Páginas

jueves, 29 de marzo de 2012

TAROT DE CAGLIOSTRO

Antes de nada he de aclarar que esta baraja no tiene ninguna relación con el conde Cagliostro, personaje importante dentro del ocultismo europeo del siglo XVIII. Los motivos por los que se ha dado este nombre a este mazo escapan a mi entendimiento, tal vez sea porque la evocación de un mago y ocultista tan famoso, resulta atractiva de cara al marketing o puede que, por una asociación mental un tanto libre, el precursor de la idea relacionase el rito egipcio que Cagliostro introdujo en la Masonería con la iconografía egipcia en el Tarot. Sea como fuere, yo utilizaré este nombre ya que es con el que se conoce este mazo.

En cualquier caso, la baraja de la que hoy hablaré era de origen italiano y seguía la línea de los Tarots Egipcios. Fue publicada por primera vez en el año 1.912 en la fábrica de naipes Modiano (Trieste). Su autor era uno de los ilustradores de la casa, Bruno Sigeon. Originalmente este juego se llamó “Il Destino Svelatto dal Tarocco”, en el año 1.975 la fábrica de Modiano hizo una reedición de la baraja que se llamó “Cartomanzia 184” y por último en el año 1.981 se publicó una versión inglesa que ya pasó a denominarse “Tarot de Cagliostro”.

Aunque hay quienes ponen en duda la autoría de Sigeon, según parece, la fábrica sufrió un incendio en 1.913 y un bombardeo en 1.944, ambos sucesos dañaron seriamente los archivos de la casa, pero aún así, la documentación que demuestra que la baraja es obra de Bruno Sigeon se conservó intacta. En realidad, Sigeon no creo la baraja, más bien tomó prestados elementos de otros mazos e introdujo algunas variaciones de cosecha propia.

El mazo se estructura por dos influencias muy claras: la primera sería para los Arcanos Mayores los dibujos que Gabriel Goulinat realizó para “El Tarot adivinatorio de Papus”, la segunda para los Arcanos Menores las habituales barajas de doble figura que en aquella época se utilizaban en las cartas italianas.

Según nos cuentan en “El Arte del Tarot” de la editorial Orbis, Sigeon recreó las imágenes de Goulinat dotándolas de volumen y color, pero ocho de los Arcanos Mayores son obra del propio Sigeon: El Loco, la Emperatriz, el Enamorado, el Colgado, el Diablo, la Luna, el Sol y el Juicio.

Los 22 Arcanos Mayores nos muestran en el ángulo superior izquierdo una casilla con el símbolo astrológico correspondiente a la carta. También podemos apreciar en el pie un breve significado de la carta derecha y en la parte superior el significado de la carta invertida. Cabe resaltar que la carta del Loco figura aparece como la número 22.
Haciendo un superficial recorrido por los Arcanos Mayores, podemos apreciar la figura del Loco que es una figura que parece más bien femenina, con una torsión de muñecas inverosímil, acompañada de un perro. El Mago aparece con la lemniscata y portando su varita, si bien se ven reflejados los elementos, la mesa de trabajo ha desaparecido, tal vez sugiriendo una imagen de Magia en acción. La Papisa es una sacerdotisa egipcia que conserva los atributos característicos: las dos columnas, el libro y la luna (en sus distintas fases) en el tocado de su cabeza, aunque no vemos el velo tras ella.

La Emperatriz porta un cetro y con su pie derecho pisa una media luna, detrás de ella vemos dos enormes representaciones iconográficas de la diosa Isis: la vaca con una luna entre sus cuernos. El Emperador es un faraón que conserva la postura clásica de este Arcano formando el 4 con sus piernas; en el ángulo inferior izquierdo aparecen lo que podrían ser unas tablillas con jeroglíficos. Una carta altamente llamativa es la del Papa o Sumo Sacerdote que en esta ocasión se trata de una Sacerdotisa ante la que se postran dos hombres, significativo es el símbolo de la Magia, la estrella de cinco puntas, grabada en una columna.

La carta de los Enamorados nos muestra a una pareja enlazada, mientras vemos que el Carro, arrastrado por dos esfinges, es conducido por una mujer joven. La Fuerza es similar a otras barajas, con la lemniscata sobre la cabeza y dominando a un león, igual que el Ermitaño, que porta un candil y se apoya en un cayado. En la Rueda de la Fortuna me llama la atención especialmente el enorme tamaño de las figuras entre las que destaca la esfinge en la parte superior portando una espada.

La Justicia nos muestra los dos atributos principales que distinguen a este Arcano: la espada y la balanza, mientras el Colgado impacta por su crudeza, ante un fondo rojo, un hombre cuelga ahorcado de un árbol, os aconsejo que miréis con detenimiento esta imagen porque es sobrecogedora. La Muerte, comparada con la carta anterior, resulta hasta amable, se trata del habitual esqueleto portando su guadaña y envuelto en un colorido manto.

La Templanza, que me recuerda a una bailarina, trasvasa el contenido de las jarras como de costumbre. El Diablo asoma su cara desde una esquina de la carta observando a una pareja desnuda. En la Torre vemos solamente parte de las piedras de lo que fue una construcción golpeadas por un rayo, también nos encontramos con las dos figuras humanas: una yace en el suelo, la otra está en plena caída describiendo con el cuerpo un curioso arco. La Estrella nos muestra una mujer de cuerpo joven aunque el rostro parece pertenecer a una persona más mayor, vertiendo el contenido de dos jarras.

En la Luna aparecen los dos perros junto a una construcción que podría ser un templo egipcio. El Sol muestra a dos niños que parecen elevarse hacia el astro rey. La del Juicio es mi imagen favorita, si la del Colgado me resulta impactante, ésta me inquieta más aún. Presenta la figura de un hombre alzándose de su tumba, mientras en la parte superior vemos una especie de desfile de almas. Por último, en el Mundo encontramos la figura desnuda de una mujer que porta una vara en cada una de sus manos; las figuras que se ven en las esquinas de la lámina, por fuera de la guirnalda, son representativas de los cuatro elementos.

Añadir leyenda

En cuanto a los Arcanos Menores, como más arriba indiqué, se basan en las barajas clásicas italianas que presentan dobles las figuras de corte. Los palos son los habituales: Oros, Copas, Espadas y Bastos. En concreto el juego que aparece en el enlace al pertenecer a la edición inglesa muestra en las esquinas el equivalente de los palos de las barajas francesas (y por lo tanto inglesas).

En el pie y la cabeza de la carta vemos, al igual que en los Arcanos Mayores, unos breves significados adivinatorios. Además en el pie de la carta encontraremos una curiosidad y es que cada naipe tiene asignado un período de tiempo, algo que hará las delicias de aquellas personas que buscan en las lecturas del Tarot fechas concretas para los acontecimientos que muestran las cartas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario