Páginas

domingo, 16 de septiembre de 2012

PRACTICANDO CON LA TIRADA DE LOS CUATRO ELEMENTOS


La tirada de los Cuatro Elementos es muy sencilla, como ya hemos podido comprobar, pero algunas personas tienen problemas a la hora de utilizarla. Es importante recordar que no se trata de una tirada que nos ayude a conocer la personalidad del consultante, lo que puede generar una cierta confusión. El propósito de esta tirada es conocer cuál es el momento actual del consultante en las distintas áreas de la vida: la más física, la emocional, la mental y la vital. Me parece fundamental esta puntualización, pues estudiamos un momento concreto de la persona, no su carácter y forma de ser.

Tal vez alguien se pregunté para qué sirve una tirada que no nos de datos concretos sobre una cuestión determinada. Como dije en la anterior entrada, se trata de una herramienta para ver la situación actual del consultante en líneas generales, por lo que está especialmente indicada como complemento a tiradas más concretas. Si el consultante tiene que tomar una decisión respecto a cualquier asunto que le inquieta, puede servir de gran ayuda conocer las energías que en ese preciso momento dominan su vida, para así tener en cuenta los factores que pueden favorecer o entorpecer la toma de una decisión.


También puede suceder que el consultante simplemente quiera saber en qué momento se encuentra en la actualidad, sin preguntar por ninguna cuestión en especial, pero las cartas que aparecen en la tirada generan algún tipo de duda o necesita alguna aclaración. Entonces podemos recurrir a alguna de las tiradas que ya conocemos como un apoyo o de forma aclaratoria. Es importante entender que el Tarot no es algo matemático y cerrado, a medida que se desarrolla la consulta aparecen cuestiones que debemos matizar o que centran nuestra atención y tenemos libertad total para echar mano de aquellas tiradas que consideremos más adecuadas para tal fin, nuestra intuición nos ayudará a decidir qué pasos debemos dar en cada momento.

Veamos un ejemplo de todo esto recurriendo a una de nuestras consultantes imaginarias a la que llamaremos María. María ha terminado una relación de cuatro años de forma totalmente amistosa y, aunque no se encuentra especialmente deprimida o triste, siente una cierta desorientación en este momento de su vida. No sabe qué rumbo debe tomar o cómo encarar esta nueva etapa que inicia. La Tirada de los Cuatro Elementos es idónea para este caso.

María no nos pregunta por ningún tema en concreto, no quiere saber si va a conocer una nueva persona o se reconciliará con su ex pareja (a quién llamaremos César), tampoco si va a mudarse a la otra punta del país o va a dar un cambio radical a su vida. Su interés es más amplio, pues desea entender el momento que está viviendo, quién es ella ahora, con qué recursos cuenta y cuáles son los obstáculos a vencer, pues esto es lo que realmente la va a servir a la hora de dar un enfoque correcto a su vida ahora que su relación sentimental ha terminado.

Una vez que ya hemos concretado cuáles son las expectativas de María con referencia a la lectura, procedemos a extraer las cartas. La tirada queda así:



En un primer vistazo general, podemos apreciar que de las cuatro cartas sólo una aparece invertida, la que corresponde al elemento Aire. Si bien esta tirada no se encuentra entre mis habituales, si he podido constatar a lo largo del tiempo que, cuando he hecho uso de ella, incluso en las tiradas más positivas y poco complicadas, si hay una carta conflictiva, esta suele estar situada en la posición del Aire. Recordemos que el elemento Aire se corresponde con la esfera mental y muchos de nuestros problemas, preocupaciones, miedos, manías, etc. son en buena medida producto de nuestros pensamientos y de la forma en la que entendemos y asimilamos intelectualmente lo que nos sucede. Os animo a que vayáis observando este hecho en vuestras tiradas y saquéis vuestras propias conclusiones.

En la posición Fuego aparece la carta de la Estrella, lo que nos indica que María, a pesar de su reciente ruptura, se encuentra en un momento de creatividad, de optimismo. Si hay una palabra que pueda definir a esta carta es Esperanza. Por lo que vemos, nuestra consultante se siente expectante de cara al futuro, lejos de encontrarse deprimida o falta de ánimo, espera que vayan a pasar cosas positivas en el futuro y está preparada para recibirlas. Si lo enfocamos desde un punto de vista más mundano, es decir, en cuestiones profesionales, se la ve en una etapa de alta creatividad y con un estado intuitivo y receptivo.

En la posición Aire aparece el Ermitaño invertido. Si bien no es una carta demasiado “alegre”, no podemos olvidar que se encuentra dentro de una tirada bastante positiva, por lo que los significados se suavizan, es importante siempre adecuar los significados de la carta al tono general de la tirada. Podemos, por tanto, interpretar la aparición del Ermitaño invertido como un toque de atención al aspecto más mental de María, quizás está inmersa en un período de reflexión, puede que de introspección, que conviene no exagerar. Si bien es cierto que todos necesitamos momentos para pensar y evaluar la situación en la que nos encontramos, no debemos caer en extremos que nos acaben llevando a la cerrazón mental o incluso la obsesión. Encontrar un punto de moderación es lo saludable.

En la posición Agua encontramos el Carro. Este Arcano es dinámico y activo, por lo que parece indicarnos que María está llena de proyectos y se está apoyando en las relaciones (pueden ser los amigos, familiares, compañeros de trabajo, etc.) para seguir adelante con su vida. No podemos descartar que busque abrir una nueva etapa en su vida, lo que resulta muy interesante, pues indica que no se va a sentar en un sillón a llorar su desgracia, algo que podría sugerirnos el Ermitaño invertido (tal vez en determinados momentos se sienta tentada, pero no lo hará) sino que va tomar las riendas de su vida para encontrar nuevas experiencias y relaciones. Esto último nos lo indica la suma de las restantes cartas.

En la posición Tierra aparece la Justicia. Esto nos indica que María tiene los pies en la tierra, en los temas prácticos y laborales podemos ver que en estos momentos goza de estabilidad y equilibrio. Algo que podemos perfectamente aplicar al tema de la salud, si ha existido alguna dolencia o enfermedad, la Justicia asegura la recuperación sin problemas. Debido al carácter burocrático y legal de esta carta no podemos descartar que, debido a su reciente separación de César, la Justicia pueda hacer referencia a asuntos legales al respecto (reparto de bienes comunes, si existía algún tipo de hipoteca o alquiler compartido, etc.) si esto es así, este Arcano puede tranquilizar a nuestra consultante pues el proceso sigue su curso sin sobresaltos, de una manera natural.

Como puede verse, la tirada en líneas generales es bastante positiva, pero vamos a imaginar que María quiere profundizar en la carta del Ermitaño invertido. Tal vez no entienda bien su aparición en la tirada o quizás necesite saber si la interpretación de la carta puede llegar a afectarla de una manera negativa más adelante. Para aclarar esta cuestión podemos recurrir a alguna tirada de apoyo. Aquí debemos dejarnos llevar por la intuición para saber qué tirada puede ayudarnos más, podríamos sacar simplemente una carta para que nos aclare de forma más precisa el significado del Ermitaño invertido, o también recurrir a una tirada corrida de tres cartas si queremos una explicación más exhaustiva. Para aclaraciones más específicas podríamos utilizar una cruz simple o, si el asunto se presentase más complejo, a la cruz celta (qué más adelante estudiaremos). En este caso yo me decantaría más bien por una tirada de pasado, presente y futuro, de este modo podremos ver cómo ha ido evolucionando la faceta mental de María y que tendencias podrían derivarse para un futuro próximo.

Saquemos pues tres cartas más para ampliar el aspecto mental de María y las interpretaremos teniendo en cuenta la carta que nos ha motivado para hacer una nueva tirada, el Ermitaño invertido:

  
En la posición del pasado aparece el Diablo invertido. Podemos ver que en la línea temporal que explica esta tirada, aparece como origen una carta que es posesiva, pero sobre todo obsesiva. Puede que María haya atravesado una época en la que se obsesionaba con las cuestiones que la afectaban más directamente, por ejemplo en su relación. Es bueno recordar que la carta del Diablo muestra a las personas con cadenas, estas están abiertas por lo que en cualquier momento nos las podemos quitar, la cuestión es ¿estamos dispuestos a hacerlo? A tenor de las cartas que aparecen a continuación, María si fue capaz de liberarse.

En el presente aparece el Emperador. Esta carta nos indica que María ahora mismo está dominando esas obsesiones que en el pasado la ataban. En este punto podemos analizar la combinación que nos proporcionan Emperador y Ermitaño invertido, pues no olvidemos que en la tirada nos había aparecido esta última carta como situación actual ¿qué puede significar? Quizás María esté llevando al extremo ese afán de controlar y racionalizar sus pensamientos, puede que para compensar lo anterior (el Diablo invertido). En este punto podríamos aconsejar, teniendo en cuenta lo que nos dicen las cartas, que se libere del pasado de forma suave y natural, sin forzar, sin querer dar un giro radical, simplemente tomando consciencia de lo que ya no sirve de su anterior forma de pensar y amoldándose de forma paulatina a la mentalidad que desea conseguir. El Emperador es una carta un tanto brusca, muy activa y a veces demasiado entusiasta, el Ermitaño invertido puede mostrar rasgos un tanto radicales, casi fanáticos, por eso conviene atemperar esa gran fuerza para encauzarla de forma positiva y constructiva.

Por último la aparición del Juicio en un futuro cercano nos augura un buen término para esa transformación a nivel mental en la que María se encuentra actualmente inmersa. Este Arcano suele anunciar un cambio por renovación o transformación, no suele tratarse de cambios abruptos o sorprendentes, más bien se trata del resultado de un proceso evolutivo que ha seguido su curso de forma natural, no es la sacudida violenta e inesperada que nos augura la Torre, es la consecuencia lógica de un trabajo previamente realizado.

El resumen que puedo extraer de estas tres cartas adicionales es que María está trabajando de forma consciente para dejar atrás una forma de pensar que ella siente caduca y poco positiva, y veo que las cartas aconsejan que aplique dosis de paciencia, no pretendiendo resultados inmediatos, sino aceptando el cambio como una evolución gradual y progresiva. Si actúa de esta forma, conseguirá sus objetivos sin lugar a dudas.

No quiero terminar esta entrada sin anticiparme a responder una cuestión técnica que seguramente algunas personas se plantearán. ¿Cómo extraer las tres cartas adicionales?
Tengo que decir que no hay una única fórmula infalible y correcta, existen varias maneras de hacerlo y cada uno debéis encontrar la vuestra, la que más os guste, la que prefiráis.
Se puede volver a mezclar todo el mazo y extraer las 3 cartas, independientemente de que vuelva a repetirse alguna de las anteriores. También se pueden recoger todas las cartas excepto el Ermitaño invertido y extraer las 3 cartas del mazo. O bien se puede dejar la tirada de los elementos sobre la mesa y sacar las 3 cartas aclaratorias del resto del mazo. Como digo, no hay una única manera de hacerlo, dejaros llevar por vuestra intuición, es importante que cada estudiante de Tarot vaya creando su código personal de lecturas y se cree sus propias normas, sus reglas personales. Puedo aseguraros que cualquiera de las formas que he apuntado son perfectamente válidas, seguid vuestro criterio.


7 comentarios:

  1. muy bien explicado, me gusto mucho...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo
      Me alegra que te guste, esta tirada está muy bien para practicar con los Arcanos Mayores, aunque por supuesto también puede utilizarse la baraja entera.

      Saludos

      Eliminar
  2. Hola Cristina,

    Espero que te encuentres muy bien, continúo leyendo tu blog, cada vez que lo leo sigo aprendiendo. Me imagino que debes estar muy atareada, pero cuando puedas por favor, trata de publicar la cruz celta, me gustaría mucho saber tu forma de leerla.
    Muchos cariños para ti y gracias por el apoyo que me diste en los momentos difíciles.

    Gato Luna

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola ¡qué sorpresa más agradable!
      Si, reconozco que no publico últimamente nada, espero que más adelante pueda dedicar más tiempo al blog. Por supuesto que dedicaré varias entradas a la cruz celta, para mi es una de las tiradas más completas que conozco y creo que es la que más utilizo. Todo llegará.
      Espero que vaya todo bien y ya sabes que siempre puedes contar conmigo

      Un abrazo

      Eliminar
  3. hola! que significado le atribuis a la luna en la posición del fuego???

    ResponderEliminar
  4. que significado le das a la luna en la posición del elemento fuego??
    muy bueno el Blog!! de lo mejor que he leído!
    gracias!!!
    salutti
    noe

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, muchas gracias por tus comentarios.
      Verás, la Luna puede tener varios significados en la posición del Fuego, recuerda que siempre hay que tener en cuenta el conjunto de la tirada y lo que percibamos de la persona que consulta.
      Podría significar que la persona se encuentra en un momento de confusión en el que puede tenga ciertos problemas para discernir entre lo real y lo ilusorio, entre lo que es y lo que le gustaría que fuese.
      Por otro lado, y en una tirada positiva, puede indicarnos que la persona atraviesa un momento bastante creativo e intuitivo; incluso que se encuentra en un momento muy fértil para el desarrollo de los aspectos psíquicos.
      La Luna presenta distintas caras y según la fase en la que se encuentre, puede ir desde la genialidad creativa a la concepción errónea de lo que la rodea, todo va a depender del contexto de la tirada.

      Saludos

      Eliminar