Páginas

domingo, 19 de febrero de 2012

TIRADA DE LOS CUATRO ELEMENTOS

La tirada de los Cuatro Elementos es muy conocida y, aunque existe alguna versión que difiere un poco, en líneas generales, el esquema es similar. La estructura es muy simple, se trata de una cruz con cuatro posiciones: superior, derecha, inferior e izquierda; cada una de ellas representa uno de los cuatro elementos vitales: Fuego, Aire, Agua y Tierra. Hay una variación, que ya veremos más adelante, que introduce el quinto elemento, el Éter, situando su posición en el centro de la cruz. También existe otra versión que introduce una carta que representa al consultante.

No está de más recordar las equivalencias de los elementos con los distintos aspectos de la vida humana. El Fuego representa la energía, la vitalidad, así como los temas profesionales. El Aire el intelecto, la mente, los proyectos y planes. El Agua los sentimientos, las emociones, en resumen, las relaciones que mantenemos con los otros. Por último, la Tierra es la esfera de lo material, el dinero, el trabajo y, al ser lo más físico, también se puede referir a los temas de salud.

Lo interesante de esta tirada reside en que podemos ver, de una forma más concreta o más general, la situación del consultante en la actualidad, en los principales ámbitos de su vida. Cuando digo de forma más concreta o general, me refiero a la cantidad de información que utilizaremos para indagar en estos aspectos. En esta tirada, como en muchas otras, podemos destinar una carta para cada posición, con lo que obtendremos datos muy específicos sobre el tema a tratar, pero también podemos utilizar varias cartas para cada una de las posiciones, de este modo la lectura será más detallada.

Una vez que hayamos conocido todos los Arcanos Menores, podremos repasar algunas de las tiradas ya vistas pero de una forma más ampliada. Se pueden destinar dos o tres cartas a cada una de las posiciones, tampoco conviene utilizar muchas más puesto que el exceso de información podría hacer que la lectura se complicase resultando demasiado vaga e imprecisa. Pero, de momento, me parece más práctico utilizar solamente una carta por posición, ya que sólo estamos utilizando los Arcanos Mayores.

La disposición de las cartas en la Tirada de los Elementos suele ser la misma en todas las versiones, lo que puede variar es el orden de colocación, yo voy a mostrar la variante que conozco, lo que no quiere decir que sea ni la única ni la mejor, es simplemente la que utilizo. Colocaremos, cuatro cartas comenzando por la superior, siguiendo el orden horario, es decir, el sentido de las agujas del reloj, quedando este dibujo:



La carta superior (1) equivale al elemento Fuego.
La carta derecha (2) equivale al elemento Aire.
La carta inferior (3) equivale al elemento Agua.
La carta izquierda (4) equivale al elemento Tierra.

La Tirada de los Elementos se puede utilizar para tener una idea general del momento vital que está atravesando el consultante, más que para preguntas o temas concretos. Por eso resulta muy útil para complementar tiradas más específicas. Hay veces en las que ni nosotros mismos sabemos en qué punto de nuestra vida estamos; con esta tirada se puede realizar una primera aproximación general a las circunstancias actuales del consultante y una vez que tenemos lo que podríamos denominar una visión panorámica de su momento actual, podemos realizar tiradas que indaguen sobre temas más concretos.

Recurramos a una de nuestras consultas imaginarias para así conocer mejor el mecanismo de la tirada de los Cuatro Elementos. Nuestro consultante de hoy se llama José Ramón, cuya edad situaremos en la cincuentena, es un cargo directivo medio en una empresa relativamente grande, casado y con un hijo adolescente. Lo que pretendemos con esta tirada es obtener una información general de la vida de José Ramón en este momento. La colocación será como hemos visto anteriormente: empezando por la posición superior, iremos depositando las cartas en el sentido de las agujas del reloj. El resultado ha sido el siguiente:



Siempre me gusta analizar la impresión general que me produce la tirada. En un vistazo rápido podemos ver que nos encontramos con tres cartas derechas por sólo una invertida. Vemos que son cartas que podríamos llama “tranquilas”, no hay agitación ni grandes movimientos. Todo esto nos indica que la vida de José Ramón ahora mismo posee estabilidad y tranquilidad.

Carta de Fuego: En primer lugar nos encontramos con la Templanza. Al tratarse de la posición que nos da una idea de cómo está utilizando sus energías nuestro consultante, podemos ver que José Ramón vive un momento de equilibrio absoluto, está haciendo un uso coherente y muy medido de sus energías. Probablemente, tanto en su trabajo como en las cuestiones más generales, dosifica y utiliza sus fuerzas de una manera inteligente, actuando cuando debe y reservándose cuando puede hacerlo.

Carta de Aire: El Colgado invertido en el área mental me sugiere que José Ramón está en un momento de inactividad en cuanto a proyectos y creatividad. Resultaría muy interesante preguntar a nuestro consultante si esa pasividad viene dada por un simple acomodamiento a una situación que resulta manejable y previsible, o si, por el contrario, deriva de una sensación de estancamiento. La tirada general habla de una situación cómoda y confortable, son cartas amables y positivas, por lo tanto suavizan bastante los significados más negativos del Colgado invertido, así que lo que podría ser una imposibilidad de desarrollar sus proyectos e ideas por imposición ajena, en este caso podría deberse a una pasividad por pereza o comodidad. Nunca insistiré bastante en la importancia de leer las cartas teniendo en cuenta el carácter general de la lectura. Si esta carta estuviese rodeada de cartas negativas, sus significados se endurecerían bastante, pero no es el caso.

Carta de Agua: La Emperatriz. En la esfera de los sentimientos, vemos que José Ramón está en una etapa muy feliz. Es evidente que los afectos son sólidos, quiere y se siente querido. Esta carta no tiene que referirse exclusivamente a la pareja, engloba los afectos más cercanos: pareja, hijos, familia y amigos cercanos.

Carta de Tierra: El Papa. En el mundo más material vemos que José Ramón está muy bien asentado, es evidente que económicamente goza de estabilidad y tanto su experiencia como sus aptitudes son valoradas. Si pensamos en el terreno de la salud no se ven problemas relevantes.

Como podemos ver, la tirada en general es bastante tranquila y positiva. Vemos solidez y estabilidad en todos los ámbitos de la vida del consultante, tal vez podríamos animar a José Ramón a profundizar en el terreno mental, ya que ese Colgado invertido nos habla de cierto estancamiento, ahí sería interesante realizar una tirada más concreta para, de este modo aclarar si se trata de un acomodamiento, un dejarse llevar por la tranquilidad o puede estar gestándose una cierta insatisfacción o una sensación de incapacidad para introducir novedades o desarrollar proyectos. Para esto nos podría valer una Cruz Simple.

2 comentarios:

  1. Muchas gracias, me ha sido muy útil.

    ResponderEliminar
  2. Hola, Anónimo. Me alegra saberlo. Esta tirada, a pesar de su sencillez, puede ayudarnos a entender muchas situaciones que no entendemos pues nos explica el momento que está viviendo la persona en todos los ámbitos de su existencia, y algunas veces nos podemos llevar verdaderas sorpresas.

    Saludos y gracias a ti por tu comentario.

    ResponderEliminar