Páginas

viernes, 8 de enero de 2010

LA LUNA


De nuevo vemos en esta carta las dos torres que ya conocemos y que nos remiten a los dos pares de opuestos, las dos polaridades, aunque no lo olvidemos, las torres son construcciones humanas; por eso no debemos quedarnos en ellas sino ir más allá. Están flanqueando el camino que se debe recorrer para evolucionar y llegar a la altura de la verdadera sabiduría representada por las montañas.

La Luna carece de luz propia, se limita a reflejar la luz que proviene del Sol, por eso desconcierta y es fácil que lo que parece claro cuando es iluminado por ella, sea poco menos que un espejismo. La Luna es la representación del psiquismo, pero también de lo femenino Las distintas fases de la Luna nos reflejan el arquetipo femenino: el Cuarto Creciente la Doncella, la Luna Llena la Madre, la Luna Menguante la Mujer Madura al empezar a declinar y la Luna Nueva la Bruja.


La Luna está representada con dieciséis rayos principales y dieciséis rayos secundarios, que son los treinta y dos senderos cabalísticos. Curiosamente, si antes decía que la Luna no tiene luz propia parece que estos treinta y dos rayos contradicen esa frase, pero no tiene que ser así, estos senderos que representan los rayos son senderos internos, no visibles en apariencia, están ahí para quien quiera buscarlos y, sobre todo, para quien quiera recorrerlos.

En esta versión la Luna se encuentra en su fase creciente, su rostro serio y reconcentrado en sí misma ya augura que no es una carta de claridad o alegría, las fases de la Luna son cambiantes y confusas. De nuevo, al igual que sucedía en la carta de la Torre, nos encontramos con una lluvia de Yods descendiendo de la Luna a la tierra… o, como dicen otras versiones, elevándose desde las aguas de la tierra a la Luna. Yo soy partidaria de la primera versión, cada cuál que decida la que más le convence.

En algunas cartas se ve muy poco clara la diferencia entre los dos animales, pero en la versión Waite se ve muy bien; uno es un perro y el otro un lobo. Ambos son cánidos. Si bien el lobo representa el potencial en bruto tal como es, simplemente el fruto de la evolución natural, el perro es el resultado de la domesticación humana, que ha transmutado al perro indómito y salvaje en un animal noble y dócil, el buen amigo del hombre. Lo que demuestra es que por medio del trabajo interior se pueden modificar las condiciones naturales.

Un cangrejo emerge del agua de una poza que nos remite a la carta de la Templanza y a la de la Estrella. Este cangrejo representa las fases iniciales en nuestra evolución, por la que pasamos del inconsciente colectivo más elemental para alcanzar lo consciente. Recordemos que el cangrejo es un animal que camina al revés, es ese aspecto regresivo que tiene la luna.

EL signo astrológico que se asocia con la Luna es Piscis.


SIGNIFICADOS GENERALES: Es una carta de psiquismo, de sensibilidad, pero también hace referencia al peligro de dejarse llevar por los espejismos y las falsas conclusiones a las que llegamos cuando no vemos (o no queremos ver) todos los datos; recordemos que la Luna tiene varias fases, es cambiante y por tanto tiene una cara oculta, borrosa, que crea confusión.

DERECHA: Intuición, sensibilidad, psiquismo, ocultismo, atracción por lo desconocido, sueños reveladores. Inclinaciones artísticas, sensibilidad. Temores peligros, errores, espejismos, confusión, ensoñaciones, confundir la imaginación con el mundo real.

INVERTIDA: Engaños y autoengaños, traiciones, enemigos ocultos, falsedad, cobardía, mentiras, trampas. Inestabilidad, inconstancia. Supersticiones, imprudencia. Lunático, neurótico. Temores sin fundamento, paranoia. Sentimientos de culpa. Hipocondría.


AMOR:

DERECHA: Embarazo. Apego a la familia. Amores irreales. Relaciones secretas.

INVERTIDA: Homosexualidad. Replanteamiento de los sentimientos. Problemas de sensibilidad extrema. Celos. Relaciones sexuales con parientes.


TRABAJO:

DERECHA: Reorganizaciones laborales. Favorece las profesiones creativas. Cambios. Reformas en el hogar.

INVERTIDA: Errores en el trabajo. Problemas con jefes o compañeros. Discusiones. Falsas promesas laborales. Vaivenes en la economía.


SALUD:

DERECHA: Melancolía. Falta de vitalidad. Enfermedades del aparato reproductor. Problemas renales.

INVERTIDA: Celulitis, gota. Enfermedades mentales.

2 comentarios:

  1. Hola, yo la luna la veo también como cosas del pasado, vivencias, personas, etc. Mª Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola de nuevo, Mª Carmen

      Está muy bien que indagues en las cartas para hallar tus propios significados, si tu intuición de dice que una carta representa una cosa concreta, es importante hacerla caso. Yo en la Luna veo más un punto de melancolía, de nostalgia y a veces también aquellos recuerdos que acabamos deformando con el paso del tiempo para que se amolden a lo que nos gustaría que hubiese pasado y no a lo que realmente pasó.

      Recibe un saludo y gracias por compartir tus impresiones, siempre enriquece conocer distintos puntos de vista.

      Eliminar