Páginas

jueves, 24 de mayo de 2012

PROFECIAS DE EDGAR CAYCE

Edgar Cayce fue un hombre realmente prolífico. Sus actividades, como ya pudimos ver en su biografía, se centraron especialmente en temas referentes a la salud. Los diagnósticos que hacía sobre las enfermedades de sus consultantes en estado de trance hicieron que su nombre adquiriese una fama inusitada. Pero el estado alterado de conciencia, totalmente auto inducido, por medio del cual, aparentemente, podía tener acceso a conocimientos que en condiciones normales no poseía, también le proporcionó una interesante información sobre hechos del pasado y acontecimientos futuros.

Hoy daré a conocer algunas de las profecías más conocidas de Cayce. Resulta llamativo observar que una característica común de los profetas es la vaguedad en las predicciones, generalmente no proporcionan fechas, aunque sea de forma aproximativa, y en muchas ocasiones los datos facilitados son tan escasos e imprecisos que es muy difícil entender de forma clara qué están profetizando hasta que no ha ocurrido un hecho que pueda tener una similitud lo bastante grande como para poder decir que el profeta ha acertado. 


Si, por poner un ejemplo, un profeta augura una crisis económica, pero no da datos concretos como puedan ser fecha y lugar, la profecía es muy poco rigurosa, pues de forma cíclica, en especial en el llamado mundo occidental, se dan épocas de crisis que se alternan con períodos de bonanza económica. Otro tanto se puede decir de las predicciones de guerras o movimientos sísmicos en lugares que por sus características orográficas son proclives a ellos. Estas imprecisiones son las que hacen que los profetas, por lo general, gocen de poca credibilidad, aunque hay casos excepcionales de profecías sorprendentemente detalladas y que se cumplen de manera rigurosa y con una exactitud inquietante.

Veamos algunas de las profecías de Cayce sobre hechos ya acontecidos: 


Pronosticó la crisis de 1.929 bastante antes de que se produjera así como la fecha del comienzo de la recuperación económica. 
Anunció también, en 1.935, la Segunda Guerra Mundial como una catástrofe mundial que provocaría millones de muertes. 
También predijo con mucha antelación la muerte del presidente Roosevelt antes de que terminase la Segunda Guerra Mundial, otro acierto, ya que falleció el 12 de abril de 1.945 y la guerra acabó en septiembre del mismo año. 
A mediados de la década de los 30 auguró la creación del estado de Israel, hecho que se produciría en 1.948. 


Como anteriormente dije, Cayce, en sus estados de trance podía conocer hechos tanto del pasado como del futuro y, por supuesto, del presente, al menos en teoría. Fueron muchos los datos que aportó sobre la existencia de la Atlántida: su ubicación, forma de vida, los cataclismos que provocaron su desaparición… aunque de momento nada de lo dicho por él ha podido comprobarse por razones obvias. Según anunció en 1.940, a finales de la década de los sesenta (1.968 o 1.969) los restos de la isla Poseidón (perteneciente a la Atlántida) emergerían del fondo del océano cerca de las Bahamas, al sudoeste de Bimini. En realidad esta profecía se cumplió en parte, en efecto a finales de los 60 fueron localizadas (no emergieron) en la zona que señaló Cayce unos restos que son conocidos como Bimini Road o Bimini Wall, pero de momento no se ha podido establecer que pertenezcan a la Atlántida (de hecho, a día de hoy no hay ni una sola prueba concluyente que demuestre la existencia de la Atlántida). Así que podéis juzgar por vosotros mismos si esta profecía se puede dar por buena o no. 


Bimini Road




Estos “viajes hacia el pasado” que Cayce realizaba le sirvieron también para conocer datos del pasado que se desconocían y que no han podido corroborarse hasta mucho después. Por ejemplo describió muchos detalles sobre la vida y estructura social de los Esenios, por ejemplo, la inclusión de mujeres, los datos aportados por Cayce fueron confirmados tras la aparición de los escritos del Mar Muerto (Qumran) en 1947 y posteriores descubrimientos arqueológicos de enterramientos esenios. 


También aseguró que el Nilo, hace milenios, circulaba en sentido contrario al actual. Este hecho no pudo ser demostrado hasta la década de los ochenta gracias a las fotografías de los satélites. Pero, una vez más, se comprobó que Cayce había acertado. 


En cuanto a lo que nos deparará el futuro, Edgar Cayce, como muchos de los profetas, anuncia una serie de catástrofes que, espero no se cumplan. No dio fechas concretas, aunque al parecer citaba un primer período de hecatombes variadas entre los años 1.958 y 1.998 y un segundo período que, tal vez, podría prolongarse hasta el 2.100. Veamos el cúmulo de desdichas que está por venir según Cayce y que recopiló el fantástico blog: Escalofríos: 


“Los cambios se desatarán por la llegada de un cuerpo celeste al Sistema Solar. Los polos cambiarán de ubicación. Tierras que son cálidas se volverán heladas, y tierras cubiertas por el hielo se volverán tierras cálidas. 


Los grandes cambios mundiales ocurrirán en el lapso de una generación. Los cambios comenzarán en forma lenta. Se verá un aumento en su intensidad frecuencia e impredecibilidad de los terremotos y anomalías en el clima tales como tormentas violentas y sequías. Mas tarde estos cambios aumentarán drásticamente en frecuencia, intensidad y violencia. Uno de los signos del comienzo de este período es el movimiento de masas de tierra en el Océano Pacífico, con simultánea actividad en el Mar Mediterráneo y Monte Etna en Sicilia. Esto marcará el comienzo de los cambios en gran escala. 


Gran parte de Europa desaparecerá bajo las aguas en un pestañeo de los ojos. América estará sujeta a grandes cambios, pero éstos afectarán mayormente a la parte sur .Toda Sudamérica se verá sacudida como una alfombra sacudida por ambos extremos. 


La costa atlántica de América se verá alterada, especialmente alrededor de Nueva York y Connecticut. Nueva York desaparecerá. California y la Península de baja California desaparecerán durante una serie de intensos terremotos. San Francisco, Los Angeles y Santa Bárbara sólo serán algunas de las ciudades notables que después no existirán. El Océano Pacífico cubrirá hasta la parte oeste de los Estados Unidos, hasta Arizona y Nebraska. Ambas serán pueblos costeros. La parte sur de las Carolinas y Georgia quedarán sumergidas en el océano. Los Grande Lagos se drenarán hasta el Golfo de México a través del Mississippi. La mayor parte del Japón quedará sumergida”.


http://escalofriantes.blogspot.com.es/2007/12/edgar-cayce.html 


Evidentemente, o bien Cayce no acertó con las fechas y adelantó las catástrofes en el tiempo, lo que significaría que no es más que un aplazamiento de lo inevitable, o bien nada de esto va a suceder. De momento, parece que nos vamos librando, esperemos seguir así. 


Espero que estos breves apuntes proféticos hayan despertado vuestra curiosidad por Cayce. Os animo a investigar más sobre este inquietante personaje, seguro que os va a fascinar tanto o más que a mí. Para conocer mejor su vida y algunos de los hechos increíbles que protagonizó, me parece imprescindible ver el documental “Descifrando la historia. El otro Nostradamus”:


http://www.youtube.com/watch?v=2HLZbGTxq4Q&feature=related

4 comentarios:

  1. Muchas gracias por esta pequeña probada de Edgar Cayce, será muy interesante investigar sobre él.

    Saludos desde Acapulco, Mexico.

    Bendiciones!

    Wiccan Shaoran.

    ResponderEliminar
  2. Hola Wiccan Shaoran
    Te animo a indagar sobre Cayce, es un personaje fascinante y, si bien hoy en día es más conocido por sus profecías, lo cierto es que fue mucho más prolífico en sus diagnósticos sobre enfermedades y tratamientos de las mismas.
    Sin duda es alguien que merece la pena conocer un poco más. Y, por cierto, Cayce siempre dijo que las capacidades que poseía eran comunes a todas las personas y que con una práctica constante cualquiera podía hacer lo mismo que él. Algo muy interesante y a tener en cuenta

    Saludos y gracias a ti por tu visita y comentario

    ResponderEliminar
  3. Hola Cristilof, estoy deacuerdo en que esas capacidades sean comunes a todas las personas, al igual que lo es la magia, ya que es algo que está en todos, solo hay que aprender a tener acceso a esos archivos de infinita informacion.

    Por cierto, tu blog es muy bueno y agradezco que compartas tus conocimientos en él. Yo siempre ando leyendo aqui.

    Bendiciones!

    Wiccan Shaoran.

    ResponderEliminar
  4. Hola de nuevo Wiccan Shaoran
    Yo también pienso de forma similar. Creo que en nuestro interior existen, en estado latente, muchas más capacidades de las que creemos. Lo importante es saber cómo sacarlas a la superficie y trabajar para ello. Lo bueno es que hay muchos métodos que cada persona puede elegir según sus preferencias y sensibilidad, y luego es cuestión de esfuerzo y tenacidad.

    Saludos y espero que sigas encontrando en este blog artículos de tu interés

    ResponderEliminar