Páginas

miércoles, 21 de septiembre de 2011

TAROT RIDER-WAITE-COLMAN I

Sin duda es una de las barajas más utilizadas y más imitadas. Con su peculiar versión del Tarot, A. E. Waite marcó un hito y su influencia aún hoy se deja sentir en las innumerables barajas que se editan cada año. Era un hombre culto y con grandes inquietudes espirituales, características que se verán reflejadas en cada una de las cartas ideadas por él.

Si bien era de origen inglés, nació en Nueva York en 1.857. Solo tenía un año cuando su padre falleció, por lo que su madre regresó con él a Inglaterra. Allí recibiría una educación católica que influiría en gran medida en su perspectiva del ocultismo y, especialmente, del Tarot. No entraré en detalles sobre su vida pues en su momento lo hice en la entrada correspondiente a su biografía. Pero es imprescindible hacer mención de sus inquietudes espirituales y de su paso por distintas Escuelas Esotéricas del momento para entender el entrenamiento ocultista que recibió.

Su paso por la Golden Dawn fue decisivo. En esta organización el estudio del Tarot era una pieza fundamental de sus enseñanzas, de hecho tenían su propia baraja diseñada ex profeso para dicho fin. Pero Waite no se sentía cómodo con la orientación dada a las cartas, pues estas estaban claramente marcadas por creencias neopaganas que chocaban frontalmente con su religiosidad.

Como casi todas las Escuelas de Misterios, la Golden Dawn era muy estricta con la disciplina de sus adeptos y cuando una persona se iniciaba en sus Misterios, tenía que comprometerse a guardar el más absoluto secreto con respecto a sus enseñanzas. Waite trabajó con suma discreción en la elaboración de su propia baraja. Era innegable que la baraja que utilizaban en la Golden Dawn influyó bastante en la suya y no quería ser acusado de faltar a su juramento iniciático.

Se ha especulado mucho sobre cuáles eran los motivos que impulsaron a Waite a diseñar un Tarot nuevo. Yo pienso que simplemente quiso introducir símbolos y características afines a su forma de sentir y entender la espiritualidad. Siempre fue fiel a la educación católica que recibió, de ahí que sus cartas ostenten simbología tomada de esta creencia. Además, según se desprende de su biografía, no estaba de acuerdo con el rumbo que estaba tomando la Golden Dawn; tal vez el crear una versión distinta del Tarot fuese una especie de declaración de independencia con respecto a la Orden, o mejor dicho, a la jerarquía de la Orden.

Waite era un intelectual, se interesaba tanto por el conocimiento mundano como por el espiritual. Su curiosidad por conocer y aprender, le llevaron a investigar los orígenes del Tarot. Buceó en bibliotecas y colecciones privadas y también en todos los libros que encontró a su paso sobre el tema. Gébelin, Papus, Lévi, Etteilla… Sus conclusiones eran muy claras. En primer lugar, el Tarot no provenía del antiguo Egipto; sus orígenes los situó en el continente europeo y no antes del siglo XIV. Aunque dejaba la puerta abierta a otra teoría, siempre que fuese demostrada.

Otro tema importante fue la función que otorgó al Tarot, por un lado simbólica, por otro adivinatoria. Para Waite, el Tarot realizaba una labor pedagógica, puesto que sus imágenes eran un compendio de sabiduría oculta ya que su simbolismo representa ideas de carácter universal.
Por otro lado estaba la función oracular del Tarot.

En este último aspecto, es importante precisar que Waite era muy crítico con aquellas personas que se acercaban al Tarot únicamente con fines lucrativos, para él, la verdadera adivinación se conseguía por medio del trabajo espiritual, a medida que el individuo avanzaba en este campo, su capacidad de “ver” se desarrollaba.

Waite no era un hombre únicamente dedicado al estudio, lo que se suele denominar un erudito de batín y zapatillas, en absoluto, le gustaba la acción, así que decidió que tenía que hacer algo con la información que había ido recopilando sobre el Tarot. Necesitaba darla a conocer. Era una especie de cruzada personal para apartar de esta noble ciencia cualquier tipo de sospecha sobre su verdadera utilidad y función. Ya por aquella época, se tenían ideas confusas sobre lo que era realmente el Tarot. Así que decidió diseñar su propia baraja, en la que tendría en cuenta la más pura tradición ocultista europea: Cábala, Alquimia, Astrología y Esoterismo cristiano. Al fin y a la postre, eran las disciplinas que él había estudiado y practicado durante años.

En su mente tenía claro lo que quería y cómo lo quería, pero necesitaba el concurso de una sensibilidad artística que supiera plasmar sus ideas de forma precisa y que además sintonizase con sus inquietudes espirituales. Y no tuvo que buscar muy lejos, ¿qué mejor que una correligionaria de la Golden Dawn? La artista americana Pamela Colman Smith, conocida como Pixie, era una artista de notable gusto y sumamente creativa; se había iniciado en la Golden Dawn en 1.903 y era poseedora de un carácter espiritualmente inquieto, muy en la línea del de Waite. Así que éste no dudó ni un segundo en ofrecer a Pamela el encargo, que ella aceptó gustosa.

La estética se basaba en el mundo medieval. Algo que podemos ver claramente en las vestimentas que portan las figuras así como en los decorados. Algunos afirman que están basados en el Ciclo Artúrico y la Búsqueda del Grial, a mí esto me parece bastante osado, no acabo de verlo, pero es una teoría más. En cualquier caso, Waite y Pamela trabajaron de forma estrecha durante diez meses en la elaboración de las cartas.

Cada detalle estaba cuidadosamente estudiado. No se trataba de una versión más, de tantas que ya existían, del Tarot; era mucho más. Se trataba de reflejar en todas y cada una de las láminas los Misterios Ocultos, así que ambos sentían que era una gran responsabilidad. El resultado final fue espectacular, no sólo era una visión muy creativa y con cierto toque naif de las centenarias cartas, sino que se introdujeron interesantes aportes que la hicieron sumamente novedosa. Próximamente veremos cuál fue el resultado final.

2 comentarios:

  1. Apasionante, estoy deseando saber más.

    ResponderEliminar
  2. Hola Aprendiz ¡Cuanto tiempo! Ya sabía yo que una entrada sobre la buena de Pixie te iba a interesar, bueno y también sobre Waite. Proximamente llegará otra entrega sobre tu baraja. Y espero que sigas trabajando con ella ;)

    P.D.: Ya está localizado el personaje de The Wire ¡¡¡comparto opinión al 100 x 100!!!

    Saludosssss XD

    ResponderEliminar