Páginas

jueves, 22 de abril de 2010

TAROTS BELGAS: TAROT HAUTOT

Vamos a conocer algunos de los llamados Tarots belgas. Su origen no es claro, ya sabemos que en el mundo del Tarot, todo está oculto tras una espesa neblina y la inmensa mayoría de los datos que se manejan, se basan en hipótesis. En cualquier caso, se puede decir que hay dos teorías para explicar la introducción del Tarot en Bélgica: una apuntaría a un origen suizo de este tipo de Tarots, por la simple razón de que el nombre con el que se conocían era: Cartas suizas, la otra, que hoy por hoy tiene más peso, es la de la influencia francesa.

Hace aproximadamente treinta años, un estudioso y coleccionista inglés, Temperley, descubrió una baraja de la que no se tenía noticia hasta ese momento y que hizo que la teoría del origen francés ganara puntos. Se trataba de un mazo de Adam de Hautot. Hoy, en su mayor parte se expone en el Museo del Naipe Francés.


La familia Hautot se dedicó a la impresión de cartas durante varias generaciones. Residían en Ruán, al norte de Francia. La baraja de Adam C. Hautot, se ha fechado en el primer cuarto del siglo XVIII. Esta versión tuvo una enorme difusión en Bélgica ya que distintos fabricantes de la época la tomarían como modelo, aunque introduciendo cambios, pero la base era la de Hautot.

De hecho Francia durante muchos años se convirtió en la inspiradora y exportadora de modelos de Tarot al resto del continente. Por la zona norte tenemos a Hautot, pero no fue el único, aunque si del que se conservan más cartas. Por la zona sur tenemos los modelos que se llamaron de Marsella. Así que es evidente que Francia, durante unos cuantos años, tomó el relevo creativo a Italia, en lo que al Tarot se refiere.

Centrándonos en el modelo que hoy nos ocupa, podemos decir que las imágenes empleadas por Hautot, tienen su modelo en el Tarot de Vieville, aunque con algunas diferencias, pocas pero interesantes.


Estamos ante una baraja convencional, es decir: 22 Arcanos Mayores y 56 Arcanos Menores. Pero si bien los Menores son muy iguales a los de Vieville y tenemos tanto los palos como los números y cartas de corte ya conocidos, en los Mayores es donde vamos a notar ligeros cambios.

Curiosamente las primeras diferencias nos las encontramos en las figuras de carácter religioso de los Arcanos Mayores: El personaje de la Papisa es sustituido por un personaje vestido como un capitán español del siglo XVII y que se conoce como Capitán Fracasse, curioso nombre para sustituir a la Papisa. También encontramos al Papa sustituido por una imagen del dios Baco. En la carta XVI sigue apareciendo el árbol en sustitución de la torre, como ya vimos en la versión de Vièville.

El Mundo nos muestra a una mujer desnuda en lo alto de un inmenso orbe. También cabe destacar que el Loco aquí aparece como la última carta del ciclo de los Arcanos Mayores, es decir, con el número 22.

El Tarot de Hautot sirvió de base para que otros editores de cartas de Bélgica crearan los suyos. Bodet, los hermanos Sarton, Vandenborre, Dupont, Antoine Jar... todos ellos a lo largo del siglo XVIII desarrollaron la idea de Hautot, con mayor o menor fortuna.

Como me ha resultado imposible encontrar algún enlace que nos muestre la baraja de Hautot o aunque solo fueran los Arcanos Mayores, he recurrido a un enlace en el que se pueden ver las imágenes del Tarot de Nicholas Bodet, de mediados de siglo XVIII, puesto que son un clon de las de Hautot y para ver los detalles sobresalientes, pueden servir:

http://www.wopc.co.uk/assets/images/subjects/downloads/BodetTarot.jpg?q=downloads/BodetTarot.jpg

Esta otra página hace una maravillosa revisión del Tarot belga utilizando como base la versión que hizo François Jean Vandenborre (segunda mitad del siglo XVIII). La página está en inglés, pero con el traductor de google, se entiende bien, merece la pena dedicarle un poco de tiempo:

http://l-pollett.tripod.com/cards63.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario