Páginas

domingo, 27 de febrero de 2011

PRACTICANDO CON LA CRUZ SIMPLE

Esta tirada es muy interesante, a la vez que práctica, así que me gustaría poner algunos ejemplos para conocerla mejor. Como se suele decir: “la práctica hace al maestro” y la única manera de adquirir soltura y confianza con las distintas tiradas es trabajar con ellas, pero con cierta asiduidad, no dedicar un día entero para después no volver a tocar las cartas en semanas. Es algo parecido a lo sucede con el ejercicio físico.

Muchas personas que deciden hacer algún tipo de entrenamiento físico, caen en el desequilibrio. Pasan días sin hacer nada y luego, en un arrebato de arrepentimiento, hacen sus ejercicios durante 3 horas seguidas en la creencia, totalmente errónea, de que así podrán compensar la dejadez de los días anteriores. Evidentemente esto no es así y lo único que hacen es perder el tiempo. Siempre, para cualquier disciplina, es mejor dedicar diez minutos diarios que prolongados períodos sin practicar, intercalados con esporádicas sesiones maratonianas.

Para llegar a ser un buen pianista, se necesitan horas de práctica, además del conocimiento teórico; salvo casos excepcionales como el de Mozart, que era un prodigio muy por encima de la media y había nacido con una capacidad innata, la inmensa mayoría de los mortales tiene que dedicar tiempo y esfuerzo para lograr resultados visibles. El mismo caso podemos extrapolarlo al deporte, por ejemplo pensemos en el fútbol, incluso los jugadores más dotados tienen que ejercitarse, puesto que se exponen a un bajo rendimiento o incluso se arriesgan a una lesión muscular. Casos como el de Romario, que sin entrenar, jugaba casi como los ángeles, se puede encontrar uno entre miles. No es lo habitual.

Con el Tarot sucede lo mismo. Salvo seres excepcionalmente dotados, todos necesitamos practicar. Por eso, quien no sea capaz de dedicar unos minutos diarios y piense que dos sesiones de 3 horas al mes pueden bastar, será mejor que se busque otra ocupación, es una pérdida de tiempo; está claro que el Tarot les sirve para pasar el rato, pero su interés no es real. Para todas las personas que sí quieren aprender y desean avanzar, de forma tal vez lenta, pero progresiva, esta entrada y las que vendrán en próximos días, servirán como ejercitación. Son ejemplos de tiradas de Cruz Simple para practicar.

Una buena forma de entrenamiento con el Tarot, sería tratar de realizar las lecturas que propongo sin ver las explicaciones, simplemente leyendo la exposición de la consulta y viendo las cartas que han salido. Luego, una vez que se haya hecho la propia lectura, leer la que he hecho yo para ver puntos en común o diferencias. Ninguna lectura es mejor que otra, yo expongo una interpretación que no necesariamente tiene que coincidir con la de otra persona, así que, mis interpretaciones son sólo sugerencias, no son datos infalibles. Tratad de interpretar por vuestra cuenta y luego, tomad los datos que os sirvan de mis explicaciones, los que no os convenzan, los podéis desechar tranquilamente. Es solamente una práctica. Y, por supuesto, animo a navegar por internet y buscar tiradas con las que podáis practicar, a poco que se busca se encuentran de distintos métodos y grados de dificultad.

Para ver nuestro ejemplo de hoy, recurramos a nuestros amigos imaginarios. Santi nos pregunta por su vida sentimental, desde hace tiempo siente atracción por Amelia, una compañera del trabajo, pero ella tenía una pareja estable y Santi no quería interferir. Ahora, ha sabido que Amelia y su pareja han roto definitivamente hace unas semanas y desea que el Tarot le informe sobre sus posibilidades de acercamiento a Amelia.



En la posición a favor aparece la Luna: esto quiere decir que a Santi le favorece su sensibilidad y, sobre todo, su intuición. Veremos que en contra tiene la Justicia. Así que la Luna puede estar diciendo: “No pienses tanto las cosas, actúa según te dicte tu intuición”. Si la Luna apareciera en la posición en contra, evidentemente este consejo no serviría, pero en este caso, estamos viendo lo que le favorece de la Luna, no lo que le entorpece. Siempre es muy importante interpretar las cartas en consonancia con la posición que ocupan en la tirada, pues los significados cambian mucho.

Curiosamente, en contra, tiene la carta de la Justicia, aunque está derecha, así que no es muy preocupante. Pero habría que preguntar a nuestro consultante qué es lo que le hace sentir tan mal. Santi tiene problemas de conciencia con relación a Amelia. Tal vez, su agudizado sentido de lo que está bien y lo que está mal, le lleva a pensar que, en cierto modo, se podría estar aprovechando de Amelia, que se encuentra un tanto vulnerable pues su ruptura está aún muy reciente. Lo que vulgarmente se denomina “ser un buitre”. Y es que, como muchas veces sucede, el peor enemigo que tenemos es nuestra propia mente.

En la situación actual nos encontramos con la Papisa invertida. Por lo que sabemos hasta el momento, Santi se encuentra a día de hoy en una encrucijada, ha de tomar una decisión con respecto a la mujer que quiere. Pero, curiosamente, en este momento, su actitud es la de la pasividad, la Papisa invertida indica que Santi ha caído en una inercia que le lleva a dejarse arrastrar por los acontecimientos sin tomar ninguna determinación. Tal vez no tiene verdadera fe en sus posibilidades y eso hace que vea su objetivo, a día de hoy, como algo verdaderamente inalcanzable. Animemos a Santi para que piense si su pasividad se debe al miedo a ser rechazado por Amelia. El Tarot es un instrumento excelente para enfrentarnos con nosotros mismos y con nuestros miedos. Demos pie a la reflexión.

En el resultado tenemos la carta de la Rueda de la Fortuna, así que el destino, o como queramos denominarlo, va a jugar un papel crucial en el desarrollo de los acontecimientos, es probable que sucedan determinados hechos que precipiten la resolución. Ese punto muerto en el que está estancado nuestro consultante, no va a durar mucho. La vida, nos guste o no, siempre avanza, en una u otra dirección, pero no acepta los estancamientos, necesita fluir, moverse, todo lo que trata de frenar o retener su correcto movimiento, es antinatural. Por eso, a pesar de que Santi se ha acomodado en su indecisión, va a sentir en los próximos días que una serie de sucesos, seguramente sorprendentes e inesperados, le van a llevar, irremediablemente a que tome un papel activo y, con toda probabilidad, no va a salir mal parado.

El consejo es la Emperatriz. Esta carta nos dice que estamos creando, constantemente, nuestro futuro, con cada decisión, por pequeña que parezca, damos un paso en el camino a recorrer, por lo tanto, es el momento de crear, de hacer de activarse. La Emperatriz pide imaginación, inventiva… tal vez lo que necesite Santi es acercarse a Amelia de una forma menos convencional, Ya nos ha dicho la Luna que su intuición le favorece en este asunto, así que, le conviene hacer uso de ella. Estamos ante una invitación a ser originales, activos y, cómo no, optimistas ante la cuestión planteada.

1 comentario:

  1. Mi interpretación. A favor la luna, la luna es sentimiento, pero no resulta en nada concreto fuera de los propios sueños y temores, y es que es lo más favorable porque no hay posibilidad de enlace (la Justicia es considerada tradicionalmente la carta de los contratos, y en lo sentimental representa el matrimonio o como mínimo una relación formal).
    La rueda de la fortuna tampoco es una carta necesariamente favorable en el amor, como mucho predice un cambio a mejor, pero no especifica de qué forma. Lo que suele indicar es el tomarse unas vacaciones, divertirse y eso. Ocio es concreto.
    La Papisa al revéz anuncia que no hay un verdadero interés en la otra persona, de hecho en cuestiones sentimentales anuncia subestimación.
    La emperatriz dice que al amor hay que buscarlo con disposición verdadera, mostrandose atractivo y demás, si no hay ganas, sino hay una conducta galante, carisma, peinarse un poco jaja y todo eso, no te van a mirar ni los monos.

    ResponderEliminar