de Jack el Destripador. No hay una teoría buena ni una mala, cualquiera vale, puesto que a día de hoy se sabe tanto como entonces. De vez en cuando aparece una nueva explicación que pretende ser la definitiva, se publica un libro, se hace una película y… a esperar unos añitos a que aparezca una nueva hipótesis. El éxito está asegurado.



Sin ser tan mediático como el caso de Jack el Destripador, el misterio de los colonos ingleses que desaparecieron sin dejar rastro de la isla de Roanoke, es uno de esos enigmas de la historia que siguen sin encontrar explicación y deja amplio espacio para la imaginación. La película que quiero comentar hoy, toma como base este interesante caso y da una explicación, absolutamente fantástica, de lo que pudo suceder. Aquí se conoce como “La colonia perdida” y su título original es “Wraiths of Roanoke”, del año 2.007. Os dejo el enlace sobre la entrada que hice en su día del caso real, para refrescar la memoria:

http://lapuertadeltarot.blogspot.com/2010/08/los-indios-ojizarcos.html
Es interesante constatar que los personajes de la película fueron reales, es decir, se toman los nombres y apellidos de las personas que componían la expedición. Y uno de los personajes principales es una niña recién nacida llamada Virginia Dare que fue la primera persona, hija de padres ingleses, nacida en los Estados Unidos y era nieta del gobernador John White, el encargado de dirigir a los colonos.



Nos encontramos a finales del siglo XVI. Una expedición de aproximadamente cien colonos ingleses liderada por el gobernador John White (Alex McArthur) llega al asentamiento inglés de Raleigh en una pequeña isla llamada Roanoke (en la actual Virginia). Los soldados que tenían que vigilar la fortaleza han desaparecido, y el gobernador y sus hombres de confianza encuentran únicamente el cadáver de uno de ellos, en avanzado estado de descomposición, colgando de una viga de madera sobre la que han escrito en escandinavo antiguo:”Salva tu alma antes de que te la arrebaten”. En cualquier caso, están dispuestos a comenzar una nueva vida y deciden que el resto de los colonos no sepa nada.

Manteo (Michael Teh), jefe de una tribu india vecina con el que tiene muy buena relación, aconseja a Ananias que se marche de la isla. Si decide quedarse, al menos debe tener mucho cuidado con las noches de invierno y, sobre todo, que nadie se acerque al bosque que rodea la fortaleza Raleigh.

A pesar de no saber lo que ha ocurrido, Eleanor (Frida Farrell), la hija de White, quiere volverse a Inglaterra. Ha tenido terribles visiones en sus sueños sobre la isla y está convencida de que todos corren un gran peligro. Eleanor va a tener su primer hijo en pocos días y teme por su vida. Al poco tiempo, da a luz una niña, Virginia.

Los víveres son escasos y parece que la caza escasea en la isla, así que el gobernador White decide volver a Inglaterra para traer más provisiones y hombres, dejando al mando a su yerno Ananias Dare (Adrian Paul). En poco tiempo, empiezan a desaparecer personas, algunas son encontradas mutiladas de forma salvaje. Varios hombres creen que es obra de la tribu de Manteo y quieren vengarse.

La película es entretenida. No es una obra de arte y ensayo, pero tampoco esa es su pretensión. Sirve para pasar el rato, lo que no es poco. De los actores poco puedo decir porque no conozco a ninguno de los principales, quizás me resulta familiar alguno de ellos pero no logro ubicar sus caras en ninguna película concreta. Confundí al protagonista con Jim Caviezel, pero fue de lejos y cuestión de segundos.


En cuanto a la teoría sobre la que se sustenta la película, es tan peregrina como otra cualquiera. En realidad se basa en una hipótesis, llevada al extremo, que cuenta con muchos seguidores, incluso entre historiadores y estudiosos, y es la posibilidad de que alguien desde Europa, mucho antes que Cristóbal Colón, llegase al continente americano. Me estoy refiriendo al pueblo vikingo. No desvelo ningún secreto de la película al decir que el secreto de Roanoke, en la película, tiene su origen en un grupo de descontrolados vikingos que estuvo mucho tiempo atrás en la isla.

Evidentemente y por muy fantasioso que se sea (como es mi caso), la explicación que se da en “La colonia perdida” sobre la desaparición de los colonos es tan absurda que no se puede tomar en cuenta a la hora de barajar hipótesis sobre lo que ocurrió con los verdaderos colonos. Pero, el interrogante que representa lo sucedido en Roanoke da para mucho y siempre queda una puerta abierta para intentar encontrar respuestas. Incluso en mi serie favorita en la actualidad: Sobrenatural (Supernatural) basan un capítulo en el tema, en este caso es un virus que recibe el nombre de Croatoan y que hace desaparecer poblaciones enteras (para quien le interese: temporada 2 capítulo 9).

Aquí podeis encontrar el enlace de la película:

http://www.peliculasyonkis.com/pelicula/la-colonia-perdida-aka-fantasmas-de-roanoke-tv-2007-dvdrip/

No hay comentarios:

Publicar un comentario