Páginas

sábado, 16 de abril de 2011

SOTA DE COPAS

Llegamos a las Cartas de la Corte. El palo de Copas equivale al elemento Agua, por lo tanto hace especial hincapié en los sentimientos y las emociones. Como podemos ver, el diseño de esta carta es muy sencillo. Ante un fondo gris, en el que se recorta el mar, moderadamente ondulado, vemos la figura de un joven sofisticadamente vestido. Su mano derecha sostiene un cáliz dorado por el que vemos asomar la cabeza de un pez.

El primer dato que llama la atención es el cielo de un tono grisáceo y el mar que, si bien no está embravecido, tampoco vemos por completo sosegado. Debemos recordar que las Sotas o los Pajes, como se prefiera, generalmente, suelen hacer referencia a niños, adolescentes o personas muy jóvenes, es decir, habla de edades en las que la persona está en formación, expectante, plena de vitalidad (no hay más que recordar la revolución hormonal que se produce en la adolescencia), por eso el cielo está algo revuelto y por eso el mar está intranquilo.

Podría decirse que las Copas, estableciendo un símil entre las estaciones del año y la vida del ser humano, representan la primavera, por eso, las Copas tienen un cierto componente de ingenuidad, de ausencia de malicia que se relaciona con las edades más tempranas, cuando aún la vida no ha maleado a la persona y las esperanzas están casi intactas. Y por esa misma relación, son bastantes los que interpretan la aparición de cartas de Copas en una tirada como el anuncio de sucesos que acontecerán concretamente en primavera. Esta imagen pictórica parece reforzarse en algunas barajas del Tarot de Marsella, en las que vemos a la Sota de Copas adornando su cabeza con una guirnalda de flores absolutamente primaveral.

El movimiento del mar nos habla de emociones que fluctúan y también de la actividad del subconsciente, esa corriente que jamás descansa y que, aunque pueda aparentar calma, siempre está en acción. Sin embargo, nuestro personaje tiene los pies firmemente asentados en un suelo amarillo que, recordemos, es el color representativo del elemento Aire, uniendo así el componente mental al emocional, y es que la gente más joven tiene los sentimientos en plena actividad, y otro tanto sucede, lógicamente con sus pensamientos.

El joven de la carta está vestido en un estilo renacentista. El sombrero es del color del elemento Agua, azul, y es que, como ya he dicho, la mente en estas edades está en plena actividad y especialmente muy ocupada en sus sentimientos, ya que, hasta que no entre en una edad más adulta, el mundo lo percibe de una forma más visceral que racional. La vestimenta está dividida en dos cuerpos, por un lado la parte interior que es de tonos rojizos, indicando vitalidad y actividad, por otro lado está la parte superior, de tono azul, de nuevo emocional, adornado con unas flores, que podrían ser lirios o quizás tulipanes, rojas en la parte superior y blancas en la parte inferior.

Leamos la breve descripción que hace Waite sobre esta carta:” Un paje rubio, agradable, un poco afeminado, de aspecto atento y estudioso, contempla un pez que sale de una copa para mirarlo. Es el dibujo de la mente tomando forma” (“Las claves de las cartas del Tarot”). El concepto de un paje un poco afeminado, ha sido resaltado en algunas barajas, como por ejemplo la que yo suelo utilizar, que es la versión del Roberto de Angelis; este detalle ha hecho que muchas personas vean en esta carta el anuncio de una posible homosexualidad.

Por último, no hay que olvidar la dorada copa de la que surge un pececillo, un potente símbolo de lo emocional, de hecho se asimila el pez con el signo zodiacal de Piscis, que para muchos sería el más cercano a esta carta. Piscis es un signo especialmente emotivo, de hecho se dice que la era que estamos dejando atrás es de Piscis, representada por el pez, que ha estado basada, sobre todo, en lo emocional y lo místico, y estaríamos entrando en la era de Acuario, completamente mental y comunicativa.

Significados generales: Para aquellos a quienes les gusta establecer rasgos físicos en las Cartas de la Corte, se suele relacionar esta Sota con personas de cabello castaño claro o rubio y ojos claros, con rasgos de personalidad representativos del signo de Piscis. Se refiere a personas de ambos sexos: niños, adolescentes o jóvenes que afectan al consultante especialmente en el área emocional: hijos, nietos, amigos novios, hermanos, etc.
Su carácter es dulce, tímido, soñador, romántico, voluntarioso, con ganas de agradar, imaginativo, creativo. Estudioso, capaz de reflexionar y meditar.
Noticias, mensajes que se refieren a temas amorosos o familiares, por ejemplo una boda, un compromiso o un nacimiento.
Ideas geniales, trabajo recompensado. Intuición y sensibilidad, tanto psíquica como artística. El amor adolescente, ingenuo y muy apasionado.

Invertida: Persona aduladora, engañosa. Déspota, egoísta y bastante perezosa. Hijo desleal. Emociones incontroladas. Irreflexión. Tendencia a la evasión mental. Autocompasión.
Ataduras afectivas; persona muy influenciable. Desprotección. Obstáculos de todo tipo. Falta de ideas. Dudas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada