Páginas

lunes, 20 de junio de 2011

EL PROYECTO HAARP



Vista aérea de las antenas
 
Sin duda este es uno de los temas más polémicos y controvertidos de los últimos años. Existen dos versiones del mismo. Por un lado tenemos un proyecto netamente científico que pretende profundizar en el conocimiento de la ionosfera y potenciar las comunicaciones, todo ello con un carácter defensivo, no ofensivo. Por otro lado tenemos un proyecto oscuro y siniestro, que hace las delicias de los defensores de las teorías conspiratorias y que podría poner en riesgo, entre otras cosas, la vida en el planeta. ¿Quién tiene razón? ¿Cuál es la verdadera naturaleza del proyecto HAARP?

Es imposible saber a ciencia cierta el alcance total de este proyecto. Así que lo mejor es presentar las dos posturas, la oficial y la “conspiratoria”, de este modo cada persona podrá formarse su propia opinión. Tal vez lo primero que tenemos que ver es cuál es la función de la ionosfera. Se trata de una o varias capas de la atmósfera cargadas eléctricamente, que no sólo nos sirve para propagar las ondas de radio, también nos protege de los meteoroides y de los rayos ultravioleta y gamma.


Veamos en primer lugar la versión oficial. La palabra HAARP se forma con las iniciales de High Frecuency Active Auroral Research Program, algo así como Programa de investigación de la aurora activa de alta frecuencia. Este largo título hace referencia a un proyecto que están llevando a cabo la Fuerza Aérea y la Marina de Estados Unidos en unas instalaciones militares en Gakona (Alaska) , en realidad sirve para sustituir al antiguo Rothr, Relocatable Over the Horizon Radar, que podría traducirse como Radar relocalizable sobre el horizonte.

HAARP está funcionando desde principios de la década de los noventa; según el gobierno estadounidense, tienen la función de mejorar el sistema ROTHR que se habría quedado obsoleto al utilizar tecnología de la década anterior. La misión de estos sistemas sería netamente científica y defensiva. Los objetivos de HAARP son el estudio del funcionamiento y la composición de la ionosfera y las posibilidades que ofrece para las radiocomunicaciones, tanto de carácter civil como para la defensa militar.

El sistema consiste en un grupo de gigantescas antenas transmisoras y receptoras. Entre sus muchas utilidades, por ejemplo, se pueden resaltar aquellas que tienen que ver con la detección de armas nucleares, la detección de posibles ataques de aviones o misiles en vuelo rasante o la mejora de las comunicaciones militares propias, así como el bloqueo de las de un teórico enemigo.
Capas de la Atmósfera
Una de las acusaciones que más frecuentemente se hace al proyecto HAARP es el supuesto uso para el control mental de las personas, esta argumentación rebatida por los defensores del proyecto puesto que esta teoría se basa en que existe una frecuencia que aparentemente afecta al hipotálamo del cerebro, y es común a todos los mamíferos: 7,8 Hz. Según afirman, esta frecuencia está totalmente fuera del rango del HAARP: 2,8 MHz de frecuencia mínima (2.800.000 Hz). De este modo, los defensores de HAARP van desmontando con datos científicos todas y cada una de las acusaciones de manipulación.

A favor del proyecto HAARP se puede decir que los documentos relacionados con el mismo no están clasificados, así que no hay ninguna restricción para que cualquier persona que tenga interés en conocerlos pueda acceder a ellos. Se pueden realizar visitas guiadas al complejo, y el proyecto cuenta con una página web en la que informa claramente de su localización geográfica, sus objetivos, sus avances, etc., aunque está en inglés, se puede entender bastante bien, este es el enlace:
http://www.haarp.alaska.edu/

Y ahora vamos con la otra visión del proyecto HAARP, la que nos habla de experimentos poco claros, incluso siniestros. El último argumento dado a favor del proyecto, el que nos explica que todo es abierto, claro y diáfano, se puede desmontar fácilmente, simplemente el hecho de que nos cuenten cosas, no quiere decir que nos estén contando todas las cosas. Evidentemente si se están realizando experimentos que no quieren que sean conocidos, con no contarlo el problema está resuelto, nos dejan conocer una parte, la que interesa, y la demás no se menciona. No hay nada más simple.

En el año 2.005 se supo que los miembros del proyecto HAARP había n logrado, se supone que de forma accidental, crear una aurora boreal, fenómeno meteorológico propio de la ionosfera. Las implicaciones de este suceso son alarmantes, ¿qué más fenómenos se pueden reproducir y/o manipular? Anteriormente vimos las funciones básicas de la ionosfera, cualquier alteración de la misma podría tener unas consecuencias aterradoras para la vida en la tierra. ¿Qué pasaría si, por ejemplo, se produjeran cambios en la filtración de los rayos ultravioletas?

Un científico crítico con el proyecto, Nicholas Begich, junto con la periodista Jeanne Manning, ha investigado todo lo referente a HAARP y especialmente las consecuencias que podría tener sobre los seres vivos. En el libro que escribieron sobre sus investigaciones “Los Ángesles no tocan este arpa”, defienden la hipótesis de que se estarían enviando hacia la ionosfera partículas electromagnéticas que favorecerían el calentamiento de la misma.

Por otro lado, la doctora Rosalie Bertell, se muestra más alarmista aún, según ella, el proyecto HAARP:
 
Antenas del proyecto HAARP

"Se relaciona con cincuenta años de programas intensos y crecientemente destructivos para comprender y controlar la atmósfera superior. Sería precipitado no asociar HAARP con la construcción del laboratorio espacial que está siendo planeado separadamente por los Estados Unidos. HAARP es parte integral de una larga historia de investigación y desarrollo espacial de naturaleza militar deliberada. Las implicaciones militares de la combinación de estos proyectos son alarmantes... La capacidad de la combinación HAARP/Spacelab/cohete espacial de producir cantidades muy grandes de energía, comparable a una bomba atómica, en cualquier parte de la tierra por medio de haces de láser y partículas, es aterradora. El proyecto será probablemente "vendido" al público como un escudo espacial contra la entrada de armas al territorio nacional o, para los más ingenuos, como un sistema para reparar la capa de ozono".

Fuera de la manipulación climática, HAARP tiene una serie de otros usos relacionados: "HAARP podría contribuir a cambiar el clima bombardeando intensivamente la atmósfera con rayos de alta frecuencia. Convirtiendo las o¬ndas de baja frecuencia en alta intensidad podría también afectar a los cerebros humanos, y no se puede excluir que tenga efectos tectónicos".

Según muchos de los críticos del proyecto HAARP, las últimas catástrofes que se están produciendo a nivel mundial, no serían otra cosa sino experimentos de manipulación de los fenómenos naturales, por ejemplo achacan al proyecto HAARP el terrible terremoto que hace poco asoló Japón. ¿Realmente puede el hombre crear cataclismos como un terremoto o la erupción de un volcán? Los defensores de estas teorías creen que sí.

Podemos encontrar más información en este enlace:
Como puede verse, existen dos posturas totalmente encontradas con respecto al proyecto HAARP, antes de inclinarse por una u otra, lo mejor es investigar y después formarse una opinión.

2 comentarios:

  1. Amiga,no dejas de sorprenderme y deleitarme,un pequeño y humilde reconocimiento te espera en mi blog.Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. ¡Adoro los premios! Me alegro por tí y te agradezco que hayas tenido un recuerdo tan generoso para mí y también para toda esa gente estupenda que mencionas, no conocía a casi ninguno así que te agradezco doblemente que me hayas dado a conocer a personas interesantes y en cuanto pueda visitaré sus páginas... siempre estamos aprendiendo ¡eso es lo bueno!
    Besos y achuchones... y muchos premios más

    ResponderEliminar