Páginas

miércoles, 30 de junio de 2010

LA CLAVE DE LAS CARTAS DEL TAROT

Arthur E. Waite escribió en el año 1.911 aproximadamente, uno de sus libros principales: “Pictorial Key to the Tarot”. Hay varias traducciones, según la editorial, yo utilizo el título de la edición de Editorial Humanitas, que es el que tengo.

Este es uno de los libros clave en el arte del Tarot, imprescindible si se utiliza el Tarot Rider-Waite-Colman. Aunque, vaya por delante una advertencia, quien espere encontrar en sus páginas todas las claves simbólicas que utilizó Waite para su Tarot, se sentirá defraudado. Con muy buen criterio, a mi entender, Waite insinuó, dejó entrever algunas cosas, pero lo fundamental quedó oculto, haciendo así una invitación a quien leyera el libro y utilizara sus cartas a indagar de forma personal.

De igual modo que se dice que la mejor manera de la que un padre puede querer a su hijo, es ordenándole que crezca, Waite quiso también ayudar a crecer espiritualmente a los futuros lectores de su obra, ordenándonos que pensemos por nosotros mismos. Hoy más que nunca, que todo el mundo busca facilidades y que le den todo hecho, adquiere mayor relevancia esta pedagogía del esfuerzo y del trabajo individual.

En el primer apartado del libro, el autor nos habla del origen del Tarot. Esta parte, si bien breve, es tremendamente ilustrativa, puesto que es una verdadera declaración de intenciones de Waite. Como no puede ser de otra manera, hace referencia a las teorías del origen egipcio del Tarot cuyos principales precursores fueron Gébelin y Eteilla. Waite descarta estas hipótesis, situando las raíces del Tarot en la tradición cristiana. Aunque no da una fecha concreta, si que defiende el siglo XIV como la época más probable del origen del Tarot.

También nos explica su visión del Tarot como fuente de conocimiento esotérico más que como método adivinatorio. Leamos un par de párrafos en los que explica su interesante postura ante el Tarot:

“El Tarot verdadero es simbolismo; no habla otra lengua ni ofrece otros signos. Una vez dado el significado interior de sus emblemas, se convierte en una especie de alfabeto que es capaz de combinaciones infinitas con un sentido completo”.

“Existe una Tradición Secreta relacionada con el Tarot, así como una Doctrina Secreta contenida en éste; he seguido parte de esto sin exceder los límites que se han dibujado en materias de este tipo y que pertenecen a las leyes del honor”.

No podemos olvidar la pertenencia de Waite a varias órdenes esotéricas y al mismo tiempo su militancia cristiana, sólo así podremos entender su peculiar visión del Tarot. Y es que, antes de leer un libro, siempre es conveniente abordar el contexto en el que fue escrito, así como la historia personal del autor, puesto que sólo así entenderemos el texto. Propongo pues, a quienes se animen a leer esta obra de Waite, que traten de sustraerse de sus ideas personales sobre el Tarot y de sus fobias o filias hacia el autor; que lo lean como si fuera una obra completamente novedosa, de un autor recién descubierto y sobre un tema desconocido.

En apartados siguientes, Waite hace una relación, de los significados simbólicos y adivinatorios de los Arcanos Mayores y Menores. Debo aclarar que, como ya he mencionado más arriba, no es una explicación exhaustiva y en profundidad, al contrario, nos da claves para que nosotros desarrollemos, por medio del trabajo individual, todo el trabajo simbólico, que es mucho más de lo que a simple vista pueda parecer.

Por último, algunas tiradas y explicaciones sobre la vertiente adivinatoria del tarot, todo muy somero y conciso. Como colofón, una bibliografía, de la época, en las que podemos encontrar a autores que van de Gébelin a Eliphas Lévi, pasando por Eteilla o Papus. Como podéis ver, todos ellos personajes clave en la historia y evolución del Tarot.

En resumen, un libro recomendable para todas aquellas personas que tienen un interés por el Tarot real, utilicen o no la baraja diseñada por Waite (y dibujada por Pamela, no lo olvidemos). Por supuesto es imprescindible para todos los que utilizamos este mazo o cualquiera de los muchos que se basan en sus principios.

Aunque yo siempre recomiendo alguna página para descargarse libros de forma gratuita, en esta ocasión, no he encontrado ningún enlace para conseguir este libro en español, solo en inglés. (Lo ideal sería comprar libros, no descargarlos, pero suelen ser muy caros y no todo el mundo puede permitírselo). Si algún amigo del blog conoce alguno, se lo agradecería enormemente. De todas formas, hay una serie de libros que merece la pena comprar y tener como libros de cabecera, sin duda este es uno de ellos.

En esta página, escribiendo el nombre de Waite, podéis descargar varios libros suyos, eso sí, en inglés.

http://www.buscapdf.com/buscar.php

Leer más...

lunes, 28 de junio de 2010

LA LLAMA VERDE

En nuestro recorrido por las 7 Llamas, o los 7 Rayos, como se prefiera, llegamos a la Llama del jueves, la Llama Verde. Esta es la Llama de la curación, la consagración y la verdad. Hay que resaltar que por curación se entiende tanto la física como la espiritual. El director de esta Llama es el Maestro Hilarión quien, según parece, en una encarnación anterior fue el apóstol San Pablo. No está claro quien es su complemento, pudiera ser Pallas Atenea según algunas versiones.

Su templo en el etérico estaría en la isla griega de Creta. La misión de este Maestro Ascendido es establecer la verdad, bajo cualquier circunstancia. Cuando enfrentamos situaciones poco claras, en aquellas ocasiones en las que no hay más que engaño y la verdad está oculta o disfrazada por la mentira, es el momento de invocar el manto verde de la verdad del Maestro Hilarión, pidiendo que nos cubra por completo, a nosotros, a la situación o a las personas involucradas en el asunto.


Esta es la Llama de la ciencia, de la medicina, de los inventos y de la religión en su sentido espiritual, por eso se dice que es la Llama de los místicos. Aquellos que pertenecen a la Llama Verde y aún no han evolucionado, se vuelven ateos y descreídos.

El Arcángel de esta Llama es el sanador por excelencia: Rafael y su complemento la Madre María. Aquí encontramos a aquella personas que tienen que ver con la curación, sean médicos, enfermeros, científicos, farmacéuticos, sanadores… y también todas aquellas personas que se ocupan de servir a Dios y a la humanidad en el mundo físico de forma voluntaria y altruista, consagrando su vida a ello, sean sacerdotes, rabinos, monjas, lamas, imanes, frailes,…

El Arcángel Rafael consagra nuestro cuerpo si se lo pedimos. Si nuestros ojos solo ven cosas negativas, pidamos que los consagre para que solo veamos bondad y amor. Según dice Rafael: “Yo reconsagraré cualquier vehículo tuyo veinticuatro veces cada hora si así me lo pides. Si lo necesitas, pídemelo. Asistiré, es mi razón de ser”. Y no olvidemos que la petición obliga a la respuesta. También, por supuesto, podemos pedir la curación, puesto que es una de sus principales misiones; del mismo modo que aquellos lugares en los que se dice que se aparece la Madre María, se convierten en lugares de sanación (pensemos, por ejemplo, en Lourdes), hemos de tener presente que Rafael es llamado el Médico del Cielo.


El Elohim de esta Llama es Cyclopea, el Ojo de Dios, también conocido como Vista, su complemento es Cristal. Cyclopea es el Elohim de la música y la concentración. Una de sus misiones es atender el tono cósmico del sistema planetario, teóricamente nuestro planeta debe emitir una sinfonía que armonice con la sinfonía cósmica.

Recordemos que los pensamientos, las palabras y los sentimientos de los hombres, crean una especie de aura que recubre el planeta, cuando este aura tiene una carácter positivo, se armoniza con la música de las esferas, pero, al contrario, si el aura tiene un carácter negativo, lo que se dará será una desarmonía absoluta.

Alguna vez me han preguntado si yo realmente creía en todo esto, es decir, si realmente yo creía en la existencia de estos Rayos o Llamas de colores, en un tipo que se llama Hilarión u otro que se llama nada menos que Serapis Bey, si creía que una hueste de Ángeles atendiendo a mis pensamientos rosas me iban a arreglar la tostadora averiada, etc. Mi respuesta es NO LO SE y SI.

Trataré de explicarlo. Pensemos que la Metafísica no es más que la aplicación práctica y rigurosa de los Principios Herméticos; para facilitar la comprensión y utilización de las herramientas que dichos principios ponen a nuestra disposición, se utilizan una serie de figuras arquetípicas que nos facilitan el trabajo. Es decir. No se si existe un Maestro Ascendido que se llame Hilarión y que tenga un retiro espiritual en Creta., pero si creo que existe un principio espiritual que nos acerca a la verdad, que es la energía que personifica esta figura arquetípica.

Tampoco se si hay un Arcángel que se llame concretamente Rafael y que nos ayude a curarnos, pero creo que hay una fuerza curativa, tanto física como espiritual, que está a nuestra disposición siempre y cuando sepamos como acceder a ella y utilizarla. Y así podría decir de todos los componentes de todas las 7 Llamas.

Creo que se dan una serie de fuerzas y energías espirituales, no visibles para el ojo humano, y que se puede acceder a ellas a través de estados especiales de conciencia. Dichas fuerzas son tan sutiles que necesitamos un puente que nos ayude a acceder a ellas; al dotar a dichos puentes de nombre, rostro e incluso cierta entidad personal, se facilita el trabajo subconsciente, puesto que pocas personas tienen la capaz de abstracción tan grande que se precisa para conectar con esas energías que no entendemos y no estamos acostumbrados a manejar, de forma directa.

Esas entidades son arquetipos que nos acercan a esas fuerzas, nos ayudan a concentrarnos y canalizar nuestra atención en una sola dirección. Por eso cuando digo que NO SE si creo, me refiero a que dudo en la existencia real de estas entidades como seres individualizados, por ejemplo tal Maestro con sus ojos azules, el pelito largo y lacio, con su túnica de determinado color, etc., aunque tengo las mismas pruebas de su existencia como de su no existencia.

Pero cuando digo que SI creo, es porque efectivamente creo en la existencia de las energías arquetípicas que encarnan. Creo en fuerzas benéficas que nos rodean, como desde pequeña las he conocido por el nombre de Ángeles, así las llamo, no se si tienen alas y tocan la lira entre las nubes, pero si quiero invocar dichas energías, la imagen iconográfica habitual de los Ángeles, me ayuda a centrarme en dichas energías. Así que cuando las evoco, pienso en el Ángel de toda la vida, con sus alitas y sus rizos dorados.

Creo que el hecho de dotar de cara y nombre a esas energías, me ayuda a tomar contacto con ellas, así que, todo lo que sea facilitar el trabajo… bienvenido sea.

Leer más...

viernes, 25 de junio de 2010

S.O.S., ESTE ARCANO NO CONTESTA II

Si hemos revisado nuestras conexiones y estas funcionan correctamente, tendremos que investigar un poco más. Los Arcanos suelen mostrarse comunicativos, yo diría que incluso francamente amistosos. Así que una vez que nos hemos cerciorado de que el problema de comunicación no reside en la disposición física y/o anímica, se precisa una indagación más a fondo.

Entre las posibles causas de la incomunicación, si se establece un ranking, la número uno, de forma indiscutible sería la FE, o mejor dicho, la falta de FE. Es importante distinguir dos conceptos que a veces se confunden: no es lo mismo decir: “Yo Creo” que decir “Yo Quiero Creer”. La Fe se tiene o no se tiene, si que es verdad que se puede cultivar y acrecentar, pero hay que trabajar sobre ella cuando no surge de forma espontánea.


Del mismo modo que no podemos obligar a creer en algo a una persona, tampoco nos podemos obligar a nosotros mismos. Puede que necesitemos creer, o que deseemos creer; tal vez nuestra mente consciente nos diga: “Sería bueno que creyeras” Pero si tu mente subconsciente ha decidido que no cree, ya tenemos establecida la lucha entre lo que “es” y lo que “quiero que sea”.

Trasladando esta cuestión de Fe a los ejercicios de meditación con los Arcanos, podemos entender que si tú realmente no crees que se pueda establecer un contacto directo con el arquetipo representado por las distintas figuras del Tarot, si no crees que los Arcanos pueden dar respuesta a tus inquietudes, aconsejarte, guiarte y ayudarte, si no crees que tu mente y tu espíritu no tienen que estar necesariamente encerrados en tu cuerpo físico y pueden trasladarse al lugar que quieran, cuando quieran y como quieran, si no crees que eres algo más que materia y que te anima ese algo inmortal e inmaterial que es prácticamente imposible de definir… si todas esas cosas no las crees de corazón, entonces será altamente improbable que establezcas contacto con algo que no esté exclusivamente materializado en el mundo físico.

Puede ser que tengas una buena capacidad de relajación física, que seas capaz de aquietar el cuerpo y también la mente, pero no podrás pasar de ese escalón, porque tú mismo te impedirás ir más allá, puesto que no crees que más allá exista algo. Así que ¿qué tal si revisas tu sistema de creencias? ¿Tu problema es que quieres creer y no puedes o es que directamente no puedes ni quieres creer? Para lo primero puede que exista una solución, para lo segundo no.

Mucha gente se preguntará ¿cómo puedo adquirir la Fe si no la tengo? En primer lugar podría decir que si quieres creer, pero te cuesta, ya tienes algo a favor, y es que tienes el deseo, es decir, dentro de ti hay cierta inquietud, una inclinación, puede que el problema es que esa semillita sea incapaz de crecer porque está sepultada bajo capas de materialismo, escepticismo, relativismo… En general, la sociedad actual sólo cree en el aquí y en el ahora, en lo material y tangible. Y el trabajo meditativo que yo propongo está en el polo opuesto, puesto que es olvidarse de lo momentáneo para trascender el mundo tridimensional en el que habitualmente nos desenvolvemos.

Los deseos y la búsqueda de trascendencia han quedado arrinconados en el día a día de la gente corriente. Como el ambiente que nos rodea es escéptico, ese mínimo impulso de Fe no encuentra corrientes afines que puedan propiciar su desarrollo y por eso ahí queda, escondido y en estado embrionario. La buena noticia es que si alguien, que quiere creer pero no puede, está leyendo estos párrafos, es más, si visita este blog u otros de similares contenidos con cierta asiduidad, es porque tiene la semilla de la Fe en estado latente. Si no, una simple ojeada a lo que escribo, le habría bastado para cerrar esta página y dedicarse a ver otras cosas más afines a sus intereses. Así que, si sigues leyendo, algo tienes dentro, de ti depende que se desarrolle o que siga dormido e inutilizado.

Para mí no hay mejor antídoto contra el descreimiento que informarse, indagar, leer, hablar con personas que tienen creencias fuertes y arraigadas en lo trascendente… conocer experiencias que otros han tenido, animan a abrirse a todas las posibilidades y dejar de lado los prejuicios. Y después, el trabajo introspectivo, meditar sobre la existencia, sobre lo que somos y lo que no somos, abrir la mente y el corazón para recibir respuestas; si se insiste, éstas llegan.

Recuerdo, hace ya bastantes años, que conocí una persona, a quien llamaré R. que asistía con asiduidad a conferencias, cursos, talleres e incluso recibió la iniciación en una orden esotérica tradicional, la Orden Rosacruz. Pero esta persona era incapaz de creer en nada que sus ojos no vieran, por más que deseaba creer en algo más, no lo conseguía, y así iba, de libro en libro, de curso en curso, de grupo en grupo, tratando de buscar fuera lo que dentro de sí no encontraba.

Un día, hablando sobre este tema, me contó que había estudiado en un colegio de curas y su experiencia había sido mala, así que aborrecía todo lo que tuviera que ver con la religión, Dios, etc. He ahí el problema, esta persona había establecido una relación unidireccional, es decir, mi experiencia con lo trascendente en la infancia y juventud fue mala, así que todo lo que venga de ahí es malo. Su idea de Dios era negativa, y todo lo que se relacionara con Dios o con el mundo espiritual, era malo. Pero… seguía buscando y buscando.

Evidentemente cada uno estructuramos nuestro mundo partiendo de nuestras propias vivencias. En mi caso, yo también he recibido una educación católica, he ido a un colegio de monjas y no tengo ningún trauma, ni odio a Dios ni a la Iglesia, hay cosas con las que no estoy de acuerdo, así que respeto pero no comparto. Con los años he ido entendiendo que ninguna religión tiene la exclusiva del mundo espiritual, ni del creador del mundo. El problema de esta persona de la que hablo es que odiaba al Dios católico y para él, ya era mala la idea de Dios, entendiendo a Dios como concepto global, no a un Dios determinado.


Por eso buscaba la Fe en las distintas actividades en las que participaba, pero no la encontraba puesto que su odio a lo trascendente estaba tan arraigado que era incapaz de intentar un acercamiento desde otra perspectiva. Yo intenté trasmitir la idea de una fuente creadora, que se puede llamar Dios, Yavé, Alá, Sustancia ilimitada, Fuerza Cósmica, o Paco, ¡qué más da!, no importa el nombre, sino la idea. Reconozco que no tuve ningún éxito, como tampoco lo tuve al intentar explicar el concepto de seres multidimensionales, el concepto espiritual… R. ya había decidido que “no podía creer” y así siguió, buscando pero sin hallar nada, porque su falta de Fe no permitía que ninguna creencia arraigara en él.

El ejemplo de esta persona creo que es bastante ilustrativo y nos explica muy bien una de las mayores causas de fracaso a la hora de trabajar a nivel espiritual con los Arcanos. ¿Cómo voy a establecer contacto a nivel espiritual si no creo en la existencia del espíritu? Por muy buena voluntad que pongas, si no crees en lo que estás haciendo no obtendrás ningún resultado. Por eso, es importante revisar las creencias que se tienen. ¿No crees pero quieres creer? Investiga, aprende, analiza, escucha a otros y una vez que ya has alimentado el intelecto, medita, trata de sentir, invita a tu ser interior a experimentar.

Llegará un momento en que la Fe se transformará en certeza, entonces, podrás hablar con los Arcanos o con cualquier entidad o arquetipo que desees en la dimensión espiritual. Si no me crees… prueba a hacerlo y después nos cuentas.

Leer más...

martes, 22 de junio de 2010

EL PROTECTOR FANTASMAL

Federico Temple Blackwood, más conocido como Lord Dufferin era un político inglés que ocupó altos cargos en la diplomacia británica del siglo XIX. Su carrera diplomática es impresionante, incluso escribió una serie de libros de viajes que tuvieron un gran éxito.

Fue gobernador general de Canadá, embajador en Rusia, Turquía, Francia… y Virrey de la India. Como podéis comprobar, nuestro protagonista de la historia de hoy era una eminencia en su época, y los hechos sorprendentes que vivió, se conocen por haber sido narrados por él mismo, lo que hace que tengan una cierta credibilidad.

Corría el año 1.880 y Lord Dufferin pasaba unos días de descanso en la casa de campo de un amigo, en Irlanda. Una noche se despertó sobresaltado. Algo hizo que sintiera el impulso de levantarse de la cama y mirar por la ventana. A la luz de la luna, divisó en el jardín una figura encorvada, era un hombre de escasa altura que avanzaba a duras penas cargando sobre su espalda lo que parecía un ataúd.

Lord Dufferin, una vez repuesto de la sorpresa inicial, reunió el valor suficiente para salir de la casa e increpar al individuo, “¿Qué hace usted ahí?” gritó. El hombrecillo levantó la cabeza y el Lord puedo ver un rostro arrugado, delgado y bastante repulsivo. No dijo nada, simplemente siguió andando y, según declaró Lord Dufferin, desapareció pasando a través suyo.

Imaginemos la sorpresa de su anfitrión cuando, a la mañana siguiente, Lord Dufferin relató lo sucedido. Se registró el jardín pero no se encontró ningún indicio que avalara la historia del Lord.

Cerca de 10 años después, Lord Dufferin estaba destinado como embajador en París. Atendiendo a sus deberes diplomáticos, un día se encontraba asistiendo a una recepción en el Grand Hotel de París. En un momento determinado, cuando iba a entrar en el ascensor del hotel acompañado por su secretario, Lord Dufferin contempló horrorizado que el ascensorista no era otro que el hombrecillo que años atrás viera en el jardín de la casa de su amigo irlandés.

Lord Dufferin decidió, en vez de subir al ascensor, acercarse al mostrador de recepción con su secretario, para averiguar la identidad de aquel misterioso individuo. Cuando intentaba sonsacar al empleado, que negaba que ninguna persona de tales características trabajase en el hotel, un ruido estrepitoso sorprendió al Lord y a sus interlocutores a los pocos segundos. El cable del ascensor se rompió al llegar este al quinto piso, cayendo a vertiginosa velocidad para estrellarse en la última planta.

No hace falta decir que todos los ocupantes del ascensor fallecieron en el acto. Ni la dirección del hotel, ni los investigadores del accidente, pudieron averiguar quién era el individuo. Lord Dufferin siempre tuvo el convencimiento de que aquel hombrecillo era una especie de protector y que gracias a él, había esquivado la muerte segura que habría supuesto entrar en ese ascensor.

¿Quién era el personaje que salvó la vida del Lord? ¿Un demente? ¿Por qué apareció en el jardín de la casa irlandesa llevando un ataúd? Las preguntas sin contestación son muchas. Hay un dato que me parece imprescindible saber para comprender lo que sucedió realmente, pero que no he logrado encontrar en ninguna crónica de este suceso: ¿Se encontró el cadáver del individuo? Y si es así, ¿se hizo autopsia? También me pregunto, si realmente existió el ascensorista: ¿era el mismo personaje que el que paseaba por el jardín? ¿O el Lord confundió a dos personas distintas? ¿O quizás el hombre del jardín fue imaginario y el segundo real? ¿Serían los dos imaginarios?

Sería muy interesante saber si este hombre realmente existió o sólo fue visto por Lord Dufferin. También sería interesante conocer la versión del secretario del Lord, ¿vio él al individuo realmente? En fin, son muchas las preguntas pero muy pocas las explicaciones, así que este es uno de tantos misterios que, probablemente, nunca se resolverá.

Leer más...

lunes, 21 de junio de 2010

EL OJO DEL MAL (THE EYE)

Desde hace unos años, los japoneses parecen haberse especializado en películas de terror, que en general son bastante interesantes. Al poco tiempo de su estreno, aparece casi de forma automática la versión norteamericana que suele ser bastante fiel a la original, pero más occidentalizada. Este es el caso de la película de hoy. Se trata de la versión americana de una película japonesa bastante escalofriante, terrorífica en algunos momentos.






Curiosamente, yo he visto más versiones japonesas que americanas, pero en esta ocasión, no conocía esta película y me la recomendó Ivana, gran amiga del blog, así que vi la versión americana y realmente me ha impactado. Es una historia terrible y agobiante. El argumento, sumamente original.

La protagonista es Sydney (Jessica Alba) una joven violinista ciega desde los cinco años. Sydney hace una vida completamente normal, está perfectamente integrada en la vida laboral y vive en un cómodo apartamento en el que se maneja perfectamente sola. Ha decidido someterse a un transplante de córnea, puesto que desea ver, por encima de todas las cosas. Ya de niña tuvo una operación similar, pero rechazó el trasplante. En esta ocasión tiene una gran fe en un resultado positivo.

La operación ha sido un éxito. Arropada por su hermana mayor Helen (Parkey Posser) y por un neurólogo, Paul Faulkner (Alessandro Nivela) que se encargará de ayudarla en el proceso de adaptación a su nuevo estado, Sydney comienza lo que espera sea una nueva vida. Pero, al mismo tiempo que va recuperando la vista, Sydney comienza a ver cosas extrañas, habitaciones cambiantes, seres imposibles y personas que aparecen de la nada más absoluta, para luego desaparecer de igual forma… Sobre todo, lo más inquietante, las imágenes inconexas de un terrible incendio y el número 106, que aparece constantemente en sus sueños y en sus visiones.

Su entorno empieza a dudar de su estabilidad mental, pero ella sabe que lo que ve no son imaginaciones suyas, sino imágenes reales que, de algún modo, están ligadas a la persona que donó sus córneas. Así que su objetivo primordial pasará a ser encontrar, como sea, a su donante.

Realmente el argumento base es impactante: la posibilidad de que esas córneas transplantadas sigan viendo las cosas que veía su original dueño. Esto ya de por sí es una idea terrible. Pero a mi también me parece angustioso el hecho de tener que empezar a conocer como son las cosas conociéndolas a través de un nuevo sentido; la protagonista tiene que adaptarse a las tres dimensiones visuales. Este hecho está muy bien reflejado en la película. Como la cuesta comprender la profundidad, las distancias, orientarse entre tantos estímulos visuales.


Ahora bien si ya de por sí esta nueva capacidad es difícil de asimilar, Sydney tiene un añadido y es que debe sufrir una serie de visiones paranormales, por eso la cuestión principal, tanto para la protagonista como para el espectador, es intentar distinguir lo “real” de lo “fantasmagórico”.

Desde luego, es una película entretenidísima. No es repugnante, no es del género casquería (sangre y vísceras a tutiplén) sino que entra en la onda del cine de fantasmas y ¡Ojito! (y nunca mejor dicho), con los sobresaltos, hay unos cuantos y aunque los ves venir, te asustas igual. Vi ayer la película y aseguro que pegué unos cuantos grititos. Merece la pena, os animo a pasar un terrorífico buen rato:

http://www.peliculasyonkis.com/pelicula/the-eye-visiones-2008/

Leer más...

domingo, 20 de junio de 2010

MÁS PRÁCTICAS CON LA TIRADA DE PROS Y CONTRAS

No hay grandes trucos para leer el Tarot, simplemente es cuestión de práctica. La experiencia se adquiere a base de lecturas de todo tipo. Tiradas de pocas y de muchas cartas, más simples, más sencillas, de carácter general o para casos concretos. Pero sobre todo hay que realizar muchas tiradas. No hay otro camino.

Muchas personas, cuando empiezan a estudiar Tarot, creen que no avanzan lo suficiente porque conocen pocas tiradas. Erróneamente se asocia la idea de tener un arsenal de decenas de tiradas con ser un buen lector de Tarot. Pienso que es mejor conocer pocas tiradas pero en profundidad. En muchas ocasiones, el querer abarcar demasiado, lleva a tener un conocimiento muy superficial y cuando no dominamos una tirada con seguridad, surgen las dudas, los titubeos ante la interpretación.

Por eso es importante afianzarse en una tirada para pasar a otra; sinceramente pienso que es mucho más lógico y productivo que mariposear entre varias tiradas, sin conocer los entresijos de ninguna. Es la eterna elección entre la calidad y la cantidad, si tú también piensas que es más inteligente optar por la primera, te interesará seguir practicando, si no, te aburrirá lo que viene a continuación.

Una cuestión interesante es la que se plantea a la hora de ejercitarse. Para practicar hay que tener gente que consulte pero aquí se produce un gran conflicto: ¿cómo voy a leer las cartas a una persona si apenas conozco los significados y la tirada? En primer lugar, no pasa nada por tener que consultar nuestros apuntes, es mejor eso que inventar. Si durante tres años tienes que leer las cartas con tu cuaderno de anotaciones al lado, hazlo. Si a alguien le parece mal que vaya a otro lado a consultar.

Se trata de nuestro propio aprendizaje y hemos de seguir el ritmo que nos corresponda, no vamos a aprender más por deshacernos de los apuntes rápido, en muchas ocasiones, te encuentras con un montón de cartas que no sabes muy bien que significan, los conceptos aún no los has asimilado, están prácticamente prendidos con alfileres y, ante el menor titubeo, se bloquea la mente y ya no sabes como seguir.

No hay nada mejor que practicar a diario, insistir con el mismo tipo de tirada una y otra vez para, por un lado conocer todos los entresijos de la tirada, y por otro, familiarizarte con los distintos significados de las cartas. Por eso, lo que ya he dicho en otras ocasiones: inventa consultantes, imagina situaciones y cuestiones, créete lo que estás haciendo y llegará un momento en que las cartas dejarán de ser un complicado galimatías, para ser un libro abierto en un lenguaje que conoces y dominas.

Así que, no nos desanimemos y sigamos imaginando situaciones y consultantes para practicar con nuestras lecturas. Una serán más sencillas y otras más complicadas, pero la única forma de aprender realmente es enfrentarte con situaciones que pongan en juego nuestra capacidad de asociación así como también nuestros conocimientos… si conseguimos salir triunfantes de tiradas tan enrevesadas, podremos enfrentarnos a casi cualquier reto. Vamos a inventarnos pues un personaje y una supuesta consulta, no dejemos de practicar, es importante. Y hoy veremos que, en ocasiones, las cartas pueden mostrarnos una cara poco o nada amable.

Nuestra consultante imaginaria en esta ocasión se llama Gloria y tiene 36 años, su pregunta es sobre su vida sentimental. Se encuentra en un período de separación temporal de su actual pareja, Marcos de 39 años; según nos cuenta, las discusiones eran constantes y cada vez tenían menos cosas en común. La relación, tras 5 años, había sufrido un gran desgaste y, a pesar de varios intentos de arreglar las cosas, han decidido de mutuo acuerdo que es mejor tomarse un tiempo.

Una vez que ya tenemos los datos mínimos para saber en qué situación se encuentra nuestra consultante, vamos a concretar la pregunta: ¿Existe posibilidad de reconciliación entre Gloria y Marcos? Una vez que hemos centrado la cuestión, procedemos a barajar y extraer las tres cartas para nuestra tirada de Pros y Contras. Este es el resultado:



Una primera impresión nos hace ver que la relación no tiene demasiadas posibilidades de continuidad. El conjunto de cartas no es excesivamente optimista pero, y esto siempre hay que tenerlo en cuenta, incluso de las tiradas más negativas, podemos sacar una enseñanza beneficiosa. Aquí podríamos plantearnos qué es lo que realmente esperamos obtener del Tarot: podemos buscar una simple relación de hechos sin más o podemos intentar buscar guía y consejo, yo particularmente utilizo la segunda opción, me parece más constructiva. Intentemos leer estas tres cartas de un modo que pueda orientar a Gloria, no confundirla más.

En Contra: La Estrella invertida. Esta carta es realmente bella, pero está invertida y aparece como oposición. Nos previene claramente contra las falsas esperanzas y nos recuerda que no debemos obcecarnos en proyectos que no tienen demasiada posibilidad de realizarse. Teniendo estas fuerzas en contra, podemos pensar que la situación se va a complicar. Es muy importante tener muy claro el significado de esta posición. Aquí no habla de cosas negativas que puedan pasar en un futuro más o menos cercano, esta carta se refiere a los obstáculos que actualmente existen en esta relación y que pueden operar en contra de una posible reconciliación.

Tal vez nuestra consultante ha pensado que todo se va a arreglar de una manera mágica y milagrosa, o puede que su actitud sea la de cerrar los ojos a los problemas que ya existían en su relación con Marcos. Cuando la Estrella aparece invertida siempre nos hace una llamada de atención: “Oye, aterriza en el mundo real”. Muchas veces no vemos o no queremos ver las cosas tal como son, preferimos teñir las situaciones de color de rosa, y volver la mirada ante los problemas pensando que se arreglarán por sí solos. No se trata de tener una visión pesimista de las cosas, simplemente es cuestión de sincerarse, ver lo que hay y, una vez que sabemos con qué podemos contar, tomar una actitud determinada ante los hechos.

Pros: El Juicio. Me parece muy positivo tener a favor esta carta. El Juicio en muchas ocasiones es una especie de desatascador de situaciones trabadas y complicadas; su posición benéfica en la tirada nos anuncia una regeneración, una transformación total y profunda, tanto en nosotros mismos como en la situación por la que nos estamos interesando. Este Arcano nos recuerda que siempre hay un nuevo comienzo detrás de cada acontecimiento que nos sucede, por muy horrible que nos parezca a priori, más tarde vendrá un renacer. A veces, para que las cosas nos vayan bien, primero tienen que empeorar. Es lo que los místicos llamaron la noche oscura del alma. Cuando te sumerges en una piscina, te hundes hasta el fondo, pero simplemente es porque vas a tomar impulso para volver a subir.

Resultado: El Mago Invertido. Bien, llegamos a lo que podríamos denominar la resolución, esta carta es lo que seguramente va a pasar, teniendo en cuenta lo que nos han contado las dos anteriores. Evidentemente esta carta no es demasiado positiva, no hay que tratar de engañarse al respecto. Parece que nos augura el fracaso de la relación. Recordemos que la pregunta exacta era ¿Existe posibilidad de reconciliación entre Gloria y Marcos? Bien, teniendo en cuenta que en contra tenemos ideas equivocadas e irreales al respecto, a favor tenemos un desbloqueo de una situación estancada, es evidente que va a darse un movimiento, pero no en la dirección esperada.

Sería un buen momento para sugerir a Gloria que se sincere, que se pregunte a sí misma si realmente tenía fe en una reconciliación. La Estrella invertida parece que nos quiere decir que Gloria niega la realidad, pero una cosa es que nos neguemos a ver algo y otra que no sepamos que exista. Cuanto hay de ingenuidad y cuanto de autoengaño, eso es algo sobre lo que Gloria debería meditar. Por otro lado, el Juicio es una carta que trae promesas de cambios, así que hemos de centrarnos en lo positivo de esta carta sobre todo. Se trata de sumar, no de restar.

El Mago domina las situaciones con habilidad y sutileza, sin aparente esfuerzo. Pero cuando está invertido, se vuelve torpe, se siente desbordado por lo que le sucede y no es capaz de manejarse ante las dificultades. Este Arcano se crece en las tribulaciones si está derecho, pero se pierde en ellas invertido. Teniendo el Mago invertido como resultado, parece que la reconciliación sería trabada, forzada y con nula fluidez, en resumen, poco exitosa.

Parece que la relación está abocada al desencuentro más que a la reconciliación. Pero tal vez sea un final que a la larga beneficie a los implicados, esta es una idea que merece la pena tener en consideración. Una tirada constructiva ayuda a avanzar al que consulta, nunca debería servir para que se regodee en sus miserias y su mala suerte. Así que podemos pensar que lo que se nos anuncia es para bien de Gloria, no para su desgracia.

Aquí es cuando hemos de parar, dejemos que Gloria cuente lo que opina al respecto, que de rienda suelta a sus preocupaciones o se las guarde para sí, pero no debemos opinar o juzgar, sobre todo procurar evitar la tan temida frase que comienza así: “Lo que tienes que hacer es…” Las cartas no nos han dicho que tenga que hacer esto o lo otro, ellas se han limitado a decirnos: Esto está a favor, esto está en contra, así que lo más probable es que acabe sucediendo esto otro. Ya veremos algunas tiradas que específicamente incluyen cartas como consejo. Pero no es el caso de la tirada de Pros y Contras.

Leer más...

sábado, 19 de junio de 2010

TAROTS DEL PIAMONTE I

La zona del Piamonte también tuvo sus versiones propias del Tarot. Ya a mediados del siglo XVI Francesco Piscina, un estudiante de la universidad Monte Regale, escribió una obra sumamente interesante: “Discurso sobre el orden de las figuras del Tarot”, tema que hoy en día a los estudiantes de Tarot nos sigue apasionando y sobre el que seguimos debatiendo.

Se trata de un ensayo en el que el autor hace un estudio sobre las distintas formas de jugar a los naipes en la zona piamontesa, pero esa no es la parte más interesante. En su obra, Francesco opinaba que la numeración de los Arcanos seguía un orden muy concreto de cara a proporcionar una serie de enseñanzas morales. El Loco sería el bufón y narrador de la historia, que representa el recorrido por las experiencias vitales que constituyen los triunfos del Tarot.

De este modo, todos los Arcanos Mayores van desfilando ante nosotros encarnando las distintas cualidades que ha de aprender el ser humano a lo largo de su vida, hasta llegar a la culminación, que sería la perfección absoluta representada por los Cuatro Evangelistas que aparecen en el Arcano del Mundo. Así que ya en el siglo XVI nos encontramos con una de las muchas interesantes teorías que tratan de explicar, no tanto el origen como la función del Tarot. Para Francesco sería una especie de compendio de educación moral siguiendo la fe cristiana.

Como puede verse, este libro es una prueba documental de primer orden para quienes se interesan por la historia del Tarot y los movimientos que se fueron produciendo, geográficamente hablando, en su expansión europea. Curiosamente, de épocas posteriores al libro de Francesco Piscina, que se sitúa en el año 1.565, se conservan varios documentos oficiales que hacían referencia a la fabricación, distribución y venta de los naipes en general y del Tarot en particular, pero no nos han llegado barajas completas, solamente alguna carta solitaria y en pésimo estado de conservación.

La razón de esto es muy simple, el papel en la zona era muy barato, así que proliferaron los editores de cartas, pero no se conservan naipes en buen estado puesto que la materia prima era barata, porque era de baja calidad, así que no resistió el paso del tiempo.
La primera baraja completa y bien conservada que nos encontraremos del Tarot piamontés es una impresa en el año 1.736 en Serravalle Sesia, en la provincia de Vercelli. Su editor se llamaba Giuseppe Ottone y actualmente se conserva en el Musero Fournier de Naipes de Vitoria-Gasteiz. De años posteriores se conservan algunas barajas que se creen de la misma zona.

Realmente no destacan por su originalidad, puesto que son prácticamente clónicas de los Tarots de Marsella de la época. El diseño es muy parecido al de las francesas, como también es similar enl proceso de realizaciónasí que no podemos decir que aporten demasiado a la creatividad dentro del diseño del Tarot.

En el Tarot de Serravalle, quizás destacaría la figura del Diablo con esos seres del inframundo surgiendo de las llamas. También la sorprendente versión del Sol con esa especie de danza que realiza la pareja en un florido jardín. Cabe destacar la torsión imposible del cuello de la joven (cercano a los que realizaba la niña del Exorcista).


La Fuerza también impresiona, sometiendo al león al aplastar su lomo con los pies y la Justicia alada… Realmente son sólo detalles que me llaman la atención. La cuestión de fondo es que, salvo detalles pictóricos, la línea que siguen estas cartas es muy similar a la marcada por los Marsellas. Veremos en la próxima entrada, como evolucionaron con el tiempo los Tarots Piamonteses.

Aquí podéis conocer las imágenes del Tarot de Serravalle

Leer más...

viernes, 18 de junio de 2010

SIETE DE OROS

Tras varias cartas de imágenes grupales, nos encontramos con un único protagonista. La silueta del personaje del Siete de Oros se alza ante un cielo triste y gris. Junto a él, los frutos de su trabajo; esa frondosa planta que vemos salpicada con los brillantes pentáculos es el resultado de su trabajo y tesón.

Pero no parece muy contento con lo obtenido. Observemos atentamente su rostro, realmente no refleja satisfacción por el trabajo bien hecho, por los efectos que han tenido sus desvelos… parece indiferente, casi diría que triste. ¿Cómo puede ser esto? ¿No debería estar radiante por sus logros?

Ahora mismo la postura que muestra su cuerpo es de reposo. Sus piernas se separan asentándose en el suelo firmemente, y es que esta carta está arraigada, como todos los Oros, en lo material, en el aquí y el ahora, en el mundo de la materia, de lo físico. Sus manos descansan sobre la vara de lo que parece una azada, que representa la fuerza de voluntad y el impulso activo, pero ahora la vara descansa al igual que su dueño, puesto que el ciclo de trabajo ha concluido y llega el momento de obtener sus frutos.

Pero la apariencia de reposo es solo eso, apariencia. La vara está vertical, podríamos decir que en estado de alerta, preparada para actuar si fuera preciso, al igual que el agricultor, que tampoco está del todo relajado, parece más bien que espera una señal para moverse. Pensemos qué puede ser lo que lleva a este personaje a no relajarse, a no sonreír, a no disfrutar plenamente de lo obtenido.

Muy sencillo, el triunfo material no ha cubierto sus expectativas, siente que necesita algo más, está insatisfecho. Esta figura representa de manera magistral esa persona que lucha sin tregua para conseguir una meta y, una vez conseguida, comprende que ya no le interesa, que no era lo que buscaba realmente. Tal vez sea debido a que cuando los objetivos son exclusivamente materiales, no llenan por completo al ser humano; y muchas veces la emoción que produce la lucha es mucho mayor que el disfrute del resultado.

También, y ese es otro de los principales significados de esta carta, nuestro personaje puede estar haciendo una pausa valorativa, como si meditara qué paso debe ser el siguiente. Sería un alto momentáneo en el proceso del crecimiento para determinar qué camino tomar. Podría estar preguntándose: ¿qué hago, recolecto o espero a que siga creciendo?

Esa inmensa mata, entre cuyas hojas surgen los pentáculos, es el fruto del trabajo del personaje del Siete de Oros. Ha trabajado a favor de la naturaleza por lo tanto ha obtenido sus frutos y, si nos fijamos, a sus pies hay un pentáculo que no trepa por la mata como los otros seis. De los frutos obtenidos ha seleccionado uno que será, tal vez, la semilla de otra futura mata.

El ser humano vive actualmente en el mundo físico y es en él en el que tiene que trabajar y desenvolverse principalmente, pero nunca olvidando que nuestra meta final es trascender lo material para proseguir nuestra evolución en dimensiones más elevadas. Si no lo hacemos así, sentiremos esa frustración, ese vacío que siente el personaje de este Arcano.


Significados generales: Esta carta principalmente representa la insatisfacción, a pesar de haber logrado los objetivos deseados con esfuerzo. Siempre es triunfo al final de la lucha, pero no se saborea del todo la victoria. Grandes perspectivas que al final se quedan en nada. Puede significar un replanteamiento de las estrategias a seguir, un momento de descanso aprovechando que los acontecimientos están más tranquilos.
A veces esta carta suaviza sus significados si aparece en una posición benéfica en la tirada o con cartas de carácter positivo, en este caso las situaciones evolucionan positivamente, se abren nuevos caminos y nuevas opciones, incluso se dinamizan los asuntos que estaban pendientes y las transacciones son provechosas (nunca serán magníficas pero sí positivas). En los asuntos de salud y de carácter emocional, es una carta de tranquilidad y equilibrio.

Invertida: La insatisfacción en este caso es total. Ansiedad con respecto al dinero. Acciones imprudentes a nivel económico, falta de previsión y de estrategia, malas inversiones. Invertida esta carta, no se para a reflexionar antes de actuar y las consecuencias pueden ser nefastas. Problemas económicos. Sospechas de colaboradores y socios.

Leer más...

martes, 15 de junio de 2010

LA LLAMA BLANCA

Ya sabemos que el color blanco, en el mundo físico, contiene en sí todos los colores; atendiendo al axioma hermético que nos dice “Como es arriba es abajo”, podemos entender que en el mundo espiritual nos encontramos el mismo fenómeno, la Llama Blanca contiene en sí misma todas las demás Llamas con sus correspondientes dones y atributos.

Hay quien también la conoce como la Llama Cristal. Su día es el miércoles y en muchas ocasiones recibe el nombre de la Llama o el Rayo de la Ascensión, puesto que uno de sus principales atributos es precisamente propiciar la Ascensión del espíritu.

La creación se basa en la vibración, cuanto menor sea esta, más densa será la materia; por el contrario la alta tasa vibratoria corresponde con lo más sutil. Esta Llama tiene el poder de acelerar la vibración y por lo tanto, purificar. Recordemos que las vibraciones más bajas corresponden a las características y emociones más negativas del ser humano: el odio, la envidia, el miedo, la rabia, etc.

En cambio, las vibraciones más elevadas son las que se corresponden con los sentimientos más nobles y deseables: el amor, la comprensión, la bondad, la alegría, la fortaleza, etc. Una de las misiones que entran en el ámbito de esta Llama, es la de acelerar las vibraciones para elevarnos cada vez mas en la escala imaginaria de las condiciones humanas, recordemos que se sube poco a poco, grado a grado.

La meta final de todas las almas es su Ascensión definitiva, trascendiendo así la rueda de reencarnaciones. El uso de la Llama Blanca ayuda a la purificación, por lo tanto, a medida que nos vamos limpiando de impurezas y cristalizaciones, nuestra vibración se va elevando y nos vamos aproximando a la meta final.

También es la Llama de la Resurrección, entendiendo este concepto de manera global. Si nos damos cuenta, el término Resurrección no necesariamente se tiene que referir en exclusiva a la Resurrección de la carne. A lo largo de nuestra vida resucitamos muchas veces.

De hecho, a diario seguimos un claro proceso: Somos concientes de que alguna idea o concepto que tenemos, o algún acto que solemos realizar, no nos conviene y decidimos que vamos a cambiar, en este proceso primero hemos Crucificado el concepto, hemos Resucitado o Renacido a un nuevo concepto que lo sustituirá (recordemos que el vacío no existe, lo que borras tienes que sustituirlo inmediatamente) y hemos Ascendido un paso en nuestro crecimiento personal.

El concepto Crucificar siempre trae a la mente ideas de dolor o sufrimiento, y no necesariamente ha de ser así, simplemente acabamos con un concepto o idea que nos perjudicaba, lo erradicamos de nuestra vida, hacemos que muera para que Resucite algo nuevo, y probablemente mejor, en su lugar.

El director de la Llama Blanca es el Maestro Serapis Bey, del que se dice es complemento la diosa Isis, y cuyo centro de operaciones radica en el Templo de Luxor. Serapis Bey habría actuado como director de los Serafines cuando éstos vinieron a la Tierra para velar por los primeros hombres. Sería también él quién llevó la Llama Blanca desde la Atlántida a Egipto, evitando que desapareciera junto con el perdido continente.

El Elohim es Claridad y su complemento es Astrea. El Arcángel asociado a esta Llama es Gabriel, el anunciador, y su complemento es Esperanza. A esta radiación pertenecen los artistas, puesto que desarrolla la belleza de las ideas divinas, por eso mismo, escasamente desarrollados, los atributos y cualidades de esta Llama devienen en lo grosero y lo chabacano.

Cuando conozcamos la existencia y uso de la Llama Triple, también conoceremos la función de esta Llama que aloja la presencia crística en nosotros. Podemos utilizar esta Llama para purificarnos y limpiarnos de negatividades y discordias, cuando el ánimo está decaído, cuando nos sentimos tristes, deprimidos, cuando sentimos que los problemas nos sobrepasan y no nos creemos capaces de afrontarlos.

Esta Llama nos impulsa a ascender de las limitaciones a la armonía, de la escasez a la prosperidad, de la tristeza a la alegría… Antes de dejarse llevar por el abatimiento, intentemos trabajar con la Llama Blanca, puede que los resultados nos sorprendan.

Leer más...

lunes, 14 de junio de 2010

NOSTRADAMUS

Si hay una figura en el ocultismo que ha sido plagiada y víctima de falsos escritos achacados a su pluma, es Nostradamus. Por Internet circulan falsas profecías atribuidas a este personaje. Curiosamente, la aparentemente poca pericia de los plagiadores, hace que descuiden los detalles más evidentes. Siempre se sitúa la supuesta profecía en la Centuria XI o incluso en la XII.

Bueno, Nostradamus solo escribió diez Centurias, pero los plagiadores saben que muy poca gente se toma la molestia de comprobar los datos que llegan a su correo, así que las apócrifas profecías llegan a todos los rincones del mundo gracias a Internet y cientos de miles de personas dan por bueno lo que se dice, simplemente por el hecho de que van “firmadas” por Nostradamus.


La culminación de los despropósitos vino tras el ataque a las Torres Gemelas, a partir de ese momento, y de forma constante, nuevas profecías de Nostradamus llegan a los correos electrónicos de mucha gente. Conozcamos algo más de este personaje tan misterioso como interesante, que fue mucho más que un adivino y profetizador.

Michel de Notre-Dame, nació el año 1.503 en Saint-Rémy de Provence (Francia), en el seno de una familia judía que se había convertido al catolicismo. Su padre era el notario del lugar. En sus familias, tanto paterna como materna, había matemáticos y muchos médicos y Michel siguió la tradición. Desde muy joven destacó como estudiante y, posteriormente, como médico.

Pero también tenía un inmenso interés por la Astronomía y la Astrología.
Estudió Filosofía y distintas lenguas: hebreo, latín, griego…, además de ciencias más ocultas, como Alquimia y Cábala. Como todos los jóvenes de familias acomodadas de la época, Michel dedicó unos años a viajar por toda Europa. Y fue en una estancia temporal en Burdeos, cuando su nombre empezó a ser conocido.

Corría el año 1.528 cuando estalló una terrorífica epidemia de peste. La enfermedad era espantosa, muay alto el riesgo de contagioy los médicos sentían impotencia, puesto que no había una cura eficaz, solamente había alguna posibilidad de salvación si se trataba a tiempo al enfermo, con esas sangrías y purgas, casi tan agresivas como la propia enfermedad.

Michel no era todavía más que un estudiante, pero tenía el suficiente arrojo y valor como para tratar de plantar cara a la enfermedad. Así que, decidió poner en práctica todos los conocimientos que había adquirido, tanto los académicos como los ocultos. Nunca explicó exactamente que pócimas utilizó, aunque se sabe que estaban compuestas en su mayoría por plantas, el caso es que sus remedios constituyeron un éxito.

La gente de la calle adoraba al joven Michel, los médicos y cirujanos lo odiaban abiertamente, así que Michel, una vez declarada la extinción de la peste, se trasladó a Montpellier para estudiar medicina. Siguieron sus viajes y estudios, hasta que se doctoró como médico en 1.532 y en la ceremonia de su recepción, decidió latinizar su apellido que se transformó en Nostradamus.


Desde ese momento, combinó todas sus aficiones de forma admirable: médico, alquimista, boticario, astrólogo y además esposo y padre. Uno de sus mayores logros fue la creación de una fórmula magistral contra la esterilidad que la mismísima reina Catalina de Médicis utilizó con un éxito apabullante: diez hijos… casi nada.

En el año 1.555, Nostradamus publicó la primera de sus diez Centurias, que eran libros de carácter profético, compuestas cada una de ellas por cien cuartetas. Se fueron publicando estas Centurias hasta prácticamente su muerte, debida a sus múltiples males, entre ellos la gota y la artritis, el 2 de julio de 1.566

Nostradamus explicó su método para acceder al futuro. Consistía en llenar un recipiente de agua y mirar en su interior. Simplemente esto, nada más sencillo. Tanto puso a prueba su capacidad de anticipar el futuro, que llegó un momento en el que ya no necesitaba utilizar ningún elemento inductor, las imágenes de los sucesos futuros brotaban de forma espontánea en su cabeza, sin que él propiciara dicha circunstancia.

Nostradamus sabía que pondría su vida en peligro haciendo predicciones directas, por eso, para ponerse a salvo de la Inquisición, revistió sus profecías con todo tipo de elementos simbólicos, anagramas, mezlas de distintos idiomas… era una forma de protegerse de acusaciones directas. Sus versos eran tan oscuros que se exponían a diversas interpretaciones.

Aunque su figura es interesantísima, es evidente que su nombre se asociará irremediablemente a sus profecías. Si bien es cierto que su oscurantismo hace que sea muy difícil que exista un consenso en cuanto a la adjudicación de hechos concretos. Las diferentes ediciones que se han hecho de sus Centurias, están sujetas a la traducción y a la forma de entender las cosas del editor de turno.

Algunas de sus profecías más famosas:

“El león joven vencerá al mayor
En una palestra y un solo combate
Le atravesará los ojos en su jaula de oro
Dos heridas en una, luego morirá de muerte cruel”.
(Centuria I, profecía 35).

Una de las más conocidas profecías de Nostradamus. Muchos vieron en ella el relato fidedigno de la muerte de Enrique II que se produciría cuatro años después de la publicación de esta profecía. El rey Enrique II de Francia tenía como emblema heráldico un león. En el año 1.559 celebró una justa de carácter amistoso con un joven oficial, Montgomery, capitán de la Guardia Escocesa. La lanza de Montgomery atravesó la visera del casco dorado del monarca, hiriéndole en un ojo y en la garganta. Las heridas fueron mortales y Enrique II falleció tras diez días de agonía.

Pero sus profecías parecen no conocer las barreras temporales, esto es lo que dijo sobre algunos personajes que nacerían varios siglos después de su época:

“Un emperador nacerá cerca de Italia
Que costará muy caro al imperio
Dirán con qué que gentes se une,
Será considerado menos príncipe que carnicero”.
(Centuria I, profecía 60)

En esta profecía muchos han visto la figura de Napoleón, el Imperio para Nostradamus bien podría ser Francia (él era francés) y recordemos que Napoleón nació en Córcega. Huelga decir que le costó bastante caro a Francia.

“Perdido, hallado nuevamente,
Oculto largo tiempo,
Pasteur como semidiós será honrado:
Antes de que luna termine su gran ciclo,
Por otros vientos será deshonrado”
(Centuria I, profecía 25)
Esta profecía resulta especialmente escalofriante, pues en este caso Nostradamus da un nombre concreto, habla de una figura clave de la ciencia médica del siglo XIX, Louis Pasteur fundó en el año 1.889 el Instituto Pasteur, institución clave en la historia de la medicina. Repasemos algunas de las vacunas que legó al mundo: contra la rabia y contra el ántrax. También tuvo la feliz idea de esterilizar el instrumental quirúrgico antes de operar, cosa impensable hasta el momento A quien le parezca exagerada la calificación de semidiós, que piense en la cantidad de vidas que se han salvado por los descubrimientos de Pasteur. Por cierto, el ciclo lunar en torno a la Tierra tarda diecinueve años en completarse, en el año 1.889 se completó uno de esos ciclos.

“De noche vendrá por el bosque de La Reina,
Dos partes criado Herne, la piedra blanca,
El monje negro en gris dentro de Varennes,
El elegido monarca, causa de tempestad,
Fuego, sangre, decapitación”.

(Centuria IX, profecía 20)

En esta profecía muchos han visto una coincidencia con la figura del rey Luis XVI de Francia. En su fuga hacia Varennes, atravesó un bosque llamado de La Reina y las localidades de Hern y Pierre Blanche (Piedra Blanca). Se vistió como un monje, con un traje gris y un abrigo negro. El final de Luis XVI es de sobra conocido, murió decapitado el año 1.793.

Una curiosísima página sobre Nostradamus, merece la pena visitarla:

http://www.guai.com/nostradamus/

Si os interesa aquí podéis encontrar sus profecías:

http://www.quedelibros.com/libro/4012/Profecias.html

Existe una película relativamente moderna sobre él:

http://www.peliculasyonkis.com/pelicula/nostradamus-1993/

Leer más...

domingo, 13 de junio de 2010

S.O.S., ESTE ARCANO NO CONTESTA I

¿Qué pasa cuando tratamos de establecer contacto con un Arcano, y este nos ignora? ¿Estamos preparados para que pasen olímpicamente de nosotros? Estas cosas suceden, y más frecuentemente de lo que pensamos. Las situaciones pueden ser muy distintas, las explicaciones varían según el caso, pero la frustración que nos queda cuando un Arcano no nos hace ni caso, es terrible.

No debemos alarmarnos, en el 95% de las ocasiones, el problema está en nosotros. Primero hemos de comprender qué sucede en el contexto en el que nos estamos moviendo. Generalmente el origen de esta falta de comunicación está en una deficiente preparación inicial. Salvo casos excepcionales, las primeras tomas de contacto con los Arcanos de forma individualizada suelen ser un desastre, la explicación más lógica es que no tenemos costumbre de trabajar con la visualización creativa, no solemos meditar, ni mucho menos realizar relajaciones profundas.


El resultado de esta falta de entrenamiento es muy simple y, al mismo tiempo, muy lógico. No podemos pretender trabajar a niveles profundos de nuestra mente cuando nos quedamos a las puertas de dichos niveles. En primer lugar, la relajación física es imprescindible. Resulta muy complicado meditar o visualizar si estamos en una posición incómoda, o si la banda sonora de acompañamiento es el perro del vecino ladrando desesperadamente. Si nos pica la cabeza o la nariz, si la cintura del pantalón nos aprieta, si la luz nos hace bizquear, o estamos sudando de calor, o tenemos la piel de gallina por el frío… en definitiva, si no somos capaces de olvidar durante un tiempo que tenemos un cuerpo que nos está reclamando constante atención, la relajación es imposible.

En el mundo del Tarot, como en todo lo que tenga que ver con el ocultismo, las prisas no son buenas consejeras y no nos llevan a ningún lado. Vale más que dediquemos un tiempo a aprender a relajarnos físicamente antes de intentar ir más allá. Si alguien que lee esto no se encuentra motivado, voy a reseñar solo unos pocos beneficios de la relajación física profunda, independientemente de los beneficios a nivel espiritual.

Para empezar ayuda a desconectar de tensiones, problemas, complejos y frustraciones, lo que ya de por sí es una bendición. Facilita el sueño, para los insomnes será de gran ayuda. Para todos aquellos que estén llevando a cabo una terapia o algún tratamiento, sea o no controlado por un especialista, les será de mucha utilidad: dietas de adelgazamiento, dejar de fumar, tratamiento de fobias, preparación de exámenes u oposiciones, estados de ansiedad, de tristeza, etc. Quiero dejar claro que no “cura”, es un “complemento”, una “ayuda”.

En este proceso hacia el contacto espiritual con el Tarot, se debe seguir un orden determinado; inmediatamente después de la relajación física, no podemos encontrar otra cosa que la relajación mental, que sería el segundo paso para realizar trabajos a nivel profundo con los Arcanos del Tarot. Imaginemos que estamos descendiendo por los peldaños de una escalera. No descendemos a un peldaño y luego subimos unos cuantos para instalarnos en uno superior. Bajamos la escalera poco a poco, de peldaño en peldaño, profundizando cada vez más, de forma lógica y ordenada.

Una vez relajados físicamente, descenderemos otro peldaño, que nos situará en la relajación mental. Es muy difícil, por no decir imposible, que se relaje la mente si el cuerpo no está previamente relajado. Pensemos que somos una agrupación de cuerpos, los tenemos más densos y más sutiles. Lo lógico es ir calmando lo más denso y tosco, para después seguir con lo más elevado. Primero serenemos nuestra parte material, es decir, el cuerpo físico, para luego dedicarnos a la mente. Si me pica un pie, mi cuerpo va a estar muy pendiente de dicho acontecimiento, por no decir la mente, que se va a recrear gozosamente en él, y es que la mente se lo pasa en grande con cualquier excusa que la permita distraerse, ella es así.

Si la relajación física tiene beneficios, qué decir la mental. La actividad intelectual es aún más agotadora que la física, además pensemos que la mente, además del trabajo que pueda desarrollar cuando se estudia o se realiza un trabajo de tipo intelectual, está con su incesante cháchara, lo que significa un añadido a ese trabajo que realicemos. La sustancia que compone la mente es el pensamiento, su naturaleza es el pensar, así que es lógico que se pase el día entero pensando, pero nunca descansa, no nos da una tregua, de modo que es muy saludable de vez en cuando, que seamos nosotros los que la obliguemos a descansar, aunque solo sea por unos minutos.

La costumbre crea el hábito, así que si practicamos, llegará un momento en el que la relajación mental se convertirá en una parte más de nuestra rutina diaria, del mismo modo que sucede con esas personas que todos los días hacen su tabla de ejercicios físicos, dedican un tiempo a correr, o sacan a pasear al perro. Repito, es un hábito, y los hábitos se adquieren por la repetición.

Bien, voy a dar por sentado que ya hemos conseguido relajar el cuerpo y la mente; el siguiente escalón es la emoción. Sentir. Experimentar. Tenemos que conectar con nuestras emociones, para que de este modo la experiencia sea real y completa. No debemos imaginar que hablamos con un Arcano, debemos SENTIR que hablamos con dicho Arcano, es importante entender la diferencia. La visualización no se basa exclusivamente, como la inmensa mayoría de la gente piensa, en imaginar, se basa en sentir, experimentar.

Ahora volvamos al encabezado de la entrada de hoy que, básicamente, se resume en la siguiente frase: “El Arcano me ignora completamente”, bueno, la explicación más normal es que no has conectado con él realmente. Si tu mente está en tensión tratando a duras penas de retener la imagen del Arcano que visitas, eso quiere decir que no estás conectando realmente, estás llevando a cabo un ejercicio forzado, artificial. No te engañes. Cuando conectas realmente, sientes esa conexión.

Muchos pueden preguntarse: ¿Cómo se que estoy realmente conectando con un Arcano y no simplemente imaginado? Bueno, la respuesta es muy sencilla; no hay una luz que se encienda, como si fuese un semáforo para decir que la comunicación se está produciendo, tampoco suenan sonidos especiales, o recibes un aviso en tu teléfono móvil o un e-mail. No funcionan así las cosas del espíritu. Pero hay algo que puedo asegurar, y es que, cuando conectas de verdad, lo sabes, no hay lugar a dudas, sientes una certeza absoluta. Simplemente, lo sabes. En el fondo, es mucho más sencillo que todo a lo que estás acostumbrado habitualmente: SABES.

Se que a algunas personas pensarán: “¡Qué pesada! Siempre con lo mismo, que hay que relajarse, que si tal que si cuál!” Si, bueno, reconozco que soy muy pesada y repito mil veces las mismas cosas. Pero es cierto que todo esto es mucho más simple de lo que muchos puedan creer, todo se reduce a relajarse y meditar sobre un Arcano… de eso se trata. El problema es que si sólo tenemos que dar tres pasos: relajación física, relajación mental y el ejercicio correspondiente, y nos saltamos uno de esos pasos, el ejercicio no vale absolutamente para nada. Estaremos perdiendo el tiempo absurdamente y, como suele ocurrir, la culpa recaerá en el Tarot: “Esto es una bobada, no vale para nada…” No es cierto, si no haces bien los pasos, el trabajo no funciona.

Así que, aquí está uno de los mayores escollos a la hora de trabajar con los Arcanos en meditación. No es que el Emperador o la Torre te tengan ojeriza, no es que la Templanza sea una antipática, es que tú no has dado los pasos previos para contactar convenientemente con ellos, y por tanto, ellos no pueden hablarte, porque tú crees que has conectado pero no has conectado.

Imagínate que sucedería si quieres hablar con tu prima Luisa por teléfono, pero no marcas el número de teléfono de Luisa, evidentemente, no podrás hablar con ella. Pero tú decides que la culpa es de Luisa y piensas “Luisa me ignora”. Ya está todo solucionado, la culpa (siempre es importante tener alguien a mano a quien culpar de todo lo que nos pasa) es de Luisa porque no nos hace caso. Pero Luisa está tan feliz en su casita, viendo la telenovela en la televisión, ignorando que tú quieres hablar con ella.

Si quieres hablar con Luisa, primero descuelga el teléfono, luego marca su número y espera a que atienda la llamada. Con el Tarot sucede lo mismo. Primero debes descolgar el teléfono, es decir, relajar tu parte física para que no cree interferencias. Acto seguido, debes relajar la mente, es decir, marcar el número para asegurarte así de que tu “línea espiritual” conecta con lo que tú quieres conectar. Por último, solo queda esperar que el Arcano de turno “conteste al teléfono”. Pero si te saltas los pasos previos, difícil será que puedas conectar con alguien.

Así que, piensa que soy terriblemente pesada, pero primero relájate física y mentalmente, después, cuando hayas conseguido línea, podrás hablar con quien desees. Por hoy creo que es suficiente, ya sabemos cuál es el principal motivo por el que los Arcanos no nos hacen caso. No es porque ellos nos ignoren, es porque nosotros no hacemos una conexión óptima. Así que, si este es tu caso, primero aprende a relajar cuerpo y mente, antes de intentar avanzar más allá.

Ahora bien, ¿y si consigo esa relajación, física y mental y, a pesar de eso, no consigo que los Arcanos me hagan caso? Bien, esto puede suceder, y en próximas entregas veremos qué puede estar pasando y cómo solucionar esta contingencia, pero insisto, en la mayoría de los casos es un problema de conexión y habrá que centrarse en aprender a conectar de forma limpia y segura. Revisa tus conexiones como primera medida preventiva.

Leer más...

sábado, 12 de junio de 2010

ESCRITOS DE ULTRATUMBA

La señora Pearl Lenore Curran no tenía especial interés en el espiritismo. Era un ama de casa con escasos estudios que vivía en Saint Louis (Missouri) en los primeros años del siglo XX, su mayor inquietud cultural era el canto, e incluso durante un tiempo, hizo sus pinitos como cantante de coro con unos resultados más bien discretos. Por aquel entonces las sesiones mediúmnicas estaban de moda y, si se quería estar al tanto de las corrientes de moda, era imprescindible participar en alguna.

Así que nuestra protagonista, no sin ciertas reticencias, se dejó convencer y en julio del 1.913 participó en una sesión de ouija. Ante su asombro y casi desde el primer momento, se produjo una supuesta conexión con un ente que se presentó como una joven de origen inglés llamada Patience Worth.


A partir de ese momento, la señora Curran estableció contacto de forma regular con el espíritu de la muchacha. Aunque en un principio no se mostraba muy comunicativa en cuanto a su propia biografía, Patience acabó hablando de su nacimiento en la zona de Dorset (Inglaterra) en el siglo XVII. Su vida había sido dura, de mucho trabajo, tanto en el campo como en la casa familiar. Más tarde sus padres decidieron que la familia debía emigrar a América. Muy poco después de su llegada al nuevo continente, fue asesinada por los indios.

Patience, muy al contrario de la señora Curran, parecía tener unas inquietudes literarias que no conocían barreras, salvo las físicas, así que pidió a su amiga que escribiera los relatos que ella dictara. Curran accedió de buen grado y nacieron así una serie de escritos, especialmente novelas de carácter histórico que tuvieron cierta repercusión en la época.

La señora Curran utilizó para esos dictados tanto la ouija como la escritura automática. Uno de sus mayores hitos se produjo cuando se publicó la novela “Hope Trueblood” que no sólo se vendió bien, sino que también los críticos literarios alabaron, tanto por la historia como por el estilo literario utilizado.


Otra obra, “Telka”, una novela que se situaba en la Inglaterra medieval y que estaba escrita en un inglés de la época, fue un éxito rotundo. Por supuesto, la polifacética y versátil Patience no se limitó a la prosa, también inspiró a la señora Curran cerca de una centena de poemas. Pero se establecieron dudas sobre la autoría de las obras.

Por un lado tenemos a la amanuense, la señora Curran, una persona de escasa cultura y nulas inquietudes literarias, por no hablar de sus inexistentes conocimientos históricos. Por otro lado tenemos al supuesto espíritu autor de las obras. Patience era en vida, según refirió a la señora Curran, una joven cuáquera de origen muy humilde. Y quiero remarcar la frase: “según refirió a la señora Curran”, puesto que jamás, a pesar de que se buscó, apareció una sola prueba documental que confirmara la existencia de dicha persona en la época y lugares que ella dijo.

Así que resultaba muy sorprendente que cualquiera de ambas tuviera los conocimientos históricos y literarios que eran parte fundamental de sus obras. Muchos de los datos que allí aparecían, no eran del conocimiento público, se precisaba manejar una documentación que no estaba al alcance de cualquier persona.

Por otro lado, la utilización del inglés que se hablaba en la época medieval, denotaba un nivel cultural y de conocimientos que no parecía muy acorde con las protagonistas de esta historia. Si la señora Curran no poseía esos conocimientos, y Patience, según lo que había contado en las sesiones sobre su vida, tampoco, es lógico preguntarse: ¿quién escribió realmente esos libros?

Hay quien ha propuesto, desde el ámbito del espiritismo, una teoría un tanto osada, pero al fin y al cabo, cualquier hipótesis puede ser válida, puesto que la verdad no se conoce, y probablemente nunca se sepa. La explicación a este caso, según esa teoría, estaría en la existencia de una especie de universidad del más allá en la que las almas ya desencarnadas podrían seguir adquiriendo conocimientos, tanto de un tipo más mundano, como de un carácter más espiritual.

Otros en cambio, defienden la existencia de los Archivos Akásicos como la fuente de esos conocimientos tan precisos, aunque en este último punto sería deseable que nos aclarasen quién accedió a dichos Archivos, Patience o la señora Curran, o tal vez las dos... o hubo una tercera persona, o ente.

Las comunicaciones se prolongaron a lo largo del tiempo. La señora Curran enviudó y se volvió a casar, tuvo hijos, se trasladó de ciudad, pero siempre se mantuvo fiel a sus citas con Patience, hasta que en otoño de 1.937, su fantasmal amiga se despidió, en esta vida, de ella puesto que anunció que su hora estaba a punto de llegar. Efectivamente, la señora Curran falleció el 3 de diciembre de ese año. Quién sabe, tal vez ese mismo día las dos amigas pudieron, por fin, encontrarse cara a cara.

Después de su muerte, varias personas aseguraron haber recibido comunicaciones y dictados de Patience, pero según parece, un estudio no demasiado exhaustivo comparando los estilos, descartaba tales afirmaciones. Puede que Patience solo quisiera trabajar con la señora Curran.

Como curiosidad, existe una página en inglés dedicada a Patience Worth:

http://www.patienceworth.org/patienceworthpoems_001.htm

Quien sepa inglés puede encontrar interesante indagar en algunos escritos del tándem Worth-Curran en los enlaces que se encuentran al final de esta página:

Leer más...

viernes, 11 de junio de 2010

UN HOMBRE LOBO AMERICANO EN LONDRES

La figura del hombre lobo es un clásico del cine de terror que cíclicamente se pone de actualidad gracias a alguna película que revive el mito. En los últimos años han sido las sagas “Underworld” y, en menor medida, “Crepúsculo”, quienes mantienen viva su figura. También se puede mencionar la película protagonizada por Benicio del Toro.



Para aquellos que vivimos la adolescencia en los años ochenta, hay una película clave dentro de la temática del hombre lobo, y es de la que hoy voy a hablar. A mí me resulta francamente entrañable, como espero que también les pase a aquellos que en su día la disfrutaron, y quienes no la conozcan y sean amantes del género del grito en general, seguro que lo pasarán bien.

David (David Naughton) y Jack (Griffin Dunne) son dos jóvenes estudiantes norteamericanos que recorren Europa en un viaje mochilero. En este momento están un pueblo perdido en la campiña inglesa. Ha oscurecido y lo desagradable del clima hace que busquen refugio en un bar en el que los parroquianos, bastante huidizos y cerrados, se muestran tan hostiles, que se ven obligados a irse. Sin embargo uno de ellos les aconseja que no se alejen, bajo ningún concepto, del camino. Por supuesto, no hacen caso y se internan en el páramo. Bajo la luna llena se escuchan aullidos y una inmensa y extraña criatura ataca a los estudiantes…


Esta película es del año 1.981 y su director es John Landis, buena tarjeta de presentación. Se podría decir que es una película de terror para adolescentes. Tiene una parte cómica, pero se toma muy en serio el tema de los efectos especiales. Por supuesto, hay que entender que han pasado muchos años y la técnica ha avanzado tanto que no es comparable con lo que se hace ahora, pero a mí me sigue pareciendo el proceso de transformación de persona a hombre lobo, de lo mejor. Eso sí, el resultado final ya no me gusta tanto, esa especie de estola peluda por el cuello que le hace tener una cabeza reducida, no me convence mucho.

La película introduce una gran novedad en el fenómeno hombre lobo, y es que en esta ocasión, el que es mordido, si sobrevive, se transforma en hombre lobo, pero si se muere por el ataque, la víctima estará obligada a pasearse por el mundo como una especie de muerto viviente, hasta que muera el hombre lobo. Hay algunos detalles que me gustaría destacar. Por ejemplo la pregunta que hace un personaje cuando se le aparece uno de esos muertos vivientes: “¿Te parece bien levantarte de la tumba para venir a ver a los amigos?”. ¡Genial!

Aconsejo que no se pierda de vista a Benjamín, el niño que sólo sabe decir NO, como también conviene observar detenidamente a la pareja de policías que se encargan del caso de David, especialmente el de bigote… impresionante.

El mito del licántropo u hombre lobo es bien conocido en diversas culturas del planeta. Existen muchas leyendas sobre su figura, la forma de convertirse en hombre lobo y, como no, los infalibles métodos para combatirlos. En el cine podemos recordar como se ha recreado el mito: desde Lon Chaney Jr. a Paul Naschy, pasando por el mismísimo Jack Nicholson. Y la literatura tampoco escapa al fenómeno “Talismán” de Stephen King y Peter Straub, el personaje Remus Lupin de las novelas de Harry Potter o el cuento “El lobo-hombre” de Boris Vian, son sólo unos ejemplos.

Según la zona en la que nos encontremos, la forma de convertirse en un hombre lobo varía. Tenemos el efecto de una maldición, ser concebido en luna llena, ser el hijo mayor de un sacerdote, beber agua del río en la que ha bebido previamente un hombre lobo, probar la carne humana, vestirse con la piel de un lobo, ser el séptimo hijo de un séptimo hijo,… y estas son sólo unas cuantas de las muchas formas que existen para que se produzca la transformación, claro está, que la más directa sin duda, es ser mordido por un hombre lobo.

Por supuesto, interesa informarse de la forma de acabar con él, nunca está de más saber como defenderse de los terroríficos seres de la oscuridad, por si un día nos topamos con ellos. Aviso importante: el hombre lobo no es un vampiro, aunque sean ambos criaturas ciertamente diabólicas. Así que es mejor no perder el tiempo con ajos, crucifijos o agua bendita. Además, no olvidemos un dato, el vampiro es un muerto que se levanta de su tumba para beber sangre, mientras que el hombre lobo es una persona normal en apariencia, pero que bajo el influjo de la luna llena se transforma en un poderoso y fiero animal.

El elemento estrella para acabar con un hombre lobo es la plata. Hay que matar al hombre lobo, si no seguirá mordiendo a futuras víctimas, con lo cual la plaga se extenderá infinitamente. No debe engañarnos el hecho de que la mayor parte del tiempo sea, al menos en apariencia, una persona normal. Los cuchillos de plata son una buena opción, aunque sin duda, en los tiempos que corren, es mejor utilizar una pistola previamente cargada con balas de plata.



En el mundo real, por desgracia hay enfermedades que explicarían, al menos en parte, lo que es un hombre lobo. En primer lugar hay una enfermedad de origen mental, por lo tanto entra dentro del ámbito psiquiátrico en exclusiva, que es la Licantropía; este trastorno de la personalidad hace que el enfermo crea totalmente que se transforma en un hombre lobo. Siente que tiene pelo por todo el cuerpo, incluso está plenamente convencido de que posee los colmillos, las garras…, en resumen, todos los rasgos físicos propios de un lobo y, en consecuencia, actúa como un auténtico lobo: aullando, corriendo a cuatro patas, comiendo la carne cruda como la comería un lobo, etc.

Después tenemos dos enfermedades que ya tienen un componente físico real: la primera de ellas es la Hipertricosis que se caracteriza por el crecimiento anormal, pero totalmente real, de pelo por todo el cuerpo, esta enfermedad es debida a una anomalía genética, pero el sujeto no presenta ningún tipo de trastorno mental, como era el caso anterior. Parece ser que es hereditaria.

La otra enfermedad también genética, y posiblemente hereditaria, es la Porfiria. Si bien la anterior es traumática por los devastadores efectos psicológicos que produce en la persona que la sufre, la Porfiria no solo puede acomplejar, sino que también es sumamente dolorosa. Uno de los efectos que puede llegar a provocar es una anormalidad en la columna vertebral del individuo, que se ve obligado a curvarse, prácticamente hasta llegar a andar a cuatro patas pues le resulta imposible enderezar la espalda.

Los ojos aparecen siempre como inyectados en sangre y sufre fotofobia, es decir, que sus ojos y su piel no soportan la luz solar, pudiendo llegar a sufrir quemaduras si se produce ese contacto. Las encías se suelen retraer dando a los dientes un aspecto totalmente lobuno. Todo esto puede ir acompañado de una serie de cólicos y dolores abdominales terribles. En algunos casos, como es el de la Porfiria Cutánea Tarda, pueden darse casos de Hipertricosis añadidos a los síntomas mencionados.

Ahora realicemos un ejercicio de imaginación y traslademos a un sujeto enfermo de Porfiria y que fuera un tanto velludo a la época medieval… ¿qué habría pasado con él? Quizás aquí tenemos la explicación científica al mito del hombre lobo… O tal vez no.

Para verla:

http://www.damedivx.com/descargar-2916---un-hombre-lobo-americano-en-londres----(dvd-rip).html

En esta página, para poder acceder a los enlaces hay que registrarse, pero no se tarda ni un minuto y no son de los pesados que luego te inundan el correo de propaganda. Merece la pena porque tienen películas de todo tipo.

Leer más...