Páginas

viernes, 6 de mayo de 2011

CABALLO DE COPAS

Siguiendo con las figuras de la Corte, llegamos al Caballo o Caballero de Copas. Recuerdo que esta figura, en todos los palos en general, abarca la juventud y primera etapa de la madurez masculina. En este caso vemos al Caballero vestido con una reluciente armadura y portando una copa, a lomos de un caballo blanco. El cielo está completamente azul y podemos ver la silueta de unas montañas y a sus pies, en lo que parece ser un valle, serpentea un río de tranquilas aguas azules.

Como no podía ser de otro modo, el cielo en esta carta es azul. Estamos hablando del palo de Copas, que representa el elemento Agua: las emociones, los sentimientos, el inconsciente… Ninguna nube amenaza la tranquilidad del cielo. Del mismo modo, vemos que el río que recorre el valle, transcurre mansamente siguiendo su cauce normal, no hay remolinos, ni saltos, ni cascadas, simplemente fluye, se deja llevar lo que nos da una pista de una cierta pasividad, de un acomodamiento a las circunstancias y a los sucesos.


Si nos damos cuenta, el valle que aparece en la imagen, no tiene una vegetación abundante, ni siquiera vemos el verdor habitual que solemos encontrar en las márgenes de un río. Parece más bien la suave arena de una playa o de un desierto, enmarcada por rocosas montañas. Más allá, al otro lado del río, vemos la silueta de algunos árboles. La fertilidad aún queda lejos, el Caballo de Copas aporta ideas, a veces algo quiméricas, pero no es una carta que indique especialmente logros y ejecuciones, es el proyecto embrionario que podrá o no desarrollarse más adelante.

El jinete parece erguido pero relajado sobre su montura. No es un personaje lánguido o afeminado, es un guerrero cubierto por completo con su armadura. Su yelmo está rematado por un par de alas, al igual que sus espuelas, aunque hay que fijar más la atención en este último detalle para verlas. Las alas nos recuerdan a Mercurio, el mensajero de los dioses. Como luego veremos, esta carta puede traer mensajes, noticias, comunicaciones, etc.

Un curioso manto cubre en parte su armadura, el dibujo son peces, que representan las emociones y, que al ser de color rojo, recuerdan que este Caballero es apasionado en lo tocante a los temas sentimentales y emocionales. Algunas personas dicen que al no aparecer un pez en la copa del Caballero, nos estaría indicando que es un personaje un tanto estéril e improductivo, que no tendría nada que ofrecer. Yo no estoy de acuerdo con este punto, puesto que esos peces que aparecen en su manto están ya incorporados a él, ha madurado con respecto a la Sota de Copas y en ese aspecto es ligeramente más prudente. Esa es mi visión, claro está.

En cuanto al caballo. Lo primero que llama la atención es una cierta semejanza, algo turbadora, con el caballo que montaba la Muerte. Evidentemente ambos son de color blanco, y caminan al paso, la pata delantera alzada en una postura muy similar es lo que marca el parecido. Pero luego vemos como este caballo tiene la cabeza un tanto inclinada, en contraposición con el otro que la mantenía erguida. Tampoco tiene ese ojo completamente rojo que le daba un aspecto un tanto inquietante. Este caballo está más relajado, camina suave y confiado.

Se podría pensar, por su postura, que está indeciso sobre si debe dar un paso más o no, como si dudase entre saltar el río o permanecer en la orilla en la que ahora se encuentra. Esta carta en ocasiones puede adolecer de una cierta indecisión, no tiene el arrojo y la determinación que observamos en los Caballos de los otros palos, es más delicado, menos impulsivo. Y así, del mismo modo que la quietud del caballo del palo de Oros reflejaba la actitud de su jinete (un estado de expectación antes de actuar), otro tanto pasa con este caballo, actúa en sintonía con su dueño, y al igual que él, se lo piensa bastante antes de actuar.


Significados generales: Físicamente se asocia con personas de ojos claros y cabello entre castaño claro y rubio. Su carácter sería el representativo de los signos de Agua: Cáncer, Escorpio y Piscis, hay quien dice que más concreto Cáncer. Se trata de un hombre de edad comprendida entre la juventud y la primera madurez.
Carácter: Persona atractiva, soñadora, idealista (a veces demasiado), amable, romántica. Es un hombre que afecta especialmente en el ámbito emocional. Puede ser un amigo, un novio, un amante, marido, etc. Muchas veces se trata de alguien que trae proyectos, ideas, propuestas, oportunidades, etc., las cartas cercanas nos ayudaran a concretar sobre qué tema se trata.
El Caballo de Copas nos puede traer buenas noticias y oportunidades (es decir puede ser el portador de la noticia o ser la noticia en sí). Proyectos y planes de futuro. Es una carta de propuestas, ofertas, invitaciones. Logros en el trabajo. Anuncia dotes artísticas, inspiración. Puede hacer referencia a un desplazamiento o viaje por motivos sentimentales. Un antiguo amor que regresa o una proposición amorosa.

Invertida: Hombre infiel, astuto, taimado, incluso embustero. Puede ser perezoso, dado a los placeres sin pensar en las consecuencias.
Engaños en los que se puede caer por exceso de confianza. Ideas extravagantes. Alguien que se pierde en ensoñaciones y no es capaz de actuar. Mal acompañada, esta carta nos puede advertir de un riesgo de estafa o fraude. En general las noticias que trae no son buenas.
Sentimentalmente puede revelar relaciones clandestinas, infidelidades y problemas amorosos.

4 comentarios:

  1. Gracias a tí Darío, te deseo felices fiestas y todo lo mejor para el año 2013

    ResponderEliminar
  2. Gracias, por tus comentarios. Me parecen excelentes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Anónimo, por tus palabras. Espero que disfrutes de todos los contenidos.

      Saludos y feliz 2014

      Eliminar