Páginas

viernes, 30 de abril de 2010

LA LLAMA AZUL

Ya vimos en el post anterior, que la Metafísica estudia y utiliza las Llamas, o Rayos, cualquiera de los dos nombres es válido. A mi me gusta más la palabra Llama, me parece que suena más suave. Se supone que todos los seres que habitamos este mundo, procedemos de una de estas Llamas, por eso, teóricamente, cada uno de nosotros respondemos o vibramos favorablemente a una de ellas; puesto que sintonizamos con aquello que nos es afín.

Las Llamas son siete y cada una de ellas se asocia a un día de la semana. Todas tienen su director y su elohim, a su vez ambos cuentan con su complemento, y se dicen habitan en templos que existirían en un plano paralelo al nuestro, el etérico. También encontraremos un Arcángel por Llama, además de una legión de seres espirituales adscritos a la misma que prestan su servicio a todos aquellos que lo reclamen.


Cada una de estas Llamas posee una serie de atributos y virtudes que pueden ser desarrolladas si se trabaja con ella. Recordemos que estamos hablando de Metafísica, por lo tanto todo es mental.

Empezaremos viendo la Llama correspondiente al domingo, la Llama Azul, más en concreto, se denomina Llama Azul-Cristal. Su director es el Maestro el Morya que tiene su templo en Djeerling (India) y su complemento es Lady Miriam. Se dice que en anteriores reencarnaciones el Maestro Morya fue El rey Arturo, el rey Melchor o el poeta Sir Thomas More.

Hay quien dice que en la actualidad el director de la Llama Azul es el Maestro Sirio, es cuestión de que, quien tenga interés en aprender más sobre el tema, investigue por su cuenta y elija que teoría se adapta más a su experiencia. El elohim es Hércules y su complemento es Amazona.

La Llama Azul es la Llama de la fe, la fuerza, la voluntad y la protección de Dios. Por lo tanto, a través de esta Llama, lo que se desarrolla es el Poder, la fuerza, la iniciativa, el coraje.

Como contrapartida, tenemos aquellas características poco deseables que se asocian a esta Llama cuando no se ha trabajado para el crecimiento de sus virtudes, serían la agresividad y el deseo de dominar al otro. Es la Llama del Héroe o del Tirano, según se haya desarrollado o no en nosotros su fuerza.

Teniendo en cuenta estos datos, no es difícil reconocer a los que pertenecen a esta Llama Azul. Se trata de personas que aparentan gran energía, valentía y fuerza de voluntad. Representan la acción y están capacitados para el mando. Evidentemente, aquellos que, perteneciendo a esta Llama no están demasiado evolucionados, mostrarán la cara menos amable de sus características distintivas, serán dominantes y violentos.
El Arcángel perteneciente a esta Llama es Miguel y su complemento es Fe. Se dice que Miguel es quien acompaña y protege a aquellos seres que han desencarnado. A él se pueden encomendar las almas de los fallecidos. Con su espada simbólica, dirige legiones de Ángeles, asistiendo a las almas que están atrapadas entre mundos y no tienen a nadie que ruegue por ellas.

Hay una práctica preciosa que se realiza con esta Llama que consiste en invocar al Arcángel Miguel y a sus huestes para que extiendan su protección para todas aquellas almas que no tienen quien las recuerde y a todos los fallecidos recientes, lógicamente esta invocación se hace en domingo, visualizando la Llama Azul y sintiendo como los seres que habitan en ella, responden a nuestra llamada. Aunque las Llamas pueden ser invocadas cualquier momento de la semana, siempre son más poderosas en su día correspondiente.

La idea es que se visualicen las Llamas y se pida a los seres que las habitan inspiración y ayuda para desarrollar en nosotros las virtudes que ellas nos aportan. Por la meditación y el estudio de nuestras propias características, podemos llegar a descubrir a qué Llama pertenecemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario