Páginas

sábado, 2 de enero de 2010

LA ESTRELLA


Después de las cartas tan oscuras y tétricas que hemos visto anteriormente, llega la carta ”Disney” por excelencia. El arcano de la belleza, la sencillez y la inocencia viene a aliviar tanta penumbra y tanto caos.

Lo primero que llama la atención es que en ese cielo azul claro brillan ocho estrellas de ocho puntas. La central, mucho más grande que las demás, es de color amarillo-dorado que nos recuerda la Quintaesencia de los alquimistas. Las demás son más pequeñas y de color blanco, serían los 7 planetas que se conocían en la antigüedad: el Sol, la Luna, Marte, Mercurio, Júpiter, Venus y Saturno; hay quien dice que son los 7 chakras principales e incluso las 7 estrellas de la constelación de las Pléyades (las Siete Hermanas o Cabrillas), o los 7 metales alquímicos.

En una colina nos encontramos un ibis posado en un árbol. Este pájaro se relacionaba con Thot, el dios egipcio de la sabiduría, las artes y, no nos olvidemos de lo más importante, padre de la doctrina hermética (Hermes Trimegisto) y al que algunas personas atribuyen la autoría del Tarot.

Una figura femenina aparece desnuda, puesto que nada tiene que esconder, se encuentra con su rodilla izquierda descansado en la tierra de forma sólida, recordándonos la firmeza de lo tangible y lo consciente; y apoyada sobre el pie derecho que se posa en la superficie de una poza de agua, lo subconsciente, esta postura hace que guarde un equilibrio perfecto entre los dos planos. A muchas personas no se les pasa por alto la similitud que existe entre esta postura y la postura de iniciación o aumento de grado en algunas órdenes iniciáticas, el que se humilla y recibe; algo similar a los caballeros medievales cuando eran investidos.

Sus manos portan unas jarras que nos hacen evocar la figura de la Templanza. En esta ocasión, no se mezcla el líquido de una jarra en la otra, por el contrario el contenido de ambas es vertido hacia el exterior. La jarra que sostiene la mano derecha vierte el agua en la poza, y la de la mano izquierda vierte su contenido sobre la tierra, ese líquido al tomar contacto con el terreno sólido se divide en cinco regueros que nos recuerdan los cinco sentidos materiales que poseemos.

Se dice que esta carta simboliza la meditación, es por eso que el agua del subconsciente vuelve a su lugar de origen (la poza), a la vez que influye en nuestro consciente (la tierra), una vez pasada por las jarras de la portadora, es la misma agua, pero no del todo, porque la meditación todo lo cambia.

Siguiendo el simbolismo de la Torre, con ese rayo que provocaba un brusco despertar, el paso siguiente es la iluminación: La Estrella. Lo peor ya ha pasado. A la tempestad le sigue la calma, a la oscuridad la luz.

El signo astrológico que se asocia con esta carta es Acuario.


SIGNIFICADOS GENERALES: Si hay una carta dentro de los Arcanos Mayores que represente la dulzura y la esperanza, es la Estrella. Está plagada de bellos proyectos, de ideas creativas, de comienzos esperanzadores, también recoge los frutos tras el duro trabajo, es el premio merecido. Su aparición en una tirada dulcifica las cartas cercanas si son negativas, potencia el significado de las positivas.

DERECHA: Ilusiones, deseos, sueños, ideales, proyectos. Esperanzas, confianza, paz interior, armonía externa e interna. Solución a los problemas. Apoyos, logros. Creatividad, belleza, sensibilidad artística, dulzura, ingenuidad.

INVERTIDA: Idealismo absurdo, persona desconectada con la realidad. Pérdida de cosas, falsas esperanzas, decepciones, desilusiones, mala suerte, falta de ocasiones. Esperanzas frustradas. Falta de armonía. Malicia, arrogancia.


AMOR:

DERECHA: Sentimientos sinceros. Felicidad en la pareja. Declaración amorosa, nuevas amistades. Nacimientos.

INVERTIDA: Falta de responsabilidad. Desengaño. Relaciones extramatrimoniales.


TRABAJO:

DERECHA: Creatividad. Actividades relacionadas con el arte, la estética. Buenas perspectivas profesionales. Proyectos que se cumplen. Negocios prósperos.

INVERTIDA: Retrasos. Mala administración. Gastos excesivos. Trabajo tedioso y frustrante.


SALUD:

DERECHA: Muy buena salud. Curaciones rápidas.

INVERTIDA: Melancolía. Jaquecas. Complicaciones en el embarazo. Enfermedades infantiles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario