Páginas

lunes, 11 de abril de 2011

SABBATS Y ESBATS III

Se habla menos de los Esbats, pero son fechas también importantes en el calendario festivo de los practicantes de Wicca, de hecho son días muy especiales, puesto que se trata de fiestas lunares que se realizan en honor de la diosa. Se celebran en Luna Llena, aunque hay personas que también celebran Esbats en Luna Nueva. Como veremos más adelante, hay distintas tendencias, según las zonas y las escuelas.

La Luna tiene una importancia capital en la Magia pagana que ha recuperado la Wicca, según la fase, se pueden realizar unos trabajos u otros, ya que la energía lunar no es algo fijo y estático, sino que es cambiante según avanza en su ciclo. Conociendo las influencias predominantes en cada una de las fases, podremos aprovecharlas para ir a favor del flujo y no en contra. Veamos, aunque sólo sea muy por encima, lo que nos puede aportar cada una de las fases lunares:
La Luna Llena favorece los trabajos de Magia amorosa, así como la creatividad y la inspiración. Esta fase es francamente poderosa, por eso se suele trabajar con la adivinación y los trabajos de Alta Magia. También es el momento óptimo para trabajar con los sueños.

La Luna Menguante hace que las cosas mengüen, se reduzcan. Por eso se realizan trabajos encaminados a liberarnos de lo que no queremos en nuestra vida y a que disminuyan los problemas de todo tipo. Se dice que si se cortan el pelo o las uñas en esta fase, crecerán más despacio. También tradicionalmente se cree que las operaciones quirúrgicas que se realizan en estos días, son más óptimas de cara a disminuir el riesgo de hemorragias.

La Luna Nueva es la fase adecuda para que se comiencen nuevos proyectos, relaciones, etc. Se cree que es más fácil neutralizar los trabajos negativos que se hayan podido hacer. En algunas escuelas de conocimiento, esta fase es una etapa de descanso y no se realiza ningún tipo de trabajo, solo ejercicios de introspección. Como puede verse, no hay nada fijo, según la corriente espiritual que se siga, se dan una serie de pautas acordes con su filosofía e idiosincrasia.

La Luna Creciente podría considerarse como la antítesis de la Menguante, favorece el crecimiento, el fortalecimiento y el desarrollo de cualquier cosa que nos propongamos. Además es idónea para trabajos de protección.

Tras este breve apunte de las distintas fases lunares, es el momento de conocer los Esbats. En el año se dan 12 o 13 Lunas Llenas, no es algo fijo. Hay variaciones de nombres según las distintas corrientes wiccanas, así que he decidido reproducir el listado que más circula por internet:

Esbat de Luna Fría o de Lobos (Enero): Es la primera Luna del año, así que es propicia para trabajar con en la confección de los deseos que queremos ver materializados a lo largo del año que empieza. Vale la pena dedicar el tiempo que sea necesario para tener claro lo que queremos y lo que no queremos en nuestra vida.

Esbat de Luna Acelerada (Febrero): Ya sabemos lo que queremos, así que llega el momento de trabajar, de ser creativos para enfocar nuestros esfuerzos de forma inteligente en nuestros objetivos. Es una fecha interesante para consagrar las herramientas mágicas.

Esbat de Luna Tormentosa (Marzo): Las tormentas revolucionan el ambiente, de vez en cuando no viene mal que se remuevan pensamientos y sucesos, si eso nos empuja a ponernos en marcha. Siempre hay que tener presente que la primavera llega para que todo crezca y empiece a florecer.

Esbat de Luna de Viento (Abril): Aunque el refranero suele achacar los grandes vientos a Marzo y las fuertes lluvias a Abril, lo cierto es que el viento al que se refiere esta Luna puede ser huracán o suave brisa, según como nos lo tomemos, puesto que es el momento propicio para dejar ir todo aquello que ya no nos sirve, esos recuerdos y objetos que tenemos arrinconados, que ya no utilizamos, pero que nos resistimos a soltar definitivamente, pueden y deben salir de nuestra vida. Es una Luna de limpieza.

Esbat de Luna de las Flores (Mayo): Mayo es el mes de la belleza, del amor, de la fertilidad. Buen momento, pues, para realizar rituales encaminados a tales fines. Quien tenga un altar mágico, que se esmere en adornarlo con flores, que impregne la estancia con inciensos y perfumes que evoquen la naturaleza.

Esbat de Luna de la Fuerza Solar (Junio): Esta Luna puede aprovecharse para establecer un contacto a nivel físico, pero sobre todo espiritual, con el Sol y al mismo tiempo con la Tierra, se pueden hacer rituales destinados a contactar con las energías que ambos nos ofrecen, es una manera de llenarnos de vitalidad y de buenas vibraciones.

Esbat de Luna Bendita (Julio): En esta ocasión se pueden realizar rituales de agradecimiento por todas las bendiciones que la Naturaleza y la Vida nos han ofrecido.

Esbat de Luna de Maíz (Agosto): Se acerca el otoño y los campos están a punto de ser recolectados. En esta Luna se pueden ofrecer sacrificios para que la cosecha sea abundante. En nuestra vida podemos sacrificar aquello que no nos deja avanzar y que no permite que los frutos de nuestros esfuerzos sean positivos.

Esbat de Luna de la Cosecha (Septiembre): Es el momento de celebrar los frutos recogidos. Es el momento de compartir con los demás, una cena, una fiesta, hay que alegrarse y bailar, puesto que pronto vendrá la oscuridad y la introspección.
.
Esbat de Luna Sangrienta (Octubre): Esta Luna es para limpiar, nuestras herramientas físicas y mentales. Se aproxima el cierre de ciclo, así que muchos wiccanos aconsejan que aquellos trabajos mágicos que iniciamos a lo largo del curso y que no han tenido éxito o que ya no tienen sentido, sean cerrados definitivamente.

Esbat de Luna de Duelo o de Luto (Noviembre): Período interesante para contactar con el mundo espiritual, también para rendir homenaje a nuestros seres queridos ya desencarnados y enviar nuestros mejores deseos para que alcancen el pleno desarrollo en su actual existencia.

Esbat de Luna de las Noches Largas (Diciembre): Se termina el ciclo… para volver a comenzar uno nuevo, pero hasta que esto se produzca, es momento de descansar, reponer fuerzas y prepararnos para un nuevo renacimiento.

Según el año, hay ocasiones en las que en un mismo mes se dan dos lunas llenas, si por ejemplo, la primera es el día 1, la siguiente será 28 días después, es decir, que aún entraría dentro del mismo mes. Cuando este hecho se produce, decimos que la segunda Luna es el Esbat conocido como Luna Azul.

La Luna Azul es especial, puesto que es altamente poderosa, aunque para algunos, los menos, es una Luna que trae desgracias. Se dice que hay que aprovechar esta ocasión para hacer trabajos destinados a conseguir objetivos más complicados de lo normal.

A grandes rasgos este es el listado de los Esbats que veo con más frecuencia por internet. Hay algunos que tienen variaciones de nombres, pero básicamente son muy similares. Por supuesto, yo tengo mi favorito, y es el de la Sirona Knight, en su libro “Magia y Sueños” (ed. Edaf), propone un listado de Esbasts basado en la tradición celta que me parece muy atractivo. Para empezar, cuenta las Lunas a partir del Solsticio de Invierno, independientemente de que se de en diciembre o en enero, esa será la primera Luna del año y a partir de ahí van las demás, siguiendo el orden del listado.

Estos son los Esbats que propone :

Luna de Lobos: Unidad, letargo, potencial, sueños clarividentes.
Luna de Tormentas: Intensidad, dualidad y polaridad (como es arriba, así es abajo).
Luna de Castidad: La triple trinidad de la doncella, la madre, la bruja y su hijo, el padre y el abuelo; purificación.
Luna de Semillas: Los cuatro elementos de la manifestación y la utilización de energías elementales; plantar semillas.
Luna de la Liebre: Control del yo y de la realidad física.
Luna de la Diada: Tiempo y espacio, multidimensiones, transformaciones y ventajas.
Luna de Aguamiel: Fertilidad lunar, sueños lúcidos, conexión espiritual.
Luna de Wort: El ciclo anual; el comienzo, la mitad y el final.
Luna de Cebada: Sabiduría, conocimiento, cosecha y habilidad.
Luna de Vino: Profecía y adivinación, inspiración y sanación.
Luna de Sangre: Maternidad, fecundidad, comunicación con los ancestros.
Luna de Nieve: Propósito e intención divinas, reales o nobles.
Luna de Roble: El ciclo lunar, renacimiento y transmigración.

Como en todo lo tocante al ocultismo, aconsejo investigar y luego decidir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario