Páginas

domingo, 31 de octubre de 2010

SIMBOLOGÍA: LA CRUZ I


Cruz Latina

La Cruz (del latín Crux) es uno de los elementos simbólicos más antiguos que se conoce. Su carácter es global, puesto que diferentes civilizaciones emplearon la Cruz en cualquiera de sus modalidades, desde los fenicios a los celtas, pasando por los egipcios o los incas. Realmente en este caso es oportuno decir que es un símbolo universal, no es patrimonio de ninguna religión o creencia en concreto. No está de más recordar que hablo de ocultismo, no de historia de las religiones.

Pero ¿qué significado tiene? La Cruz en realidad es un símbolo que gráficamente resulta muy sencillo, consta de dos líneas una horizontal y otra vertical que se unen en un punto medio, esta es por supuesto, la Cruz simple. La línea horizontal representa la materia, imaginemos que es el horizonte que a lo lejos vemos como separa la tierra del cielo, delimitando claramente cada uno de los dos espacios. Representa lo material, la tierra, el cuerpo físico del hombre.

Por otro lado encontramos la línea vertical, ésta parece venir desde el cielo hasta la tierra, de las alturas espirituales al mundo material en el que vive el ser humano. Es aquello intangible que anima al hombre, el fuego divino que desciende de las alturas para dotar de vida al mundo de la materia.

La unión de ambas líneas es el punto exacto en el que se manifiesta la vida, tal como la conocemos, por eso el hermoso simbolismo de la Rosacruz que, al situar en el punto de encuentro de ambas líneas una rosa, pasa a representar la vida consciente en su máxima expresión. El ideal de hombre que expresa su divinidad en el mundo de la materia, es el ideal de la Rosacruz.

Evidentemente el mundo occidental, hoy en día asocia casi de forma instantánea la imagen de la Cruz con el Cristianismo. La Cruz cristiana más utilizada es la llamada Cruz Latina en la que el punto de intersección de las dos líneas no divide en dos mitades exactamente iguales, sino que deja la parte superior más pequeña que la inferior. Recordemos que la Crucifixión era el método de ejecución que los romanos empleaban para los peores delincuentes, puesto que tenía un componente de degradación por su exposición al público que, unido al de la crueldad física del castigo en sí, hacía que fuese una de las peores condenas que podía sufrir un reo.

En este caso, la Cruz era de madera, los dos palos que la formaban se llamaban stipes y patibulum. El stipes era el palo vertical que, unas veces estaba fijo en el lugar destinado a la Crucifixión o bien se levantaba con el condenado ya atado a la cruz. El patibulum era el madero horizontal, se trataba de un palo más corto que el stipes y, en muchas ocasiones, como parte del castigo, el condenado tenía que cargarlo hasta el lugar de la ejecución, como sucedió en el caso de Jesús.

Hay un argumento muy curioso que he oído en más de una ocasión para atacar la representación de un Cristo crucificado como símbolo de una religión y que más o menos es el siguiente: “El madero (para muchos la cruz) era un instrumento de ejecución de criminales, como hoy la silla eléctrica. No tiene sentido convertirlo en un símbolo religioso. Si ejecutaran a su hijo en la silla eléctrica por un crimen que no ha cometido, ¿se haría una réplica en miniatura y la llevaría colgando del cuello?”. Bueno, independientemente de lo que cada cual pueda pensar de esta argumentación, revela bastante poco conocimiento sobre el simbolismo esotérico de la Cruz y más en concreto de la Crucifixión, ya que, una vez sabemos el significado de la Cruz, podemos entender que la imagen de la Crucifixión representa en primer lugar el dominio del Cristo sobre el mundo físico y el espiritual, además simboliza el sacrificio de la carne para alcanzar la vida superior. Si recordamos lo que nos dice el Arcano de la Muerte, para que algo nazca, primero ha de morir a la existencia anterior.


Cruz Griega

 La Crucifixión habla de la Muerte (con mayúsculas) como paso inevitable para Resurrección. Por eso la Crucifixión es un sacrificio íntimo absolutamente necesario como parte de un cambio trascendente; sabemos que hay muchos tipos de muerte que se nos presentan casi a diario, encrucijadas ante las que debemos abandonar lo viejo para incorporar lo nuevo.

Hay muchos tipos de Cruces, unas más simples y otras más complejas. Las más sencillas son, sin duda, la Cruz Latina, que ya hemos visto y la Cruz Griega que es similar a la anterior, y sólo tiene una pequeña diferencia: Todos los extremos de la Cruz tienen la misma longitud.

Podemos recordar la importancia que la figura de la Cruz Latina en la arquitectura religiosa. Muchas iglesias se construyeron basando su planta en la forma de la Cruz Latina. Así nos encontraríamos los dos brazos al igual que en la Cruz: uno más largo, el longitudinal que recorrería la iglesia desde el pórtico hasta el ábside y el brazo más corto sería el transepto. El punto en el que los dos brazos se cruzan sería el Crucero que se solía coronar con una cúpula. Es un tipo de planta que se utilizaba en el Románico y el Gótico. Las iglesias con planta basada en la Cruz Griega son Bizantinas.

Otra Cruz bastante simple en apariencia, pero que guarda un interesante significado es la Cruz de Tau. Como podemos ver en la imagen, se trata de una Cruz con la forma de la letra griega “Tau”. Son muchas las culturas que han utilizado este tipo de Cruz. Por ejemplo, en la mitología escandinava Thor, el dios del rayo, aparece con un martillo de doble cabeza que se relaciona con esta la Tau. También la conocían los egipcios, que la utilizaban como amuleto protector ya que representaba la vida, el poder, la sabiduría y la fecundidad. La Tau es una letra que comparten los alfabetos griego y hebreo, aunque se cree que su origen está en la letra taw del alfabeto fenicio.


Cruz de Tau

En el Cristianismo, la Cruz de Tau se asocia a dos importantes santos: San Antonio Abad y San Francisco de Asís. San Antonio Abad vivió, aproximadamente en los primeros años del cristianismo, en los siglos III y IV. Pero cuenta la leyenda que en el siglo VI se trasladan sus reliquias a Alejandría, mientras que en el siglo XII se vuelven a trasladar a Constantinopla. Corren los años del 1300 y por estas fechas es fundada la orden de los caballeros del hospital de San Antonio, conocida comúnmente como los “hospitalarios” o la “orden de los antonianos”. Los monjes de esta orden vestían unos sobrios hábitos negros con una cruz TAU sobre el pecho. Se dedicaron principalmente a tratar a peregrinos con enfermedades contagiosas como la lepra, la peste, la sarna, etc.
Según parece, San Antón siempre se apoyaba en un bastón que tenía la forma de Tau, de ahí que se adoptara esta imagen como representativa de su orden.

Por otro lado, San Francisco profesaba una profunda devoción al signo Tau, del que habla expresamente el profeta Ezequiel (9,3-6) y al que se refiere implícitamente el Apocalipsis (7,2-4). Con ella firmaba cartas y marcaba paredes, y sanaba heridas y enfermedades. Para él, la Tau representaba la redención y la salvación de las almas.

Aquí puden verse dos plantas de distintas iglesias que se basan en la Cruz Griega y la Latina:

Santa Marta de Melque (Toledo)
arteinternacional.blogspot.com
Iglesia con planta de Cruz Griega


 
San Pedro de Angulema - Poitou Charentes (Francia)
almendron.com
Iglesia con planta de Cruz Latina
 

Leer más...

miércoles, 27 de octubre de 2010

NOCIONES FUNDAMENTALES II

Como ya vimos en la entrada anterior, lo fundamental para trabajar con la Magia es la fe. Es el requisito imprescindible para que se pueda llevar a cabo cualquier trabajo mágico; sin él nada de lo que hagamos tendrá éxito, pues nos encontraremos realizando rituales mecanizados, nada espontáneos y ausentes de toda carga emocional.

También es importante saber qué es lo que se puede pedir a la Magia. Son muchas las personas que no tienen muy delimitado el campo de lo correcto y lo incorrecto en este tema; realmente resulta un tanto complicado trazar esa línea divisoria, pero nos puede servir de indicación algo muy simple: el respeto a la voluntad del otro. Es decir, en el momento que mi intención con un trabajo mágico, sea del tipo que sea, está encaminada a obtener algo en contra de la voluntad de otra persona, ya estamos entrando en el terreno de lo incorrecto. Veamos un ejemplo.


El tema estrella, sin duda, dentro de la Magia práctica es el del amor. El uso correcto de la Magia sería proporcionarnos el amor que nos merecemos, conocer a la persona adecuada, aquella que nos complementa, arreglar problemas en una pareja, propiciar la armonía, disolver enfados, potenciar las relaciones, etc. Siempre sin forzar la voluntad o el deseo del otro. Pero un uso negativo de la Magia, que por desgracia está muy extendido, sería conseguir que una persona se enamore de otra en contra de su voluntad, provocar una separación, fomentar disputas y enfrentamientos entre los miembros de la pareja, subyugar a una persona hasta el punto de anular su voluntad, etc.

Todas estas acciones entran de lleno en la Magia Negra, en la que se consigue lo deseado sin importar el daño que se pueda hacer a los implicados en la historia. Por supuesto, no hace falta decir que la Magia está supeditada a las Leyes Herméticas, que ya hemos conocido, por lo tanto sería bueno tener siempre muy presente el Principio de la Causa y Efecto. Cuando tengamos dudas acerca de una acción a realizar, pensemos qué podría suceder como consecuencia de dicho Principio, si lo que buscamos con el trabajo mágico es completamente inofensivo, no se dará ningún efecto negativo a raíz de su aplicación.

Si tenemos en cuenta que no tenemos que querer precisamente lo que tiene otro, sino algo parecido, estaremos haciendo un uso adecuado de la Magia. Si tu amigo consigue un buen puesto de trabajo, no pidas “ese” puesto precisamente, pide uno similar en condiciones. Hay para todos, no te empeñes en querer lo que otros tienen, encauza tus trabajos de cara a crear las condiciones adecuadas para conseguir algo nuevo para ti. La energía es infinita, ilimitada, al recurrir a la Magia no quitas a otro para quedártelo tú, por el contrario, vas a manipular la energía, que es de libre acceso, de tal manera que canalizarás hacia ti la materialización de tus deseos. Repito, la energía es infinita, hay de sobra para todos, tenemos el mismo derecho todos a su utilización.

La Magia pretende acceder a esa fuente infinita de energía para controlar la porción de la misma que sea precisa, y dirigirla conforme los deseos del practicante. Como ya he dicho, el ritual en sí no es más que un apoyo, una dramatización que sirve para encauzar la psique de quien lo realiza. Lo importante es que el practicante del ritual, hechizo, conjuro, etc., sintoniza por medio de esa dramatización un estado mental adecuado en el que puede plasmar esa idea mental de su deseo y alimentarla para que produzca el efecto concreto deseado. Recordemos que todo es Mente. No está de más antes de practicar cualquier tipo de Magia, releerse las Leyes Herméticas, puesto que la Magia no es más que la puesta en práctica de estas leyes.

Por supuesto, en este apartado no aparecerán rituales complicados y tremendamente elaborados como los que se utilizan en la denominada Alta Magia, huelga decir que tampoco se va a encontrar aquí nada que tenga que ver con la Magia Negra. Simplemente serán pequeños rituales sencillos, hechizos básicos que no tengan grandes complicaciones para su elaboración, que no utilicen elementos costosos o difíciles de conseguir y también daré algunas pautas muy elementales para que, quien quiera, pueda elaborar sus propios rituales adecuándolos a sus gustos y creencias. Lo importante será la actitud del practicante

Conoceremos distintas prácticas para los temas que más nos preocupan, cosas cotidianas del día a día: amor, salud, dinero, trabajo, familia, amigos, hogar, viajes, protección, limpieza, etc. En este último apartado hay mucha confusión y no quisiera terminar la entrada de hoy sin hablar, aunque solamente sea por encima de un tema que preocupa a mucha gente: la posibilidad de ser víctima de un mal de ojo, conjuro, maldición, etc. Como todo es mental, si nosotros decidimos que alguien nos puede hacer daño solo con su deseo de hacernos daño, si asumimos esa realidad, entonces sucumbiremos fácilmente a cualquier trabajo negativo que, supuestamente, nos hagan.

Nadie puede dañarnos si no se lo permitimos. El mal de ojo, y demás ataques psíquicos, son producto de la autosugestión. Quien realiza ese tipo de trabajos sabe perfectamente lo susceptibles que son algunas personas; para que surta efecto este tipo de trabajos el interesado se tiene que enterar, condición imprescindible, y, una vez que ya lo sabe, la autosugestión hace el resto. Es así de simple, pero a diario miles de personas caen en la trampa de las supuestas maldiciones y conjuros negativos. Hace tiempo en un foro en el que participo de forma esporádica se trataba este tema. Yo traté de explicar la función de la autosugestión en el mecanismo de este tipo de trabajos, pero había quien se negaba a admitir la posibilidad de una explicación mental. Tras el último argumento que leí, decidí que no merece la pena insistir ya que hay personas que no quieren escuchar otro argumento y prefieren sentirse vulnerables ante los ataques mágicos de otros; una opción tan respetable y tan válida como otra cualquiera. Esta persona, como argumento irrefutable de la realidad de las maldiciones y encantamientos era el mal de ojo que se hace a un niño o a un bebé. Como comprenderéis, si entendemos que la Magia es completamente mental, y lógicamente un niño de corta edad, incluso de meses no va a autosugestionarse, es evidente que en el entorno de dicho niño hay, como mínimo, un adulto que sí se autosugestiona y que proyecta esa negatividad en el niño.

Por supuesto cada persona es libre de creer lo que quiera, yo no tengo pruebas físicas ni tangibles tanto en un sentido como en el otro, ¿quién puede demostrar en un laboratorio la Magia? Pero al tratarse de sistemas de creencias, yo opto por la explicación mental, puesto que baso todos mis principios en las Leyes Herméticas. Y en esa línea es en la que yo creo mis entradas. Buen tema este último para reflexionar sobre que esperamos realmente de la Magia.

Leer más...

lunes, 25 de octubre de 2010

LO QUE PIENSA LA LUNA



 La Luna se siente alienada, siempre sometida a la tiranía del Sol. Dice que no tiene luz propia, sino que refleja los rayos del llamado Astro Rey. “No soy más que un pálido reflejo suyo, recojo sus sobras y hago lo que buenamente puedo con ellas; me siento una administradora de residuos” se lamenta amargamente. No os dejéis embaucar por sus quejas, tiende a exagerarlo todo, nada en su vida es tan dramático como ella pretende y, por supuesto, su papel no es el de administrar las migajas de luz que desprecia el Sol, como ella quiere dar a entender, muy al contrario, el Sol emite energía, y la Luna la absorbe y asimila para luego abastecernos.

Luna de Niki de Saint Phalle

Así es, aunque no lo reconozca abiertamente, la Luna es muy consciente de su poder sobre el ser humano. Sabe cómo nos influye. No os dejéis atrapar por su falsa modestia, no es más que una de sus muchas artimañas, la gusta sentirse contemplada, ese falso victimismo es parte de un papel que ella representa la mar de bien. Todos sabemos que la Luna es ingeniosa, creativa, intuitiva, bella… pero tiene esa otra cara, menos afable, menos encantadora.

La Luna adora los ambientes de luz tenue, inciensos aromáticos, música romántica, de ritmos suaves, nada de estridencias. Da mucha importancia a la armonía tonal, pero también a las letras. Una de sus canciones favoritas es aquel antiguo tema de Rod Stewart, “Maggie May”, especialmente esta frase:

“The morning sun
when it's in your face
really shows your age”
(El sol de la mañana
cuando ilumina tu rostro
muestra tu verdadera edad).

Siempre que oye estas palabras dice: “¿Lo ves? El Sol no es bueno, puesto que es cruel, nos enseña las cosas tal cual son, sin delicadeza, sin suavizar. Eso no me gusta. Yo envuelvo todo de una neblina que difumina los defectos, ¿qué tiene de malo endulzar los sentidos? No es engaño, es compasión”. No podemos hacer nada, cuando la Luna se empeña en compararse con el Sol, siente siempre que acaba perdiendo y eso hace que el desánimo y la melancolía se apoderen de ella. El Sol se muestra tal cual es, en cambio la Luna siempre se reserva algo para sí. Por eso hay quienes la acusan de embustera, de engañosa. Motivos hay para ello.

Y es que la Luna está convencida de que hay una delgada línea entre la verdad y la mentira por la que ella puede pasearse sin problemas, siente que sus embustes no son tales, para ella son formas amables de disfrazar la verdad con un toque de imaginación. Ante todo, la Luna se siente creativa, su imaginación es inagotable. No alberga mala intención, ella es así. Prefiere ver todo a través de velos de gasa, que distorsionan la realidad haciéndola más amable, al menos ella lo cree así. “Es mejor siempre insinuar, nunca mostrar del todo”.

Hay que entender como siente y piensa la Luna. Ella representa nuestra parte más oculta, aquella que conecta con el subconsciente. Donde residen la intuición, las experiencias y emociones inexplicables que están más allá del razonamiento. Pero junto a este tipo de sensaciones, cohabitan aquellos miedos, ansiedades e inquietudes que se esconden en lo más profundo de la psique. Bien mirado, hemos de compadecer a la Luna pues con ambas corrientes tiene que lidiar y no es un equilibrio fácil de conseguir.

Tal vez se sentiría mejor si no se obstinase en compararse con otros Arcanos constantemente, no ya solo con el Sol. Intento convencerla para que se de cuenta del importante papel que cumple dentro del juego del Tarot, pero ella vuelve siempre a sus obsesiones habituales, una y otra vez me repite la misma cantinela:

“La responsabilidad es tan grande que a veces me siento abrumada. Si fuese la Estrella vería sólo lo bello del mundo y nada me inquietaría, puesto que para mí no existiría lo malo. Si fuera el Carro me lanzaría a la lucha, plantando cara a las contrariedades, nada me amilanaría, por el contrario, sería un fiero guerrero. Si fuese el Sol, sentiría que soy el centro y todo gira en torno a mí, así que nada ni nadie podría perturbarme. Pero soy la Luna, soy el Arcanos de la eterna duda, los grandes miedos y las respuestas difusas… ¡Qué desdichada me siento! ¡Qué gran carga sobre mis espaldas!”.

Por supuesto, ya cuento con sus estados de ánimo cambiantes. Cumple escrupulosamente sus ciclos vitales, jamás se salta uno. Cuando está en sus fases más amables, es fácil hablar con ella. Vemos que es dulce y encantadora, sensible y emotiva. Es creativa, aunque hay que reconocer que tremendamente inconstante. Pero es tan fascinante que casi todo se la perdona. En esos momentos se siente cómoda con su situación y hasta se muestra locuaz: “Me gusta sentarme por las noches y sentirme en el cielo; ver sin ser vista, observar todo lo que sucede a mi alrededor y tomar buena nota de ello. La oscuridad tiene más vida de lo que muchos creen”.



En esos momentos es una delicia hablar con ella. Conoce miles de historias tras tantos siglos de observación silenciosa; su especial sensibilidad hace que su forma de relatar sea amena, no quieres dejar de escuchar sus historias. Pero es inevitable que un ciclo siga a otro ciclo, y la Luna tiene otras fases, menos amables. Cuando llega su momento más oscuro, es cuando se reviste con esa dura coraza y se oculta de los demás, cuando su extrema sensibilidad deviene en paranoia. Sus emociones se transforman en pasiones oscuras y descontroladas. Esa es la Luna rencorosa y acobardada. Entonces, su conversación ya no es amena, es un lamento constante y yo prefiero alejarme discretamente, esperando que pase ese ciclo y vuelva a ser la Luna que aprecio y valoro.

Leer más...

viernes, 22 de octubre de 2010

DOS DE COPAS

El Dos de Copas es una carta que tiene un simbolismo muy fuerte. Al verla, es inevitable evocar la imagen de uno de los Arcanos Mayores: Los Amantes. Vemos a la pareja en esta ocasión sus cuerpos cubiertos con vestidos y copa en mano, en pie, frente a frente separados tan solo por un caduceo. Sobre ellos, en sustitución del Ángel, vemos un león alado. El cielo es de un azul muy pálido, es el color del elemento agua, en su versión más suave y delicada, como lo es toda la iconografía de la carta, nada de colores fuertes, o figuras retorcidas, o actividad extrema. Todo es suavidad y armonía.

El fenómeno de la creación se produce a todos los niveles por la conjunción de dos fuerzas: una que es activa y otra que es pasiva, una emite y la otra recibe. La ausencia de una de las dos fuerzas, hace que sea imposible la creación de nada. Nuestra pareja de hoy reproduce este principio Hermético. El hombre es la parte activa y positiva, la mujer la parte pasiva y negativa. No me cansaré de repetir que cuando se habla de activo y negativo, no se refiere a que una cosa es buena y otra es mala, simplemente que una cosa se mueve y la otra permanece quieta, es absolutamente necesaria esa doble polaridad para la generación de un resultado.


Vemos reflejada la polaridad positiva y activa en el hombre por su actitud corporal. Notamos que por la posición de sus pies, da un paso, es decir avanza hacia la mujer; al mismo tiempo, su mano derecha se extiende hacia la de su compañera como en una ligera caricia, un leve acercamiento. En su mano izquierda porta una copa, es decir, se acerca a la mujer portando sus sentimientos y emociones de forma clara y a la vista, no esconde la copa sino que la exhibe.

Frente a él nos encontramos a la mujer, que también porta una copa, sus sentimientos están también a la vista. Su posición de quietud nos recuerda que es el elemento pasivo de la pareja. Está expectante para recibir lo que el hombre, la parte activa, va a ofrecer. Evidentemente ese ofrecimiento no es otra cosa que sus sentimientos, simbolizados en esa copa; del mismo modo, la mujer estaba esperando la llegada del hombre para también ofrecer lo mismo, la copa de sus sentimientos.

Cuando vemos la figura masculina, es inevitable recordar al Loco, aunque en este caso no se ven dibujadas las ruedas de ocho radios, ya que el estampado es ahora de motivos florales. La mujer, en cambio lleva un largo vestido de color blanco, símbolo de la pureza, cubierto a su vez por una especie de túnica de color azul, de un tono muy similar al del cielo; en este caso, las emociones no albergan ninguna maldad, ni segundas intenciones, solamente pureza y candidez.

Ambas cabezas están ceñidas por coronas de distintos materiales. El hombre lleva una corona de flores, es un elemento femenino en una figura masculina, y el caso de la mujer es el contrario, pues lleva una corona de laurel, que sería un elemento masculino. No olvidemos la simbología del yin y el yang, todo elemento masculino porta una parte femenina y a su vez todo elemento femenino contiene su correspondiente parte masculina. El hecho de tratarse de coronas, que aparte de ser el adorno que resalta la parte más noble del cuerpo humano, la cabeza, nos remiten al intelecto, de tal modo que el hombre activo físicamente, es pasivo intelectualmente y la mujer, pasiva físicamente, es activa mentalmente. Repito, entiéndase pasivo como sinónimo de recepción no de inactividad mental.

La cabeza del león, de color rojo, es símbolo de la sexualidad y del vigor físico que se ve atemperado por las alas que dotan de espiritualidad y elevación a las emociones. Entre la dos figuras humanas aparece el caduceo, es la vara mágica en la que se entrelazan dos serpientes con las cabezas enfrentadas; es el atributo característico de Hermes. Es un símbolo de equilibrio, no olvidemos que en alquimia representa la unión de dos fuerzas contrarias. La parte superior del caduceo sostiene la cabeza del león, lo que nos dice que la fuerza sexual puede y debe equilibrarse con la correcta contraposición de ambos elementos. (No confundir el caduceo con el báculo o el bastón de Esculapio, que sería una sola serpiente enroscada en la vara).

El gesto de acercamiento de copas de nuestra pareja protagonista, también puede representar el comienzo de un brindis, algo que nos lleva a uno de los significados básicos de esta carta: el inicio de un enamoramiento, romance o noviazgo. Y es que los seres humanos solemos celebrar el comienzo de algo brindando para desear larga vida a la vez que reconocer socialmente aquello que acaba de empezar: un matrimonio, un nacimiento, un noviazgo, un bautizo, un ascenso, una jubilación, una graduación en los estudios, un nuevo trabajo, etc. El brindis festeja una nueva etapa en la vida y en la evolución de la persona.

Por último, al fondo de la imagen, vemos una colina cubierta de una vegetación verde sobre la que se alza una casita. Puede ser el reflejo de la vida en común que espera a nuestra pareja una vez hayan sellado con un brindis esa alianza entre ellos.


Significados generales: Como he mencionado un poco más arriba, esta carta representa comienzos de asociaciones: enamoramientos, noviazgos, matrimonios, amistad. Y en temas laborales: asociaciones comerciales, laborales, de estudio, de investigación, etc. En resumen son uniones y alianzas de todo tipo, siempre teniendo en cuenta el tema a tratar. Es una carta de plenitud emocional, armonía en las relaciones, compenetración a todos niveles en la pareja, de amor correspondido. Amistad profunda. Se llega a acuerdos satisfactorios para todas las partes. Se solucionan los problemas.
Colaboración, trabajo en equipo.

Invertida: Insatisfacción amorosa, amor no correspondido. Discordia, malentendidos, peleas. Relaciones complicadas y desiguales. Falsa amistad. Infidelidad, adulterio, separaciones. Relaciones que desde sus comienzos cuentan con oposición del entorno. Socios que se separan, sociedades que se disuelven. Cooperación nula.

Leer más...

jueves, 21 de octubre de 2010

LA PILA DE BAGDAD

La palabra Ooparts es el acrónimo en inglés de: “out of place artefact”, es decir artefactos fuera de lugar. Es un término que se refiere a una serie de objetos que se han ido encontrando en excavaciones arqueológicas y que están fuera de tiempo, son anacrónicos. Es decir, objetos modernos cuya datación se remonta a épocas muy antiguas en las que, al menos que hasta la fecha sepamos, el ser humano carecía de los conocimientos necesarios para fabricarlos. Uno de estos Ooparts es la pila de Bagdad.

En el año 1.936, en Rabua, una colina próxima a Bagdad (Irak), unos trabajadores que realizaban excavaciones en la zona, encontraron una tumba protegida por una pesada losa de piedra, claramente era muy antigua. En su interior se hallaron muchas piezas que fueron datadas en un período comprendido entre los años 250 a.C: y 225 d.C., aproximadamente la época de los Partos. Entre las muchas figurillas y objetos decorativos, apareció una especie de vasija de barro de pequeñas dimensiones. No parecía ser nada del otro mundo, aunque resultaba llamativo el tapón de asfalto que la sellaba.


Una vez abierto el tapón, se encontró dentro de la vasija algo sorprendente: un cilindro de cobre de unos 19 cm de largo por 2,6 cm de ancho y en su interior había una varilla de hierro revestida de plomo. El extraño objeto fue a parar al Museo Estatal de Bagdad. El ingeniero alemán Wilhem Köning estudió el curioso objerto llegando a una conclusión asombrosa: era una pila, aunque bastante rudimentaria. Pero cuando rellenó la vasija con un electrolito y la conectó a una lámpara, consiguió una débil iluminación.

Cuatro años después se publicó el informe con las conclusiones de la investigación y en este se decía que la vasija encontrada funcionaba como una pila eléctrica. Años después, aparecería en escena otro ingeniero, en este caso un estadounidense que trabajaba en el Laboratorio de Alto Voltaje, de la General Electric Company, de Pittsfield, Massachussets, Willard F.M. Gray, que estaba fascinado por la vasija. Para comprobar si realmente era una pila antigua, decidió construir una igual, o lo más parecida posible. Para ello tendría que utilizar los mismos materiales y en las mismas proporciones y dimensiones que se habían empleado en la fabricación de la vasija original.


Supuesta composición de la pila
 Una última cuestión era cuál sería el electrolito (sustancia, salina o alcalina, que contiene iones libres y que hace las funciones de conductor eléctrico) a utilizar, evidentemente tendría que tratarse de un material que fuera conocido y que estuviera disponible en la época y en la zona geográfica en la que se había encontrado la vasija, si no, la réplica de la misma no tendría validez. Se le ocurrió utilizar el zumo de la uva; ya que era un producto que se sabía era habitualmente consumido en la antigua Mesopotamia.


Pero al final optó por ir a lo seguro y utilizó sulfato de cobre. El resultado fue positivo. La pila llegó a funcionar generando entre uno y dos voltios. Según afirmó Gray, metió una estatuilla de plata, que en dos horas se volvió dorada. Este cambio de color sólo podría producirse si la vasija lograba generar corriente eléctrica. Según él, la vasija era ciertamente una pila y su función sería proporcionar la electricidad necesaria para realizar galvanización con oro y plata.

Con esta teoría, se dio uso a una serie de vasijas que se habían encontrado en la zona, en diferentes momentos y que no estaban en un estado de conservación tan bueno. De este modo, la pila de Bagdad tuvo unas diez compañeras más, lo que demostraba que no era un objeto curioso y aislado, era algo que se fabricaba en épocas remotas y que tenía una utilidad concreta. En la década de los setenta, el egiptólogo alemán, Arne Eggebrecht hizo otra recreación de la pila de Bagdad y en esta ocasión sí que utilizó zumo de uva. Consiguió generar 0.87V.

Desgraciadamente, el ser humano es como es y durante la invasión de Irak, en el año 2.003, su Museo Nacional que albergaba las pilas, fue saqueado y expoliado. Entre tanto robo y destrucción, la pilas desaparecieron. Se dice que el gobierno iraquí había puesto estas y otras piezas valiosas a buen recaudo en prevención de alguna catástrofe similar a la que ocurrió. De momento nada se sabe sobre las pilas, así que no habrá que tomar demasiado en serio esta información.




Ahora es cuando viene el problema ¿es realmente una pila? Si bien hay muchos defensores de esta teoría, no está tan claro. Reconozco que mis conocimientos sobre electroquímica son escasos, por no decir nulos, así que no tengo capacidad para argumentar ni a favor ni en contra. Así que prefiero mantenerme al margen y os animo a leer dos páginas que se posicionan claramente en cada una de las posturas.

El primer enlace pertenece a una página bastante escéptica; lo interesante del artículo, escrito por Luis Ruíz Noguez, (periodista y químico) es que argumenta sin insultar ni faltar al respeto a las personas que sí creen que la vasija es una pila. En el segundo enlace encontramos las argumentaciones a favor de la autenticidad de la pila, que hace el periodista especializado en el misterio y las conspiraciones, Bruno Cardeñosa en un archivo de audio. Se trata de una página en la que se pueden encontrar varios fragmentos de distintos reportajes de Cardeñosa para la radio.

http://www.dios.com.ar/notas1/enigmas/misterios/pilas/pilas_bagdad.htm

Leer más...

lunes, 18 de octubre de 2010

EXPEDIENTE 39

Podríamos añadir un subtítulo que dijese algo así: “¿Para qué te metes dónde nadie te llama?”. Después de verla, entiendes un poco mejor a Herodes, y es que la niña protagonista es completamente asesinable, tras esa cara de estulticia se esconde un auténtico demonio… literalmente.




Emily Jenkins (Renee Zellweger) es una asistente social especialmente motivada. Se implica totalmente en cada uno de los casos que tiene asignados. Últimamente se siente saturada pues está llevando 38 expedientes, lo que hace que prácticamente no tenga tiempo para nada que no sea su trabajo. Pero a su departamento no dejan de llegar nuevos casos y acaban de asignarla uno más, el que hace el número 39.

Se trata de una niña de unos diez años, Lilith Sullivan (Jodelle Ferland), de carácter extremadamente retraído que vive con sus padres (Kerry O´Malley y Callum Keith Rennie), una pareja de apariencia siniestra y atemorizadora, que actúan de una manera paranoica. Emily se toma un interés particular por el caso, puesto que teme por la seguridad de la niña. Sus temores se ven confirmados cuando se ve obligada a intervenir in extremis puesto que los padres iban a matar a Lilith, de una forma grotesca y despiadada Una vez que la pareja es detenida y se declara su locura, la niña pasa a ser tutelada por los Servicios Sociales.

Lilith convence a Emily para que la acoja en su casa hasta que le sea asignada una familia de acogida. Pese a la resistencia inicial, Emily accede a solicitar la custodia temporal, incluso, haciendo uso de sus contactos laborales, agiliza los trámites para que ésta se produzca cuanto antes. Pero los problemas surgen desde el primer momento. La gente que entra en contacto con Lily parece enloquecer de forma incomprensible y Emily empieza a plantearse si los padres de Lilith estaban menos locos de lo que pensaba y tenían realmente motivos para actuar como lo hicieron.

Realmente me parece una película entretenida. Aunque reconozco que Renee Zellweger no es precisamente santo de mi devoción, está bastante bien en su papel, te lo acabas creyendo; aunque a veces te dan ganas de introducir la mano a través de la pantalla para darla un toquecito a ver si espabila; algunas veces es excesivamente bobalicona y te cuestionas cómo alguien así ha podido llegar a ser asistente social.

Lilith es un auténtico hallazgo, es una niña escalofriante, odiosa y odiable. Ver como manipula a todo el mundo sin despeinarse es una auténtica gozada, y es que no hay nada más edificante que ver a un malo muy malo. Soy de la opinión de que los malos de las películas tienen que ser verdaderamente malos, los malos que dan pena o que acaban despertando compasión son malos “light”. Yo abogo por los malos odiosos y sin escrúpulos, que puedas disfrutar aborreciéndolos toda la película. No hay nada más entretenido, a la vez que liberador que implicarte en la trama de una película y un malo blandito, no te lo puedes creer.

Aviso, aunque no cuento nada que nos se haya dicho en la promoción de la película y en cualquier sinopsis del argumento se habla de lo que voy a hablar yo, aconsejo no seguir leyendo y ver la película. Una vez vista ya se puede leer el resto de esta entrada y es que, si hay alguna persona que no ha oído hablar de la película, al leer lo que sigue perderá el factor sorpresa. Avisado queda todo el mundo.

Hay una serie de películas que tienen como protagonista lo que podríamos denominar niño-monstruo. Por ejemplo en “El buen hijo”, nos encontramos a Macaulay Culkin interpretando el papel de un niño absolutamente malvado, un psicópata sin sentimientos y para el que la vida humana carece por completo de valor. Se trata de una persona que es malvada, pero que es persona al fin y al cabo. Además resulta especialmente estremecedor por ser un niño, ya que a los niños se les presupone inocencia e ingenuidad porque aún no están tocados por la vida adulta.

Sin embargo, en “Expediente 39” nos encontramos con una niña que es malvada porque dentro de su cuerpo habita algo malvado, demoníaco. No es un ser humano malvado, es una entidad no definida que actúa malignamente porque es su manera de ser, para manifestarse tiene que dañar, no sabe ser de otra manera. Está dentro de su propia naturaleza. No es exactamente el caso del niño que protagoniza la serie de la Profecía, Demian, en este caso es un demonio que tiene una misión, un plan concreto y que mata para llevar a cabo esos planes. Así que su maldad está “justificada” porque tiene un fin.

En cambio, Lilith es simplemente un demonio astuto y malvado que se dedica a hacer mal por el simple hecho de hacer mal, en muchas ocasiones no obtiene ningún beneficio tangible por hacer daño, pero está en su naturaleza, y daña y mata porque es lo que sabe hacer. Lo que hace que resulte aún más odiosa, porque sus maldades son gratuitas y sin sentido. Así que se la puede odiar libre y ampliamente.


Y, lógicamente hay que preguntarse ¿qué se puede esperar cuando llamas a una niña Lilith? Repasemos muy por encima la historia de Lilith. Se trata de un personaje mitológico de origen mesopotámico, que llegó a occidente a través de la tradición judía. Se supone que fue la primera esposa de Adán, antes de Eva. Pero su rebeldía hizo que abandonara el Edén para instalarse en una cueva en las costas del Mar Rojo y convertirse en la amante de Asmodeo, un demonio altamente destructivo con el que tuvo una pléyade de hijos; demonios todos ellos, claro.

Adán, deprimido por la partida de Lilith, pidió a Dios que hiciera volver a su compañera. Dios encomendó a tres Ángeles la misión de traerla de nuevo al Edén. Estos Ángeles: Senoy, Sansenoy, y Semangelof, encontraron a Lilith en su cueva y le exigieron su retorno con Adán por órdenes de Dios. Si no lo hacía, anunciaron que matarían a cien de sus hijos demonios cada día hasta que regresara al Edén.

Pero Lilith, se negó a volver al Edén con Adán. Tan pronto como los Ángeles llevaron a cabo la primera matanza de cien hijos de Lilith, hizo esta una terrible declaración: Juró matar a la descendencia de Adán. Atacaría a los niños, e incluso a sus madres, durante el nacimiento. Juró también que los recién nacidos estaban en peligro de ser objeto de su ira, especialmente los niños que no fuesen circuncidados.

No conforme con atacar a los niños, también dijo que visitaría a los hombres durante el sueño, como un súcubo de larga cabellera pelirroja e impresionante belleza, para robar su semen y de esta forma dar nacimiento a más niños demonio, que reemplazarían a los asesinados cada día. Se cree que para proteger a los niños de la visita de Lilith se deben exponer de forma bien visibles los nombres de los tres Ángeles.


Volviendo de nuevo a la película, sin duda Lilith es la estrella absoluta; consigue que te estés preguntando durante todo el tiempo si la niña es mala o está poco menos que endemoniada, también te preguntas si es posible que tenga remedio o es un caso perdido. Por último, hay dos episodios antológicos dentro de la película: uno es el del psicólogo (Bradley Cooper) en el baño y el otro es la última parte de la película… apasionante.

Leer más...

domingo, 17 de octubre de 2010

DOGMA Y RITUAL DE LA ALTA MAGIA

Este, que es uno de los libros fundamentales del ocultismo occidental, publicado en 1.854, es un auténtico compendio de Magia, teórica y práctica. Su autor, Eliphas Leví, consagró su vida al estudio de la Magia desde todos los ángulos posibles; pero no se conformó con recopilar datos de distintas fuentes ocultistas, sino que buscó conciliar toda esa información con la realización práctica de la misma.

Por eso el libro se subdivide en dos partes absolutamente diferenciadas: el Dogma, es decir los pilares básicos de la Magia y el Ritual, la aplicación práctica de esos conocimientos. En este punto habría que remarcar que dentro de los distintos puntos de vista a través de los cuales nos podemos acercar a la Magia, Eliphas Leví optó por el ceremonial, lo que se considera Alta Magia, que parte de unas bases muy elaboradas y consta de unos rituales que se podrían definir como sofisticados.


Antes de recorrer, aunque sea de forma muy resumida, las páginas del libro, no estaría de más leer la opinión que sobre el concepto de la Magia de Leví tiene otra de las figuras clave del esoterismo occidental del siglo XIX, Stanislas de Guaita:

“Pensamiento vasto y sintético, estilo resplandeciente y rico, imperturbable lógica y ciencia irrebatible. Eliphas Levi es un mago completo. Los círculos concéntricos de su obra abrazan la ciencia entera y cada uno de sus libros testimonian con significación precisa su razón de ser absoluto. Su Dogma enseña, su Ritual ordena, su Historia adopta su Clave de los grandes misterios explica, sus Fábulas y Símbolos revelan, su Hechicero de Meudon predica con el ejemplo; en fin, su Ciencia de los Espíritus contiene la solución de los más altos problemas metafísicos”.
Tetragrammatón

Como bien dice Stanislas de Guaita, en el Dogma, Leví nos enseña, puesto que nos explica cómo concibe la Magia y nos va a presentar todos los elementos que componen el hecho mágico de acuerdo con su filosofía particular. Para Leví la Magia existe, está ahí siempre, es simplemente algo oculto tras velos de ignorancia y nuestra misión sería ir descorriendo dichos velos para acceder a ella.

En palabras de Leví: “La Magia es la ciencia tradicional de los secretos de la naturaleza que nos viene de los magos”. Es interesante esta definición puesto que sintetiza la base sobre la que se estructuran las ideas de Leví, él concibe la Magia como una Ciencia, no como una religión o un conjunto de creencias. Por lo tanto, al ser ciencia, posee una parte de teoría que nos explica qué es, cómo funciona, qué elementos la componen, de qué herramientas podemos valernos para acercarnos a ella y qué resultados podemos esperar obtener, teniendo en cuenta lo anterior. Esta sería la sección del Dogma.


Evidentemente, todos tenemos una visión del mundo y de las cosas tamizada por nuestras propias creencias y experiencias vitales. Eliphas Leví no va a ser una excepción. El peso que sus estudios cabalísticos tienen en todos sus escritos son más que evidentes, así que su visión de la Magia, aunque abarca un amplio espectro, siempre está condicionada por esas creencias. De todas formas la Cábala ha influido enormemente en la Magia occidental, así que nada de lo que se lea en la obra de Leví va a chocar demasiado.

En la segunda parte, el Ritual, entramos de lleno en la utilización práctica de todos esos conocimientos que hemos adquirido en la primera parte. Así se nos enseñan distintos rituales y se nos muestra qué elementos son precisos para llevarlos a cabo: talismanes, filtros, conjuros, etc. Ahora que ya sabemos de qué herramientas nos podemos valer, Leví nos anima a hacer uso de ellas.
Clave de Thot

Leví da la misma importancia a la parte teórica y a la práctica, no concibe la Magia sin la conjugación de estos dos elementos. Por eso, al inicio de la sección del Ritual nos dice: “Toda intención que no se manifiesta por actos, es una intención vana, y la palabra que los represente una palabra ociosa. Es la acción la que demuestra la vida y es también la acción la que manifiesta y comprueba la existencia de la voluntad. Por esto se ha dicho en los libros simbólicos y sagrados que los hombres serán juzgados; no por sus pensamientos y por sus ideas, sino por sus obras. Para ser es necesario hacer”.

Libro absolutamente recomendable para los estudiosos de la Magia, pero sobre todo, para los practicantes de la Magia. Para descargar:

http://www.upasika.com/docs/levi/Levi%20Eliphas%20-%20Dogma%20y%20Ritual%20de%20Alta%20Magia.pdf

Leer más...

viernes, 15 de octubre de 2010

AS DE COPAS

Empieza con este Arcano la serie de las cartas de Copas, el elemento Agua, es decir, las emociones. Ya hemos avanzado un paso, hemos dejado atrás la esfera de lo material para adentramos en la de los sentimientos. Aunque todos los palos nos hablan de los distintos ámbitos de la vida, el de Copas se centra principalmente en el emotivo: la familia, el amor, los amigos, las relaciones personales, etc.

La imagen está dominada principalmente por una inmensa mano blanca que surge de una nube gris. Es una mano similar a la que veíamos en el As de Oros, tal vez sea la misma; la divinidad ofreciendo a la raza humana los distintos atributos simbolizados en los cuatro palos que a su vez se corresponden a los cuatro elementos. Vemos que irradia luminosidad, lo que contrasta fuertemente con el fondo gris completamente espeso. Recordemos la unión de los opuestos simbolizada por el gris.


Sobre la palma de la mano vemos una inmensa copa, lo que sería el Santo Grial. La apariencia de la copa nos hace pensar que es de oro y vemos una letra grabada. Este tema ha sido causa de cierta controversia, puesto que Waite nunca llegó a explicar su significado. Unos dicen que es una M invertida y otros que es una W. Tal vez, sea esta última y es simplemente la inicial del apellido de Waite, o puede que sea la primera letra de Water, agua en inglés, o incluso la letra hebrea Mem, que es también agua, ya que las Copas representan dicho elemento. En cualquier caso y hasta que se demuestre lo contrario, no se sabe qué significa con exactitud, lo demás son elucubraciones.

La copa es un símbolo femenino, un receptáculo de vida, recordemos que los elementos Agua y Tierra son femeninos, es decir, que los palos de Copas y Oros son femeninos. Decía que la copa contiene vida y así es, puesto que vemos como el agua, símbolo de vida, se derrama en cinco fuentes diferenciadas que representan los cinco sentidos con los que nos desenvolvemos en el mundo físico, como ya vimos en la carta de la Estrella.

Una lluvia de Yods cae procedente de la copa, Yod es una letra hebrea que representa a la divinidad (recordemos la imagen de la Torre). Estas gotitas acompañan a los chorros de cada uno de los cinco sentidos, de esta forma se nos recuerda que no sólo somos materia, también tenemos una chispa de divinidad y todos somos iguales, aunque no lo parezca, puesto que todos procedemos de la misma copa, la fuente original.

Una paloma blanca, símbolo de paz y de pureza, sobrevuela la copa. Para el cristianismo es la representación del Espíritu Santo, el Amor divino. Un detalle curioso es que en la representación iconográfica de las cuatro virtudes cardinales, la paloma blanca encarna la Templanza. Algo que enlaza directamente con la teoría que algunos autores defienden de una correlación entre los cuatro palos de los Arcanos Menores y determinados Arcanos Mayores, en el caso de la Templanza, serían los Arcanos correspondientes al palo de Copas. Ya me extenderé en este tema cuando hable de Gareth Knight.

En su pico, la paloma, porta una Sagrada Forma grabada con una cruz, uno de los símbolos más importantes del ocultismo occidental (y de los peor entendidos). En este punto no estaría de más recordar que Waite bebía de las fuentes del esoterismo cristiano. La Sagrada Forma es la representación de la semilla de la nueva vida, la vida del espíritu, que al introducirse en la copa, dotará de vida espiritual lo que sólo era vida material, es decir, animará el agua contenido en la copa para que fluya y se manifieste.

El agua cae a lo que parece un río o lago, o puede que mar, en el que flotan lo que pueden ser nenúfares o lotos, como se prefiera. La vida fluye y genera más vida, por eso las cinco fuentes de agua, caen de la copa para fundirse con más agua aún. El loto era considerado símbolo de la luz, puesto que cierra sus pétalos y se sumerge bajo el agua cuando llega el atardecer, para volver a aparecer y a abrirse al salir el sol por la mañana. Se dice que hasta en la ciénaga más inmunda, puede aparecer una flor de loto, y es que por muy miserables que sean las aparentes condiciones de la vida, siempre la belleza y la luz se abren camino.


Significados generales: Es una carta de plenitud en todos los aspectos, pero fundamentalmente en el sentimental. Comienzo de un nuevo amor o consolidación del que ya tenemos. Alegría, armonía, abundancia, productividad. Representa el hogar, la familia. Acontecimientos importantes en el ámbito familiar: bodas, bautizos, embarazos, celebraciones, etc. Empatía, altruismo, compasión, hospitalidad.
Soluciona problemas de todo tipo. Inicio de proyectos de naturaleza artística o creativa. Posibilidad de promoción y de ocupar cargos más importantes. El trabajo puede estar relacionado con un vínculo sentimental.

Invertida: Relaciones secretas, sentimientos ocultos. Infelicidad, falta de afecto. Celos, odio incluso puede llegar a hablar de rupturas sentimentales y divorcio.
Problemas graves en el hogar. Cambio inesperado de posición. Oposición a al familia y a las tradiciones familiares. Esterilidad física y/o emocional.
Se pierde la esperanza. Los afectos no son sinceros. Traición. Miedo a enamorarse.

Leer más...

jueves, 14 de octubre de 2010

OTRO EJEMPLO DE TIRADAS CORRIDAS

Mountain Dream Tarot
Retomo este tipo de tirada, que es una de mis favoritas, por ser sencilla pero a la vez muy explícita. He de insistir en la necesidad de ser racional con el número de cartas utilizado según la clase de pregunta que se realice. No deberíamos utilizar veinte cartas para una cuestión simple, del mismo modo que tampoco se deberían utilizar sólo dos cartas para una pregunta que tiene una cierta complejidad.

Merece la pena dedicar un tiempo antes de extraer las cartas del montón, para hacer una planificación mental de la estrategia a seguir. En primer lugar formular la pregunta. Una vez que ya tenemos claro qué es lo que queremos saber, podremos decidir las cartas a utilizar, de este modo ajustaremos más la cantidad de cartas que pueden ser necesarias. Pondré un ejemplo con una supuesta consultante que se llama Carmen y que se siente atraída por Luis, Carmen nos va a hacer una pregunta muy frecuente de carácter sentimental: ¿qué siente Luis por Carmen? Esta pregunta es un clásico entre los clásicos, y también es muy común utilizar como mínimo diez cartas para tratar de contestarla.

Si racionalizamos un poco, podemos ver que con una o dos cartas a lo sumo, esta pregunta queda satisfactoriamente contestada, cuando se utilizan más se empiezan a dispersar los significados puesto que estamos hablando de varios significados distintos que hay que conjugar entre sí, el resultado puede ser un auténtico galimatías que, lejos de aclararnos, nos líe aún más. Simplificar es un arte, y el Tarot es tan sumamente concreto y específico, que es una pena querer complicar las cosas cuando estas de por sí son bastante sencillas. Veamos cómo podemos enfocar la pregunta: ¿qué siente Luis por Carmen? de manera clara y precisa con un par de cartas:


Tarot Hanson-Roberts
 El dúo Enamorados y Estrella, en una primera impresión, transmite la sensación de una tirada positiva. Ambas cartas lo son. En resumen podríamos decir que Luis siente por Carmen un amor sincero y sin segundas intenciones. Los dos grandes significados de la carta de los Enamorados son Elección y Amor, si tenemos a su lado una carta tan positiva y tierna como la Estrella, que armoniza los sentimientos y endulza todo lo que se encuentra a su alrededor, vemos que el significado que se ve potenciado en este caso, es el de Amor. Se trata de la Estrella, así que nunca hablaremos de un amor pasional y lujurioso, sino de una relación profunda y armoniosa.

Por supuesto, no conviene sucumbir a la tentación de una predicción por medio de estas dos cartas. Se ha preguntado claramente por los sentimientos de una persona hacia otra, no se está hablando de lo que va o no va a pasar. Si se quiere saber si hay posibilidades de encuentro, etc. se tendrá que hacer una tirada con ese fin. Es muy frecuente querer responder a varias cuestiones distintas con una sola tirada, eso es un error. Puede suceder que Luis albergue esos sentimientos tan maravillosos hacia Carmen, pero no querer darlos a conocer por los motivos que sean: porque espera la ocasión propicia o porque prefiere primero arreglar aquel problema laboral que tanto le preocupa y que no le deja relajarse, etc. Si aprovecho para pronosticar si Luis va a intentar un acercamiento a Carmen con estas dos cartas, la respuesta saldrá falseada, puesto que no fueron extraídas del mazo para contestar a esa cuestión, sino a la primera, la de sus sentimientos por nuestra consultante.

Para ver esto más claro, una vez que ya sabemos que Luís siente un amor tan sincero y firme por Carmen, podemos pedir al Tarot que nos cuente qué avances se pueden dar próximamente en esta relación. Es fundamental dejar muy clara la pregunta y, en este caso concreto, la cuestión del tiempo debe establecerse antes de la tirada, no después. Vamos a pedir una predicción con vista a seis meses, por dar una fecha. Una vez que hemos concretado la pregunta y el tiempo, ya se puede decidir el número de cartas que extraeremos del mazo. Para esta cuestión concreta sí que resulta conveniente utilizar alguna carta más, pongamos el tope de seis, puesto que no se trata de una tesis doctoral, pero tampoco vamos a ser tan raquíticos y escuetos. Sacamos pues seis cartas que nos darán una idea de lo que va a pasar entre Luís y Carmen en los próximos seis meses:

 
Tarot Hanson-Roberts

 Empecemos viendo las sensaciones que nos provocan las cartas en conjunto. Vemos que no hay ninguna carta invertida. No vemos cartas que nos lleven a pensar en obstáculos, problemas o incluso ruptura de relaciones, como podría ser el Colgado o la Torre. Recomiendo que, aunque vayamos viendo los significados de las cartas una a una, no dejemos de contemplar el conjunto. Todas las cartas tienen varios significados, el optar por uno en concreto desechando los otros, viene dado primero por la sensación intuitiva que recibamos al contemplar la tirada, pero también por el influjo que reciba la carta en cuestión del resto. Si es una carta no muy positiva, pero está rodeada de cartas que sí lo son, evidentemente, sus significados se verán en gran medida matizados y suavizados.
La tirada se abre con la carta de la Luna, que va acompañada en este caso del Enamorado. Viendo el conjunto de las cartas y sobre todo la más cercana, yo optaría por tomar significados más suaves de la Luna, por ejemplo, en vez de quedarnos con la idea de engaño o incluso autoengaño, yo más bien me inclinaría por el significado de secreto, de algo oculto. Tomando ese sentido de la Luna, se podría pensar que existen unos sentimientos amorosos, que nos reflejan la carta del Enamorado, y que ya conocemos por la tirada previa de dos cartas, que se han mantenido secretos. La carta de los Enamorados también significa tomar una decisión, así que, viendo que, por un lado tiene a la Luna y por otro el Mundo, que es lo externo, la comunicación, etc., podemos deducir que Luis va a tomar la decisión de revelar su secreto, no quiero decir que vaya a publicar un anuncio proclamando sus sentimientos por Carmen a los cuatro vientos, simplemente se trata de dar a conocer lo que siente a Carmen y seguramente a su entorno más inmediato.

Siguiendo con la sucesión de cartas, nos encontramos con la carta del Papa que oficializa las relaciones, esta idea viene todavía más reforzada por la carta de la Justicia que aparece inmediatamente después, ya que también da carácter de seriedad y podríamos decir que de oficialidad a una relación. Además, estas dos cartas nos indican que la relación va a ser sólida, sosegada y compenetrada, no aparecen cartas que hablen de locuras amatorias o de amoríos sin compromiso, son dos cartas serias. Por último el Sol viene a bendecir a la pareja, ya que es una carta fantástica en todos los ámbitos de la vida y, como no podía ser de otro modo, en cuestiones sentimentales. Incluso, que no se descarte o bien una petición de matrimonio, de vivir juntos, etc. Así que el resumen puede ser el siguiente: los sentimientos van a darse a conocer, lo que llevará a que la relación se va a consolidar con muy buenas perspectivas de futuro.

Muchas veces sucede que se quiere dar respuesta a varias preguntas distintas sobre el mismo tema, con una sola tirada y eso es imposible, aunque resulte muy tentador. Se deben clarificar las distintas preguntas y destinar una tirada a cada una de ellas. En este caso hemos hecho dos preguntas sobre un mismo tema: la relación Luis – Carmen. Por un lado hemos indagado sobre los sentimientos de Luis hacia ella y por otro lado, hemos investigado los posibles sucesos que en torno a la relación se van a producir en los próximos seis meses. Podríamos haber profundizado un poco más, por ejemplo con estas preguntas: ¿Qué puede hacer Carmen para acercarse a Luis? ¿Qué beneficios o perjuicios puede traer a Carmen una supuesta relación con Luis? ¿Qué siente realmente Carmen hacia Luis? Estas y otras preguntas similares se pueden realizar en la misma consulta, eso sí, cada una de ellas debe estudiarse con su tirada correspondiente.

Leer más...

martes, 12 de octubre de 2010

NOCIONES FUNDAMENTALES I

En su día hablé de lo que para mí representa la Magia, definiéndola como el conocimiento y la aplicación de leyes espirituales para conseguir efectos en el mundo material. Al inaugurar esta sección lo que pretendo es compartir con aquellas personas que estén interesadas, algunos rituales y trabajos mágicos que he ido conociendo a lo largo del tiempo y también prácticas mágicas que se pueden incorporar a la vida cotidiana, como parte de nuestra rutina diaria.

Creo que es oportuno aclarar algunas ideas básicas sobre la Magia, mejor dicho, de cómo concibo yo la Magia, de esa manera, podréis haceros una idea de lo que se puede y lo que no se puede encontrar aquí. La idea fundamental es que la Magia es un hecho mental ya que todo es mente; partiendo de la base de la Ley Hermética del Mentalismo, los resultados que se obtienen realizando este o aquel ritual, no son más que producto de un cambio positivo y sostenido en nuestra mente. El uso de la ritualística material, sirve solamente de apoyo para propiciar esos movimientos necesarios a nivel mental, de cara a obtener los objetivos que nos hemos marcado.

Esa es toda la base en la que se sostiene la Magia práctica (insisto, siempre desde mi punto de vista). Quien piense que va a conseguir algo por encender dos velitas y un incienso aromático y decir cuatro frases, creo que se va a decepcionar. Por supuesto, no hay nada como hacerlo para constatarlo. Si ese ritual no va acompañado de un trabajo mental, no conseguirá resultados. Llegados a este punto, puede que alguien se pregunte: “¿Entonces para qué tanta parafernalia? Y la contestación es muy sencilla: son apoyos psicológicos necesarios para que la mente entre en un nivel de funcionamiento determinado y realice una serie de operaciones muy concretas de cara a obtener resultados óptimos.

Determinados objetos, colores, formas, olores, frases, movimientos etc. causan un impacto psicológico que predispone a los procesos mentales que estamos buscando. Por ejemplo, el color blanco activa una serie de resortes en nosotros al contemplarlo o al rodearnos de él. El blanco tradicionalmente se relaciona con la limpieza, la pureza, la inocencia, etc. por eso es que en muchos rituales que tienen como objetivo la limpieza de una persona, cosa o lugar, se utilizan velas blancas, los altares para trabajos mágicos se suelen cubrir con telas blancas, etc. Durante siglos en Magia se ha trabajado con el referente de la asociación blanco=limpieza, de tal modo que el subconsciente relaciona ambos términos automáticamente.

Este ejemplo es aplicable a cualquier elemento que se utiliza tradicionalmente en la Magia: se usa la miel para hechizos de endulzamiento por la relación obvia que existe entre la miel y el dulce (el azúcar), se utiliza la sangre de la menstruación para trabajos de fertilidad, etc. Pero todos estos elementos no son más que muletas, apoyos que utilizamos para el verdadero trabajo que es el mental y que por convencimiento y reiteración se hace efectivo. Una persona que ha entrenado su mente y que tiene un gran poder mental, no necesitaría ningún elemento externo para provocar resultados gracias a los poderes creativos de la mente. Pero nosotros, simples mortales, que todavía somos falibles, necesitamos todas las ayudas posibles y más aún. Si hay alguien que piensa que no necesita estos elementos mágicos como apoyo mental para realizar Magia, propongo unos ejercicios muy sencillos para comprobar de forma fehaciente que esto es cierto, si supera estas pruebas, es evidente que no necesita recurrir a ningún apoyo físico:

Delante de una televisión apagada, ha de conseguir que esta se encienda sola, sin ninguna participación física, por supuesto, solo con el poder de su voluntad. Una vez que haya logrado encender la televisión con su mente, que vaya cambiando de cadena mentalmente. Con cuatro veces basta.
Otro ejercicio: sentado cómodamente, en un estado de relajación, haz que, por el poder de tu mente, se abran y cierren las ventanas de la estancia en la que te encuentras. Realiza esta operación dos o tres veces, no hace falta más.
Ahora vas a colocarte frente a un tiesto con tierra en el que plantarás una semilla, da igual, pueden ser de geranios, rosas o claveles, lo único importante es que plantes la semilla. Muy bien, por el poder de tu mente, vas a hacer que la planta crezca hasta dar frutos en el plazo máximo de media hora. No es difícil, solo tienes que acelerar mentalmente el proceso de crecimiento de la planta.
Un último ejercicio. Depositarás un vaso de cristal lleno de agua a un metro de ti. Por el poder de tu voluntad mental, sin ninguna participación física, vas a transmutar el agua en vino. Este ejercicio debe realizarse en un tiempo no superior a doce minutos.

Muy bien, hay miles de ejercicios que se pueden realizar, pero me conformo con estos cuatro, si has logrado llevarlos a buen término sin realizar ninguna acción física, entonces enhorabuena, y por supuesto, no hace falta que sigas leyendo lo que aquí escribo, puesto que no está destinado a ti. Tu poder mental es tan fuerte que no necesitas ningún apoyo externo, solo con desearlo, lo consigues... ¡Bravo! y, por favor, no dejes de escribir al blog para contarnos como has llegado a tal estado de evolución mental, sin duda será una ocasión única para que los demás aprendamos mucho de ti. Pero si no has conseguido realizar ninguno de los ejercicios (ni siquiera uno) que he propuesto más arriba, entonces quizás te interese leer las entradas que van a aparecer en esta sección.

Hay un hecho muy simple, y es que los seres humanos nos desenvolvemos principalmente en el plano material, por lo tanto el mundo que más peso ejerce sobre nosotros es el mundo físico. Esto no quiere decir que este sea el único plano existencial en el que vivimos, todo lo contrario, por decirlo de algún modo, los demás mundos: mental, emocional y espiritual conviven e interactúan con el material de tal modo que es imposible decir dónde empiezan y acaban los límites de cada uno de ellos. Muchos de los problemas que tenemos se deben a la incapacidad de asumir este hecho y aprender a convivir con todos estos mundos.

Cuando sólo nos centramos en el mundo físico (que es lo más común), descuidamos los otros y se produce un desequilibrio que afecta a todos los campos de nuestra existencia, puesto que solo en nuestra vida tiene peso lo material y tangible, pasando a un segundo plano todo lo demás. De igual modo pasa cuando nos centramos en otro de los mundos, la persona que solo vive para alimentar sus emociones, desconectándose de los otros tres mundos, sufrirá el mismo desequilibrio, en este caso será de distinto signo que el anterior, pero el hecho es que sentirá los efectos de esa falta de armonía.

Visto esto, lo inteligente será conocer lo que cada uno de estos mundos nos puede ofrecer y favorecernos de las posibilidades. Si en el mundo material tenemos una serie de objetos que nos pueden ayudar como palanca para facilitar una serie de cambios beneficiosos en nuestras vidas, me parecería una lástima no utilizarlos. Pero siempre tenemos que tener en cuenta el principio fundamental: esos objetos materiales nos servirán de apoyo y ayuda para conseguir esos cambios, no proporcionarán por sí solos dichos cambios. Teniendo este punto muy claro, no esperaremos de los rituales cosas sorprendentes, simplemente podremos esperar que cumplan con su función, por decirlo de una forma más coloquial, que hagan su trabajo.

Leer más...

domingo, 10 de octubre de 2010

¿PARA QUÉ SIRVE CADA ARCANO? I

Meditar sobre los Arcanos es una de las aplicaciones más productivas que yo encuentro en el Tarot. Cada figura representa una serie de cualidades y virtudes que, gracias al trabajo meditativo, podemos intentar desarrollar en nosotros. Por supuesto, que nadie se engañe, es un trabajo que requiere constancia y paciencia. Los resultados son acumulativos, a largo plazo y sólo se verán los frutos si el trabajo es firme, serio y continuado.

Tradicionalmente se han asignado a cada uno de los Arcanos Mayores determinados valores, por supuesto una de las partes más importantes de este trabajo va a consistir en averiguar qué significan para nosotros personalmente. Por poner un ejemplo, el Emperador se asocia con los valores de orden y estabilidad, pues bien, tal vez a mí el Emperador también me sugiera protección, porque siento que es una carta que protege al débil ya que me transmite fuerza, arrojo, liderazgo y determinación. Bien, entonces puedo añadir ese significado a los ya existentes del Emperador, tal vez para otra persona sea otra carta la que represente la protección, por ejemplo la Fuerza, nada es correcto ni incorrecto, se trata de un trabajo muy subjetivo. Lo importante es encontrar aquellos significados personales de cada carta, pues será con ellos con los que vamos a trabajar.

A continuación voy a adjuntar una lista muy reducida de aquellas cualidades que se suelen dar a los diferentes Arcanos Mayores, muchos de vosotros veréis que algunas faltan y tal vez os parezca que otras se adjudican a un Arcano que no le corresponde demasiado y penséis que le cuadra más a otro. No pasa nada, no es más que una lista de las miles que se pueden configurar, la idea es que con el tiempo, cada uno se confeccione la suya, pero ahora lo importante es tener un punto de partida y sirve además para hacerse una idea de los valores que encarna cada carta:

Loco: Conexión con el Todo. Alegría.
Mago: Atención. Concentración.
Suma Sacerdotisa: Conexión con la subconsciencia. Memoria.
Emperatriz: Creatividad. Creación mental.
Emperador: Orden. Estabilidad.
Papa: Intuición. Voz interior.
Enamorados: Discriminación. Conexión del consciente con el inconsciente.
Carro: Voluntad.
Fuerza: Poder mental.
Ermitaño: Iluminación. Realización de las creaciones mentales.
Rueda de la Fortuna: Descubrir los ciclos vitales.
Justicia: Comprender el Karma.
Colgado: Comprender el subconsciente.
Muerte: Transformación. Comprensión de lo que es la Muerte.
Templanza: Protección. Contacto con nuestro Ángel Guardián.
Diablo: Liberación de miedos y ataduras.
Torre: Ayuda al despertar. Valor.
Estrella: Meditación. Belleza.
Luna: Trabajo con los sueños.
Sol: Vitalidad. Regeneración física y mental.
Juicio: Regeneración.
Mundo: Autocontrol. Desarrollo de las capacidades innatas.


Como veréis, en su mayoría hablan de cualidades y características de un tipo más bien mental y espiritual. En esta lista no encontrareis la carta que sirve para dejar de fumar, en cambio sí encontrareis la cualidad que os está haciendo falta para abandonar ese hábito. ¿No puedes dejar de fumar porque te falla la voluntad? Bien, tal vez tendrás que trabajar con el Carro y, cuando tu fuerza de voluntad haya aumentado, podrás proponerte abandonar el tabaco. Es muy importante entender esta diferencia, no consigues cosas palpables y materiales, sino que desarrollas aquellas aptitudes que precisas para lograr las cosas materiales que te has marcado como objetivo.

Este trabajo consta de varias etapas, como ya he dicho es largo, pero creo que merece la pena al menos intentarlo. En primer lugar, es casi imprescindible hacerse con un cuaderno (ya tenemos un nuevo Cuaderno Mágico) y destinar un par de hojas como mínimo a cada Arcano. Se puede encabezar cada entrada con las cualidades que aparecen en esta lista. Por ejemplo: “El Loco”: Conexión con el Todo y Alegría. La planificación puede ser flexible, da igual por la carta que se empiece, se puede hacer por orden aleatorio, por simpatías, por orden numeral, etc. Lo importante es sentirse a gusto con el método que nos impongamos. En mi caso, al ser enfermizamente capricorniana, empecé por orden numeral, por supuesto.

En cualquier caso, este orden es algo totalmente orientativo, cada persona es libre de planificar a su gusto y conveniencia este trabajo, pero yo aconsejaría trabajar con los Arcanos de uno en uno, el orden es lo de menos, el que más convenga, pero no trabajar con dos o incluso más al mismo tiempo. La razón es muy sencilla, por un lado se necesita concentración y trabajar con dos Arcanos a la vez dispersa la atención puesto que la repartimos entre dos en vez de enfocarla en uno. Por otro lado, vamos a manejar una gran cantidad de datos y la confusión puede ser bastante grande. Repito, es un trabajo que requiere tiempo y paciencia, mucha paciencia.

Tarot Wirth

El siguiente paso va a ser importantísimo, pues será recopilación de información. Dedicaremos las horas, los días o lo que sea preciso a indagar sobre la figura del Loco (sigamos con él como ejemplo) en sus distintas vertientes: simbología, significados adivinatorios y espirituales, incluso evolución a través de distintas barajas. Busquemos entre nuestros apuntes, en los libros que tenemos sobre Tarot o busquemos en la biblioteca, en internet, charlemos sobre el Loco con aquellas personas con las que compartimos nuestra afición al Tarot… procuremos indagar a través de todas la vías posibles. Empapémonos de la figura del Loco, conozcamos cómo lo perciben otras personas, contrastemos puntos de vista, incluso podemos dedicar breves momentos a la meditación sobre la carta (se pueden realizar algunos de los ejercicios meditativos que he ido proponiendo a lo largo de varias entradas).

Cuando sintamos una cierta saturación sobre la carta que estamos investigando, empecemos a reducir hasta llegar a lo importante. Ahora que sabemos bastante, que tenemos datos de todo tipo, hemos de separar el trigo de la paja y quedarnos con lo que importa. No se trata de hacer una tesis doctoral sobre el Loco, aunque por supuesto toda la información recopilada podemos perfectamente guardarla puesto que es un trabajo muy valioso, pero en este trabajo en concreto nos vamos a quedar con aquellos significados principales que nos transmita el Loco. Creo que no deberían ser más de cinco, que ya es un número alto. Esta es una de las partes más difíciles, decidir con qué significado me quedo y cuáles desestimo.

Esa decisión es una de las principales claves de este trabajo, puesto que será la base sobre la que luego vamos a trabajar nuestro subconsciente, así que hemos de destinar a este parte del proceso todo el tiempo del mundo. Quiero apuntar algo que me parece muy importante. En muchos libros y páginas de internet circulan listas similares a la que yo he expuesto. Son muy válidas, qué duda cabe, pero no se trata de copiarlas sin más, se trata de elaborar nuestra propia lista, con nuestros propios valores, con lo que cada carta nos inspira personalmente, que no tiene que coincidir obligatoriamente con las listas que hagan otras personas.

Leer más...

viernes, 8 de octubre de 2010

TAROCCHINI DE MITELLI

Me gustaría dar un salto hacia atrás en el tiempo para hablar de una preciosa baraja de Tarot que se hizo en Bolonia en el siglo XVII. Es obra de Giuseppe María Mitelli (1.634 – 1.718), un original artista que, si bien siguió la corriente artística de su época, decidió adaptarla a su propia idiosincrasia. Sus modelos pictóricos eran personas corrientes: vendedores, trabajadores,… gente de la calle, lo queda un valor añadido a su Tarot como auténtico testimonio en imágenes de su época.

También los personajes pertenecientes a los altos estamentos eran reflejados en sus cartas, aunque no salían muy bien parados, puesto que en realidad eran caricaturas más que retratos.


Su baraja fue editada el año 1.669, en realidad tenía forma de libro, se titulaba: “Juego de cartas con nueva forma de tarocchini”. En esta época estaba muy de moda reducir las 78 cartas del Tarot hasta 62, era una forma de hacer más rápido y ágil el juego. Normalmente las cartas sacrificadas eran las numerales de los cuatro palos entre el dos y el cinco, ambas incluidas.

Las cartas de la baraja de Mitelli se entregaban dispuestas en seis tablas y debían recortarse y montarse sobre cartones. Llama la atención el hecho de que ninguna de las cartas tiene leyenda ni numeración. Artísticamente los dibujos se sitúan entre el barroco tardío y los comienzos del incipiente neoclasicismo.

Veamos algunas de las novedades que Mitelli nos ofrece en su baraja. El Mago, al igual que el Loco, es una especie de bailarín o saltimbanqui, pero en el caso del primero, vemos que está rodeado de un nutrido grupo de gente, es lo que podría denominarse un bailarín callejero. Resulta especialmente llamativa la desaparición de la figura femenina de la Papisa, siendo sustituida por otro Papa, los motivos se desconocen; un interesante detalle es que tanto el Papa sustituto de la Papisa como la Emperatriz aparecen de pie, mientras que el Emperador y el Papa habitual están sentados. Curioso.

El Enamorado nos muestra un solitario Cupido portando un corazón en llamas en su mano izquierda mientras la derecha reposa en el arco. Sobre el Carro aparece una dama ligerita de ropa, que bien podría ser una Venus, no hay esfinges ni caballos que tiren de él. La Justicia, es una juvenil mujer que porta los clásicos atributos de esta carta; mención aparte merece el Ermitaño, es nada menos que un Ángel anciano y renqueante que se apoya en muletas para caminar.

La diosa Fortuna aparece en la Rueda de la Fortuna desnuda y sin ninguna compañía, se basta ella sola para derramar sus dones sobre los mortales.

La Fuerza es una mujer que se apoya sobre una columna rota. El Colgado es completamente diferente a todos los Colgados habituales, es una escena en la que un hombre dormido está a punto de ser golpeado por otro que, impunemente ataca por su espalda. La Muerte es un esqueleto que sostiene en una mano la guadaña y en otra un reloj de arena. La Templanza es una joven que trasvasa el agua dando casi por completo la espalda al espectador. El Diablo es un demonio de aspecto imponente rodeado en llamas y sosteniendo un tridente con sus manos.

La Torre en esta ocasión es una impresionante imagen del Rayo de Dios que alcanza a una figura humana, es una imagen sencillamente impactante. Las Estrella es una carta oscura en la que vemos a un campesino que, farolillo en mano, carga con un pesado fardo. La Luna parece la representación de una Diana cazadora, acompañada de un perro y armada con una lanza.

El Sol es un Apolo, lira en mano mientras que el Juicio es un Ángel anunciador que toca la trompeta del Apocalipsis, no vemos ningún ser humano levantándose de su tumba. Por último, nos encontramos la imagen de Atlas sosteniendo el Mundo, pero si nos fijamos bien, no carga el mundo sobre su espalda, sino que lo hace sobre el pecho.
Por último los Arcanos Menores. Como ya comenté, del As pasamos al seis en las cartas numerales. Nos encontramos los cuatro palos habituales: Oros, Copas, Espadas y Bastos. En las cartas numerales aparece una representación normal de cada naipe, las figuras de la Corte son las cuatro habituales: Sota, Caballo, Reina y Rey. Llamativo es el Caballo de Copas que aparece de espaldas (el caballo y el caballero) como lo es también el Rey de Bastos, pero este último es más por su “look” indescriptible. Como curiosidad, las cartas de la Corte del palo de Oros en vez de llevar una moneda gigantesca, portan un saquito de dinero. En las numerales nos encontramos las monedas habituales.

Hay una anécdota sobre algunas cartas de los Arcanos Menores. Según se creía en aquella época en Bolonia, el Tarot había sido creado por un miembro de una familia de la ciudad, los Bentivoglio. Así que Mitelli dedicó su baraja a un miembro de la familia contemporáneo suyo. Este homenaje se reforzó con la inclusión de las divisas de la noble familia, la bellota y la sierra en las cartas Seis y Ocho de Espadas, respectivamente. También aparece en el As de Copas el escudo familiar de los Bentivoglio. Ente tanto homenaje, Mitelli decidió darse uno a sí mismo retratando su busto en el As de Oros.

Leer más...

jueves, 7 de octubre de 2010

REY DE OROS

Una auténtica imagen barroca es la que representa al Rey de Oros. Pero tanto ornamento no es gratuito; estamos ante la culminación del trabajo y el esfuerzo. Nos encontramos ante todos los frutos producidos por el empuje del Caballo de Oros; si recordamos la imagen de este último, el paisaje era una tierra trabajada y preparada, lista para madurar, según los ciclos de la vida, en la carta del Rey asistimos, por fin, a esa madurez.

Por un lado están esas hojas de vid verdes, tras las que se pueden adivinar esas montañas azules que nos recuerdan que lo espiritual está siempre presente, aunque quede tapado por lo terreno, ese ocultamiento es sólo en apariencia. También vemos al otro extremo de la carta un castillo que representa la organización del mundo físico en aquello que conocemos como sociedad. Vemos pues, que el Rey de Oros pertenece a dos mundos: el físico y el espiritual, el primero está claramente a la vista, en él está centrado, por el momento, el interés de nuestro personaje. Por otro lado está ese otro mundo, el espiritual, que queda prácticamente oculto por lo terrenal, pero insisto, el hecho de que no se vea no significa que no esté, simplemente es que queda solapado por lo físico.

El Rey de Oros está sentado en un trono sólido e imponente. Flanqueado por esas cabezas de toro, símbolo del signo de Tauro, el más material de los signos de Tierra. Además, el toro es un animal que, en muchas culturas, se consideraba como la representación de la fecundidad y la bravura. También es representación de la fecundidad ese cetro que porta en su mano derecha el Rey de Oros y por supuesto, es un símbolo del estatus que representa en el mundo físico.

Su ropaje es excesivo, pero representa de una manera absoluta lo que es el Rey de Oros, que no es otra cosa que el dominio sobre lo material. Esos racimos de uvas que adornan su traje nos hablan de todo lo que ha conseguido a lo largo de su vida: por un lado es la madurez cronológica, por otro son los logros del trabajo continuado y también de la valentía, puesto que al igual que antes me refería al significado atribuido al toro mitológicamente del valor, vemos que por debajo del vestido, asoma ligeramente la armadura que realmente viste el personaje, es por tanto el rey-guerrero.

Si bien el Rey de Oros goza de los frutos de su trabajo, no deja de estar en un estado de alerta, siempre preparado para cualquier lucha, cualquier reto que se pueda presentar ante él. No es el reyezuelo ocioso, dado exclusivamente a los placeres más terrenales, es el luchador incansable que disfruta de lo que ha conseguido, pero está preparado para defenderlo cuando sea preciso y también está más que dispuesto a conquistar nuevos logros, ya que es ambicioso, aunque su ambición es sana y constructiva.

Vemos que su cabeza está tocada por una corona de tres puntas, que nos recuerda el número de la creación, y un velo rojo que nos habla de acción. No nos dejemos engañar por su aparente tranquilidad, es un hombre de acción, pero regido por la inteligencia material, actuará cuando sea el momento oportuno y bajo las condiciones idóneas. Su mano izquierda sostiene el consabido pentáculo que nos recuerda que su reinado es en el mundo de la materia.


Significados generales: Como todas las figuras del palo de Oros, físicamente puede representar personas de ojos y cabello oscuros. Su carácter sería el que se relaciona con los signos de Tierra: Tauro, Virgo y Capricornio. Es un hombre maduro, tradicionalmente se asociaba con el hombre casado. Puede representar al consultante, el padre, abuelo, amigo, esposo, etc. pero también puede ser alguien guarda una relación profesional o económica con el consultante: Jefe, supervisor, socio, profesor, etc.
Carácter: Metódico, diligente y eficiente. Es un hombre paciente pero actúa con prontitud y contundencia. Protector, estable, digno de confianza. Decidido, valiente, firme y serio. Trabajador, generoso.
Capacidad para dirigir los negocios. Facilidad para hacer dinero. Buen empleo. Autoridad. Puede referirse a instituciones bancarias y créditos financieros. Apoyo sólido. Buen consejero. En cuestiones sentimentales es más bien neutro. Disfruta de los placeres mundanos y en el matrimonio puede prevalecer el interés por encima del amor.

Invertida: Persona sumamente materialista. Obstinada, dura a veces tiránica. Puede ser avaricioso, egoísta, muy interesado. En ocasiones puede ser un hombre viejo y vicioso. Enemigo peligroso.
Imaginación para el mal. Falta de escrúpulos. Puede representar un caso de cohecho, corrupción o, incluso la bancarrota.

Leer más...