Páginas

viernes, 24 de junio de 2011

PRACTICANDO CON LA CRUZ DE CUATRO CARTAS

Para conocer a fondo las tiradas, como siempre digo, no hay mejor método que practicar y practicar. No importa si se trata de casos ficticios o reales, lo importante es ir experimentando con las distintas lecturas que nos van saliendo, puesto que las combinaciones de cartas son múltiples y siempre aprenderemos matices nuevos al practicar con ellas. Hoy voy a proponer una lectura para ejercitarnos con la cruz de cuatro cartas y antes de nada quería comentar una cuestión que tal vez algunas personas se hayan planteado.

Hace poco he recibido un correo en el que una persona me preguntaba si todas las tiradas que están apareciendo en el blog, hasta este momento, son exclusivamente para utilizar con los Arcanos Mayores. Evidentemente los ejemplos y explicaciones que estoy dando se centran en ellos porque son los que ya hemos visto, por supuesto más adelante, una vez que hayamos conocido todos los Arcanos Menores, explicaré nuevas tiradas y sobre todo pondré ejemplos de las ya vistas pero esta vez utilizando toda la baraja.

Prosiguiendo con la tirada en cruz de cuatro cartas, hoy veremos un ejemplo real. El consultante, al que llamaremos David, tiene cerca de 55 años, dejó sus estudios muy joven para trabajar en una tienda de alimentación familiar, primero perteneció a su abuela, después a su madre y desde hace uno años a él. Pero ya lleva por lo menos un par de años en los que ventas han ido cayendo de forma imparable. Los clientes están abandonando la tienda a favor de las grandes superficies, y David no puede competir con sus precios y servicios. Además, hace unos pocos meses, a escasos metros de su tienda, se ha establecido otra de similares características, aunque bastante más moderna y con precios más bajos.

La tienda no solo no da beneficios, es que está produciendo pérdidas que él ya no puede asumir. Así que David está muy desanimado y, aunque en un principio pensaba aguantar hasta que pasara el verano, en los últimos días empieza a sopesar la idea de cerrar ya. Su problema es que no sabe si va a poder encontrar un trabajo a su edad, no tiene una gran preparación académica, su única experiencia es la tienda familiar y teme que a su edad nadie quiera contratarle. Afortunadamente para David, sus padres le han ofrecido todo tipo de apoyo, ya sea económico o lo que sea preciso, son personas mayores pero de buena salud y tienen una posición económica desahogada.

La cuestión que plantea David es qué va a hacer con la tienda. Es muy importante la exactitud de la pregunta. Podría haber preguntado si le conviene cerrar la tienda o tal vez introducir cambios, también podría haber preguntado si era mejor cerrarla ahora o mejor esperar a septiembre, etc. Pero David quiere saber concretamente qué va a hacer con ella.

Las cartas que aparecen en la tirada son las siguientes:



Una impresión general ya resulta sorprendente. Vemos que la situación general es de cambios, de acción, pero la tónica de la tirada es de inacción, de bloqueo. Vamos a ver de qué manera se pueden conciliar estas dos fuerzas opuestas.

EL Juicio aparece en la situación actual de David, algo que no puede sorprender, ya que eso es exactamente lo que está sucediendo ahora mismo, está inmerso en un momento de su vida de cambios profundos; no se trata de cambiar la pintura de la tienda o la colocación de los mostradores, es algo mucho más radical, estamos hablando de acabar por completo con el trabajo que lleva realizando toda su vida laboral, además siempre en el mismo sitio y con la misma mecánica. Esta carta siempre anuncia cambios profundos, un giro total de rumbo. La vida empuja a nuestro consultante a cambiar.

El entorno de David viene representado por el Diablo, en este caso hay que tener mucho cuidado, puesto que es tentador ver cosas malas aunque estas no existan. En esta situación concreta yo he visto en el Diablo una cierta sumisión de David a su entorno, me atrevería a decir que la familia está influyendo mucho en las decisiones que tiene que tomar con respecto a la tienda. Puede que el hecho de cerrar una tienda que había ido pasando de una generación a otra sea algo difícil de aceptar. En este punto sería bueno invitar a David a reflexionar sobre cuáles son sus verdaderos sentimientos y sus ideas con respecto al posible cierre de la tienda y cuáles son los de su familia. Tal vez los unos estén confundiéndose con los otros.

De hecho, en la posición que nos indica lo que hay en el interior de David, vemos que aparece la Papisa, que nos podría indicar que David está reflexionando y sopesando los pros y contras del paso que va a dar, pero tenemos un pequeño inconveniente, y es que la Papisa está invertida, lo que ya nos está introduciendo un componente de inacción, de bloqueo. Podría pensarse que David se siente completamente paralizado y no sabe qué hacer. Reconozco que aquí yo juego con ventaja con respecto a quien quiera practicar con esta tirada y haga sus propios planteamientos, por la sencilla razón de que conozco a David y a su familia, y se que una de las cosas que más pánico le dan es constituir una carga para sus padres, ya muy mayores, y el miedo a que toda su vida, que hasta hoy ha sido la tienda, desaparezca.

Por último, aparece la carta del Loco invertida, no se puede interpretar esta carta sin tener en cuenta las tres anteriores, su conjunción nos dará como resultado probable esta carta. Repasemos brevemente lo que llevamos visto: por un lado vemos a David abocado a una situación de cambio radical, por otro lado su entorno le presiona, o tal vez podríamos pensar que él se siente presionado por su entorno; de hecho le vemos en un estado de parálisis absoluta. Lo que me lleva a pensar que en esta tirada la carta clave es la Papisa invertida, pues es la que va a marcar el rumbo a seguir.

El Loco invertido puede actuar de una manera impulsiva, sin pensar en las consecuencias de sus actos, pero al tener la influencia de la Papisa invertida tan presente, yo más bien me inclino por pensar que David va a no actuar, es decir, que va a ir dejando que pase el tiempo sin decidirse a actuar, tal vez con la esperanza de que ocurra un algo milagroso que revierta la situación actual. ES decir, una situación de expectativa pasiva: “A ver qué pasa”.

Por supuesto esto no tiene que ser necesaria y obligatoriamente así, es sólo un posible desarrollo de los acontecimientos teniendo en cuenta los factores antes vistos. No deberíamos nunca presentar un futuro cerrado: “Esto va a ser así y no hay forma de cambiarlo”, muy al contrario, esta tirada nos muestra un posible futuro, pero la última palabra la tiene David y es interesante recalcarlo. Podemos decirle que la inacción no va a resolver su problema, vemos que la vida le está confrontando con un cambio absoluto, pero él se ha bloqueado, y solamente él puede desactivar ese bloqueo.

Aprovechando esta tirada, quiero hacer hincapié en la carta que representa la influencia del entorno. Normalmente nos vamos a encontrar que, efectivamente las personas cercanas al consultante pueden tener una gran peso, para bien o para mal, en la situación a tratar, pero también es cierto que veremos con bastante frecuencia, que más que darse una influencia real, lo que se muestra es como cree el consultante que el entorno influye en él, es decir, tomando como ejemplo la tirada de hoy, podríamos ver a la familia de David presionando realmente para que haga esto o lo de más allá, pero puede que sea David el que siente que tiene que cumplir unas expectativas con respecto a su familia que tal vez esta no se haya ni planteado. Es por tanto muy importante tratar de decidir si hay una influencia del entorno o es el propio consultante el que cree que está fallando o decepcionando a su entorno.

Os animo a practicar con consultas que se os ocurran, de todo tipo. Podéis realizar varias tiradas para la misma cuestión, las veces que queráis, para ir trabajando con los distintos resultados que pueden aparecer. Evidentemente esto son solamente ejercicios, ante una consulta real no se puede repetir seis veces la misma tirada, sería una auténtica locura, pero todo lo que sea practicar, será muy útil para adquirir soltura y ayudará a aprender los significados tanto de las cartas como de las distintas posiciones de cada tirada.

4 comentarios:

  1. Hola:
    Gracias por haber creado ésta página.
    Me gusta el Tarot y creo que algo lo conozco.
    En éste momento ha sido ideal conectar contigo para aclarar dudas respecto a la lectura de las cartas.
    Este ejercicio, por ejemplo, ha sido muy constructivo.
    Saludos
    MAR

    ResponderEliminar
  2. Hola Mar, gracias a tí por tus palabras. Estoy segura de que has llegado a esta página por alguna razón; así que espero que te sirva de provecho lo que aquí encuentres y también que compartas con nosotros tus conocimientos e inquietudes

    Un afectuoso saludo

    ResponderEliminar
  3. me encanto esta tirada, gracias por hacerla, como ejemplo. mi saludo para ti..
    edmundo...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Edmundo, un placer tenerte por aquí. Esta tirada, aunque es sencilla, puede darnos mucha información sobre un asunto concreto. Te animo a que practiques con ella.

      Un saludo

      Eliminar