Páginas

viernes, 16 de diciembre de 2011

RITUALES NAVIDEÑOS

Se acerca una de las épocas más mágicas del año: la Navidad. Más que rituales específicos, me gustaría apuntar hoy algunas costumbres y prácticas muy adecuadas para estas fechas, unas muy conocidas, otras quizás no tanto, pero que son tan sencillas e inocuas que merece la pena llevarlas a cabo porque, nunca se sabe, tal vez nos ayuden. Se supone que este es el tiempo de los buenos deseos, el compañerismo, la alegría,… pero sobre todo es el Solsticio de Invierno (Yule o San Juan de Invierno), el día más corto del año, en el que el Sol morirá, para volver a renacer como un niño.

A partir de ese momento, los días irán paulatinamente alargándose, hasta llegar al Solsticio de Verano y así sucesivamente. La iluminación va a ser fundamental en estos días. En Navidades podemos llenar de luces nuestras casas: puertas, habitaciones, si se tiene porche o terraza… Se trata de disipar tanta oscuridad al tiempo que alumbramos el camino para que el Sol renazca. Por supuesto son imprescindibles las velas, todas son bienvenidas, aunque en esta época son especialmente aconsejables las rojas (energía), las verdes (la Naturaleza), y las doradas (el Sol).

Hay algunos objetos decorativos que, al tiempo que adornan, protegen nuestro hogar de influencias negativas y atraen energías benéficas. Las campanillas son imprescindibles, es muy bonita esa leyenda que dice que cuando suena una campanilla es que un ángel ha conseguido sus alas. Pueden colgarse en el árbol, en caso de que se ponga, pero también por las paredes, cuadros, estanterías, etc. La ramita de acebo es un imán para la buena suerte al igual que la herradura. Además, el acebo y el muérdago, así como en menor medida la hiedra y el musgo, mantendrán alejadas las visitas indeseables de nuestra casa.

El árbol es un elemento natural y mágico, especialmente indicados para esta fecha son el pino y el abeto. En la inmensa mayoría de los hogares, los árboles navideños son artificiales y pienso que tal vez sea mejor así, para que no se cometan las barbaridades contra la Naturaleza por desgracia tan habituales, lo importante es la intención, el valor simbólico que se da al acto de decorar nuestro hogar con un árbol. Por supuesto, las piñas también son mágicas, así que podemos hacer un centro de mesa con ellas Realicemos un ejercicio imaginativo para integrar estos elementos en la decoración de la casa, la Magia no está reñida con el buen gusto.

Siguiendo con elementos que nos proporciona la Tierra, la manzana es una fruta siempre mágica, en estas fechas más aún; quien tenga un altarcito dispuesto en su casa puede decorarlo con varias manzanas, no importa que sean verdes o rojas. También es tradición utilizar sidra dulce, no la achampañada, en los rituales. Se dice que regando con sidra las plantas, propiciamos la abundancia, tanto de la planta como de quien la posee.

Una costumbre muy simbólica es la de quemar el leño de Yule, podríamos establecer un paralelismo entre los dos Solsticios: en el de verano, el Sol está en su apogeo, así que los rituales son más exteriores, más abiertos, se prenden hogueras y se realizan bailes, en cambio en el de Invierno, al estar el Sol en su momento más bajo, todo se celebra en el interior, se hacen reuniones hogareñas, se enciende la chimenea ( el que la tenga) y junto al fuego se cantan canciones (Villancicos). Así que podríamos decir que el tronco o leño de Yule es un equivalente a la hoguera de San Juan. Para quien no tenga, como es mi caso y el de mucha gente, chimenea en su casa, puede conseguir el mismo efecto con la llama de las velas.


Las personas habilidosas con la repostería tal vez se podrían animar a preparar un tronco de Yule comestible, que en realidad no es más que un pastel de chocolate con forma de leño.

En estas fechas también es bueno destinar breves momentos para la reflexión y el recogimiento. Se puede hacer balance del año que va a terminar, repasar los deseos y objetivos que teníamos al comienzo del año y ver los que se han cumplido y los que no, y pensar cuáles han sido las causas tanto de los aciertos como de los errores, no para reprocharnos sino para aprender. También es tiempo de plantearnos nuevos retos para el próximo año. Podemos redactar una lista sobre lo que queremos en nuestra vida y otra sobre lo que queremos que desaparezca. La primera se puede enterrar en una maceta o se puede guardar en alguna caja o bolsita especial, la segunda podemos quemarla, para favorecer que todas esas cosas que nos molestan salgan definitivamente de nuestra vida.

Y por último, un detalle que no todo el mundo tiene en cuenta, es que en estas festividades hay que arreglarse especialmente, aún cuando no se haga una gran comida y/o cena con muchos invitados, eso es lo de menos, se está celebrando el nacimiento simbólico del Sol, así que vistámonos para festejarlo. No se trata de ponerse el traje de noche o el smoking, me refiero a no vestirse con el pantalón viejo del chándal o llevar las pantuflas a cuadros. Ya me entendéis.

6 comentarios:

  1. Muy buena tu nota, un abrazo enorme y felices fiestas para ti

    ResponderEliminar
  2. Hola Vera, me alegra que te haya gustado. Yo también te envío mis mejores deseos para estas fiestas. Un besazo

    ResponderEliminar
  3. Hola Cristina, soy Pilar. Yo también te deseo unas felices fiestas y que el nuevo año sea muy positivo para todos (yo así lo espero; por cierto, mi hermano Fernando va mejorando poquito a poco). Un beso

    ResponderEliminar
  4. Hola Pilar. ¡Qué alegría tenerte por aquí! Me alegro mucho por tu hermano, nada como el tiempo y tener cerca a la gente que te quiere de verdad para superar los contratiempos. En cuanto saque un ratito te envío un correo que hace mucho que no "charlamos".
    Felices fiestas para tí, para tu "viajera" madre y para toda tu familia y mis mejores deseos para el 2012.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  5. Desde mi rinconcito de mando los mejores de deseos.
    Que la felicidad, amor y salud este siempre contigo.
    Otra cosa me a encantado el articulo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Hola Shaila. Gracias por pasarte por aquí. Me alegra que te haya interesado esta entrada. También yo te deseo lo mejor en estas fechas y espero que el 2012 sea un año muy positivo para tí
    Un enorme beso

    ResponderEliminar