Páginas

viernes, 14 de mayo de 2010

LA LLAMA AMARILLA

Seguimos nuestro recorrido por las Llamas. Hoy nos encontramos con la Llama Amarilla o Dorada, como se prefiera decir. El día correspondiente es el lunes y sus principales atributos son la inteligencia, la iluminación y la sabiduría.

Más adelante, cuando hayamos conocido las tres primeras Llamas, podremos saber lo que es la Tríple Llama y sus aplicaiones, de momento baste con decir que la que hoy conoceremos es la central de esa Triple Llama que, teóricamente, todos tenemos en nuestro corazón.
Con esta Llama tengo un pequeño conflicto, y es que son tres los maestros que la dirigen, según las fuentes que consultes. Yo siempre oí hablar del Maestro Confucio, hasta que vi que en algunos sitios se hablaba del Maestro Lanto, y hace poco supe de una Maestra Soo Shee, que para las fuentes que hablan de Confucio, sería su complemento.

En semejante asunto, es francamente complicado decantarse por uno de los tres. ¿Cómo saber con seguridad de quién se trata, a no ser que el interesado en cuestión te lo comunique? Yo, ante la duda, he optado por quedarme con aquel que conocí primero, el Maestro Confucio. Su refugio estaría en el Tibet.

Como ya hemos visto, los atributos principales son la inteligencia, la sabiduría y la iluminación. No se trata tanto de la sabiduría meramente intelectual, sino del conocimiento interior y más elevado.

Hay personas que han acumulado muchos estudios y títulos, que carecen de sabiduría. Por el contrario podemos encontrarnos con personas con grandes deficiencias de formación, incluso analfabetas, pero que poseen en cambio una gran sabiduría. El hecho de recolectar datos y experiencias, no otorga la sabiduría, ésta se consigue cuando se extrae de lo aprendido y lo vivido una enseñanza útil, incorporándola a tu vida, interiorizándola.

Se dice que sólo el amor, como contrapeso de la inteligencia, conducirá a la sabiduría. Por eso se nos conmina a no criticar, ni juzgar a los otros, y también a desarrollar la compasión, puesto que cada uno hace las cosas lo mejor que puede, estando en el punto evolutivo en el que está, si estuviera más elevado, probablemente, lo haría mejor.

Podemos pedir ayuda a esta Llama cuando necesitemos iluminación, en esas encrucijadas en las que nos encontramos y no sabemos que camino tomar. Se dice que a esta llama pertenecen las personas que sienten predilección por la enseñanza y el aprendizaje.

El Elohim es Casiopea y su complemento Minerva. Por otro lado, el Arcángel es Jofiel y su complemento, de nuevo, representa un cierto conflicto, pues para unos es Constancia y para otros Cristina.
El director de esta Llama, en su momento, fue Kuthumi durante muchos siglos. Se dice que en sus reencarnaciones, entre otras, fue: El rey Gaspar (uno de los Reyes Magos), Pitágoras, San Francisco de Asís y San Martín de Porres. Este Maestro es uno de los más conocidos, puesto que se cree fue uno de los inspiradores de la Escuela Teosófica, puesta en marcha por Helena Blavatsky.

Como contrapunto a las habilidades que se desarrollan en esta Llama, se puede caer en el orgullo y la acumulación nada provechosa de conocimientos, cuando el individuo es poco desarrollado.

Las Llamas se nos han dado para servirnos, así que se puede invocar, según el problema a resolver o la cualidad a desarrollar, a la Llama correspondiente, los seres que la habitan acudirán en nuestra ayuda. Se dice que “la llamada obliga a la respuesta”, así que… por probar, no se pierde nada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario