Páginas

domingo, 26 de junio de 2011

LA MUERTE SEGÚN JOANNA WATTERS


Tarot Cósmico

Hoy quiero presentaros la interesante descripción que Joanna Watters hace del temido Arcano XIII, la Muerte, en “El libro completo del Tarot”, de Gaia Ediciones. Se trata de una obra muy interesante, sobre todo por la forma tan didáctica que tiene la autora de explicar el significado de cada uno de los 78 Arcanos, añadiendo además un ejemplo de consulta con cada carta, lo que hace que se entienda aún mejor lo que ésta representa por la aplicación a un caso concreto. En esta ocasión, veamos lo que Joanna dice sobre la Muerte:

“Ésta es la carta que todo el mundo teme. La Muerte es, en gran medida, responsable del miedo que puede provocar el Tarot, bien porque evoca la errónea idea de que se vincula con lo oculto o porque confronta el terror que nuestra propia mortalidad nos causa. En la mayoría de las sociedades la muerte sigue siendo el tabú más importante, el mayor hecho de la vida que aún continuamos ignorando con gran “maestría”.

Entonces, ¿qué significa esta carta? En primer lugar, rara vez hace referencia a una muerte real. En mis quince años como tarotista recuerdo sólo tres ejemplos en los que la carta de la Muerte hablaba de un duelo: en un caso se trataba de un duelo del pasado y en los otros dos, de personas con enfermedades terminales. En una lectura, un hombre me dijo que quería saber cuándo moriría, a lo cual respondí que mi trabajo no consiste en predecir la muerte.

Como siempre, debes pensar en términos simbólicos. Esta carta nos dice que algo está “muerto” o a punto de perecer. Puede tratarse de una situación, una relación, un trabajo o una forma de vida, algo que ya ha durado lo suficiente y toca a su fin. Por doloroso que resulte, nada nuevo puede surgir hasta que la vieja vida se desmorone y desaparezca, dejando paso a un nuevo crecimiento. Por esta razón, los cambios simbolizados por esta carta suelen ser profundos y permanentes.

Para el tarotista, ésta es una carta desafiante, y disfrazarla de “cambio y transformación”, un claro recurso para que suene mucho mejor. El problema es que dicho planteo pasa por alto que algunos cambios no resultan sencillos o suaves, sino todo lo contrario. La carta de la Muerte apunta a sucesos atemorizantes, dolorosos y traumáticos, y que traen pérdida, pena, desesperación o un profundo arrepentimiento.

El eventual resultado final pueden ser grandes cambios para mejor, pero debe pasar cierto tiempo hasta que podamos mirar atrás y decir que aquella época tan terrible fuer “lo mejor que me ha sucedido jamás”. Eso pertenece al futuro. En el momento presente parece que el mundo se está derrumbando y la vida se termina. La verdad es que la vida tal como la hemos conocido en efecto ha acabado, y las nubes son demasiado negras y nefastas como para que veamos la claridad.

La carta de la Muerte puede simbolizar asimismo la ausencia, y una sensación de encontrarnos tan perdidos y apartados de alguien que esa persona nos parece muerta.
Tarot Crowley
PLUTÓN Y LA CASA OCHO
Plutón habla de “cambio y transformación”, aunque tales palabras no consiguen describir la experiencia real que éste provoca. Como afirma acertadamente la astróloga americana Caroline Casey (“Making the Gods work for You”): “Cuando Plutón es nuestro agente de viajes, nuestro billete al cielo incluye una parada en el infierno”.
Plutón rige la invisibilidad y la nada, y su primer acto consiste en aniquilar nuestro sentido del ser y eliminar aquello que resulta confortable o seguro. Los sólidos cimientos de nuestras vidas se vuelven arenas movedizas cuando nos enfrentamos a la pérdida, el dolor, la obsesión, la desintegración, la depresión o la desesperación. Nos encontramos viajando por nuestro propio submundo, y el viaje es un trayecto de ida y vuelta hacia el infierno.

Ésas son las malas noticias. Las buenas son que, eventualmente, se trata de un viaje que puede enseñarnos más sobre la vida y nosotros mismos que ningún otro. “Plutón nos hace caer de rodillas obligándonos a rendirnos al sentimiento más intenso” Caroline Casey (“Making the Gods work for You”). Ya no podemos deslizarnos felizmente por la superficie. Haber llegado al límite y analizar el panorama nos hace comprender que Plutón o la carta de la Muerte simbolizan el proceso de cambio durante el cual conocemos la elasticidad del espíritu humano y el arte de la supervivencia.

En palabras de Almustafá, en “El Profeta” (Kahlil Gibran):
“Deseas conocer el secreto de la muerte.
¿Pero cómo lo encontrarás si no lo buscas
en el corazón de la vida?”

Tarot Cristal

Así que hacemos esas cosas que pensábamos que jamás lograríamos llevar a cabo y sobrevivimos a aquello que nos parecía imposible soportar. Sólo entonces alcanzamos el renacimiento y la transformación del ave Fénix, que resurge de las cenizas. Comenzamos a recuperar el control únicamente después de haber experimentado la impotencia”.

Muchos tarotistas, a la hora de afrontar el Arcano de la Muerte, por querer suavizar su impactante imagen, edulcoran hasta el empalago sus significados y sus implicaciones en la vida del consultante. La Muerte no es esa cosa horrible y triste que acecha entre las cartas del Tarot y que cuando aparece es casi como una sentencia de muerte, o aún peor; pero tampoco es esa cosa naif y evanescente que mucha gente nos quiere presentar; los cambios son cambios y duelen muchísimo, Joanna nos presenta una clara visión de lo que simboliza esta carta, de una forma muy lúcida y creo que su explicación basándose en la correlación con Plutón es de las más precisas y directas que he leído en mucho tiempo. ¡Bravo por ella!. Espero que hayáis disfrutado de ella tanto como yo.

Leer más...

viernes, 24 de junio de 2011

PRACTICANDO CON LA CRUZ DE CUATRO CARTAS

Para conocer a fondo las tiradas, como siempre digo, no hay mejor método que practicar y practicar. No importa si se trata de casos ficticios o reales, lo importante es ir experimentando con las distintas lecturas que nos van saliendo, puesto que las combinaciones de cartas son múltiples y siempre aprenderemos matices nuevos al practicar con ellas. Hoy voy a proponer una lectura para ejercitarnos con la cruz de cuatro cartas y antes de nada quería comentar una cuestión que tal vez algunas personas se hayan planteado.

Hace poco he recibido un correo en el que una persona me preguntaba si todas las tiradas que están apareciendo en el blog, hasta este momento, son exclusivamente para utilizar con los Arcanos Mayores. Evidentemente los ejemplos y explicaciones que estoy dando se centran en ellos porque son los que ya hemos visto, por supuesto más adelante, una vez que hayamos conocido todos los Arcanos Menores, explicaré nuevas tiradas y sobre todo pondré ejemplos de las ya vistas pero esta vez utilizando toda la baraja.

Prosiguiendo con la tirada en cruz de cuatro cartas, hoy veremos un ejemplo real. El consultante, al que llamaremos David, tiene cerca de 55 años, dejó sus estudios muy joven para trabajar en una tienda de alimentación familiar, primero perteneció a su abuela, después a su madre y desde hace uno años a él. Pero ya lleva por lo menos un par de años en los que ventas han ido cayendo de forma imparable. Los clientes están abandonando la tienda a favor de las grandes superficies, y David no puede competir con sus precios y servicios. Además, hace unos pocos meses, a escasos metros de su tienda, se ha establecido otra de similares características, aunque bastante más moderna y con precios más bajos.

La tienda no solo no da beneficios, es que está produciendo pérdidas que él ya no puede asumir. Así que David está muy desanimado y, aunque en un principio pensaba aguantar hasta que pasara el verano, en los últimos días empieza a sopesar la idea de cerrar ya. Su problema es que no sabe si va a poder encontrar un trabajo a su edad, no tiene una gran preparación académica, su única experiencia es la tienda familiar y teme que a su edad nadie quiera contratarle. Afortunadamente para David, sus padres le han ofrecido todo tipo de apoyo, ya sea económico o lo que sea preciso, son personas mayores pero de buena salud y tienen una posición económica desahogada.

La cuestión que plantea David es qué va a hacer con la tienda. Es muy importante la exactitud de la pregunta. Podría haber preguntado si le conviene cerrar la tienda o tal vez introducir cambios, también podría haber preguntado si era mejor cerrarla ahora o mejor esperar a septiembre, etc. Pero David quiere saber concretamente qué va a hacer con ella.

Las cartas que aparecen en la tirada son las siguientes:



Una impresión general ya resulta sorprendente. Vemos que la situación general es de cambios, de acción, pero la tónica de la tirada es de inacción, de bloqueo. Vamos a ver de qué manera se pueden conciliar estas dos fuerzas opuestas.

EL Juicio aparece en la situación actual de David, algo que no puede sorprender, ya que eso es exactamente lo que está sucediendo ahora mismo, está inmerso en un momento de su vida de cambios profundos; no se trata de cambiar la pintura de la tienda o la colocación de los mostradores, es algo mucho más radical, estamos hablando de acabar por completo con el trabajo que lleva realizando toda su vida laboral, además siempre en el mismo sitio y con la misma mecánica. Esta carta siempre anuncia cambios profundos, un giro total de rumbo. La vida empuja a nuestro consultante a cambiar.

El entorno de David viene representado por el Diablo, en este caso hay que tener mucho cuidado, puesto que es tentador ver cosas malas aunque estas no existan. En esta situación concreta yo he visto en el Diablo una cierta sumisión de David a su entorno, me atrevería a decir que la familia está influyendo mucho en las decisiones que tiene que tomar con respecto a la tienda. Puede que el hecho de cerrar una tienda que había ido pasando de una generación a otra sea algo difícil de aceptar. En este punto sería bueno invitar a David a reflexionar sobre cuáles son sus verdaderos sentimientos y sus ideas con respecto al posible cierre de la tienda y cuáles son los de su familia. Tal vez los unos estén confundiéndose con los otros.

De hecho, en la posición que nos indica lo que hay en el interior de David, vemos que aparece la Papisa, que nos podría indicar que David está reflexionando y sopesando los pros y contras del paso que va a dar, pero tenemos un pequeño inconveniente, y es que la Papisa está invertida, lo que ya nos está introduciendo un componente de inacción, de bloqueo. Podría pensarse que David se siente completamente paralizado y no sabe qué hacer. Reconozco que aquí yo juego con ventaja con respecto a quien quiera practicar con esta tirada y haga sus propios planteamientos, por la sencilla razón de que conozco a David y a su familia, y se que una de las cosas que más pánico le dan es constituir una carga para sus padres, ya muy mayores, y el miedo a que toda su vida, que hasta hoy ha sido la tienda, desaparezca.

Por último, aparece la carta del Loco invertida, no se puede interpretar esta carta sin tener en cuenta las tres anteriores, su conjunción nos dará como resultado probable esta carta. Repasemos brevemente lo que llevamos visto: por un lado vemos a David abocado a una situación de cambio radical, por otro lado su entorno le presiona, o tal vez podríamos pensar que él se siente presionado por su entorno; de hecho le vemos en un estado de parálisis absoluta. Lo que me lleva a pensar que en esta tirada la carta clave es la Papisa invertida, pues es la que va a marcar el rumbo a seguir.

El Loco invertido puede actuar de una manera impulsiva, sin pensar en las consecuencias de sus actos, pero al tener la influencia de la Papisa invertida tan presente, yo más bien me inclino por pensar que David va a no actuar, es decir, que va a ir dejando que pase el tiempo sin decidirse a actuar, tal vez con la esperanza de que ocurra un algo milagroso que revierta la situación actual. ES decir, una situación de expectativa pasiva: “A ver qué pasa”.

Por supuesto esto no tiene que ser necesaria y obligatoriamente así, es sólo un posible desarrollo de los acontecimientos teniendo en cuenta los factores antes vistos. No deberíamos nunca presentar un futuro cerrado: “Esto va a ser así y no hay forma de cambiarlo”, muy al contrario, esta tirada nos muestra un posible futuro, pero la última palabra la tiene David y es interesante recalcarlo. Podemos decirle que la inacción no va a resolver su problema, vemos que la vida le está confrontando con un cambio absoluto, pero él se ha bloqueado, y solamente él puede desactivar ese bloqueo.

Aprovechando esta tirada, quiero hacer hincapié en la carta que representa la influencia del entorno. Normalmente nos vamos a encontrar que, efectivamente las personas cercanas al consultante pueden tener una gran peso, para bien o para mal, en la situación a tratar, pero también es cierto que veremos con bastante frecuencia, que más que darse una influencia real, lo que se muestra es como cree el consultante que el entorno influye en él, es decir, tomando como ejemplo la tirada de hoy, podríamos ver a la familia de David presionando realmente para que haga esto o lo de más allá, pero puede que sea David el que siente que tiene que cumplir unas expectativas con respecto a su familia que tal vez esta no se haya ni planteado. Es por tanto muy importante tratar de decidir si hay una influencia del entorno o es el propio consultante el que cree que está fallando o decepcionando a su entorno.

Os animo a practicar con consultas que se os ocurran, de todo tipo. Podéis realizar varias tiradas para la misma cuestión, las veces que queráis, para ir trabajando con los distintos resultados que pueden aparecer. Evidentemente esto son solamente ejercicios, ante una consulta real no se puede repetir seis veces la misma tirada, sería una auténtica locura, pero todo lo que sea practicar, será muy útil para adquirir soltura y ayudará a aprender los significados tanto de las cartas como de las distintas posiciones de cada tirada.

Leer más...

jueves, 23 de junio de 2011

SENCILLOS RITUALES PARA LA NOCHE DE SAN JUAN

Esta noche está cargada de Magia. En puntos geográficos muy distantes entre sí, miles de personas quemarán lo viejo para hacer sitio a lo nuevo, realizarán rituales de limpieza, de purificación, para conseguir un empleo o conservar el que ya tienen, para encontrar un amor o impulsar una relación que está ya un tanto mortecina,… Aunque para mí la verdadera noche mágica ya ha pasado, la del Solsticio de Verano, me gustaría apuntar algunos sencillos rituales que se utilizan tradicionalmente esta noche, nada complicado ni sofisticado, todo muy simple y, si se realiza con verdadera fe, muy eficaz.

Sin duda el elemento estrella para esta ocasión es el Fuego, puesto que estamos en las fechas en las que el Sol alcanza su máximo poder, son los días más largos, así que las prácticas que se realizan son, esencialmente de Magia solar. Curiosamente, se hacen cuando la Luna está en lo alto, es decir, por la noche, y es que el elemento masculino necesita del femenino y viceversa; por eso no es contradictorio, aunque lo pueda parecer, que en las fechas de mayor dominio masculino, se realicen los trabajos mágicos en el momento “femenino” del día. Buen tema para la reflexión.

Existe una tradición que recomienda recoger la misma noche de San Juan, flores, un número impar, preferentemente nueve. Las flores han de estar en perfecto estado, no medio secas o aún sin abrirse, y deben ser especies distintas, no repetidas. Se envolverán en un paño claro, si puede ser blanco, y se depositarán bajo la almohada. Al ir a dormir pediremos que se nos conceda la gracia de un sueño profético para esa noche. Es importante, al acostarse, dejar junto a la cama un cuaderno y un bolígrafo para así, nada más despertarse, se pueda escribir el sueño, pues si dejamos que pase un tiempo, puede que lo olvidemos para siempre.

También una costumbre que viene de muy antiguo y que realizaban las jovencitas que deseaban encontrar un marido, consiste en llenar un recipiente de agua al que añadiremos un puñado de arroz mientras elevamos nuestra petición para que en sueños nos sea mostrado el rostro del que será nuestro futuro marido, después lo dejaremos bajo la cama, a la altura de la cabeza. Como curiosidad puedo contar que esto me lo enseñó a hacer una tía mía que vivió y murió soltera, durante varios años lo hice y la única vez que soñé, o mejor dicho, que recordé el sueño, fue una visión tan espantosa que todavía estoy dando gracias a diario porque no se cumpliera lo soñado.

Siguiendo con algunas tradiciones adivinatorias, el día 23 de junio, a las 12 de la noche, expondremos al cielo un recipiente con agua, si es posible que sea de cristal. Hemos de prestar atención a lo que en el agua se refleja: Si se reflejan 7 estrellas tendremos un año lleno de éxitos en todo lo que nos propongamos; si lo que se refleja es un número par de estrellas será un buen año pero sin grandes logros. Por último, si es un número impar de estrellas, no será un buen año.

Esta misma noche se pueden propiciar visiones haciendo un pequeño ritual, en el que colocaremos frente a nosotros un espejo de tamaño medio cubierto por un paño blanco, delante de él colocaremos un cuenco de cristal con agua flanqueado por dos velas blancas. Pocos minutos antes de que lleguen las doce, encenderemos las velas, pidiendo que se nos conceda la visión de aquello que necesitemos saber especialmente. Al dar las 12, habremos de mirar al agua fijamente, aunque con la vista relajada, sin forzarla, tratando de no tener una idea concreta en la mente, pues no se puede elegir la visión, se nos dará lo que sea preciso.

No todo el mundo puede hacer una hoguera esta noche, pero eso no quiere decir que no podamos purificar por medio del Fuego. Podemos suplir perfectamente la hoguera con la llama de una o varias velas, según el caso o improvisar en alguna olla o cacerola una mini fogata casera, eso sí, tomando todas las precauciones lógicas. Lo importante de estas noches es que la Magia se respira, lo rodea todo y es por eso que los rituales que se realizan cobran especial fuerza porque se ven potenciados; como siempre fe absoluta en lo que estamos haciendo es el elemento más importante, yo diría que fundamental.

Si queremos hacer desaparecer todas aquellas cosas negativas que nos están fastidiando en los últimos tiempos, podemos hacer un sencillo ritual purificador. Escribiremos en un papel todo aquello que queremos que salga de nuestra vida y en otro papel haremos un listado de las cosas buenas que queremos que sustituyan a las anteriores. Si, por ejemplo, queremos que cese de darnos problemas esa incómoda alergia que nos crea tantos problemas en la piel, lo escribiremos en el papel de lo negativo, y luego en el papel de lo positivo especificaremos que deseamos una piel sana y perfecta. Así iremos haciendo con aquellas cosas queremos que cambien, no debemos abusar, entre 8 y 10 cosas, no más. Después encenderemos nuestra mini hoguera y pediremos con verdadera fe que se produzcan esos cambios en nuestra vida, acto seguido arrojaremos al fuego el papel de las cosas negativas y dejaremos que arda hasta consumirse por completo mientras imaginamos cómo todo lo malo se convierte en humo y desaparece dejando espacio para que entre lo bueno.

Cuando ya haya ardido el papel con lo negativo, dejaremos el otro papel con la lista de lo que queremos en una zona exterior para que reciba la luz y la fuerza de la Luna durante toda la noche. Al día siguiente doblaremos con mucho cuidado la lista de las cosas positivas en tres veces, después la guardaremos en una caja de madera o en un pañuelo de seda o de hilo, junto con una rosa y una hoja de laurel, y allí quedará guardada durante el siguiente año. Eso no significa que no la veamos hasta el siguiente año, al contrario, lo positivo es leerla y releerla muy a menudo.
Para pedir deseos, existe un sencillísimo ritual. En un papel escribiremos la petición o deseo que queremos que se cumpla. A las 12 de la noche encenderemos una vela de color azul claro, y leeremos tres veces en voz alta nuestro pedido, con total convicción, viéndolo ya cumplido. Después doblaremos el papel introduciendo dentro de él una hoja de hiedra y lo colocaremos debajo de la almohada. A la mañana siguiente, quemaremos el papel de nuestro pedido y enterraremos sus cenizas junto con la hoja de hiedra en tierra, si puede ser en un jardín o si no en una maceta.

Esta noche es especialmente propicia para hacer acopio de materiales que luego utilizaremos en los trabajos mágicos el resto del año. Por ejemplo podemos consagrar al Fuego y a la Luna los cuchillos o athames rituales, también aquellas hierbas que recojamos la noche de San Juan serán especialmente poderosas. Es una noche estupenda para realizar una limpieza de nuestro mazo de Tarot, bola de cristal, runas, caracolas, etc.

Hace no mucho tiempo me hablaron de cómo consagrar la sal y hacer saquitos con amuletos de sal. A la caída de sol, del día 23, verteremos en un cuenco o plato, de barro, cristal… cualquier material que no sea metálico, un kilo de sal gorda (esto es orientativo, si necesitamos 15 kilos, lo haremos con 15 kilos). Lo dejaremos toda la noche a la intemperie para que reciba la luz de la Luna. Por la mañana lo retiraremos, pero es importante hacerlo antes de que salga el sol. Esta sal, ya consagrada, podemos guardarla en un frasco para nuestros trabajos mágicos habituales o bien guardarla en saquitos de tela que variarán de color según la naturaleza del amuleto.

Si es para todo lo relacionado con el dinero, guardaremos un puñado de la sal en una bolsita amarilla que ataremos con una cinta amarilla. La depositaremos en aquel lugar en el que guardemos nuestras libretas de ahorro, documentos bancarios, etc. Si es para el trabajo, la guardaremos en una bolsa naranja con una cinta naranja en la que podemos introducir un papel con el nombre de la empresa en la que trabajamos o en la que queremos trabajar, nuestra tarjeta profesional si trabajamos por cuenta propia o bien un papel en el que indiquemos el tipo de trabajo que quisiéramos realizar.

Para el amor sería una bolsa roja o rosa con cinta del mismo color, en la que introduciremos una foto de nuestra pareja, en caso de tenerla, si no es así, se puede meter un corazón de cartulina o papel del mismo color que la tela y la cinta, este será un mensaje que enviamos al universo diciendo que nos sentimos preparados para conocer a alguien. Si tenemos a alguien en mente, con quien, hasta la fecha no hemos tenido demasiado éxito, podemos escribir su nombre dentro del corazón, pero siempre teniendo en cuenta que por encima de todo está la voluntad de esta persona y a lo mejor sus deseos no coinciden con los nuestros. Del mismo modo, utilizaremos un saquito de color verde y la cinta del mismo color para temas de salud, para estudios serán de color azul y los asuntos relacionados con la casa o con las mascotas, de color marrón.

Os dejo un enlace de un blog que está exclusivamente dedicado a trabajos mágicos para esta ocasión, aquí podéis encontrar muchas ideas más. Aunque es bueno recordar que la Magia sobre todo está en cada uno de nosotros y el éxito o fracaso de los rituales está siempre en consonancia con la fe con la que se realizan. Suerte y que se cumplan vuestros deseos.

Leer más...

miércoles, 22 de junio de 2011

PERSONAS NEGATIVAS


El ser humano es una especie esponja que a su vez lleva incorporada una caja de resonancia, absorbe lo que hay a su alrededor y luego lo amplifica y proyecta hacia el exterior. Lo queramos o no, estamos constantemente abiertos a influencias externas, de todo tipo. Lo mismo estamos expuestos a las radiaciones solares que a la contaminación ambiental o al mal humor de las personas con las que nos encontramos en nuestro camino. No somos seres aislados en una burbuja, estamos todos interconectados y, de un modo u otro, todos participamos de lo de todos.

Del mismo modo que un ambiente de diversión y alegría, nos anima y empuja a participar, una atmósfera de dolor y angustia, nos deprime y entristece. Las Leyes Herméticas son muy claras al respecto: “Todo es mente”; eso quiere decir que somos el resultado de nuestros estados mentales, los pensamientos positivos nos polarizan en un estado optimista y confiado, los negativos nos llevan a la tristeza y el pesimismo. Como anteriormente he dicho, no vivimos solos en el mundo, así que nos vamos a encontrar constantemente con estímulos que nos inducirán a una u otra situación.

Hay técnicas que nos ayudan a mantenernos en un estado positivo: meditaciones, oraciones, autosugestiones, etc. y que, en cierto modo, pueden contrarrestar la negatividad que nos rodea y que no podemos evitar. También es importante hacer un esfuerzo por evitar, en la medida de lo posible, situaciones que podríamos denominar “de alto riesgo”, es decir, siempre que podamos, alejarnos de aquellos ambientes, lugares, objetos, prácticas y personas que son negativas y que pueden influirnos para mal. Hoy me gustaría hacer mención especial a las personas negativas.

Quiero que se me entienda bien, no me estoy refiriendo a aquella persona que en un momento puntual tiene un problema y se siente triste o preocupada, no, yo hablo de esas personas que siempre se quejan de todo, que solamente ven el vaso medio vacío, que se regodean en la desgracia y el dolor, que cada conversación suya parece un catálogo de “Cómo deprimirse profundamente en menos de cinco minutos”.

Evidentemente, si estamos con un amigo que acaba de pasar por un duro trance, pongamos por caso el fallecimiento de un ser querido, no salgamos huyendo de él como si tuviese la peste para que no nos contagie con su pena y sus lamentos, claro que no, por el contrario, sería bueno que tratásemos de prestar nuestro apoyo y simpatía, y si puede ser, animarle y ofrecerle cierto consuelo en su pérdida. Yo hablo de aquel amigo que siempre protesta por todo, que incluso ante un acontecimiento feliz, se dedica a entresacar el lado negativo, lo malo.

Las personas así tienen una increíble cantidad de energía, pero dirigida de forma destructiva, no constructiva, lo que las otorga un gran poder. Si consiguen el ascenso soñado, automáticamente harán un listado de los inconvenientes que éste trae aparejado, no de los beneficios, aunque lo hubieran estado deseando desde mucho tiempo atrás. Tienen el don de extraer oscuridad de donde no la hay. Voy a poner un ejemplo para describir este tipo de personas y me basaré en una situación que, todos conocemos muy bien en estos momentos.

Actualmente vivimos inmersos en una crisis económica terrible, muchas personas han perdido su empleo, incluso su vivienda, otras hacen verdaderos juegos malabares con su economía simplemente para poder subsistir y otras tienen que recurrir a la caridad para poder hacerlo, sea por medio de ayudas estatales o de la iglesia o alguna asociación de carácter social. Pero, y este es el ejemplo que quiero poner, muchas otras personas conservan su empleo, aunque han tenido que restringir gastos por el encarecimiento de los precios y/o el recorte de sus salarios, veamos primero cómo comenta esta situación una persona negativa y en el siguiente párrafo veremos cómo lo hace una positiva.

“El dinero no me llega para nada” “Este año voy a tener que irme de vacaciones menos días” “No puedo comprarme el bolso que quería porque es muy caro” “Tengo que comprar menos dulces porque están muy caros” “Yo quería ir este verano al extranjero y me voy a tener que conformar con ir a una playa de mi país” “No puedo ir una vez por semana como solía a la peluquería ¡qué asco de crisis!” “No tengo un duro” “Mis jefes son unos sinvergüenzas porque me han congelado/reducido el sueldo”…

“¡Qué suerte tengo! Cada vez conozco más gente que se queda sin trabajo y yo sigo conservando el mío” “Qué bien que puedo ir de vacaciones este año aunque vaya más cerca y menos días” “Soy muy afortunada porque puedo comer cada día sin problemas” “Suprimiendo gastos superfluos puedo vivir perfectamente” “Qué bien que me puedo permitir ir una vez al mes a la peluquería” “Ya me compraré en otro momento un bolso nuevo, los del año pasado están perfectos”….

Absolutamente todos los comentarios que aparecen en el primer párrafo, y muchos más que no pongo por no hacer demasiado extensa la lista, los llevo oyendo desde hace mucho tiempo, personas que se recrean en lo negativo dentro de una situación positiva, es decir, se recrean en lo que no pueden hacer a pesar de estar en una posición cómoda teniendo en cuenta que hoy por hoy son auténticos privilegiados. Por desgracia, los del segundo párrafo son los comentarios que me gustaría escuchar, pero rara vez lo consigo.


La vida es el laboratorio en el que experimentamos lo que aprendemos. Uno de los mayores ejercicios que propician el crecimiento espiritual es el agradecimiento. Agradecer todo lo que tenemos, centrarnos en lo bueno que hay en nuestra vida, tanto en las pequeñas cosas como en las grandes, hace que lo bueno se expanda, “Aquello en lo que centramos nuestra mente es lo que crece”. La Metafísica nos enseña cómo encarar de forma positiva todo, incluso lo malo. Por ejemplo, cuando tenemos que pagar una factura, pongamos por caso, la factura de la luz, en vez de gruñir por lo caro que está todo etc., lo deseable sería agradecer nuestra buena fortuna porque disfrutamos de luz en nuestra casa y porque disponemos de dinero para pagarla. Muchas personas no pueden hacer ni una ni la otra cosa.


Una de las mejores formas que yo conozco para adoptar una visión más positiva de la vida es conocer de primera mano la miseria y el sufrimiento, de esta forma se empieza a valorar lo que es realmente importante. Durante unos cuantos años trabajé de forma voluntaria con seropositivos y enfermos de SIDA, realizaba labores tanto de tipo administrativo como de acompañamiento. Al menos aquí, en España, la inmensa mayoría de los contagios se producían por el intercambio de jeringuillas, es decir, que gran parte de los infectados eran drogadictos y muchos vivían en poblados marginales y en condiciones miserables, además solían provenir de familias conflictivas: delincuencia, prostitución, malos tratos, etc.

Una vez que conoces lo que es verdaderamente la miseria, el hambre, la exclusión social, la soledad, el sufrimiento tanto físico como moral, comprendes que eres una persona privilegiada puesto que tus necesidades básicas están más que cubiertas, y te das cuenta de que tus quejas porque esta semana no puedes ir a la peluquería o porque este año no puedes irte de vacaciones, son cuanto menos estúpidas, puesto que en tu misma ciudad, a poca distancia de donde tú vives, hay personas que rebuscan en los contenedores de basura para ver si hoy pueden comer o hace meses que no tienen luz en su casa puesto que se la han cortado por falta de pago.

Las personas negativas, en el fondo, adolecen de un malsano egoísmo que les hace ser indiferentes al dolor ajeno, ya que están demasiado centradas en sí mismas. Cuando digo que hay que evitar a este tipo de personas, no me refiero a ignorarlas por completo, pero si a procurar frecuentarlas lo estrictamente necesario, puesto que contagian su negatividad de una forma increíble. Todos nuestros trabajos de crecimiento espiritual se verán neutralizados por el ambiente insidioso que genera el pesimista profesional.

Por supuesto, ya me imagino que al leer la descripción de las personas negativas todos habréis reconocido a gente de vuestro entorno habitual: “Mira, así es exactamente mi suegra” “¡Oh, has descrito perfectamente a mi amigo Pepe!”, etc. Pero estoy segura de que nadie, absolutamente nadie se verá reconocido en la descripción, y es que los errores en los demás los detectamos en milésimas de segundo, pero en nosotros mismos no, de hecho, carecemos de defectos ¿verdad?

Propongo un ejercicio muy sano y que a más de uno va a sorprender por sus resultados: se trata de estar, a partir de este momento, en estado de alerta y vigilancia ante nuestros comentarios, no digo nuestros pensamientos, que eso ya sería demasiado, solamente las palabras. Nos vamos a sorprender al comprobar la cantidad de comentarios de carácter negativo que hacemos a lo largo del día: críticas, opiniones pesimistas…

En el Nuevo Testamento encontramos un interesante pasaje al respecto. En una ocasión los fariseos recriminaban a Jesús porque sus discípulos no se lavaban las manos antes de comer y él les dijo: “Lo que entra por la boca no contamina al hombre; sino lo que sale de la boca, esto contamina al hombre”. (San Mateo 15, 11). Y más en concreto: “¿No entendéis que todo lo que entra por la boca va al estómago y sale a la letrina? Pero lo que sale de la boca viene del corazón, y eso contamina al hombre. Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las inmoralidades sexuales, los robos, los falsos testimonios y las blasfemias. Estas cosas son las que contaminan al hombre, pero el comer sin lavarse las manos no contamina al hombre” (San Mateo 15, 17-20).

Creo que es uno de los axiomas más ciertos y precisos. “Lo que entra por la boca no contamina al hombre; sino lo que sale de la boca”. El poder creador de la palabra es inmenso, por eso propongo el ejercicio anteriormente citado. Hay una iniciativa que lleva años circulando por la red y que puede ayudar a realizar este ejercicio, se trata del método de los 21 días sin quejas, aquí encontrareis la información necesaria:

Una última consideración que creo importante. Puede resultar muy tentador alterar un tanto el ejercicio y optar por vigilar a los demás para contabilizar sus comentarios negativos en vez de los propios; eso sería trampear, de lo que se trata es de cambiar nuestra conducta, si partimos de la base de que somos imanes y atraemos aquello semejante, seamos positivos y hacia nosotros vendrán situaciones y personas positivas, al mismo tiempo que las negativas desaparecerán de nuestra vida porque ya no sintonizarán con nuestra nueva forma de ver el mundo.

Leer más...

lunes, 20 de junio de 2011

EL PROYECTO HAARP



Vista aérea de las antenas
 
Sin duda este es uno de los temas más polémicos y controvertidos de los últimos años. Existen dos versiones del mismo. Por un lado tenemos un proyecto netamente científico que pretende profundizar en el conocimiento de la ionosfera y potenciar las comunicaciones, todo ello con un carácter defensivo, no ofensivo. Por otro lado tenemos un proyecto oscuro y siniestro, que hace las delicias de los defensores de las teorías conspiratorias y que podría poner en riesgo, entre otras cosas, la vida en el planeta. ¿Quién tiene razón? ¿Cuál es la verdadera naturaleza del proyecto HAARP?

Es imposible saber a ciencia cierta el alcance total de este proyecto. Así que lo mejor es presentar las dos posturas, la oficial y la “conspiratoria”, de este modo cada persona podrá formarse su propia opinión. Tal vez lo primero que tenemos que ver es cuál es la función de la ionosfera. Se trata de una o varias capas de la atmósfera cargadas eléctricamente, que no sólo nos sirve para propagar las ondas de radio, también nos protege de los meteoroides y de los rayos ultravioleta y gamma.


Veamos en primer lugar la versión oficial. La palabra HAARP se forma con las iniciales de High Frecuency Active Auroral Research Program, algo así como Programa de investigación de la aurora activa de alta frecuencia. Este largo título hace referencia a un proyecto que están llevando a cabo la Fuerza Aérea y la Marina de Estados Unidos en unas instalaciones militares en Gakona (Alaska) , en realidad sirve para sustituir al antiguo Rothr, Relocatable Over the Horizon Radar, que podría traducirse como Radar relocalizable sobre el horizonte.

HAARP está funcionando desde principios de la década de los noventa; según el gobierno estadounidense, tienen la función de mejorar el sistema ROTHR que se habría quedado obsoleto al utilizar tecnología de la década anterior. La misión de estos sistemas sería netamente científica y defensiva. Los objetivos de HAARP son el estudio del funcionamiento y la composición de la ionosfera y las posibilidades que ofrece para las radiocomunicaciones, tanto de carácter civil como para la defensa militar.

El sistema consiste en un grupo de gigantescas antenas transmisoras y receptoras. Entre sus muchas utilidades, por ejemplo, se pueden resaltar aquellas que tienen que ver con la detección de armas nucleares, la detección de posibles ataques de aviones o misiles en vuelo rasante o la mejora de las comunicaciones militares propias, así como el bloqueo de las de un teórico enemigo.
Capas de la Atmósfera
Una de las acusaciones que más frecuentemente se hace al proyecto HAARP es el supuesto uso para el control mental de las personas, esta argumentación rebatida por los defensores del proyecto puesto que esta teoría se basa en que existe una frecuencia que aparentemente afecta al hipotálamo del cerebro, y es común a todos los mamíferos: 7,8 Hz. Según afirman, esta frecuencia está totalmente fuera del rango del HAARP: 2,8 MHz de frecuencia mínima (2.800.000 Hz). De este modo, los defensores de HAARP van desmontando con datos científicos todas y cada una de las acusaciones de manipulación.

A favor del proyecto HAARP se puede decir que los documentos relacionados con el mismo no están clasificados, así que no hay ninguna restricción para que cualquier persona que tenga interés en conocerlos pueda acceder a ellos. Se pueden realizar visitas guiadas al complejo, y el proyecto cuenta con una página web en la que informa claramente de su localización geográfica, sus objetivos, sus avances, etc., aunque está en inglés, se puede entender bastante bien, este es el enlace:
http://www.haarp.alaska.edu/

Y ahora vamos con la otra visión del proyecto HAARP, la que nos habla de experimentos poco claros, incluso siniestros. El último argumento dado a favor del proyecto, el que nos explica que todo es abierto, claro y diáfano, se puede desmontar fácilmente, simplemente el hecho de que nos cuenten cosas, no quiere decir que nos estén contando todas las cosas. Evidentemente si se están realizando experimentos que no quieren que sean conocidos, con no contarlo el problema está resuelto, nos dejan conocer una parte, la que interesa, y la demás no se menciona. No hay nada más simple.

En el año 2.005 se supo que los miembros del proyecto HAARP había n logrado, se supone que de forma accidental, crear una aurora boreal, fenómeno meteorológico propio de la ionosfera. Las implicaciones de este suceso son alarmantes, ¿qué más fenómenos se pueden reproducir y/o manipular? Anteriormente vimos las funciones básicas de la ionosfera, cualquier alteración de la misma podría tener unas consecuencias aterradoras para la vida en la tierra. ¿Qué pasaría si, por ejemplo, se produjeran cambios en la filtración de los rayos ultravioletas?

Un científico crítico con el proyecto, Nicholas Begich, junto con la periodista Jeanne Manning, ha investigado todo lo referente a HAARP y especialmente las consecuencias que podría tener sobre los seres vivos. En el libro que escribieron sobre sus investigaciones “Los Ángesles no tocan este arpa”, defienden la hipótesis de que se estarían enviando hacia la ionosfera partículas electromagnéticas que favorecerían el calentamiento de la misma.

Por otro lado, la doctora Rosalie Bertell, se muestra más alarmista aún, según ella, el proyecto HAARP:
 
Antenas del proyecto HAARP

"Se relaciona con cincuenta años de programas intensos y crecientemente destructivos para comprender y controlar la atmósfera superior. Sería precipitado no asociar HAARP con la construcción del laboratorio espacial que está siendo planeado separadamente por los Estados Unidos. HAARP es parte integral de una larga historia de investigación y desarrollo espacial de naturaleza militar deliberada. Las implicaciones militares de la combinación de estos proyectos son alarmantes... La capacidad de la combinación HAARP/Spacelab/cohete espacial de producir cantidades muy grandes de energía, comparable a una bomba atómica, en cualquier parte de la tierra por medio de haces de láser y partículas, es aterradora. El proyecto será probablemente "vendido" al público como un escudo espacial contra la entrada de armas al territorio nacional o, para los más ingenuos, como un sistema para reparar la capa de ozono".

Fuera de la manipulación climática, HAARP tiene una serie de otros usos relacionados: "HAARP podría contribuir a cambiar el clima bombardeando intensivamente la atmósfera con rayos de alta frecuencia. Convirtiendo las o¬ndas de baja frecuencia en alta intensidad podría también afectar a los cerebros humanos, y no se puede excluir que tenga efectos tectónicos".

Según muchos de los críticos del proyecto HAARP, las últimas catástrofes que se están produciendo a nivel mundial, no serían otra cosa sino experimentos de manipulación de los fenómenos naturales, por ejemplo achacan al proyecto HAARP el terrible terremoto que hace poco asoló Japón. ¿Realmente puede el hombre crear cataclismos como un terremoto o la erupción de un volcán? Los defensores de estas teorías creen que sí.

Podemos encontrar más información en este enlace:
Como puede verse, existen dos posturas totalmente encontradas con respecto al proyecto HAARP, antes de inclinarse por una u otra, lo mejor es investigar y después formarse una opinión.

Leer más...

viernes, 17 de junio de 2011

LOS CREYENTES

John Schlesinger, director entre otras películas de “Cowboy de medianoche”, es el culpable de una de mis grandes pesadillas, que tiene como base la escena de Lawrence Olivier ejerciendo de dentista sádico con un joven Dustin Hoffman en “Marathon man”, algo que recuerdo constantemente a Luis, mi dentista, y que a él le parece tremendamente gracioso (¡a mí no!). Pues bien, Schlesinger, se sumó a la moda de las películas de terror de los años ochenta dirigiendo “Los creyentes” (1.987) cuyo argumento tiene como trasfondo la Santería en su vertiente más sombría.



Leer más...

miércoles, 15 de junio de 2011

RENÉ GUÉNON

Nuestro personaje de hoy nació el 15 de noviembre de 1.886 en Blois (Francia). Su padre era un arquitecto, Jean Baptiste Guénon. Su madre, Amme-Leóntine Jolley, pertenecía a la alta burguesía francesa. El ambiente en el que se crió René fue el de una familia acomodada, de religión católica y muy tradicional. Desde niño tuvo una salud delicada, algo que sin duda marcaría su forma de ser y acentuaría su carácter reflexivo y reservado, a la vez que inquieto intelectualmente.

Su padre decidió que estudiaría Matemáticas en Paris, así que ingresó en la universidad en el año 1.904. Pero sus inquietudes sobre el mundo espiritual se vieron favorecidas al hallarse en una gran ciudad, así que no tardó en entrar en contacto con la Escuela Hermética de Papus, a la que perteneció durante poco tiempo, ya que no satisfacía sus expectativas. Esta será una constante en la vida de Guénon, la búsqueda incesante de la verdad que le hacía ir de un lado, siempre queriendo conocer, saber más.

En 1.909 conoció a Fabres des Essarts, director de la llamada Iglesia Gnóstica, quien le convenció para que expresase por escrito sus inquietudes espirituales. Nació de este modo la revista “La Gnosis”, en la que durante años dio rienda suelta a toda su fascinación por las tradiciones espirituales, especialmente aquellas de procedencia oriental. En sus comienzos como escritor, firmaba sus artículos con un pseudónimo: Palingenius.

El hecho de dirigir una revista de carácter esotérico, le abrió las puertas de muchas sociedades ocultistas y también le ofreció la oportunidad de conocer a interesantes personajes dentro de ese mundo tan especial. No tardó en iniciarse en la Masonería a través de la Gran Logia de Francia. Como dice Mariano J. Vázquez Alonso en su libro “Maestros espirituales del siglo XX” (editorial Robin Book): Para él tanto la Masonería como la Iglesia Católica eran las depositarias en occidente de las auténticas enseñanzas iniciáticas.

Pero oriente ejercía en él una fascinación aún mayor y el encuentro sin duda más decisivo de su vida, al menos en el ámbito espiritual, fue el del pintor John Gustave, puesto que él fue quien le introdujo en el Islam y en el esoterismo islámico y quien le dio a conocer la figura del maestro sufí Ibn-Arâbi. El estudio de esta tradición y de la vida del maestro sufí del siglo XII, le llevó a tomar una decisión trascendental para su vida y fue, en 1.912, la conversión al Islam, adoptando el nombre de Abdel Wahed-Yahia, poco después contrajo matrimonio con Berthe Loury, una joven de Bloise.

Los años siguientes fueron muy complicados; había estallado la Primera Guerra Mundial y Guénon no se había incorporado a filas por sus problemas físicos. Así que se trasladó con su esposa a la isla de Saint-Louis. Durante un tiempo, Guénon intentó ejercer la docencia, primero en Sétif (Argelia) y un año después en su ciudad natal Blois. Pero era un trabajo que no le satisfacía por completo, así que volvió a París, para retomar sus escritos e investigaciones ocultistas.

Su interés por las religiones y tradiciones esotéricas no se reducía a las derivadas del islamismo, por el contrario, su campo de estudios era muy amplio, se interesaba por ejemplo por el budismo, y especialmente por el hinduismo… de hecho, su primer libro publicado en 1.921 fue: “Introducción general al estudio de las doctrinas hindúes”.

También Guénon estaba muy al tanto de las corrientes esotéricas que circulaban por el mundo occidental, y desarrolló sus fobias particulares, especialmente centradas en la Teosofía de Blavatsky y el espiritismo de Allan Kardec, a los que criticó en sus libros: “El Teosofismo, historia de una pseudorreligión” y “El error Espiritista” respectivamente.

Hasta la muerte de Berthe, en el año 1.928, Guénon combinó las colaboraciones en varias revistas con la publicación de diversos libros, algunos francamente polémicos, como fue el caso de “Oriente y Occidente”, en el que en la contraposición de ambas formas de entender el mundo, salía el último bastante mal parado. Y es que Guénon consideraba que la civilización occidental era decadente y estaba convencido de que su salvación solo podría producirse si aprendía de la tradición oriental. Estas ideas se basaban exclusivamente en supuestos metafísicos, no en consideraciones políticas o económicas.

Pero no fue bien entendido y despertó muchas antipatías en la sociedad de su época por ser considerado como un catastrofista retrógrado que se oponía a los adelantos de la civilización occidental. Claro que también tuvo defensores. Contó, por ejemplo, con la amistad de Leon Daudet que sí supo entender la filosofía existencial de Guénon y en alguna ocasión no dudó en salir en su defensa en forma escrita.

La muerte de la esposa de Guénon supuso un punto de inflexión en su vida. Una vez muerta Berthe ya nada le retenía en Europa y el sueño largamente acariciado de establecer su vivienda definitivamente el Egipto, vio la luz el año 1.930. Una vez instalado en el Cairo, no tardó en casarse con Fatma, la hija del jeque Mohanned Ibrahim, con la que tuvo cuatro hijos.

En el Cairo siguió escribiendo y publicando. Vivió de lejos la Segunda Guerra Mundial y por aquel entonces escribió una de sus obras fundamentales: “El reino de la cantidad y los signos de los tiempos” en la que analiza el mundo occidental desde la perspectiva del hinduismo, situándolo en ese ciclo oscuro llamado Kali-Yuga. Una idea que no era nueva en él y anteriormente ya había defendido.

Siguió escribiendo hasta que falleció el 7 de enero de 1.951.

No me resisto a reproducir un párrafo perteneciente a su obra “La crisis del mundo moderno” (1.927) en la que hace una descripción de la manipulación de la mentalidad de la población por parte de la clase dirigente, al introducir ideas o formas de pensamiento que les son convenientes para sus propios intereses, que tiene una vigencia sorprendente a día de hoy:
“Es muy difícil determinar exactamente el grado de sinceridad de aquellos que se hacen los propagadores de semejantes ideas, saber en qué medida algunos hombres llegan a enamorarse de sus propias mentiras y a sugestionarse ellos mismos al sugestionar a los demás; e incluso, en una propaganda de este género, aquellos que desempeñan un papel de engañados son frecuentemente los mejores instrumentos, porque le aportan una convicción que a los otros les habría dado algún trabajo simular, y que es fácilmente contagiosa; pero, detrás de todo eso, y al menos en el origen, es menester una acción mucho más consciente, una dirección que no puede venir más que de hombres que saben perfectamente a lo que atenerse sobre las ideas que lanzan así a la circulación.

Hemos hablado de «ideas», pero es solo muy impropiamente como esta palabra puede aplicarse aquí, ya que es muy evidente que no se trata de ninguna manera de ideas puras, y ni siquiera de algo que pertenece de cerca o de lejos al orden intelectual; son, si se quiere, ideas falsas, pero sería mejor llamarlas «pseudoideas», destinadas principalmente a provocar reacciones sentimentales, lo que es en efecto el medio más eficaz y el más cómodo para actuar sobre las masas”.

Dejo dos enlaces para conocer la obra de Guénon, especialmente el primero es muy interesante porque incluye además artículos y escritos de otros autores sobre él.



 

Leer más...

domingo, 12 de junio de 2011

EL CARRO. MEDITACIÓN

Tarot Crowley
Sin saber lo que significa este Arcano, simplemente observando la imagen representada, ya podemos hacernos una idea de su principal significado. Representa el avance, la decisión consciente y voluntaria. Vemos que el auriga conduce, al menos de forma aparente, su vehículo en la dirección que ha elegido, a la velocidad que ha decidido y de la forma que ha decidido. Evidentemente, la energía que nos otorga el Carro en el trabajo meditativo es la Voluntad.

Esta carta es activa, realiza acciones por medio de un esfuerzo consciente, no representa hechos fortuitos o ideas peregrinas, quizás inducidas por otros, tal vez ocurrencias maravillosas que nos vienen dadas por la inspiración divina. Por el contrario, es una carta práctica, terrenal, representa exactamente la puesta en marcha del plan que nos hemos trazado. Es muy importante fijar esta idea en la mente. Cuando nos marcamos un objetivo, sea de la naturaleza que sea, se dan una serie de fases o etapas, que llevan un orden concreto basado principalmente en la lógica.

En primer lugar decidimos el objetivo que queremos lograr, después estudiamos nuestras posibilidades, qué herramientas poseemos, cuáles nos faltan, el siguiente paso es trazarnos un plan maestro para llegar a la meta deseada, teniendo en cuenta las variables a favor y en contra anteriormente identificadas. Una vez que sabemos lo que queremos y cómo conseguirlo, nos ponemos en acción para dar los pasos que sean necesarios. Esta es precisamente la etapa que domina el Carro: la actividad conscientemente elegida para la consecución de aquello que nos hemos propuesto.

Así que, como ya hemos visto, el Carro es una representación pictórica de la fuerza de voluntad necesaria para avanzar en nuestro camino. Es importante saber qué es lo que queremos hacer con nuestra vida (para lo que nos podemos servir del Arcano de los Enamorados), también es fundamental saber cómo conseguirlo, pero más decisivo será aún conseguir mantenerse impasible ante el ruido externo que nos distrae de nuestros objetivos, introduciendo, a veces de forma sutil, a veces no tanto, ideas que no son nuestras, deseos que no surgen de nuestro interior, objetivos que nunca surgieron de nuestros interior. Es importante aislarse de todo ello.
Tarot 1JJ Suizo
El cangrejo, símbolo del signo astrológico de Cáncer, que se identifica con este Arcano, posee un duro caparazón que le protege de sus enemigos. Del mismo modo, el auriga del Carro viste una coraza que le aislará de todos los ataques externos, permitiendo así que sus esfuerzos se dirijan exclusivamente a la consecución de sus objetivos. De este modo, la voluntad ha de sustraerse de todos los ataques que vengan del exterior, en forma de críticas, acciones o comentarios negativos, etc. No se puede avanzar cuando se está más pendiente de lo que los demás piensan, que de las ideas y metas propias.

Echemos la vista atrás, recordemos todas esas ocasiones en las que teníamos una idea clara de lo que queríamos, poseíamos una gran seguridad, pero algunas personas de nuestro entorno, por medio de sus comentarios negativos y sus críticas, empezaron a sembrar dudas que acabaron por resquebrajar nuestra confianza, hasta que desechamos esa idea como inviable. Con el paso del tiempo, nos dimos cuenta de que no era una idea tan mala y que optamos por abandonarla, no porque no nos pareciera buena, sino porque otros nos convencieron de ello. Pensemos cuántas veces hemos hecho cosas que no queríamos solamente porque los demás nos hicieron creer que era lo mejor para nosotros, que ellos sabían mejor que nosotros lo que nos convenía, etc.

El Carro se aísla de todas estas molestas interferencias y se mantiene seguro de su verdad, que puede que sea absurda o estúpida, pero es su verdad, la que él ha elegido. La forma cúbica del carro, da esa sensación de solidez y estabilidad que se hace imprescindible para luchar por aquellos objetivos que nos hemos marcado pese a todo y a todos.

Simbólicamente, el auriga es el Yo y el carro es la Personalidad, es decir, el primero representa nuestra verdadera esencia, lo que realmente somos, mientras que el segundo sería la amalgama de conceptos e ideas que hemos ido adquiriendo a lo largo de nuestra existencia. Desde este punto de vista, ¿quién preferimos que conduzca nuestra vida?. La imagen nos muestra un auriga que no lleva un látigo, sino una vara de poder, tampoco necesita unas bridas para dirigir a las dos esfinges, los pares opuestos al tiempo que complementarios, que, al menos en teoría, tiran del carro. La voluntad es, sobre todo, una fuerza interior, cuyas acciones se verán reflejadas en el exterior.

Tarot Visconti

Es una carta en la que todo es apariencia: el auriga sujeta unas bridas inexistentes, las esfinges que deberían tirar del carro están en posición de reposo… Todo ello nos indica que lo material no es más que maya, ilusión, que realmente tras las apariencias, se encuentra la realidad que procede del interior y que lo externo no es más que una proyección de lo interno, de modo que la voluntad no es un acto que se mueve desde el exterior hacia el interior, sino al contrario, del interior se proyecta hacia el exterior.

El trabajo meditativo con esta carta resulta útil para desarrollar la voluntad, la fuerza interior necesaria para afrontar cualquier trabajo, sea mental, material, espiritual o emocional, que se nos presente. Nos ayuda a tener la suficiente presencia de ánimo para mantenernos firmes cuando las situaciones parezcan sobrepasarnos o cuando sintamos que nuestra determinación empieza a flaquear; en estas ocasiones, podemos pensar en el Carro como en un fortalecedor del espíritu.

La carta del Carro se suele asociar con la letra hebrea Cheth, cuyo significado es valla. Para algunos la asociación es con la letra Zain.
En Alquimia se relaciona con el Antimonio, el cuerpo astral.
En el Árbol de la Vida se sitúa en el sendero entre Binah y Gevurah.
La relación astrológica es con el signo Cáncer.
Color: Anaranjado.

Leer más...

martes, 7 de junio de 2011

TAROT DE PAPUS

Gérard Encausse, más conocido como Papus, era un apasionado del esoterismo que no se especializó en ningún tema en concreto, todas las áreas le interesaban y estudió las correlaciones entre unas y otras. Fruto de sus estudios sobre el Tarot fue su libro “El Tarot de los bohemios” (1.889), en el que se ven claramente las influencias que sobre él tuvieron los trabajos de Eliphas Leví y también, en menor medida,de Gébelin y Christian.

Para Papus, el Tarot era el auténtico libro de Thot que los bohemios, es decir, los gitanos cíngaros, introdujeron en la Europa occidental. Eran, por decirlo de algún modo, los portadores de una tradición milenaria y, seguramente, no eran conscientes de tan alto honor. Esta teoría tuvo muchos seguidores en aquella época. Leamos lo que al respecto escribe en el primer capítulo “Introducción al estudio del Tarot”:


“Sí, ese juego de cartas denominado Tarot, que poseen los bohemios, es la biblia de las biblias. Es el libro de Thot-Hermes-Trismegisto, es el libro de Adán, es el libro de la revelación primitiva de las antiguas civilizaciones.
Cuando el Masón, hombre inteligente y virtuoso, ha perdido la tradición; cuando el sacerdote, hombre igualmente inteligente y virtuoso, ha perdido su esoterismo; los Bohemios, hombres ignorantes y viciosos, nos dan la clave que nos permitirá explicar todos los simbolismos.

¿Cómo no admirar la sabiduría de estos iniciados que han utilizado el vicio y le han hecho producir, desde el punto de vista del bien, mejores resultados que a la virtud? Este juego de cartas de los bohemios es un libro maravilloso, como acertadamente lo ha observado Court de Gébelin y sobre todo Vaillant. Este juego, con el nombre de Tarot, Torá, Rota, ha formado sucesivamente la base de la enseñanza sintética de todos los pueblos antiguos”.

Mi particular opinión sobre este libro es que no es muy adecuado para principiantes, puesto que es bastante denso y muchas de sus hipótesis se basan en especulaciones poco fundamentadas de otros ocultistas, todo ello puede conducir a la confusión. En cualquier caso, es sumamente interesante la descripción que hace de los Arcanos Mayores, a los que va relacionando con las 22 letras hebreas: Mago con Aleph, Papisa con Beth, y así sucesivamente.

Del mismo modo establece también correlaciones astrológicas y cabalísticas. Estudia las cartas del Tarot desde varios ángulos de vista. Una de las agrupaciones de Arcanos que propone Papus, resume los Arcanos Mayores en tres grandes grupos, cada uno de los cuáles representaría uno de los principios de la creación:

El Principio Creador: al que corresponden los Arcanos 1, 4, 7, 10, 13, 16, 19.
El Principio Conservador: al que corresponden los Arcanos 2, 5, 8, 11, 14, 17, 20.
El Principio Realizador: 3, 6, 9, 12, 15, 18, 0.
El Arcano 21, es decir, el Mundo es, por decirlo de algún modo el resumen y resultado de la aplicación de los tres principios.


Para quien esté interesado, en la parte inferior adjunto un enlace para descargarse este libro. Las imágenes están basadas en el Tarot Falconier, con fuertes influencias egipcias, puesto que se supone que ese es su origen. Bastantes años después, en 1.909, publicó su libro “El Tarot adivinatorio” en el que Papus concede tanta importancia a los Arcanos Menores como a los Mayores.

En este caso ya no se trataba de un estudio sesudo y altamente teórico, por el contrario era mucho más práctico. De hecho, encargó al artista Gabriel Goulinat la creación de su propia baraja, que podríamos encuadrarla en las cartas de diseño egipcio. Originalmente se introdujo una interesante información en cada carta; el diseño estaba enmarcado en una lámina que constaba, en su lateral izquierdo (según se mira), de un listado de relaciones del Arcano en cuestión con una letra hebrea, una latina, un ideograma sanscrito, otro egipcio y otro símbolo que derivaría de la obra “L’Archeométre” de J.A. Saint-Yves que contiene un supuesto idioma mágico, el Watan, del que algún día hablaré puesto que es una auténtica curiosidad.

También, en la parte superior de algunas de las cartas, junto al número arábigo, aparece una figura geométrica que hace referencia al valor numérico y por último, en el lateral derecho, la correlación con el símbolo del signo astrológico que se corresponde. En la parte inferior, se leía el nombre tradicional de cada carta, acompañado de sus significados principales.

A día de hoy, lo que podemos encontrar es la versión ilustrada y coloreada, que prescinde de los datos anteriormente mencionados, lo que es una auténtica lástima. Daré un breve repaso a algunas cartas que me han llamado la atención, aunque en el fondo, la baraja es una mezcla entre Eteilla y Falconier.

Me llama, por ejemplo, la atención la Papisa, con una especie de velo que cubre su cabeza tapando hasta los ojos. Como llamativa me resulta también la Emperatriz alada y pisando una media luna, algo que es más habitual de la Papisa. Curiosa me resulta la imagen del Diablo, que es la tradicional del macho cabrío, muy cercana a la iconografía medieval europea, algo similar a lo que sucede con el Loco.

En cuanto a los Arcanos Menores, están por un lado las cartas numerales, que quedan divididas en dos mitades algo desiguales, en la parte superior aparecen los implementos del palo correspondiente: las siete copas, las tres espadas, etc. y en la inferior, van desfilando distintos elementos simbólicos en los que no faltan, entre otros elementos, letras hebreas. Especialmente llamativo resulta el palo de Oros, puesto que en las monedas podemos encontrar símbolos astrológicos. En cuanto a las Cartas de la Corte, encontramos a las figuras ya conocidas: Sota o Paje, Caballo, Reina y Rey, eso sí, con indumentaria egipcia.



Leer más...

lunes, 6 de junio de 2011

REINA DE COPAS

Sentada en un trono, a la orilla de lo que parece ser un río y bajo un cielo completamente azul, encontramos a la Reina sosteniendo en sus manos una copa de complicada estructura. Es una imagen que transmite calma, dulzura. El paisaje es suave y armónico, al fondo la tierra se corta para caer en vertical al agua, pero no es un acantilado abrupto y rocoso, por el contrario, las formas son suaves, casi redondeadas.

Como suele ser habitual en las cartas de este palo, el cielo es azul, color representativo de las emociones. El paisaje no está muy bien definido, tal vez al orilla de un río, tal vez a la orilla del mar o puede que de algún lago; en cualquier caso, vemos que, aunque la Reina está rodeada de agua, está asentada firmemente en la tierra, no olvidemos este detalle. El trono está decorado con una serie figuras que parecen mitad Querubín mitad pez. Como una especie de sirenas infantiles.

A simple vista vemos tres de estos seres fantásticos, dos flanqueando el cuerpo superior del trono, situándose a ambos lados de una especie de concha marina de piedra. La unión del Ángel con el pez, representaría una fusión entre el área de la mente y el de los sentimientos. El otro se sitúa en la parte inferior, en el lateral, justo debajo del reposa brazos, este último sostiene un pez en una de sus manos, tal vez eso es lo que esta figura ofrece: las emociones.

Es inevitable asociar la imagen del caparazón de un molusco con la figura de Afrodita. Es la representación de la fecundidad femenina, remarcada por el simbolismo del agua y del mar como fuerzas generadoras de vida. Pensemos, por ejemplo, en lo que nos puede ofrecer el interior de una ostra: en ocasiones una carne deliciosa y altamente valorada por el paladar humano, de vez en cuando, una perla, un objeto también muy valorado por el ser humano, aunque por motivos distintos, como es lógico.

Lo que es evidente es que ese trono representa el mundo secreto y discreto de las emociones que nunca se sabe con exactitud qué puede ofrecernos, pero siempre guarda algo en su interior. Esta mezcla de formas que apreciamos en el trono: concha marina en la parte superior y rígido trono de piedra en la inferior, nos dan una importante clave del significado de la Reina de Copas: emociones sólidas.

Al centrarnos en la regia figura, podemos destacar como la Reina se nos muestra de perfil. Su cabeza está tocada por una corona dorada. Su vestido es largo, cubre todo su cuerpo, y sus tonos son azules y blancos, iguales que los que vemos en su capa, incluso sus zapatitos son azules. De nuevo emociones, que simboliza en color azul, pero mezcladas con la pureza, incluso a veces la ingenuidad que aporta el blanco. A sus pies, piedras planas y suaves, pulidas por la constante acción del agua. Lo que nos muestra es como las emociones moldean nuestra esencia, si el mazo y el cincel de los antiguos constructores, pulía la piedra bruta por la voluntad dirigida por la inteligencia, en este caso son las emociones las que han dado forma a las piedras.

La Reina parece fruncir el ceño, pero no es por disgusto o mal carácter, es porque parece mantener una absoluta concentración en la copa que sostienen sus manos. Casi parece poseer la capacidad de ver lo que hay en su interior, la clarividencia. Y es que la Reina de Copas posee una sensibilidad y una intuición altamente desarrolladas. La copa es un inmenso cáliz decorado de forma prolija, cubierto en su parte superior, que está rematada por lo que podía ser el signo de Venus invertido (un círculo con una cruz). En realidad la parte superior del cáliz a mí me hace pensar en la cúpula de una iglesia.

A ambos lados vemos lo que podrían ser asas, pero si nos fijamos bien son las figuras de dos Ángeles que nos recuerdan a la descripción que se daba de los Ángeles que flanqueaban el Arca de la Alianza. Esta copa simboliza las emociones pero sobre todo vividas de forma interior, auténticamente sentidas, aunque no sean excesivamente expansivas.


Significados generales: Físicamente se asocia con personas de ojos claros y cabello entre castaño claro y rubio. Su carácter se asocia con los signos de Agua: Cáncer, Escorpio y Piscis; en algunos casos se concreta en el signo de Piscis. Suele referirse a una mujer en edad fértil o bien en la madurez. Representa a una mujer que afecta especialmente en el ámbito sentimental y emocional al consultante: Puede ser la pareja, esposa, amada, amiga, madre, abuela, hermana o incluso la misma consultante.
Carácter: Se trata de una mujer imaginativa, sensible, intuitiva, afectuosa. Altruista. Muchos establecen similitudes con la Emperatriz en lo referente a su capacidad afectiva y sexual. Es romántica e idealista, por lo que, en algunas ocasiones, puede ser un tanto influenciable por el entorno. A veces es la madre abnegada que se sacrifica por sus vástagos.
Esta carta da profundidad y madurez en las realizaciones, especialmente en las de carácter emocional. Prudencia, altruismo, honestidad. Buenos consejos. Aumento en todos los ámbitos, especialmente en emocional. Sueños que se realizan. Amistad duradera. Sensibilidad artística. Excelente salud.
En general esta carta se ve muy influenciada por las cartas más cercanas.

Invertida: Mujer demasiado imaginativa, casi ilógica e irracional. Puede ser muy voluble, cambiando constantemente de opinión, Tendencias depresivas.
Éxito o aumento que trae más preocupaciones que alegrías. Trabas y obstáculos ante cualquier actividad. Extravío.
Acompañada de cartas negativas puede hacer referencia a una mujer perversa, embustera y deshonesta. Adúltera, infiel. Algunas veces indica prostitución.

Leer más...

domingo, 5 de junio de 2011

TIRADA EN CRUZ DE CUATRO CARTAS


Tarot de R. De Angelis

Existen miles de tiradas, incluso hay muchas variantes para el mismo dibujo de cartas, no hay más que ver la tirada que he presentado de la Cruz Simple y compararla con la que planteaba Péladan, la colocación de las cartas es la misma, pero el significado de cada una de ellas varia de una tirada a otra. Hay muchas tiradas en forma de cruz que se diferencian entre sí por los valores asignados para cada una de las posiciones de las cartas. Normalmente las tiradas en forma de cruz constan de cuatro o cinco carta; al menos las más elementales. Hay cruces más sofisticadas, que requieren más práctica.

Hoy quiero repasar una tirada de cruz para la que se necesitan cuatro cartas y que es bastante utilizada. No resulta apropiada para preguntas muy generales o para cuestiones que precisan de mucho análisis porque tienen muchas ramificaciones; por el contrario, es muy útil para preguntas muy concretas, puesto que hace un análisis muy preciso del problema actual en el aquí y en el ahora, y en las variables que pueden influir en su desarrollo de una manera directa, sin perderse en elucubraciones o ramificaciones intrincadas.


Creo que es importante recordar que antes de elegir la tirada que vamos a utilizar, debemos valorar el tipo de pregunta que se nos plantea, de ese modo podremos sopesar, teniendo en cuenta las tiradas que conocemos y manejamos de forma habitual, cuál de ellas se adecúa más a la cuestión a tratar. Nunca podemos utilizar una tirada de dos o tres cartas, para hacer un estudio anual de cómo nos va a ir el año en todos los ámbitos de nuestra vida: laboral, salud, amor, amigos, familia, viajes, estudios, etc., del mismo, resulta muy poco práctico utilizar tiradas de muchas cartas para preguntar sobre un tema muy específico.

Hay una serie de factores previos a la lectura en sí que garantizan el fracaso o el éxito de la misma, uno de ellos es precisamente la elección de la tirada adecuada para la cuestión que se nos plantea. Vamos, pues a conocer una tirada que servirá para preguntas muy concretas, nada generales. Colocaremos las cartas en la forma de cruz que conocemos pero, al constar solamente de cuatro cartas, prescindiremos de la central. En el dibujo podemos apreciar el orden en el que se colocarán las cartas, que es el mismo que en las tiradas de cruz que hemos visto hasta hoy, salvo la que ocupaba el centro de la cruz, ese espacio lo dejaremos vacío.



Los significados serán los siguientes:
La primera será la situación actual del consultante con referencia al tema que nos plantea.
La segunda es el entorno del consultante, lo que le rodea y cómo está influyendo en él, en lo tocante a la consulta.
La tercera nos hablará del interior del consultante, lo que piensa, lo que siente y lo que opina sobre la cuestión a tratar, cuál es su estado de ánimo al respecto.
La cuarta es la posible solución de la cuestión planteada, teniendo en cuenta los factores vistos anteriormente.

Como puede verse, esta tirada no profundiza tanto en el tema a analizar como la Cruz Simple que vimos anteriormente, puesto que no diferencia entre elementos favorables y desfavorables que pueden influir en el desarrollo de la cuestión, esta tirada analiza directamente los factores más inmediatos, independientemente de su carácter positivo o negativo, simplemente sitúa la cuestión a tratar, valora los sentimientos al respecto del consultante y de qué manera puede influir en él su entorno más inmediato, con estos datos, propone un posible desenlace.

Vamos a ver un ejemplo práctico de esta tirada con una de nuestras consultantes imaginarias. Macarena tiene 58 años; se divorció hace más de diez años, durante mucho tiempo no ha sentido la necesidad de volver a tener una pareja. Pero últimamente, echa de menos tener alguien a su lado con quien poder compartir el día a día. Así que nos plantea una pregunta muy concreta: ¿tiene posibilidades de encontrar próximamente pareja? Antes de realizar la tirada, sería conveniente concretar con Macarena qué entiende por próximamente, puede que para ella sea un período que abarque unos pocos días, mientras que para la persona que leerá las cartas entienda dicho término como un período no inferior a seis meses. Todo depende de cada persona.

Aprovecho esta cuestión para comentar, aunque sólo sea de forma muy superficial, que el tema del tiempo en el Tarot es muy difícil de concretar. El Tarot es, sobre todo, una herramienta de carácter espiritual y en la esfera espiritual el tiempo, tal como nosotros lo conocemos, no existe. Por tanto, aconsejo que cuando se plantee una cuestión en la que el factor tiempo tiene importancia, se establezcan previamente los parámetros temporales en los que se va a encuadrar la lectura. Tomando como ejemplo la pregunta que plantea Macarena, podemos modificarla de este modo: ¿tiene posibilidades de encontrar pareja en los próximos seis meses? Este es sólo un ejemplo, podemos decir de aquí a fin de año o a lo largo de este mes, etc. Lo importante es dejar bien claro de antemano el periodo de tiempo sobre el que queremos preguntar para que sepamos así en cuanto tiempo podemos esperar que se produzca el desenlace.

Por supuesto, esta es la forma que tengo yo habitualmente de resolver la cuestión del tiempo, que no es necesariamente la mejor, ni tampoco la más acertada, es simplemente la mía, así que cada persona puede elegir la que más le guste. Circulan por ahí muchas tablas con correspondencias de cartas y fechas muy concretas, si alguien tiene interés le animo a que las consulte y después decida. Siempre es muy sano y positivo investigar de forma personal.

Volvamos a nuestra consulta de hoy. Como Macarena es un personaje ficticio, no nos va a poner ninguna pega, así que vamos a enfocar la tirada en un período de seis meses. Procedemos a barajas las cartas y el resultado es el siguiente:



Una mirada superficial ya nos da una visión bastante optimista. Ninguna carta invertida ni de carácter excesivamente negativo. Es muy importante esa primera impresión que nos produce ver el conjunto de las cartas, independientemente de la posición que ocupe cada una. Esas sensaciones que nos dejan las cartas que han aparecido, nos pueden dar la línea maestra de la lectura. Que nadie se preocupe si en las primeras tiradas no siente nada especial al ver las cartas, todo llegará en el momento preciso.

Esta tirada, en general me da la sensación de pasividad, de inactividad, de dejarse llevar. Es solo una impresión muy por encima, así que vamos a analizar una por una las cartas según la posición que ocupan.
Empezamos por la carta que indica el estado actual de Macarena. Tenemos la carta de la Papisa. Podemos ver que nuestra consultante está en un estado de soltería por el que ha optado de forma deliberada. En cierto modo la Papisa nos puede hablar de una persona un tanto fría, quizás distante; no es cariñosa y expansiva como sería el caso de la Emperatriz, sino cautelosa y poco dada a las demostraciones afectivas.

En la segunda posición, la referente al entorno, encontramos la carta de la Templanza, lo que nos indica que Macarena está rodeada de personas bastante tolerantes y que no tratan de influir en ella de un modo u otro. Tenemos que pensar que muchas veces actuamos más de acuerdo con lo que creemos que los demás esperan de nosotros que con lo que realmente queremos. En este caso, vemos que las personas con las que habitualmente trata Macarena, son bastante asépticas en ese aspecto y no interfieren en su vida de manera determinante, lo que es un factor muy a tener en cuenta de forma positiva. Esta carta me indica que no hay nadie cerca de ella que la intente presionar con comentarios del tipo: “¿Cuándo vas a conseguir un novio?” ¿No sales con nadie? Te vas a quedar para vestir santos, etc. etc. etc.

En la tercera posición encontramos la carta del Ermitaño. Así es como se siente actualmente Macarena. Es muy probable que después de tanto tiempo de convivir consigo misma, Macarena se haya acostumbrado a su soledad y sienta una cierta pereza para encontrar una nueva pareja. Tanto esta carta, como la de la Papisa, son las que al inicio de la lectura me han dado una cierta sensación de pasividad, quizás de pereza a la hora de buscar activamente una pareja nueva. Pero hay algo muy interesante en el conjunto de estas tres cartas y es que ninguna de ellas me habla de negatividad al respecto o de ideas de fracaso anticipado. Sólo me dicen que en su interior, Macarena piensa algo así como: “En el fondo estoy bastante cómoda tal como estoy”.

La cuarta carta, que nos revela una posible resolución teniendo en cuenta lo visto anteriormente. Curiosamente aparece la Rueda de la Fortuna, así que tenemos motivos para pensar que es muy probable que Macarena conozca a alguien de forma completamente fortuita que pueda interesarla especialmente. Viendo la tendencia positiva del resto de la tirada, me inclino a pensar, que eso que llamamos azar tiene una sorpresa agradable reservada para Macarena, tal vez kármicamente ha llegado el momento de conocer a alguien especial. Quiero aclarar algo, esta carta más bien hace referencia a un encuentro interesante no buscado; eso no quiere decir que forzosamente Macarena vaya a encontrar el amor de su vida, puede que sí puede que no, en cualquier caso, esta tirada no habla de forma específica de esto. Así que, para indagar sobre este último punto, tal vez se podría realizar, de forma complementaria, una tirada corrida de dos o tres cartas para saber qué puede deparar este encuentro a nuestra consultante.

Cuando hacemos una lectura, es conveniente tener presente el conjunto de la tirada mientras leemos las cartas de forma individual. De este modo podemos ver como unas cartas matizan otras, como significados que no son muy agradables se pueden suavizar si el conjunto es positivo, también hay cartas que se complementan formidablemente, mientras que en otros casos vemos otras que parecen contradecirse, esto último nos indicaría que la persona está atravesando una etapa de fuertes vaivenes a nivel emocional, mental, laboral, etc. En el caso de la lectura de Macarena, vemos que la Papisa y el Ermitaño se apoyan mutuamente y armonizan a la perfección, puesto que nos indican que la consultante ha elegido la soledad como opción de vida y no la vive como algo impuesto o traumático, sino como una elección personal. Otra cosa habría sido si aparecieran invertidas, entonces podríamos hablar de soledad impuesta y no deseada, algo ella viviría de forma dolorosa.

Casi podría resumirse esta tirada como: “Vivo muy bien de esta forma pero estoy dispuesta a aceptar algo bueno que venga, siempre que sea mejor de lo que ahora tengo”. Parece que Macarena no va a esforzarse demasiado en buscar y va a optar por sentarse a esperar, si llega alguien, bien, si no llega nadie, bien también. En cualquier caso, y según esa perspectiva, ha elegido una opción ganadora.

Esta tirada es, en resumen, muy concreta. No se pierde en análisis concienzudos de la situación, las motivaciones, etc.; va directa al corazón del asunto y a la posible resolución. Os animo a practicar con ella.

Leer más...