Páginas

martes, 13 de septiembre de 2011

DOS DE ESPADAS

Una mujer joven, de oscuros cabellos, aparece sentada de espaldas al mar, sosteniendo dos espadas. Sus ojos están vendados. El cielo está despejado, tranquilo y, a pesar de su claridad, en lo alto ya ha aparecido la Luna en cuarto creciente. Tradicionalmente esta fase lunar representa la fecundidad, el crecimiento, es por eso que en la Magia los rituales de fertilidad se suelen hacer en creciente, así como todos aquellos trabajos destinados a iniciar proyectos o para que algo aumente o crezca.

En esta carta vemos que tanto el cielo como el agua están en calma, no hay nubes oscuras, ni oleajes, todo es tranquilidad, aparente armonía. Curiosamente tanto el agua como la Luna son símbolos de lo emocional, el subconsciente,… Llama la atención la actitud postural del único personaje humano de la carta, puesto que, no solo, se sienta dando la espalda a ambos elementos, sino que además ha vendado sus ojos. Parece que no quiere darse ni una sola posibilidad de ver algo.

Al fondo, a lo lejos, podemos ver como se levantan unas montañas de formas suaves. Unas rocas rompen la tranquilidad de la superficie marina. Son los obstáculos que nos encontramos al introducirnos en el agua, es decir, el subconsciente y, como suele ocurrir, solo es visible una pequeña parte de la estructura rocosa, la mayoría queda oculta bajo las aguas. Del mismo modo, nuestros problemas apenas se insinúan, pero en el fondo se esconde la verdadera base, como si de un iceberg se tratara, solo que en esta ocasión no son cuerpos que flotan a la deriva, sino que están anclados al suelo marino. Es decir, los problemas y obstáculos están más arraigados de lo que pensamos.

La figura femenina lleva un sencillo vestido blanco, parece más bien una túnica. Está sentada en un asiento que parece de piedra, tal vez un modesto trono de piedra. Si nos damos cuenta, todo es suave y tranquilo en esta carta, la sensación que produce es de pausa, tranquilidad, equilibrio. Sin embargo, la postura de la mujer no es relajada, está sentada pero con la espada completamente recta, casi en posición de alerta. ¿Por qué ha decidido cubrir sus ojos con una venda? ¿Es porque quiere ser ecuánime e imparcial? ¿O tal vez es porque no quiere ver lo que hay a su alrededor? ¿Es por sabiduría o por cobardía?

Si conseguimos entender por qué la mujer ha decidido de forma totalmente voluntaria permanecer ajena a la realidad, habremos penetrado en el significado de este Arcano. ¿Es justo dar la espalda a los problemas? ¿Es honesto cerrar los ojos ante lo que anida en el interior de nuestro subconsciente? Meditemos sobre ello. En cada una de sus manos sostiene una espada de considerables dimensiones. La imagen que ofrece es impresionante. Por un lado, sus muñecas se entrecruzan, formando una figura de X que da la imagen de protección, de barrera infranqueable.

Más interesante aún resulta la visión de las espadas. ¿No recuerdan a la escuadra de la parte inferior del símbolo masónico por excelencia: el compás abierto, según el grado, sobre la escuadra? La escuadra representa la estabilidad, es el ángulo cuyo vértice está hacia Occidente, por lo tanto representa lo inexorables de las Leyes que rigen el mundo de la materia. Tal vez nuestra amiga se conforma con controlar, o mejor dicho, tratar de controlar, el mundo físico y no quiere ver más allá, por eso da la espalda al emocional.


Significados generales: Es una carta que representa dos corrientes distintas enfrentándose, si las cartas cercanas son positivas, las fuerzas tienden a equilibrarse, si son negativas, las fuerzas se contraponen creando desequilibrios y oposiciones.
Conflictos, dualidades, rivalidad. Estancamiento, rigidez. Actitud estática. Dar la espalda a las emociones, temor a enfrentarse a los propios sentimientos. Miedo a lo que anida en el interior. Emociones contradictorias. Toma de decisiones que se va posponiendo de forma indefinida por inseguridad. Celos, abuso de confianza. Fortaleza a través del sufrimiento. Tensión permanente en el ámbito laboral. Salud débil.
Con buenas cartas: concordia, estabilidad, armonía. Tregua entre conflictos, empate, pacto.

Invertida: Dudas, conflictos, ideas enfrentadas. Difícil elección. Falta de tacto. Persona que en su locuacidad incontrolada hiere, muchas veces de forma deliberada. Falsos amigos, deslealtad, abuso de confianza, dobles intenciones. Impostura. Rupturas. Tendencia a repetir los mismos errores. Asuntos que empiezan a moverse después de un estancamiento pero en dirección errónea, siguiendo consejos nefastos.

2 comentarios:

  1. Hola Cristilof

    Normalmente utiliza la baraja de Crowley y cambia un poco con respecto a la de Waite. El dos de espadas, lo suelo ver como una tregua, un tiempo de reflexión que nos concede la vida para poder pensar. Indudablemente está en nosotros escucharnos o seguir ensimismados o perdidos en distintos pensamientos.

    Me ha gustado cómo has descrito el arcano. Haces un buen trabajo al hablar de todos ellos.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  2. Hola Mª Eugenia, es un placer recibir tu visita. Si, realmente los significados difieren de unas barajas a otras, en unos casos poco, en otros casos bastante. Lo importante es descubrir nuestros propios significados, es una manera de hacer "nuestro" el Tarot, por eso siempre animo a investigar y descubrir todo lo posible sobre cada Arcano, no quedarnos solo con unos pocos significados. Asi que agradezco que aportes tu visión del 2 de Espadas porque así ofreces alternativas y una distinta percepción.

    Muchas gracias por tus palabras y por tu visita.Espero que nos sigamos leyendo.

    Saludos

    ResponderEliminar