Páginas

sábado, 23 de abril de 2011

EL PAPA. MEDITACIÓN.

Tarot Hanson Roberts
El Papa, el Sumo Sacerdote, el Maestro o el Hierofante, incluso en algún caso el dios Júpiter, es la representación arquetípica del gran instructor, el sabio poseedor del conocimiento, dispuesto a instruir y guiar a aquellas personas que lo deseen y se sientan preparadas para seguir la directrices que él marca. Su sabiduría no es sólo terrenal o espiritual, abarca los tres mundos en los que a un mismo tiempo nos desenvolvemos: el material, el mental y el espiritual, lo que vemos simbolizado por su triple tiara.

Al estudiar los temas ocultos, se puede caer en el error de creer que ha de dejarse a un lado el mundo físico para centrarse exclusivamente en esferas cada vez más elevadas, pero nunca insistiré bastante en este punto: si habitamos el mundo material es por alguna buena razón, de la que quizás no somos demasiados conscientes, pero el hecho de estar en él es prueba más que suficiente que alguna misión hemos de realizar, algo debemos aprender, aún tenemos trabajo por delante… nada de lo que sucede es producto de un caprichoso azar, todo tiene su razón de ser.

Este sabio instructor no es nadie externo, es el maestro interior existente en cada uno de nosotros. No precisa de grandes ruidos, ni discursos grandilocuentes, muy al contrario, en él se hace cierta la frase del salmo 46: “Aquietaos y sabed que soy Dios”, es precisamente cuando cesa todo ruido, externo e interno, cuando realmente podemos percibir la voz del maestro interior. Lo saben bien las Escuelas de Misterios que en sus grados más inferiores, establecen el silencio de forma obligatoria, para que el neófito aprenda a escuchar.

Pero no se trata de adoptar una inmovilidad pasiva, sino más bien de volver los sentidos hacia el interior y mantener una actitud expectante, es disponerse a escuchar sin ideas preconcebidas, sin una línea maestra previamente establecida, simplemente escuchar. Nada más eso. Por decirlo de algún modo, es una quietud activa. Nos relajamos, pero al tiempo nos ponemos en estado de receptividad.

Tarot Della Rocca

La función relacionada con esta carta, como ya habrá podido entenderse, es Oír, y aquí reside la verdadera clave: se trata de escuchar la voz interior. Acallar lo externo para poder escuchar la voz que proviene de nuestro interior. Solemos buscar siempre fuera de nosotros las respuestas a las grandes preguntas trascendentales, esperamos que algún maestro o gurú venga a decirnos lo que hay que pensar, cómo se debe pensar, incluso que se debe sentir. Este error, muy común, precisamente representa los peores aspectos del Arcano: el falso maestro, el supuesto gurú, el fanático… todos aquellos personajes que buscamos para que nos instruyan, y nos digan lo que tenemos que hacer y pensar, que nos lo den todo hecho.

En cambio, el Papa nos invita a buscar la voz interior, la intuición, esa sabiduría que aguarda paciente en nuestro interior, sepultada bajo innumerables capas de miedos y condicionantes externos, esperando que tan sólo la demos una oportunidad para mostrarse. Nos llama a la emancipación espiritual, no a la dependencia de un grupo, líder o ideología condicionante.

Y llegará un momento en el que la voz hable y casi seguro, pues somos humanos y, a la hora de la verdad, todos acabamos cometiendo casi los mismos errores, nos preguntaremos cómo distinguir si realmente es la Voz o es simplemente ruido mental. ¿Me habla la intuición o soy yo con mi cháchara insustancial que pretende pasar por inteligente? Esa duda se puede decir que es universal. Ante esta cuestión, aunque no se puede asegurar nada al cien por cien, existen algunas pistas inequívocas para desvelar la verdadera procedencia de esa Voz.

La Voz no exige, ni juzga, ni increpa. Tampoco deja una sensación de angustia interna. No grita, ni insulta, ni menosprecia. Si es ruidosa y molesta, no es la Voz. La Voz es suave, sugiere, aconseja de forma muy sutil. No hay que temer, no oiremos un imponente vozarrón que surge de las alturas entre truenos y relámpagos, y que nos dejará temblando. Más bien se introducirá en nuestra mente como una idea o pensamiento que se nos ocurre de pronto.

Recordemos que “Como es arriba es abajo”, todos los planos se corresponden, así que hay algo en el mundo físico que podemos hacer para potenciar la voz interna y es intentar escuchar. Sí, simplemente eso, algo que parece tan sencillo, no lo es tanto. En el día a día cotidiano, escuchamos muy poco a los demás. Cada persona está más pendiente de lo que va a decir que de lo que el otro le está contando. Muchos pensarán al leer esto: ¡Yo sí que escucho siempre! Bueno, hagamos la prueba. Empecemos a observar una conversación entre varias personas. Veamos si respetan la palabra de cada uno, o se interrumpen constantemente. Comprobemos que en un diálogo entre dos personas, una de ellas guarda silencio atento mientras la otra expone su opinión, y una vez que ha terminado de hablar, es cuando habla, manteniendo el hilo de la conversación… ¿a que pocas personas lo hacen?

Y ahora, prosigamos con la prueba, observando, con la intención de ser sinceros y honestos con nosotros mismos, si nosotros somos respetuosos con los demás, si dejamos hablar al otro y solo contestamos cuando ha terminado. Vamos a ver si nos interesamos realmente por lo que cuenta la otra persona o si nuestra conversación es un monólogo sobre nosotros, nuestros problemas y nuestros intereses, mientras que lo que nos pueda decir el otro nos importa bastante poco, por no decir nada. A medida que aprendemos a escuchar en el mundo externo, lo hacemos en el interno. Y esto tiene un valor añadido, ya que al escuchar al otro, aprendemos a empatizar con lo que piensa y lo que siente, lo que nos facilita entender mejor otros puntos de vista, algo que a la hora de realizar una lectura de Tarot es de vital importancia.

En el Árbol de la Vida, se suele situar al Papa en el sendero que va desde Chockmah hasta Hesed, es decir, desde la Sabiduría hasta la Compasión. Aquel que realmente es sabio, quien ha adquirido verdadero conocimiento, no mera acumulación de datos, es capaz de compadecerse de los demás, de entender sus fallos y miedos, sin juzgar, ni condenar. Aprender a escuchar ayuda a desarrollar esa capacidad de entendimiento del otro.
Gran Tarot Esotérico

Tengamos siempre presente que la carta del Papa desarrolla su escenografía dentro de un recinto religioso, lo que nos lleva a pensar en el “templo” que es cada ser humano, así que el Papa habla en el interior de ese “templo”, no en el exterior. Detalle interesante para meditar sobre él. Un detalle muy gráfico es el que se representa en la baraja del Gran Tarot Esotérico en la que vemos una mano divina que irrumpe desde lo alto apuntando directamente al Papa que a su vez con su mano se dirige a los acólitos, simbolizando así su papel de intermediador divino.

En “El Libro de los Signos” Paul Foster Case escribe esto sobre el Papa:

“Cierra tus oídos
a la confusión del mundo que te rodea.
Abre tu oído interno”.

Este Arcano, por lo tanto, puede utilizarse para ayudarnos a escuchar nuestra voz interior, a trabajar con la intuición. Cuando sentimos desorientación, no sabemos qué camino hemos de tomar, pidamos consejo al Papa en meditación y dejemos que la voz interior nos guíe.


El Papa se suele asociar con la letra hebrea Vav, cuyo significado es clavo. Para algunos la asociación es con la letra Heh
En Alquimia se relaciona con el Gran Animador.
En el Árbol de la Vida se sitúa en el sendero entre Chockmah y Hesed
La relación astrológica es con el signo Tauro.
Color: Anaranjado.

4 comentarios:

  1. Nuy interesante, un saludin!

    faramarz_max@yahoo.com

    ResponderEliminar
  2. Hola, celebro que te haya interesado y espero que sigas visitando el blog

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Muchísimas gracias Cristina, precisamente el día de hoy vamos a ver esto en el curso de tarot que estamos llevando basados en el conocimiento que compartes con nosotros.
    Saludos desde Canadá

    ResponderEliminar
  4. Hola Paris, me alegra la coincidencia. Espero que os sea de utilidad
    Saludos para tí y para el grupo

    ResponderEliminar