Páginas

miércoles, 23 de febrero de 2011

NUEVE DE COPAS

La carta del Nueve de Copas presenta tres elementos claramente diferenciados. En un primer plano encontramos la figura de un hombre sonriente y con cara de completa satisfacción. Tras él, un cuerpo semicircular, que bien podría ser una mesa, cubierto por una tela azul y, sobre éste descansan nueve copas doradas perfectamente alineadas.

El fondo de la lámina, tanto en su parte superior como en la inferior, es de color amarillo. Por un lado refleja la abundancia material, pero sobre todo, hace referencia al reino mental y es que, independientemente de otras apreciaciones, este Arcano refleja una determinada actitud mental ante la vida y es la de saber aceptar lo que nos sucede y disfrutar de lo que tenemos en cada momento, sin anhelar utopías, solamente realidades concretas.

Las copas llenas son la representación de la abundancia, es probable que el personaje haya trabajado duro para conseguirlas. Una a una las ha ido depositando sobre la mesa que queda a su espalda. Las copas reflejan los dones que nos concede la vida, en consonancia con nuestros esfuerzos, por eso el hombre de la imagen presenta esa autosatisfacción, parece decir: “Mirad lo que he conseguido con mi trabajo”. No hay cosa más grata que disfrutar de lo que se ha obtenido por méritos propios.

Una mesa o altar semicircular, sostiene las nueve copas a modo de mostrador, cubierto por una tela de color azul, que cae, a modo de cascada, recordándonos el flujo de la vida, incansable a la vez que generoso. Sentado en un asiento de aspecto más bien rústico, un hombre presenta un semblante de satisfacción y de relajación. Viste ricos atuendos y su tocado rojo simboliza la actividad mental, aunque está en aparente reposo, su mente está siempre atenta y dispuesta, no aletargada por el éxito y la autocomplacencia. La solidez del banco indica que nuestro amigo está bien asentado en la tierra, no es un hombre dado a utopías ni entelequias, está totalmente conectado con el mundo real.

Vemos que su figura es recia y posee muy buen color, es evidente que está bien alimentado y vestido. Curiosamente, da la espalda a las copas, lo que nos indica que tiene una completa seguridad en lo que tiene y no necesita vigilar de forma ansiosa sus posesiones y logros, sabe que están ahí y que solo con estirar su brazo, tendrá y además, en abundancia.

No recuerdo dónde, hace ya unos años, leí una teoría muy curiosa sobre el Nueve de Copas. La interpretación de la imagen, por lo que puedo recordar, era la de un tabernero que había trabajado y conseguido el éxito, tanto material como personal. Y esos logros, habían generado en él tal autoconfianza, que ahora, en el mostrador de su taberna, colocaba las copas antes de que llegaran los clientes. Partía así esta teoría del principio que dice que aquello que pides es lo que obtienes, así el mesonero preparaba las copas primero para atraer a los clientes, en vez de esperar que estos entraran y pidieran su consumición.

Esta imagen es la de la persona que confía ciegamente tanto en sí mismo como en la abundancia del universo. Este era el motivo de su satisfacción, preparaba las copas y se sentaba a esperar a su clientela, y tal era su confianza en que su taberna se llenaría de clientes, que se sentaba dando la espalda al mostrador, no necesitaba ver, simplemente, sabía que la taberna se llenaría.


Significados generales: Es una carta que indica autosatisfacción por lo conseguido. Éxito, logros y bienestar, tanto en el terreno profesional y económico, como en los otros ámbitos de la vida. Futuro asegurado. Deseos cumplidos. Ventajas, progreso, abundancia. Posibilidad de poner en marcha negocios en asociación con alguien. Inclinación a integrarse en agrupaciones o sociedades. Se reconocen y recompensan los esfuerzos. Claridad mental y de juicio. Seguridad interior y estabilidad emocional.
Respeto a la tradición familiar. Relaciones armoniosas, amor conyugal. Unión con personas de más edad, tal vez con un viudo. Amor maduro. Buena salud. Mejora el significado de las cartas negativas que salen a su lado.

Invertida: Persona complaciente, superficial y simple. Vanidad, presunción, autoindulgencia. Derroche, abuso de la hospitalidad. Insatisfacción. Deseos de evadirse de la realidad. Los deseos no se cumplen porque no hay merecimiento o porque aún no es el momento. Problemas generados por una mala administración. Disputa familiares.

4 comentarios:

  1. Considero que el nueve de copas llega a tener esa seguridad de lo que tiene y posee gracias a la paciencia en la toma de decisiones que le permite ser un buen vendedor e inversionista en la vida.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Dheeryan
    Como todos los Arcanos, este está lleno de matices y está abierto a muchas interpretaciones. No me resisto a apuntar la versión que de él da Jose Antonio Portela en su libro "Tarot y Cábala- Caminos espirituales":
    "El nombre de esta carta es dicha material, esta dicha se refiere a la sagrada energia del amor. Esta fuerza operando desde sus más bajos niveles hasta los más elevados producirá no sólo la vida sino su perpetuación, tanto en los mundos minerales con las leyes de la afinidad, como en los vegetades con sus sofisticados mecanismos reproductivos. El instinto en las especies animales y en el ser humano, donde podrá alcanzar sus cotas más elevadas.
    El arcano parece afirmar con su nombre y con el elemento que representa (emociones, sentimientos) que es imposible la dicha en el mundo sin la presencia del amor. Por otra parte, el amor es una energía operativa de primera magnitud, lo es tanto y tan respetada en el orden universal que realmente aunque no lo sepamos o nos cueste trabajo reconocerlo, somos lo que queremos ser y tenemos lo que queremos tener".

    Gracias por enriquecer con tus comentarios el blog.

    Saludos y nos seguimos leyendo

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que es mas viable la interpretación que hace referencia a lo material, ya que aunque históricamente hemos dicho que el goce sexual es material, hoy sabemos que es totalmente espiritual.

    ResponderEliminar
  4. Hola Anónimo. Puede ser como dices, en realidad, y según mi punto de vista, los significados dependen mucho de la cuestión planteada y de las cartas que componen la tirada, y por supuesto de las sensaciones que provoca en la persona que interpreta.

    Podría decirse que al ser una carta perteneciente al palo de Copas, tendría un matiz más emocional por el elemento que representa, pero es todo muy relativo, ya que es una carta que también posee un fuerte componente material.

    Te agradezco infinitamente tu aportación ya que todas las visiones hacen que se vayan enriqueciendo los significados de las cartas y vayamos formando nuestras propias opiniones desde distintos ángulos y formas de entenderlas.

    Saludos

    ResponderEliminar