Páginas

jueves, 14 de julio de 2011

LA FUERZA. MEDITACIÓN


Golden Tarot

El mensaje que nos transmite la carta de la Fuerza es muy sencillo a la vez que muy directo: La subconsciencia inteligentemente guiada domina los instintos más elementales del ser humano. Este Arcano nos muestra la imagen de una mujer de aspecto dulce y tranquilo, dominando sin esfuerzo a un león rojo. Sobre la figura femenina aparece la lemniscata, el símbolo del infinito. Como podemos ver, la mujer representa la subconsciencia que logra controlar de forma suave pero a la vez firme, esa fuerza brutal e instintiva simbolizada por el león rojo.

Hay que remarcar que la fuerza que la mujer ejerce sobre la fiera es firme y constante, pero no tensa, no se trata de la fuerza bruta, sino del poder interior canalizado de forma adecuada para conseguir resultados permanentes. Lo que nos quiere mostrar no es la superioridad física, sino que es por medio del control de la personalidad como logramos domeñar los instintos. Es un trabajo que requiere paciencia y tesón. Puesto que en realidad se van poco a poco moldeando los rasgos de personalidad que nos impiden avanzar en el crecimiento espiritual.


Al tratar del Arcano de la Fuerza es casi imposible no hacer referencia a la Kundalini, existen muchos métodos para despertar y redirigir a voluntad esa energía arrolladora, agazapada en nuestro interior, pero requieren la dirección de una persona verdaderamente experta, estamos hablando de trabajos realizados con material altamente sensible, por lo que pueden surgir inconvenientes poco deseables si no se hace de forma perfectamente controlada. Los ejercicios de introspección y meditación con esta carta persiguen preparar al ser humano para que, cuando esté preparado, de una manera mucho más lenta, pero completamente segura y escalonada, despierte su Kundalini ¿y cómo será esto? Cuando llegue el momento lo sabrá, como dice el adagio hermético: “cuando el alumno está preparado, aparece el maestro”. Recuerdo que la letra hebrea que se suele asignar a este Arcano es la letra Teth, que significa serpiente, es decir, la representación pictórica de la Kundalini, el llamado Fuego Serpentino.

Ese fuego interior, representado por el león de la lámina de la Fuerza, que nos anima y que luchamos constantemente, sin gran éxito en la mayoría de los casos, por controlar, es lo que los alquimistas denominaban el Fuego Acuoso, y se trataba de un elemento que había que dominar de forma obligatoria si se quería lleva a cabo la transmutación alquímica. Si no dominamos la naturaleza más primaria que subyace en nuestro interior, estaremos siempre expuestos a sus explosiones “volcánicas”, por lo tanto seremos esclavos de nuestros instintos y pulsiones más primitivos.

Para explicar esto, me gustaría recurrir a un pasaje de la obra “El arte del Tarot” edit. Orbis, en la que de forma magistral nos explican cómo se trabaja alquímicamente para dominar y controlar esa energía interna, el Fuego Acuoso:

Tarot Morgan Greer

“El adepto, a diferencia del individuo común, doma el Fuego Acuoso, es decir, extrae el ardor de su interior sin apagar el fuego. El método es similar a la cocción en una olla a presión: el calor hace hervir el agua que, al calentarse, genera un vapor que amenaza con hacer explotar la olla; por ello es necesario un escape, simbolizado aquí por la boca del león.
En la práctica, el adepto, a través de los oportunos ejercicios físicos (respiración controlada, emisión de vocales alargadas o de gritos guturales, como es práctica común en las artes marciales) hace vibrar el cuerpo entero y elimina las escorias del Fuego. Esta operación se traduce en una acumulación de energía purificada

Para el adepto, el trabajo de cocción no es necesariamente cotidiano, pero debe seguir unas pautas constantes y ordenadas, a días y horas establecidos. Desde las primeras experiencias, las fuerzas psíquica y física empiezan a acumularse en el organismo sin generar tensiones internas: la necesidad de expulsión disminuye, porque el Fuego Acuoso se hace cada vez más límpido; no por ello se interrumpe el trabajo que, por el contrario, se lleva adelante durante toda la vida. Así, al disponer de una “reserva de energía pulida”, el adepto puede enfrentarse a obstáculos y adversarios sin recurrir a la fuerza física; tal vez dichos obstáculos se desharán como la nieve al sol, y los adversarios más duros se convertirán en mansas fieras, o incluso en amigos fieles. Pero no hay que descuidarse: a pesar de todo, seguirán siendo fieras peligrosas””.

Este sustancioso párrafo describe maravillosamente una serie de técnicas efectivas, a largo plazo, para dominar a nuestro particular león rojo. Se ha de trabajar con las respiraciones, incluso quien sepa, con el poder de la palabra, los alquimistas y magos de la antigüedad conocían muy bien el uso de las sílabas y sonidos mágicos, pero también están los ejercicios más eficaces que se pueden realizar y no son otros que los destinados a instalar en nuestro subconsciente sugestiones positivas por el uso de palabras, pensamientos y actitudes encaminados a tal fin.

Como se nos dice en el texto, no podemos bajar la guardia en ningún momento, no debemos creer que por haber trabajado por un tiempo en el dominio de nuestros instintos más elementales, el trabajo ya está hecho para siempre, por el contrario, estamos sometidos a muchas influencias, externas y también internas, así que este tipo de ejercicios deben convertirse en hábitos de por vida. Como nos muestra la imagen de este Arcano, la eficacia reside en la constancia y la firmeza.

Tarot Scapini


Por lo tanto esta carta es especialmente indicada para aquellos momentos en los que sintamos que no tenemos casi fuerzas, que estamos desanimados, bajos de energía, es un auténtico vivificador, una inyección de optimismo y de vitalidad. Como hemos visto anteriormente, podemos también utilizar la carta de la Fuerza para limpiarnos de energías y vibraciones negativas. Y sobre todo, este Arcano nos ayuda a desarrollar y dirigir de forma positiva el poder mental y la creatividad.

La carta de la Fuerza se suele asociar con la letra hebrea Theth, cuyo significado es serpiente. Para algunos la asociación es con la letra Cheth.
En Alquimia se relaciona con el Fuego Acuoso.
En el Árbol de la Vida se sitúa en el sendero entre Chesed y Gevurah.
La relación astrológica es con el signo Leo.
Color: Amarillo.

4 comentarios:

  1. QUE MARAVILLA HABER ENCONTRADO ESTA PAGINA,YA QUE POR FIN LOGRO ENTENDER MUCHAS COSAS.REALMENTE ES UNA GUIA MUY GRANDE PARA LOS QUE ESTAMOS AVIDOS DE LLEGAR AL CORAZON DEL TAROT.GRACIAS.

    ResponderEliminar
  2. No sabes cuanto agradezco tus palabras y espero que los contenidos del blog te sirvan para conocer un poco más el maravilloso mundo del Tarot
    Saludos y gracias

    ResponderEliminar
  3. A veces quiero gritar de pura rabia,quisiera venganza por tanto daño y siempre acabo llorando como una niña.No es facil calmarse cuando no paran de pincharte.Este blog me ayuda mucho a entender con los ejemplos,cojo fuerza de nuevo.NO NOS DEJES NUNCA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo

      A veces las cosas no salen como queremos, incluso parece que todo en el Universo parece ponerse en nuestra contra. Son experiencias que hemos de vivir porque encierran una enseñanza. No te quedes solo con la lectura de los textos, ve más allá y pon en práctica los ejemplos y explicaciones. Te sorprenderás de los resultados.

      Saludos

      Eliminar