Páginas

miércoles, 31 de marzo de 2010

TAROT CONVER

En 1760 se editó el Tarot de Nicolás Conver. Durante mucho tiempo, la opinión generalizada era que ya se trataba de un auténtico Tarot de Marsella, juzgad por vosotros mismos al ver las imágenes.

De hecho, esta denominación de Tarot de Marsella se empezó a aplicar en el año 1930 a esta baraja, gracias a Paul Marteau, que en aquel entonces era el director de la casa Grimaud especializada en la impresión de cartas.
Marteau realizó una reedición de esta baraja y decidió titularla: Antiguo Tarot de Marsella. Lo curioso del caso es que, hasta entonces esta baraja entraba dentro de lo que se conocía como Tarot Italiano, denominación que englobaba una serie de mazos con características comunes. Las razones que llevaron a Marteau a cambiar el nombre no son claras.

En cualquier caso, el Tarot de Conver utiliza un patrón que muchos editores de cartas de la época utilizaban, ya, es decir, existía un modelo que, con ciertas variaciones, se repetía con cierta frecuencia. La gran cuestión aquí sería: ¿Quién fue el primero en utilizar ese modelo? Si algún día logramos saber cual es la baraja que sirvió de inspiración para las demás, habremos encontrado el verdadero Tarot de Marsella, el original. Pero lo cierto es que hay varias hipótesis al respecto.

Para unos es sin duda el Tarot de Conver, pero son muchos los que se inclinan por el de Noblet, que es muy anterior y tampoco estaría de más hacer referencia a lo que escribió Camoin, por cierto, descendiente directo de Nicolas Conver y como él, editor de cartas.
“El Tarot de Nicolás Conver impreso en 1760 fue considerado durante mucho tiempo como el más antiguo Tarot de Marsella fabricado en Marsella. Sin embargo demostré en 2001 que existía otro juego, el juego de Tarot de Marsella fabricado por François Chosson que era más antiguo y que databa de 1672, es decir casi un siglo antes del de Conver”.

La verdad es que estamos hablando de 100 años de diferencia entre una baraja y otra, es demasiado tiempo. Yo creo que lo mejor que puede hacerse en un caso así es comparar las dos barajas y sacar conclusiones.

En el Tarot Conver destacan los colores del parchís: Azul, Verde, Rojo y Amarillo y un cierto tono entre marrón claro y color carne, por cierto bastante conseguido. Sinceramente, no hay más que mirar estas cartas y compararlas con el Tarot de Marsella actual para darse cuenta de que estamos hablando prácticamente de lo mismo.

Miremos, por ejemplo, la carta del Diablo. Ya es el que conocemos, han desaparecido esos ojos “supletorios” tan inquietantes que veíamos en otras barajas. Tampoco encontramos esos apéndices tan misteriosos que asomaban de los hombros del Colgado y que, a mi entender, parecen dedos. Y así sucede con todas y cada una de las cartas de este mazo.

Es imprescindible visitar la página de Camoin para ver las imágenes de las cartas e incluso, y esto si que es un documento histórico de primer orden, los moldes originales que se utilizaron para esta baraja, a quien le gusten las curiosidades, disfrutará con ello:

http://es.camoin.com/tarot/Tarot-Marsella-Conver-1760.html

Según nos cuenta Camoin, a mediados del siglo XIX los moldes originales, como es lógico, estaban demasiado desgastados y la calidad era bastante mala. La revolución industrial, con la introducción de las máquinas de impresión, vino a jugar un papel decisivo en el Tarot Conver, se conserva una versión de 1880 que respeta las figuras originales pero introduce una ligera variación en los tonos del color, en especial desaparece ese tono azul pálido casi celeste, para utilizar el azul oscuro y algunos de los colores originales, aparecen invertidos, ¿por qué? Muy sencillo, las máquinas aún eran muy rudimentarias y tenían limitaciones.
Muchos interesados en el Tarot han creído ver algún tipo de conocimiento oculto en este cambio de colores, pero como nos explica Camoin, fue un asunto completamente técnico, no se podían hacer las cosas de otra manera, así que lo hicieron como pudieron. A veces la explicación más simple es la más acertada.

Leer más...

lunes, 29 de marzo de 2010

DOS DE OROS

La figura central es una suerte de saltimbanqui o tal vez bufón, con sombrero alargado, que parece hacer malabares con una lemniscata y dos pentáculos. Recordemos que el número dos representa la doble polaridad en todo lo existente, sea visible o invisible, siempre hay un par de opuestos que, cuando guardan equilibrio perfecto, desembocan en la creación y en la armonía.

El símbolo del infinito, ese ocho horizontal que conocemos con el nombre de lemniscata, rodea las monedas, de tal manera que parece querer recordarnos que este equilibrio de fuerzas es eterno, y siempre está produciéndose; no importa lo que hagamos, sea grande o pequeño, trascendente o insignificante, la ley de la polaridad estará presente.


Nuestro amigo parece saberlo, por eso su rostro está relajado, confiado, sabe que este juego que es la vida es una lucha permanente por mantener el equilibrio y él se presta sin dudarlo al juego, incluso puede parecer que danza al tiempo que guarda equilibrio.

Sin ninguna preocupación, da la espalda a un mar un tanto embravecido, cuyas olas tienen a su merced a los barcos que han osado adentrarse en sus aguas, y es que esta carta representa no sólo la dualidad de las cosas, también el aspecto cambiante que conocimos al analizar la Ley del Ritmo: ahora te elevas, pero después descenderás de forma proporcional a la altura que alcanzaste. No está de más recordar el enunciado de esta ley: “Todo fluye y refluye; todo asciende y desciende; la oscilación pendular se manifiesta en todas las cosas; la medida del movimiento hacia la derecha, es la misma que el de la oscilación a la izquierda; el Ritmo es la compensación."

Esos barcos capean el temporal como pueden, sus velas desplegadas nos pueden recordar a aquellas personas que, sea cual sea la situación, intentan adaptarse al viento según la dirección en que sople, en vez de remar contra él.


Significados generales: Como ya hemos visto, los sucesos son cíclicos, fluctuantes, todo está en continuo movimiento, la alternancia es constante, y eso es lo que refleja esta carta: el movimiento constante y la necesidad que tenemos de adaptarnos a él, si queremos, al igual que los barcos de la imagen, aprovechar la corriente. Es carta de cambios, de movimiento. Se dan imprevistos, la situación, especialmente económica, fluctúa.
Es una carta que representa a personas que comercian con dinero: banqueros, asesores de bolsa, accionistas… Y también significa el manejo de dinero, bien en moneda o bien por documentos: actividades de compra-venta, letras de cambio, etc. Pero, por supuesto, hay una parte lúdica (no todo va a ser dinero) y en ese aspecto es alegre y divertida, puede traer novedades y noticias.
En amoríos no es muy sincera, sino más bien interesada.

Invertida: Al invertirse, esta carta representa, literalmente, los malabares que han de llevarse a cabo con el dinero para poder llegar a fin de mes. La economía es más bien precaria. Las fluctuaciones son conflictivas y poco favorables. Refleja la incapacidad de conservar un trabajo, la cabeza está en otras cosas más placenteras pero menos rentables. La alegría espontánea de la carta en posición derecha, en este caso se vuelve forzada y falsa.
Las noticias vienen en forma de notificaciones, citaciones legales…

Leer más...

domingo, 28 de marzo de 2010

LA NOCHE DE LOS MUERTOS VIVIENTES

En 1968 George A. Romero era un joven aficionado al cine totalmente desconocido. Su afición le llevó a rodar una película, casi podríamos denominarla como casera, con muy pocos medios. Él mismo se encargó de la dirección, la fotografía e incluso el guión, este último en colaboración con John A. Russo.

Se trataba de una historia de zombies, muertos que vuelven a la vida con unas ansias carnívoras estremecedoras. La película se tituló: “La noche de los muertos vivientes” y con el tiempo se ha convertido en un auténtico clásico del género. Los actores eran, en su mayoría, aficionados, sobre todo amigos y familiares. Como anécdota se puede decir que los extras que hicieron de zombies cobraron la simbólica cifra de 1 dólar.


El argumento es el siguiente: Bárbara (Judith O’Dea) y su hermano Johnny han ido a un pequeño pueblo de Pennsilvannia para visitar la tumba de su padre. Ya en el cementerio, un hombre de andares torpes y lentos, ataca a Bárbara y Johnny, al intentar defenderla, muere golpeándose la cabeza contra una lápida durante el forcejeo.
Bárbara huye perseguida por el extraño individuo. Por fin llega a una casa solitaria en medio del campo, que parece estar deshabitada, en la que se esconde. Poco después llega un hombre, Ben (Duane Jones), huyendo de otros individuos tan extraños como el que la había atacado a ella en el cementerio. En apariencia son personas normales, pero su comportamiento, desde luego, no lo es.

En la radio hablan de una alarma generalizada: Este tipo de ataques se está dando en más lugares y el desconcierto es muy grande, las autoridades no saben qué se debe hacer. Bárbara se encuentra en estado de shock y no ayuda gran cosa, así que Ben tiene que tomar el mando de la situación y aísla la casa, asegurando con maderas puertas y ventanas.

Cada vez hay más gente extraña merodeando por los alrededores, saben que Ben y Bárbara están dentro de la casa e intentar entrar. En las noticias dicen que son muertos que vuelven a la vida y devoran carne humana. Son zombies. Pronto, nuestros protagonistas van a descubrir que no están sólos en la casa, en el sótano hay más gente.

Los zombies han evolucionado mucho desde esta película. Si aquí son torpes y lentos (una se pregunta como es posible que puedan atrapar a alguien, pero el caso es que lo consiguen), en las películas más actuales se han vuelto más ágiles, son rápidos y tienen un cierto sentido del grupo, además, alcanzan velocidades dignas de una olimpiada, amén de otras habilidades como conducir o nadar, incluso en alguna película manejan armas con relativa soltura.

Los orígenes de la curiosa epidemia varían según la película, en este caso es una radiación y en otros es un virus o un experimento que se le ha ido de las manos al gobierno de turno. Por supuesto, la causa pude venir de este mundo o de un planeta perdido en el espacio, eso es lo de menos.

Esta película fue tremendamente innovadora en su época, no solo por el argumento, sino también por la forma de plantearlo y desarrollarlo. Se pueden hacer muchas lecturas y analizarla desde muchos puntos de vista. A mí me gustaría enfocarlo desde el punto de vista de comportamiento de grupo.
Dentro de la casa, cada personaje adopta un rol. Es un estudio interesante que nos muestra distintas formas de reaccionar ante un mismo problema, los recursos, bien innatos o bien aprendidos, con los que cuentan cada uno de ellos. Tenemos, por ejemplo a Bárbara, que reacciona con una ausencia total de reacción, es decir: el problema la supera, así que se refugia en sí misma, delegando en los otros la capacidad de iniciativa. Se vuelve completamente pasiva y renuncia a dar ningún paso o tomar ninguna decisión.

Ese aislamiento perjudica al grupo, no sólo porque no ayuda en las cuestiones más prácticas.(si ayuda a Ben a asegurar las ventanas, acaban antes), también en un momento determinado escucha en los informativos información clave sobre el problema (los zombies contagian su condición a través de los mordiscos) y no la comparte con los demás, poniendo así en riesgo la vida de sus compañeros.

Esa información es vital, puesto que dentro de la casa, hay una niña que ha sido mordida por un zombie, es decir, que en el aparente refugio seguro contra la amenaza exterior, tienen infiltrado al enemigo, pero no lo saben, puesto que la única persona que conoce ese dato no lo comparte.
Pensemos, extrapolando este ejemplo a la vida real, cuantas veces, ante los problemas, nos inhibimos y hacemos oídos sordos a informaciones que podrían ser provechosas para nosotros o para otras personas.

En el polo opuesto tenemos a Ben, que asume que tiene un problema y trata de enfrentarse a él buscando soluciones. Él no se para a lamentar su suerte, o se deja llevar por el pánico, o se paraliza ante la situación. Por el contrario, toma una actitud positiva y activa. Se dice a sí mismo: “Bien, tengo un problema que no entiendo; no se qué es ni por qué pasa, pero tengo que hacer algo para resolverlo. Las explicaciones las dejo para luego, ahora necesito hacer algo para ponernos a salvo a todos”.

Os propongo un juego interesante: consiste en tratar de identificar las diferentes actitudes de los personajes de la casa, con formas de reaccionar ante un problema. Seguro que podéis reconoceros, a vosotros mismos o a gente que conocéis, en la actitud que toman. Hay más personajes en la casa, así que tenéis dónde elegir: ¿Reaccionas como Ben? ¿O tal vez como el Sr. Cooper? ¿Quizás eres Tom?

Es un experimento muy interesante encerrar a una serie de personas, enfrentarlas a una situación límite y ver como reaccionan. En esa idea se basan los llamados “reallities” que nos invaden últimamente, pero aquí hay una trampa: los personajes saben que son observados, que hay determinadas actitudes que gozan de más popularidad que otras y por lo tanto desaparece la espontaneidad, puesto que se actúa para la cámara oculta, no son reacciones viscerales y además, no hay ningún riesgo para la vida, así que se saben seguros.

Es difícil encontrar la versión original en Internet, esa curiosa fobia que mucha gente tiene hacia el blanco y negro, hace que prefieran ver una versión mucho más inferior que la original, pero mientras sea en color, gusta más. Circula por ahí un remake de hace pocos años al que, sinceramente, no he prestado demasiada atención. Así que lo único que he podido encontrar es la versión original sin subtítulos para ver on line, fantástico para quien tenga buen nivel de inglés:

http://www.cinegratis.org/index.php?module=player&id=2124&title=La_noche_de_los_muertos_vivientes_(V.O)

También he encontrado esta versión doblada, pero que tiene un sonido bastante malo:

http://www.megaupload.com/?d=CNL66U64

Para quien quiera ver la versión moderna:



http://www.peliculasyonkis.com/buscarPelicula.php?s=la+noche+de+los+muertos+vivientes



Leer más...

jueves, 25 de marzo de 2010

INICIACIÓN AL HERMETISMO

Hoy voy a hacer un paréntesis entre biografías, para hablar de uno de los libros sobre ocultismo que a mí más me ha influido. Cuando hice una breve reseña de la biografía de Franz Bardon, mencioné, muy por encima, sus obras. La primera de ellas, publicada en 1956, es un auténtico manual práctico de magia: “Iniciación al Hermetismo”. Hoy voy a hablar sobre ella.

Para Bardon este libro es, ni más ni menos, que el compendio y resumen de los poderes y habilidades que se atribuyen al Arcano del Tarot El Mago. Es un auténtico manual para familiarizarse con esos poderes y ponerlos en práctica. Si hay un libro sobre Magia realmente práctico y que no desperdicia ni una sola línea en elucubraciones teóricas, es el que hoy nos ocupa.
Su estructura es muy sencilla y perfectamente organizada. Se divide en dos grandes bloques: el primero, muy breve, teórico y el segundo totalmente práctico. Este último, a su vez tiene tres subdivisiones que después veremos.

El primer apartado, el teórico, nos introduce en el concepto que sobre la Magia tiene Bardon. Siempre es interesante saber en que pilares se basa el pensamiento de la persona que desarrolla una teoría o un estudio de Magia. Para Bardon, es fundamental el estudio de los elementos, tanto en el individuo como en el universo, es decir, siguiendo el axioma hermético: “Cómo es arriba, es abajo”, estudiando la mónada, llegas al Arcángel y viceversa.

Por eso, da vital importancia al aprendizaje del manejo de los elementos en nosotros, para luego extender su uso a niveles cada vez más complejos. También subraya la relevancia de los denominados fluidos eléctrico y magnético. A lo largo de las enseñanzas prácticas se nos irá explicando detalladamente como hacer uso de ellos.

También conoceremos, de forma breve, la subdivisión que Bardon realiza de los planos de la existencia. Son simples pinceladas, pero suficiente para situarnos en la línea de pensamiento del autor. Una vez conocemos estos básicos principios, nos adentramos en el grueso de la obra: la parte práctica.

Esta segunda parte se estructura en diez grandes capítulos que se denominan pasos, y es que, realmente, representan un avance graduado en la iniciación a la Magia. El trabajo se va a estructurar en tres apartados por cada uno de los pasos:

Mental: Ya hemos visto la importancia que tiene la mente en nuestra vida, somos el producto de las creaciones que propician nuestras estructuras mentales. Lo que Bardon propone, es un método para aprender a controlar nuestros pensamientos de forma gradual, de tal manera que lleguemos a ser nosotros mismos quienes los dirijamos de forma consciente, realizando así de forma plenamente lúcida y consciente ejercicios tales como trasplantar la conciencia a voluntad, autocontrol del pensamiento, clarividencia, proyección, etc.

Psíquico: Algunos de los ejercicios que se proponen, tienen como fin el conocimiento y manejo de los elementos, tanto en lo externo como en lo interno, la utilización consciente de los fluidos eléctrico y magnético, contacto con entidades superiores, etc.

Físico: Puesto que estamos en una dimensión netamente física, este apartado goza de gran relevancia. Aprenderemos a controlar los procesos fisiológicos, también a canalizar energías curativas, creación de espejos mágicos, de elementares, etc.

Mucha gente está acostumbrada a acumular libros que lee con verdadero interés, pero hasta ahí llega su trabajo. Como ya hemos visto, hay una corriente pasiva y una activa y cuando ambas convergen, es cuando se produce un resultado. De nada sirve leer y leer, pero no poner en práctica nada de lo leído. Ese conocimiento que se adquiere es algo vago y remoto, no sirve para nada, quizás para tener una conversación filosófica y poco más. Para que la Magia llegue a formar parte de nuestra vida tenemos que incorporarla a la práctica cotidiana, que sea una rutina más de las muchas que tenemos y que a diario utilizamos, casi sin darnos cuenta.

Por eso recomiendo este libro de Franz Bardon, no como libro, sino como manual de uso y disfrute. Aunque incluyo un enlace para que podáis descargarlo, merece la pena tener el libro, es una de las mejores inversiones que se pueden hacer. Desconozco si hay más editoriales que lo tengan a la venta, yo tengo una versión de la editorial Mirach del grupo Equipo Difusor, en su página comercial, encontrareis tanto esta como sus otras obras:

http://www.quedelibros.com/libro/64343/Iniciacion-al-Hermetismo-pdf-espanol.html

http://www.equipodifusor.com/libro.asp?libro=INICIACIÓN AL HERMETISMO. El camino hacia el verdadero adepto.

Por último, os animo a visitar estas páginas, sobre todo la primera que es muy interesante para indagar más en la figura y sobre todo las enseñanzas de Franz Bardon, eso sí, hay apartados que requieren conocimientos de inglés, es una pena.


Leer más...

domingo, 21 de marzo de 2010

COROS ANGÉLICOS. UNA BREVE CLASIFICACIÓN

Quiero aclarar que esta es la clasificación de los tipos de Ángeles que yo he aprendido, existen cientos de ellas, algunas bastante similares otras tremendamente distintas. Como siempre digo, lo mejor es investigar y cada cuál que llegue a sus propias conclusiones. En concreto esta jerarquía se la debo a Elia, mi primera maestra de Cábala.

Los Ángeles son seres espirituales que están al servicio de Dios, o el Ser Supremo o el nombre que tú quieras darle. El término Ángel viene de una traducción griega que a la vez procede del hebreo “mal’akh”: la cara oculta de Dios. Estos seres se reparten en diversas áreas o coros que van de lo más cercano a lo más alejado de Dios, pero eso sí, siempre están mucho más cerca de Él de lo que podamos estarlo los seres humanos.


Empezamos por los más elevados, el Primer Coro: Los Serafines o “Hayot Ha Kadosh”. Son los Ángeles de Fuego. Ese fuego nos purifica y limpia, su lugar es el más cercano a Dios, puesto que están rodeando su trono. Según dejó escrito el profeta Isaías son seres que poseen 6 alas con las que esconden su rostro, pues se dice que es tal su belleza, que sólo Dios puede contemplarla directamente.

En el Segundo Coro se situarían los Querubines, los llamados Ophanim.
Tienen la velocidad del rayo y se dice que dentro de sí contienen la energía de los astros. La iconografía popular, con el paso del tiempo les adjudicó la imagen de los angelotes regordetes que todos conocemos, aunque por poner un ejemplo, Ezequiel se refería a ellos como animales con cuatro alas.

En el Tercer Coro encontramos los Tronos, también llamados Aralim. Se dice que son los que sostienen el trono de Dios, de ahí reciben su nombre. Son símbolos vivientes de la justicia y la autoridad de Dios. Son descritos como gigantescas ruedas llenas de ojos.

En el Cuarto Coro están los Dominios o Dominaciones, también reciben el nombre de Hashmalin. Su principal característica es la Misericordia. Distribuyen el trabajo que encomienda Dios entre los Ángeles de categoría inferior. Por lo tanto estamos ante una suerte de mediadores, es por eso que rara vez entran en contacto directo con los hombres.

En el Quinto Coro vemos las Virtudes o Melchim. Aquí si que nos encontramos con Ángeles que entran en contacto directo con los humanos, aunque no adoptan forma humana, son los conocidos angelitos representados con cara y alas únicamente. Según la tradición son los Ángeles que acompañaron a Jesús en su Ascensión.

En el Sexto Coro nos encontramos con los Poderes o las Potestades. Son Ángeles guerreros y con frecuencia se representan con armaduras. Entre sus muchas responsabilidades está la de mantener el equilibrio entre el bien y el mal, además son los Ángeles que nos acompañan en los dos momentos más importantes de nuestra existencia terrena: el nacimiento y la muerte.

En el Séptimo Coro están los Principados o Elohim. No solo son los guardianes de los reinos elementales, sino también de las naciones, ciudades, pueblos … es decir, los distintos núcleos bajo los que se agrupan los seres humanos.

En el Octavo Coro encontramos a los Arcángeles. Sin duda son los intercesores más activos entre Dios y los hombres. Trabajan en todos los niveles de la creación. Podríamos decir que son seres de luz multimedia puesto que sus ocupaciones abarcan casi todos los campos que se nos puedan ocurrir. Si bien circulan muchos nombres de Arcángeles, los cuatro más conocidos son: Miguel, Rafael, Gabriel y Uriel, quienes a su vez comandan diversos coros celestiales.

En último lugar, el Noveno Coro, en el que encontramos a los Ángeles. Dicen que cada uno de nosotros tiene encomendado su propio Ángel, que le acompaña en todo momento. Es el conocido como Ángel Guardián. Puede que los Ángeles ocupen el último lugar en la jerarquía angélica, pero son los que están más cercanos a los seres humanos.

Leer más...

RESPUESTA A UN AMIGO DEL BLOG

Antes de nada, quiero decir que me gusta recibir correos de amigos del blog que proponen temas o preguntan mi opinión sobre determinadas cuestiones. Agradezco a todos su interés y, sin lugar a dudas, me gusta contestar personalmente todos los correos que me llegan. Aunque no me cansaré de decir que prefiero comentarios compartidos que todos puedan ver y, si a alguien interesa contestar (siempre desde el respeto y la buena educación), las distintas opiniones enriquecen. Pero por los motivos que sean, los seguidores de este blog prefieren el anonimato y los correos personales antes que los comentarios abiertos. Respeto todas las opciones.

Todo esto viene al caso por el correo que he recibido hace poco de un amigo fiel del blog, Manel, planteándome diversos interrogantes, que me han hecho cambiar el tema que tenía previsto para hoy. Yo iba a hablar de otras cosas pero una de las cuestiones que sugiere en su correo, me ha parecido curiosa, por lo que prefiero dedicarle este post como algo excepcional, pues espero que una vez expuesta mi postura, nadie me vuelva a plantear este tipo de asuntos, pues, francamente, ni son de mi interés, ni tienen nada que ver con el objetivo de este blog.


En primer lugar, nuestro amigo me preguntaba sobre una clasificación de Ángeles que, prometo que en el siguiente post sobre ocultismo voy a responder, pero también me planteaba otras cuestiones bastante más terrenales. Manel quiere saber mi opinión sobre un determinado tipo de personajes que cada vez tienen, por desgracia a mi entender, más relevancia en nuestra sociedad. Me ponía como ejemplo una persona omnipresente desde hace demasiado tiempo en todos los medios de comunicación y, lo que es más terrible, en todo tipo de conversaciones, llamada Belén Esteban.

Bueno, pues doy mi punto de vista y pido por favor que no se me vuelva a preguntar por semejante tipo de individuos, no creé este blog para hablar de ellos, ya existen cientos, miles de páginas que siguen con fruición sus andanzas, quien se interese por ellas, que busque en otro lado. Yo puedo ser poco exigente a la hora de admirar a la gente, pero siempre mi admiración, quizás equivocada, se basa en personas que han aportado algo, para bien o para mal, que han hecho algo o son conocidas, o incluso reconocidas por méritos propios.

En el caso concreto al que hace referencia Manel, hablamos de un personaje al que se le reconoce un único mérito, y es el de haber mantenido una relación con un personaje medianamente famoso y haber tenido descendencia con él. Ese es su único logro, su aportación a la sociedad, es decir, no ha aportado absolutamente nada, pero lleva años viviendo de eso. Lo siento, Manel, pero a pesar de ir a la contra, por lo que veo, de la inmensa mayoría de la gente, ni me interesa ni me interesará lo que haga esta persona.
Hay personas que han aportado algo, y vuelvo a centrar el tema en el mundo del ocultismo, que a la hora de la verdad es lo que a mi me interesa, pero con las que no estoy de acuerdo. Personas como es el caso de Alisteir Crowley o Alejandro Jodorowsky, o tantos otros, han hecho una seria y verdadera aportación al mundo del ocultismo, el único problema es que a mí no me gusta o no me convence lo que dicen, pero siento un respeto profundo hacia ellos, pues son personas que han trabajado dignamente y han intentado aportar algo, te gustarán o no los resultados de sus esfuerzos, pero, al menos a mí, me infunden respeto, incluso admiración, por su trabajo, dedicación, compromiso y seriedad

Pero esta persona sobre la que me preguntas, Manel, no solo no me provoca respeto pues su aportación a la sociedad es nula, sino que me produce pena a la vez que me preocupa comprobar que se nos vende este arquetipo personal como un ejemplo a seguir, y con éxito, puesto que tiene legiones de seguidores y defensores. Tal vez deberíamos pararnos a pensar qué clase de sociedad estamos generando que entroniza a semejantes individuos.

Desde el punto de vista metafísico, que es como a mi me gusta analizar todo, no hace falta pensar mucho para evaluar la situación, ¿no? Aquello en lo que fijas tu mente es lo que crece. Si tú rebajas tu expectativa, lo que obtengas será cada vez más bajo. Te pido, Manel, al igual que a todos los amigos que leen este blog, que repases las Leyes Herméticas, para después analizar fríamente el personaje y todo lo que existe a su alrededor, sin que influyan en ti simpatías o antipatías. Luego decides.

Aplica lo que hemos visto a este caso en concreto. Yo no soy quién para tratar de influir en la opinión de nadie, pero estoy totalmente convencida de que aquello que sembramos es lo que recibimos, así que medita sobre ello. Cada uno estamos en el punto de evolución en el que estamos y hacemos lo que creemos mejor con la información de que disponemos en cada momento, respetémoslo. Sólo te pido, por favor, ahora que sabes mi opinión sobre este tipo de personajes, no me vuelvas a preguntar sobre ellos. Acto seguido te contesto sobre el tema de la clasificación de los Ángeles que, al menos para mí, tiene bastante más interés.

Como verás acompaño este post con bellas imágenes de flores, en concreto distintos tipos de dalias, mucho más agradables de ver y que, a la vez, nos muestran el resultado que produce un trabajo callado y serio: en este caso el de la naturaleza.

Leer más...

sábado, 20 de marzo de 2010

PASADO-PRESENTE-FUTURO

Hay una serie de tiradas muy sencillas que se pueden realizar con todo el Tarot o bien solo con los Arcanos Mayores. Ente ellas, una de las más usadas y conocidas es la tirada del Pasado - Presente - Futuro. Solamente necesitamos 3 cartas. De lo más simple y a la vez, de lo más completo.

Para realizar una lectura no se necesitan grandes cosas. Lo principal es sentir que la mente y el cuerpo están relajados, también es importante sentir que en ese momento tenemos predisposición para trabajar con el Tarot. No siempre nos apetece, hay días en los que la mente está perezosa y se nos hace muy cuesta arriba realizar una lectura, por muy simple que esta sea. Es muy frecuente que cuando una persona quiere que le hagamos una lectura, presione para que se la hagamos de forma inmediata. No es buena idea si no nos apetece o nos sentimos torpes en ese momento. Hay que decir que no y si es preciso, explicar el por qué de la negativa, la otra persona debería entenderlo. Lo que no debe hacerse es una lectura bajo presión.

Por supuesto si tenemos alguna molestia física, una enfermedad, o nos sentimos tristes o enojados, descartemos el trabajo con el Tarot hasta que nos encontremos mejor. Una lectura realizada con un estado de ánimo abatido, va a tener un carácter tremendamente negativo y pesimista. Hay que saber leer los mensajes que envía nuestro cuerpo, es más listo de lo que pensamos y él será quien nos diga si es el momento adecuado o no.

Supongamos que nos encontramos en un estado óptimo y que decidimos realizar la lectura. El cuerpo y la mente están relajados y en estado receptivo. La persona que nos consulta formula su pregunta, si hacemos la tirada sin consultante, seremos nosotros mismos quienes preguntemos, poniendo todos nuestros sentidos en la pregunta. Uno de los puntos clave para que la lectura sea de provecho, consiste en hacer preguntas correctas. Una pregunta mal formulada o llena de vaguedades, dará un resultado sin sentido

Es una tirada muy concreta y directa. Muy adecuada para problemas cuyo origen desconocemos y no sabemos muy bien como afrontarlos. El Pasado nos indica el origen del problema en concreto, nos remite al momento en que el problema se originó.
El Presente nos indica cómo está en este momento el problema, la situación tal como está ahora. Por último el Futuro nos va a mostrar un desarrollo posible, que no el único. Nos va a indicar el posible resultado que se va a producir teniendo en cuenta la evolución de la situación actual.


Lo interesante del Tarot es que nunca nos presenta una sucesión de hechos inamovibles, sino que nos muestra un posible resultado teniendo en cuenta los distintos factores que entran en juego, de tal modo que siempre queda la puerta abierta a la posibilidad de enderezar el rumbo y ser nosotros mismos quienes decidamos nuestro propio destino. Nunca debemos olvidar algo: el Libre Albedrío. Es muy importante que tratemos de explicar este pequeño pero decisivo detalle a la persona que nos quiera consultar: el futuro está por construir, no hay nada determinado, puede haber tendencias, corrientes que influyen, pero nada más.

En el dibujo hemos visto como sería la colocación de las cartas para esta tirada: de izquierda a derecha damos los valores: 1 Pasado. 2 Presente y 3 Futuro. No hay una norma fija a la hora de barajar ni de colocar las cartas. A mi me gusta extenderlas sobre la mesa y mezclarlas repetidas veces, advierto que yo utilizo cartas invertidas. Después las coloco boca abajo sobre la mesa y antes de la interpretación doy la vuelta a todas las cartas. Hay personas que prefieren ir descubriendo las cartas según las van interpretando, otras directamente las colocan hacia arriba… cada uno lo hace como más le gusta.

El hecho de tener todas las cartas vueltas antes de empezar a interpretar, me da una visión general del tema. Es muy frecuente que los golpes de intuición vengan en el primer momento, puesto que una vez que empiezas a observar con detenimiento la tirada, la racionalización entra en juego y es más difícil que la intuiciones no estén mediatizadas por la parte racional del cerebro. En mi caso es así, en otros casos puede funcionar de otra manera, cada cuál que investigue cual es la forma de hacer las cosas con la que se siente más cómodo.

Vamos a ver un ejemplo con una pregunta concreta para ver cual sería el desarrollo de la secuencia: Una consultante imaginaria, a la que llamaremos Silvia, tiene problemas con su pareja; siente que desde hace tiempo las cosas no van bien y, aunque no ha sucedido nada en concreto, la relación se ha ido enfriando hasta un punto que teme por la continuidad de la misma. Bien, ya tenemos una pregunta concreta: ¿Qué está sucediendo con la relación de Silvia? Y con esta tirada lo que vamos a descubrir es: El origen del problema, que sería el Pasado (carta 1), el estado en el que se encuentra dicha relación en este momento, el Presente (carta 2) y, teniendo en cuenta lo que nos digan las dos cartas anteriores, lo que previsiblemente va a pasar con dicha relación, el Futuro (carta 3).

Este es el resultado que han dado las cartas:
Pasado: Sol invertido
Presente: Colgado
Futuro: Ermitaño.

Cuando hacemos una lectura con las posiciones de las cartas previamente establecidas hay que atenerse a esas posiciones, otra cosa es que la intuición nos “susurre al oído”, por supuesto es importante escucharla pero si, como en este caso, hemos dado un valor a cada posición debemos mantener dichos valores. Si, por ejemplo, tenemos al Sol en la posición de Pasado, no debemos interpretarlo como predicción, sino como origen o raíz del problema. Otra cosa es que analicemos el conjunto de cartas en general, pero cada posición debe respetarse.

En primer lugar, demos un vistazo general al conjunto de cartas para ver que sensaciones nos transmite: podemos ver que no estamos ante una tirada muy alegre. El Sol, carta altamente positiva, aparece invertido, su acompañamiento no es precisamente “la alegría de la huerta”, tenemos al Colgado y al Ermitaño, así que ya podemos notar que la pareja, efectivamente, no está pasando por un momento dulce.

Analicemos una por una las cartas: En el Pasado el Sol invertido nos habla de orgullo, soberbia, sería bueno preguntar a Silvia a quién reconoce en esta carta: ¿es ella?, ¿es él? ¿o son ambos orgullosos y poco dispuestos a ceder? En temas amorosos muchas veces el Sol, que en su posición natural transmite alegría y positividad, cuando aparece invertido nos puede llamar la atención sobre la sensación de soledad que existe tras una fachada de alegría, no perdamos de vista que más adelante encontraremos al Ermitaño.

En el Presente el Colgado habla de frialdad en las relaciones, en el momento actual la pareja ha entrado en un punto muerto, se ha estancado. Siguiendo la línea secuencial Sol invertido-Colgado, ¿no sugiere una relación que empieza a decaer y ninguno de los dos componentes hace nada al respecto? Si en el Presente tuviésemos una carta fuerte y de lucha como podría ser la Fuerza, podríamos decir que al menos uno de los dos está luchando por enderezar la situación, pero el Colgado avisa de una pasividad por ambas partes.

Llegamos a la carta de Futuro: el Ermitaño. En vista de las dos cartas que hemos visto anteriormente y teniendo en cuenta lo que significa esta carta, la previsión podría hacer referencia a una separación, al menos temporal, de la pareja. Tengamos en cuenta que el Ermitaño tiene varios significados, tal vez podría advertirnos: “Se precisa buscar el consejo de alguien”. Pero en este caso, el conjunto de cartas va mostrando, en tres etapas, la decadencia de una pareja, que puede desembocar en soledad.

Ahora bien, si tomamos el Tarot exclusivamente como un método predictivo, nos podríamos quedar en este punto. Pero cuando trabajamos con el Tarot como un método de intuición y consejo, la tirada cobra un cariz mucho más positivo. ¿Cómo se puede hacer esto? Muy sencillo. Las cartas nos advierten de un enfriamiento en la pareja, puede que nuestra consultante, Silvia, sea consciente o no de este hecho, tal vez el orgullo les haya llevado a ambos a no arreglar sus diferencias, a no hablar de lo que no les gusta o de lo que no aprueban en el otro; al no expresar lo que sienten han comenzado a distanciarse, sintiéndose solos dentro de su propia relación. En el Presente no están haciendo nada por solucionar el problema y bien sabemos que cuando un problema no se soluciona no desaparece por arte de magia, sino que empieza a retroalimentarse hasta que se convierte en algo enquistado y de mayores proporciones. El Futuro augura que esta soledad, que de momento es solo interior, puede convertirse en un hecho físico.

Antes decía que siempre hay que tener en cuenta el Libre Albedrío, en este momento es cuando Silvia puede tomar una decisión respecto a su futuro, no sintiéndose condicionada por la carta del Ermitaño, sino teniendo en cuenta lo que significa. Ahora Silvia sabe que si no hace algo al respecto, su relación puede acabar con una separación. Es el momento de tomar consciencia, si es que no lo ha hecho ya, de que tiene que hacer algo si quiere recuperar su relación. Sabe cuál es el problema, cómo se ha originado y qué está sucediendo en este momento. No es buena idea decir lo que tiene que hacer o dejar de hacer, simplemente debemos sugerir, pero la decisión final tiene que ser de ella. Si Silvia consigue enderezar la relación, evidentemente habrá cambiado su futuro, de tal forma que el Ermitaño, era sólo uno de los posibles futuros, pero no el único futuro.

Como en todo en esta vida, hay que saber parar a tiempo, es importante dar por terminada la lectura en el momento oportuno. En el ejemplo de Silvia, hemos detectado el problema, sugerido un posible cambio de futuro, ella ya tiene materia para reflexionar, aqui nuestra misión ha concluido, ahora son Silvia y su pareja quienes tienen que hacer lo que tengan que hacer. Aunque parezca increible, hay personas que no son capaces de desconectar tras una lectura, no es buena idea. Con la práctica, aprendemos cuál es el momento oportuno.

Como último acto, después de la lectura, por favor, no dejemos las cartas abandonadas de cualquier forma; son buenas amigas y lo menos que podemos hacer es colocarlas y guardarlas en su caja. Tratemos a las cartas con respeto y cariño, creemos en nosotros el hábito de su cuidado, seguro que ellas nos lo van a agradecer. No olvidemos que son algo más que pedazos de cartulina, son imágenes vivientes que nos hablan y nos aconsejan. Yo estoy segura de que cuanto más las cuidas, más te ayudan.

Leer más...

lunes, 15 de marzo de 2010

TAROT DE DODAL

Jean Dodal era un editor de naipes de Lyon. Su baraja, que se cree que puede estar situada a principios del siglo XVIII, es otra de las consideradas como precursora del Tarot de Marsella. Un dato que a mi me parece muy llamativo es que se conoce el hecho de que Dodal exportaba sus cartas.

Lo cuál habla de la difusión del Tarot fuera de las fronteras francesas. En la fantástica colección de Orbis “El Arte del Tarot”, se nos dice que Dodal incluye en el pie de algunas cartas, como es el caso de la Fuerza, el Mundo, la Sota de Bastos y los cuatro Caballos, la inscripción: f.p.le*trenge, cuya traducción es “hecho para el extranjero”.

Este interesante dato nos dice que no solo se usaban estas cartas en Francia, sino que también se imprimían para comercializarlas fuera de sus fronteras, lo que podría explicar el hecho de ese segundo resurgimiento del Tarot en Italia y otros lugares, vía Francia.

Pero centrémonos en la baraja de Dodal. Para empezar vamos a encontrarnos con 22 Arcanos Mayores y los 56 Arcanos Menores. Desde luego la baraja de Dodal, para mi gusto, es un poco infantil en sus dibujos, no hay más que ver las expresiones de los rostros de los personajes, la cara de la muchacha que aparece en la Estrella nos puede dejar sin aliento, y no precisamente por la armonía de sus facciones. Pero si nos logramos sustraer a ese detalle meramente estético, no podemos negar que las figuras que vemos en este Tarot si que se pueden reconocer como Marsellas.

Aunque no esté bien hacerlo, no puedo evitar hacer comparaciones entre estas cartas y las de Noblet, sin duda este último se esmeró más en el trazo, mientras que Dodal, quizás intencionadamente, se empeñó más en el conjunto que en el detalle.

Merece la pena hacer un recorrido por las cartas para sacar conclusiones. Yo anoto algunas de las cosas que me han llamado la atención, pero por supuesto hay muchas más que una atenta observación os hará ver. Por ejemplo en la Carta de los Enamorados nos encontramos con un Cupido muy especial, llama la atención tanto el hecho de llevar los ojos vendados como la postura del cuerpo.


Otra figura que llama enormemente la atención es, de nuevo, el Colgado. La imagen nos remite a otras ya vistas, como es el caso de la baraja de Viéville, ¿recordáis aquellas cosas que aparecían por detrás de sus hombros? Pues mirad la imagen de este Colgado. ¿Qué más os llama la atención? ¿La numeración quizás?

La Templanza aparece con los pechos descubiertos, ¿podríamos hallar una analogía con los cántaros? Y mención aparte merece la figura del Diablo. Si bien nos la encontramos con la postura ya clásica del Tarot de Marsella, con las dos figuras encadenadas incluidas, todavía guarda vestigios de anteriores barajas en las que el Diablo estaba dotado de varias caras en su cuerpo. Es una especie de transición entre una versión y la otra.

Antes hice referencia, aunque solo de pasada, a la carta de la Estrella. Es gracias a Jean-Claude Flornoy que me hizo reparar en un detalle que anteriormente me había pasado desapercibido, y es el hecho de que la muchacha de la Estrella ostenta un evidente embarazo.

Cuando se habla de estas cartas, curiosamente siempre se hace mención al envés y es que, parece ser que el diseño original era como el que podemos ver en la imagen, si tratamos de buscar un sentido al dibujo, tal vez habría que remitirse a la “pata de oca” de los Templarios, o tal vez al la runa Algiz.

En estas páginas podéis ver algunas de las cartas de esta baraja: 



Leer más...

domingo, 14 de marzo de 2010

AS DE OROS

Me gusta estudiar los Arcanos Menores siguiendo un orden concreto. De lo terrenal, lo más cercano a nosotros, que son los Oros, paso a las Copas que son las emociones y sentimientos y están un paso más allá de lo meramente físico. Después las Espadas, puesto que representan el intelecto y este debería ser un aliado no una carga o un inconveniente, pero el inmenso poder que tiene nuestra mente, generalmente suele estar mal enfocado y por lo tanto pésimamente utilizado. Por último los Bastos que son espíritu y fuerza vital, es ese fuego que nos impulsa y llena de vida.

Evidentemente, este orden es el que a mí me gusta, no es ni mejor ni peor que otros. Así pues, este breve recorrido por los Arcanos Menores empezará por el palo de Oros que, recordemos, es la representación de lo más concreto y material, el elemento Tierra en nosotros.

En el Tarot nada se deja completamente al azar. Los números dan pistas, aunque no son definitivos. En el caso de los Ases nos vamos a encontrar con una característica común en todos ellos y es que son cartas que nos hablan de comienzos, de proyectos, planes que se ponen en marcha, inicios en definitiva. Los Ases, además, son cartas bastante fuertes que tienen mucha influencia en las cartas cercanas pudiendo suavizar mucho tiradas no muy positivas.

Estéticamente hablando, dentro de los Arcanos Menores, los Ases son las figuras aparentemente más simples en cuanto a iconografía. Una mano que surge de una nube y porta el objeto que corresponde al palo, en este caso es la moneda que tiene grabada una estrella de cinco puntas: el Pentáculo.

En el As de Oros nos encontramos una mano de un blanco radiante que ya nos sugiere una cierta espiritualidad y elevación, destacando del fondo gris y de las nubes que también son grises. Recordemos que de la unión de los pares de opuestos, representados por el blanco y el negro, surge el gris, el equilibrio entre ambos colores, el elemento neutro. Tal vez este contraste ya nos indica que lo material nos ha sido otorgado por lo divino.

El Pentáculo es la representación perfecta del hombre dominando los elementos, es decir: la Magia. Paracelso estaba convencido de que el Pentáculo o Pentagrama era el mayor y más poderoso de todos los signos mágicos. Quien conozca la imagen del Tetragramatón, sabe de qué hablo. Esta mano se alza por encima de un jardín esmeradamente cuidado, lo cruza un sendero que tras pasar por un arco vegetal se pierde más allá en dirección a las montañas.

Esta carta sugiere muchas cosas. En primer lugar el jardín es la naturaleza trabajada y cuidada por la mano del hombre, ese arco no se ha hecho de forma natural, unas manos han trabajado sobre él para darle esa forma. El palo de Oros representa la parte material del ser humano. La naturaleza y todo lo que esta ofrece se nos ha dado a los hombres para que cuidemos de ella y obtengamos sus frutos. A la vez que es un regalo, también es un compromiso cuidar de ella y protegerla. Hay un falso espiritualismo que reniega de lo material por contraponerlo con lo espiritual. Creo que esto es un error, somos seres espirituales que vivimos en una dimensión material, por lo tanto es en la materia en la que nos movemos y hemos de desenvolvernos.

Lo negativo no es lo material en sí, sino el uso irracional o abusivo que se hace de ello. Por eso en la iconografía de este Arcano vemos que el sendero sigue su recorrido y no se detiene en el jardín, nos indica que esto no es más que una etapa de un largo recorrido y nos está invitando a no quedarnos anclados exclusivamente en lo material. Más allá del seto y del arco, están esas montañas que, cuando estemos preparados, tendremos que escalar.


Significados generales: El As de Oros nos dice que lo material es bueno usado de forma inteligente y sensata. Es una carta, como yo suelo denominarla, de SÍ y ¿qué significa esto? Pues muy sencillo, aquella cuestión por la que se pregunte recibirá como respuesta un contundente sí. Como buena carta de Oros es sensata y coherente, no olvidemos que estamos en el elemento Tierra.

Anuncia el éxito en todos los campos en general, especialmente en cuestiones económicas y materiales. Es positiva y próspera. Proporciona seguridad, estabilidad y comodidad. Anuncia ganancias, entradas de dinero, inversiones que rinden, ventas que se realizan, herencias.
Es un As, por lo tanto anuncio el comienzo de algo, sobre todo en temas materiales: un trabajo, una profesión, una relación, una asociación laboral, un negocio, una inversión… Pero también, según las cartas cercanas nos indiquen, puede hacer referencia al comienzo de una experiencia vital, una relación, una dieta, una amistad, unos estudios, un hobby...
Nos habla de estabilidad tanto en temas económicos como sentimentales, familiares, anímicos o de salud.

Invertida: Al invertirse esta carta, sus significados sacan a relucir la parte más densa de lo material. Es decir, la persona se vuelve sumamente materialista e interesada; inteligencia destinada a la maldad. Dependencia de los placeres físicos para la felicidad. Se usan mal los recursos, los materiales y/o los psicológicos. Corrupción, dinero negro, crisis económica.
No siempre las cartas invertidas son negativas o sus significados son exclusivamente negativos, cuando este Arcano va acompañado de cartas muy positivas, sus significados se dulcifican y nos habla de ayuda que se recibe, reparto de bienes o beneficios.

Quiero remarcar un dato que vamos a ver repetirse en todos los Arcanos Menores y es que son tremendamente dependientes de las otras cartas, así como los Arcanos Mayores tienen un “personalidad” muy fuerte y sus significados son más sólidos, aunque no inamovibles, los Arcanos Menores son un poco más débiles y en gran medida van a variar en función del resto de la tirada.

Leer más...

miércoles, 10 de marzo de 2010

TRABAJO INTERIOR CON LOS ARCANOS. OBSERVACIÓN

Son muchas las personas que se conforman con tratar de adivinar lo que va a suceder gracias al Tarot. No está mal, ni está bien, es simplemente uno de tantos usos que se le pueden dar al Tarot. Cuando tomamos los Arcanos Mayores como arquetipos psicológicos, podemos hacer un trabajo de meditación y de introspección con ellos que resulta muy útil. Hay varias formas de trabajar con los Arcanos Mayores. Todas muy válidas e interesantes, yo quiero dar a conocer algunas que he ido recopilando a lo largo del tiempo, y luego que cada cual elija las que más le gusten, si es que le interesa alguna.

Hay una serie de pautas básicas que sirven para todo tipo de trabajo que vayamos a realizar con las cartas. Realmente es algo que entra dentro de la simple lógica, pero no está de más recordarlo: En primer lugar relajación mental y física, este requisito es básico para cualquier trabajo, sea a nivel mental o espiritual, que vayamos a realizar.

Hay que intentar buscar un lugar que nos resulte cómodo y estar seguros de que durante el tiempo que hagamos el ejercicio, no vamos a ser molestados; esto implica que se desconecten teléfonos (si, si, ya se que hay gente que no puede vivir desconectada de su teléfono móvil, salvo el caso de tener a alguien hospitalizado o alguna situación similar, yo pregunto ¿realmente es imprescindible las 24 horas del día? Si la respuesta es sí, tal vez no estaría de más que meditaras en primer lugar sobre el tipo de dependencia que tienes con respecto al móvil).

Si hay alguien más en la casa, podemos pedirle que no nos moleste puesto que vamos a hacer un ejercicio de meditación, que por favor atienda el teléfono o si hay una visita inoportuna, se encargue de ella. Doy por sentado que lo vamos a hacer en nuestro tiempo libre, no en horas de trabajo y mucho menos en el lugar de trabajo.
En segundo lugar es muy importante que creemos un ambiente que nos resulte agradable y cómodo. Si te sientes bien encendiendo unas velas e incienso, adelante, hazlo. Si el olor del incienso te marea o repugna, evidentemente no se te ocurra encenderlo. Estos elementos no son imprescindibles, son simples ayudas que nos facilitan el estado de recogimiento adecuado, pero nada más. Quien piense que por el simple hecho de encender una vela, ya tiene la mitad del trabajo realizado, se confunde totalmente.
Es importante que nuestro campo de visión esté despejado, por favor, no meditar sobre un Arcano, teniendo al lado el cenicero lleno de colillas, la lata de refresco, las llaves, la figurita de adorno o el abrecartas. En la mesa de trabajo, solamente el Arcano y aquellos elementos que nos ayuden a meditar, como ya hemos dicho antes: velas, incienso, o también flores frescas, alguna imagen que nos inspire especialmente, etc. Y si podemos prescindir de todo ello mejor, eso quiere decir que no necesitamos ninguna clase de apoyo. Huelga decir que la temperatura y la iluminación deben ser agradables, que no tiritemos de frío, ni forcemos la vista para ver la imagen porque estemos sumergidos en la penumbra.

Es interesante destinar un cuaderno para ir anotando, a modo de diario, las impresiones que recibimos durante el trabajo de meditación. Pero las anotaciones deben hacerse después de no durante, sino cuando hayamos terminado la meditación. No es admisible hacer pausas dentro del trabajo meditativo, para apuntar si se nos ha ocurrido tal idea o hemos asociado tal símbolo a tal pensamiento, eso lo reservamos para el final.

Por supuesto, es conveniente tener una baraja exclusivamente dedicada a estos fines. Sería un lío mental trabajar un día con el Loco de Marsella para pasar al día siguiente al de Rider-Waite o al del Tarot Esotérico. No importa que baraja sea, pero siempre la misma. Aquella que nos resulte inspiradora o sus imágenes nos transmitan más. Cada cual que se busque la suya, lo que para una persona funciona bien, no quiere decir que para otra vaya a funcionar. Somos distintos y lo bueno es que existen múltiples mazos de todos los estilos y para todos los gustos. Merece la pena dedicar el tiempo que sea necesario a encontrar la baraja adecuada para estos propósitos.

El primer trabajo que puede hacerse con los Arcanos es el de la simple observación de la carta. En este tipo de meditación lo único que se hace es concentrarse en la imagen. No se trata de una meditación activa, ni mucho menos. Los pasos a seguir son muy sencillos. Una vez relajados, ponemos ante nuestro campo de visión el Arcano sobre el que vamos a trabajar, pongamos por caso el Loco. Posaremos nuestra vista sin forzarla suavemente sobre la carta. Dejemos que nuestros ojos vaguen por toda la imagen sin prestar atención a ningún elemento en concreto, simplemente observemos. Durante un tiempo indeterminado solo vamos a mirar.

Aproximadamente unos cinco minutos después de la observación, vamos a fijarnos más detalladamente, pero se trata de observar, no de analizar. Vamos a dejar que sea nuestro propio subconsciente el que nos envíe ideas con respecto a la carta. Pero repito, observemos, no analicemos, ni juzguemos, no se trata de sacar conclusiones de lo que nos parece o nos deja de parecer la carta, se trata de empaparnos de sus imágenes y de que, con la práctica, la carta pase a formar parte de nuestro inconsciente, de tal manera que llegará un momento en el que con la sola evocación de la carta, su imagen exacta aparecerá en nuestra mente.

Tomando el ejemplo del Loco, primero observaríamos la carta en su conjunto, sin pararnos en detalles. Luego, empezamos a fijarnos con más detenimiento en todos aquellos elementos que llamen nuestra atención, podemos empezar a recorrer la imagen por el sol, o bien las montañas, o tal vez podamos preferir detenernos en la figura del Loco, su vestimenta, su cabello, su hatillo, sus botas… dejemos que nuestro subconsciente nos vaya guiando sin forzar nada, simplemente seamos espectadores, no participemos.
Una vez terminemos la sesión, ya podemos escribir aquellas impresiones o ideas que nos han ido surgiendo. Muchas veces nos vemos gratamente sorprendidos por la cantidad de información que puede llegar a evocar la simple contemplación de una carta. En otras ocasiones, no podremos escribir nada. Los Arcanos comunican lo que quieren y cuando quieren. El hecho de que un día no recibamos información, no quiere decir que no la recibamos en días sucesivos.

Si alguien trabaja con diarios mágicos, no estaría de más que también escribiese las dificultades o los avances que va teniendo en este tipo de trabajo. Pero esto ya es una cuestión de cada uno.

Este es un ejercicio aparentemente sencillo, pero tiene su complicación. Estamos hablando de no permitir a la mente consciente que dirija el desarrollo y eso es algo muy difícil de conseguir. Ya conocemos lo saltarina que es nuestra mente, va de un tema a otro sin descanso, tiende siempre a juzgar, clasificar y etiquetar. Y lo que yo propongo es justo lo contrario: no clasifiques la carta por su imagen, me agrada o me desagrada, son emociones con las que siempre funcionamos en la vida, pero que en este caso debemos desechar si queremos conseguir el objetivo de este trabajo.

No hay un número determinado de días para dedicar a este ejercicio, yo pienso que es mejor que cada uno decida las pautas que va a seguir y luego atenerse a ellas. En mi opinión un mínimo de tres días por Arcano estaría muy bien, pero eso lo debe decidir cada uno. Y como siempre en todos estos tipos de trabajos, no hay un tiempo determinado de duración e cada ejercicio, siempre digo que es mejor menos tiempo pero de calidad que muchas horas de trabajo inconexo y disperso.

Leer más...

martes, 9 de marzo de 2010

POLTERGEIST

No hay una definición única para esta palabra, como siempre pasa en parapsicología, se encuentran diversos significados que no siempre son coincidentes para definir un concepto. En el caso de la palabra poltergeist lo que si es seguro es que corresponde a la unión de dos palabras alemanas polter (ruido) y geist (espíritu o duende) y que podría traducirse como “duende ruidoso”. Esta palabra englobaría una extensa gama de fenómenos parafísicos que suelen aparecer de forma espontánea y que, en la inmensa mayoría de los casos, suelen desaparecer de igual forma.



Generalmente los fenómenos que suceden son sonoros: raps, voces paranormales, ruidos inexplicables, etc. Cinéticos: movimientos de objetos sin causa natural aparente, vibración de objetos o incluso en paredes, suelos y techos, aparición de sustancias extrañas de forma inesperada. Ópticos: luces, estáticas o en movimiento, aparición de figuras fantasmales, nieblas… Y luego fenómenos que son de lo más variado: desde olores, tanto agradables como repugnantes, como sensaciones de peso, roce o incluso agresión por parte de la nada más absoluta, cambios bruscos de temperatura… Estos son solo unos cuantos ejemplos, el poltergeist puede mostrar un amplio abanico de demostraciones físicas que varía de un caso a otro.

Se cree que dichos fenómenos se podrían ligar a una persona especialmente sensitiva, con mucha frecuencia niños o adolescentes de ambos sexos. Hay quien defiende que más bien se producen vinculados a un lugar físico: puede ser una casa, una iglesia, un antiguo castillo o un moderno edificio. Otros definen esto último como un caso de infestación. En todo caso se sabe muy poco de este fenómeno: desconocemos el origen y el desencadenante. Son seres que reclaman nuestra atención desde el otro lado, o por el contrario es la energía descontrolada de un adolescente en plena explosión hormonal, estas son las dos hipótesis más defendidas, pero hay muchas más. Cada cuál que decida y, si quiere, que investigue.
Situado, más o menos, el fenómeno ya nos podemos centrar en lo que realmente interesa, la película. En el año 1982 se produjo su estrenó con muchas papeletas para convertirse en un clásico. Para empezar la producción corría a cargo de Steven Spielberg, lo que ya es un seguro de éxito, si hay un rey Midas en las últimas décadas en la industria cinematográfica, es él. En segundo lugar, la música es de Jerry Goldsmith, de quien ya comenté su participación, para mi importantísima, en la película de la Profecía y del que seguro que voy a hablar muchas más veces porque es un compositor prolífico y fantástico, os apunto unas cuantas películas a las que ha puesto música: toda la saga de la Profecía, toda la saga de Poltergeist, Alien, Papillon, el Planeta de los simios, Patton, Gremlins… sólo una pequeña muestra.

El argumento es el siguiente: una familia de clase media norteamericana, los Freelings, vive en la urbanización Cuesta Verde promocionada por la constructora para la que trabaja el padre como agente comercial. La familia está compuesta por un joven matrimonio Steven (Craig T. Nelson) y Diane (JoBeth Williams) y sus tres hijos Dana (Dominique Dunne) adolescente un tanto insufrible y que prácticamente no tiene protagonismo, Robbie (Oliver Robins) el único varón, un niño de lo más corriente y por último la pequeña Carole Anne (Heather O’Rourke) una preciosa niña de unos cinco años que es el epicentro de todo el fenómeno y por supuesto el sufrido perro de la familia que no gana para sustos, creo recordar que su nombre era Bas, o algo similar..

Su vida es aparentemente normal, hasta que un día, sin que ocurra nada especial, empiezan a pasar cosas extrañas. El primer suceso que, en cierto modo, anuncia lo que está por venir es la muerte del pájaro de Carole Anne. A partir de ese momento es cuando comienzan los fenómenos. Será precisamente la niña la primera en tener contacto con lo paranormal. La frase : “Ya están aquííííí” ha pasado ya a formar parte de la historia del cine (es una de las pocas frases que dice puesto que para comunicarse, a esta niña le basta con unos cuantos irritantes: ajá, ajá, ajá). El primer acercamiento de Carol Anne con los espíritus o lo que sea que hay en la casa, es a través de la pantalla del televisor justo cuando este ha desconectado de la programación. Después son pequeños movimientos de objetos, cosas que parecen tener una explicación perfectamente natural por lo suave del fenómeno, así que al principio pasan desapercibidos.


Rápidamente los extraños sucesos se hacen visibles y, en un primer momento, divierten a la familia, es inolvidable la escena de las sillas haciendo malabares o el desplazamiento “mágico” de personas en el suelo de la cocina. Pero lo que era un entretenimiento empieza a convertirse en una pesadilla pues lo que parecía un simple juego se transforma en un ataque en toda regla a la familia; el momento culminante es cuando un árbol (así como suena)atrapa a Robbie mientras Carole Anne se evapora. Y, para extrañeza de todos, la niña se comunica a través del televisor.

La familia decide acudir a un grupo de parapsicólogos para recuperar a la niña. Los investigadores están acostumbrados a casos bastante más insustanciales y, viendo que el caso les queda, no grande sino enorme, deciden contactar con una médium, Tangina (Zelda Rubinstein) de lo más delirante, pero que curiosamente, logra rescatar a Carole Anne y resolver el caso… o al menos eso es lo que parece.

Hasta aquí el argumento. Si es que hay alguien que en este planeta no ha visto esta película, con esto tiene más que suficiente para saber de qué va la historia y, creo yo, para despertar su curiosidad. La película no defrauda. Es rápida, pasan casi constantemente cosas y tiene un cierto sentido del humor que siempre es de agradecer.

No recurre constantemente a escenas desagradables, aunque alguna hay. La del parapsicólogo cuando se está preparando la cena en la cocina de la casa de los Freelings, es repugnante pero impresiona y la de piscina es francamente escalofriante, más aún cuando te enteras, según han reconocido tanto la actriz JoBeth Williams, que es quien protagoniza la escena, como Craig Reardon, el encargado de los efectos especiales, que los esqueletos que aparecen son reales, y es que Reardon comentó que era más barato trabajar con esqueletos reales que comprarlos falsos. Sin comentarios.

Esta frase disparó la rumorología sobre maldiciones, y es que aquí llegamos a mi parte favorita: la fama de maldita de esta película. Parece que hay una máxima no escrita en el cine de terror que funciona a la perfección: rodea tu película de un halo de malditismo y tendrás un éxito seguro. Tengo que reconocer que en Poltergeist los rumores de maldiciones empezaron a circular años después de su estreno, por lo que la emoción sube unos cuantos enteros. ¿Está realmente maldita?

La primera muerte es la de Dominique Dunne, totalmente cierta, que fue asesinada por su novio. Su muerte se produjo al poco tiempo de estrenarse la película, por lo tanto en las siguientes partes se prescindió del papel de la hija mayor, cosa que no importaba demasiado puesto que no tuvo prácticamente protagonismo. Es bien conocida la muerte de la niña protagonista Heather O’Rourke al terminar el rodaje de la tercera entrega, pero no voy a adelantar más sucesos, ya que creo que merece la pena repasar la lista de muertes y dramas después de comentar la saga, y es que algunas de las personas que mueren, supuestamente por la maldición, no aparecen en esta primera entrega.



Eso sí, para ir abriendo boca, podéis visitar esta página que cuenta algunas anécdotas sobre la película, sobre todo como se suavizaron algunas escenas para hacerla más apta para todos los públicos.

http://tepasmas.com/curiosidades/poltergeist

Para ver y descargar la trilogía, eso sí por favor, ver en orden que siguen un hilo argumental (un poco traído por los pelos en la tercera parte, pero se deja ver):

http://www.peliculasyonkis.com/buscarPelicula.php?s=poltergeist

Leer más...

lunes, 8 de marzo de 2010

ARTHUR EDWARD WAITE

Somos muchos los que debemos a este caballero la afición al Tarot. Su versión de los Arcanos es una de las más extendidas y utilizadas en la actualidad. Tanto aprendices como expertos se sienten especialmente cómodos con las 78 láminas recreadas por la imaginación y el conocimiento de este ocultista de origen estadounidense. Sus cartas son conocidas y utilizadas por personas de todo el mundo, pero no todos los que las utilizan conocen a su autor. Así que ya es hora de dedicar un post a su figura, para acercarnos un poco más al creador de una de las barajas más conocidas, pero cuya biografía no lo es tanto.

Waite nació en octubre de 1857 en la ciudad de Nueva York. Era hijo de Charles Waite, capitán de marina estadounidense y de una británica, Enma Lowell. Al año de su nacimiento, falleció su padre, por lo que Enma decidió volver a Inglaterra con su hijo.


De los años de infancia poco se sabe, solo que vivió en un ambiente culto y católico. De hecho se doctoró en Literatura. Sin embargo desde muy joven sintió inquietud por lo oculto. Con tan solo 20 años tuvo sus primeros contactos con lo espiritual a través de las sesiones espiritistas tan de moda en la época. Pero el espiritismo se le quedó pronto pequeño y amplió su campo de intereses a la alquimia, la magia ceremonial y ritualística y las órdenes esotéricas.

Se dice que cuando el alumno está preparado aparece el maestro; algo así debió sucederle a Waite puesto que profundizando en el estudio del ocultismo, entró de forma fortuita en contacto con un personaje fundamental en la historia del esoterismo occidental: Samuel Mathers, uno de los fundadores de la Golden Dawn. En el año 1891 Waite recibió la iniciación en dicha orden.

Tras unos años de altibajos en los que abandonó la orden y volvió a ella, en 1899 ingresó en la Orden Segunda, la Ordo Rosae Rubeae et Aureae Crucis. Pero su “hiperactividad esotérica” no termina aquí, ni mucho menos. En el año 1892 fue iniciado en la Masonería y en la Rosacruz.

No solo era un miembro tremendamente activo, sino que también era un erudito que, en realidad, tenía un fondo místico que le había llevado a estudiar todos los temas imaginables de la tradición occidental. El se consideraba a sí mismo como un Católico Liberal y estaba convencido de que la Cábala era la ciencia que más se acercaba a su manera de pensar y sentir.

Waite quería introducir cambios en los rituales de la Golden Dawn para acercarlos al esoterismo cristiano y alejarlos de la magia, pero tuvo escaso éxito en su empeño y en 1904 constituyó la "Orden Rectificada de la Golden Dawn", en un intento de reconducir el espíritu de la Orden hacia sus principios. Pero esta Orden desapareció en 1914 y Waite, lejos de desanimarse, fundó la "HERMANDAD DE LA VERDADERA ROSA CRUZ" en el año 1915. Con el tiempo reconocería que se fue decepcionando bastante de aquellas Órdenes en las que estuvo y es que, bajo mi punto de vista, Waite cometió un pequeño error y este es que olvidó que, aunque se trataban de órdenes espirituales, estaban constituidas por seres humanos falibles y llenos de debilidades.

Uno de los hechos más relevantes de la biografía de Waite es, lógicamente, la creación de su Tarot. Si bien el Tarot le fascinaba, él no se sentía cómodo con las teorías que circulaban en la Golden Dawn sobre sus supuestos orígenes egipcios. Ya hemos visto que Waite era más partidario de la tradición cristiana occidental. Él veía en el Tarot representación de la sabiduría de la memoria colectiva de toda la humanidad. Según sus propias palabras:

“El Tarot personifica las presentaciones simbólicas de las ideas universales, detrás de las cuales yacen todos los implícitos de la mente humana, y es en este sentido que contienen doctrina secreta, que es la realización por parte de pocos de verdades incrustadas en la consciencia de todos, aunque no hayan pasado al reconocimiento expreso por parte de los hombres ordinarios”.

En torno a 1910, Waite creó su propio Tarot basándose en sus teorías alimentadas por la tradición mágica occidental, el misticismo cristiano, la Cábala judía, la alquimia y la astrología. Para su ilustración contó con la colaboración de una artista americana: Pamela colman-Smith, miembro también de la Golden Dawn. Que duda cabe de que a pesar de que Pamela dio a las cartas ese encantador toque naif, fue Waite el auténtico creador o mejor dicho director, Pamela recreó lo que él tenía en mente. Por si alguien no conoce el dato, el nombre con el que se conoce este Tarot: Rider-Waite, hace referencia al autor, Waite y al editor Rider.

No sólo diseñó sus cartas, también escribió un libro que a mi entender es fundamental para comprender su concepto del Tarot: “Pictorial Key to the Tarot”, que ha recibido diversas traducciones, yo me quedo con la que tengo yo: “La clave de las Cartas del Tarot”. Un libro al que dedicaré un post entero porque realmente lo merece. Tristemente, la enorme relevancia que tiene la figura de Waite en el mundo del Tarot, algo que lógicamente es innegable, ha difuminado la ingente labor que llevó a cabo a la hora de recuperar y analizar la tradición esotérica occidental, algo de lo que son muy conscientes en especial masones, rosacruces y martinistas. Merece la pena remarcar su faceta como historiador y estudioso de la tradición, no solo a través del Tarot, sino también del ritual y la simbología.

Muchas de sus obras son francamente difíciles de encontrar en español. Se que los siguientes libros están editados por la editorial Humanitas:

“Las Claves de las cartas del Tarot” (El nombre varía según la editorial y la edición)
“La Hermandad de la Rosa Cruz”
“El libro de la Magia Negra”.
“El libro de las Mancias y de las Prácticas Mágicas”
“El poder Mágico de Ángeles y Demonios”

Si no me equivoco, creo que también la editorial Sirio tiene alguna cosa publicada de él.
Hay otros como es el caso de “La Cábala Sagrada”, no he podido encontrarlos en español (lo cual no quiere decir que no exista)

Esto es lo poco que he podido encontrar de Waite para descargar en Internet, en español y en inglés. Si alguien conoce alguna dirección más estaría muy bien que nos la diera a conocer.

http://www.quedelibros.com/autor/12411/Waite-Arthur-Edward.html


http://www.forgottenbooks.org/esoteric/freemasonry_secret_societies

Desconozco las circunstancias concretas del fallecimiento de Waite, aunque es evidente que vivió una larga y bien aprovechada vida, puesto que murió en el año 1942.

Leer más...

jueves, 4 de marzo de 2010

VISUALIZACION II

Para que consigamos resultados positivos se tienen que dar una serie de factores elementales, muy básicos, pero imprescindibles: Para empezar hay que creer que lo que hacemos tiene sentido; desechar cualquier pensamiento de duda o que sea contrario a lo que queremos, ya sabemos como hacer esto: un pensamiento negativo se anula contraponiendo su opuesto positivo. Paciencia: la impaciencia por obtener resultados instantáneos acaba siempre derivando en la duda y una vez que esta se ha instalado, es muy difícil arrancarla. Constancia: repetir la visualización cuantas veces creamos oportunas de modo que el modelo quede fijado sin lugar a dudas.

Por supuesto doy por sentado que esto se empleará de forma positiva, para conseguir cosas buenas en nuestras vidas no tenemos que perjudicar a otra persona. El Universo está lleno de abundancia, hay de todo para todos. No te empeñes en que quieres el coche que tiene tu vecino, si tanto te gusta, pide uno igual, pero no el de tu vecino. Del mismo modo que si te parece maravilloso el marido de tu amiga, pide que entre alguien en tu vida que tenga una personalidad similar, pero no pidas concretamente al marido de tu amiga. No olvidemos que la Ley de la Causa y Efecto opera en todo momento.

¿Qué podemos pedir? Lo que queramos, físico o no físico. Podemos pedir un coche, unas vacaciones, un vestido, un novio, una moto, un ordenador nuevo, ir a la final de la copa de cualquier deporte… pero también podemos pedir felicidad, bienestar, salud, belleza, alegría, claridad en la mente, paciencia, fe, autocontrol... Recuerda la cita bíblica: “Pedid y se os dará”.

Hay algo muy importante y que muy poca gente tiene en cuenta, y es que el Universo es muy listo, infinitamente más listo que nosotros y sabe mejor que nadie lo que necesitamos y lo que no, hay veces que pedimos cosas que pensamos que son lo mejor para nosotros y a la larga resulta que, lejos de ser lo mejor, resulta incluso perjudicial, para nosotros o para otras personas. El Universo puede que no nos de lo que queremos por que nos reserva algo mejor, más adecuado y que realmente sí necesitamos. Por eso los metafísicos siempre acaban sus visualizaciones diciendo: “Pido tal cosa en armonía con todo lo creado y de manera perfecta” y esto es un verdadero acto de fe, puesto que con esta frase está dando por sentado que el Universo les va a proporcionar lo mejor para ellos, de la manera que crea conveniente y sin que nadie pueda salir dañado.

Hay quien puede decir: Si todo es mente, ¿para qué tenemos que hacer algún esfuerzo? Bastaría con visualizar para crear mentalmente. La respuesta es muy sencilla: Probablemente una persona que tiene la mente altamente entrenada, que tiene una fe inquebrantable, una fuerza de voluntad a prueba de bombas y una paciencia infinita, con la simple visualización de deseos, materializaría estos de forma instantánea. Sí, de acuerdo, pero la persona que acabo de describir es un maestro ascendido.

Los simples mortales que intentamos mejorar día a día, estamos cargados de dudas, nuestra capacidad de concentración deja mucho que desear y estamos expuestos a cambios de humor constantes que nos llevan de la fe más absoluta al más completo descreimiento. Por lo tanto estamos sujetos a lo físico y debemos apoyarnos en lo físico, de este modo damos un empujón a nuestras creaciones mentales.

Si visualizo que apruebo todos los exámenes con nota pero nunca voy a clase, ni estudio, ni se nada de las asignaturas, no conseguiré aprobar por la simple visualización, he de poner algo de mi parte. Recordemos que hay una Ley de Generación que nos dice que hay una parte activa y una pasiva para crear un resultado. Si visualizo una salud excelente y no cuido mínimamente mi cuerpo estoy mandando un mensaje subliminal al Universo con una contradicción; quiero un cuerpo sano pero fumo, o no le doy el descanso necesario, o la alimentación que sigo es irregular y nada equilibrada… Es decir, envío una orden: Salud, pero acto seguido envío una contraorden: Falta de salud. El Universo entiende que anula la visualización.

Hay también un detalle importante que muchas veces hace que fracasen nuestras visualizaciones, y se trata de la manía que tenemos de decirle al Universo cómo tiene que trabajar. Cuando un paciente va a ser operado, no le dice al cirujano por dónde tiene que cortar ni lo que tiene que hacer, se supone que el médico tiene estudios y experiencia, es él quien sabe como llevar a cabo una operación, por lo tanto debemos confiar en él, ¿qué más da lo que haga? Lo importante es el resultado.

Pues con la visualización pasa igual, tú pides, confías y pones de tu parte, y el Universo se va a encargar de darte aquello que quieres de la forma que crea conveniente. Si tu pides un empleo, no hace falta que te pierdas en explicaciones sobre cómo tiene que producirse, lo que pides llegará de la forma más impredecible, lo importante es que llegue. Puede que tu vecino te comente que hay un puesto libre en su empresa, o que leas un anuncio en el periódico o que tomando un café escuches una conversación en la que se comenta que hay vacantes en tal sitio… las posibilidades son infinitas, no te empeñes en limitarlas a una sola.

Como en casi todo lo que atañe al ocultismo, no te limites a leer, ponlo en práctica. Solo hay una manera de comprobar si es una fantasía o es realidad y es experimentarlo. Durante siglos el hombre ha utilizado el poder de la visualización, muchas veces de forma inconsciente. Se le ha dado varios nombres, pero todo viene a ser lo mismo: el pensamiento crea, se trata de empezar a ser nosotros los que elegimos qué crear.

Aunque más adelante volveré a tratar el tema de la visualización, no quería terminar estos dos posts que he dedicado al tema, sin aportar un extracto de un escrito que me envió un buen amigo del blog, Mario, al que agradezco tanto el texto en sí, como el hecho de que lo comparta con todos nosotros:

“Concretiza objetivamente tus sueños, dales forma, conviértelos en realidades, ¡atrévete a crear!, en tu interior se encuentra la voluntad para que lo logres. Usa esa fuerza interna conjuntamente con la fe, con tu intuición, con firme convicción, para salir adelante por tus propios medios y al mismo tiempo, siempre que te sea posible, dentro de tus posibilidades, brinda tu mano a quién te lo pida, sin condicionamientos, sin esperar nada a cambio, altruistamente, teniendo presente que el valor de la empatía nos ayuda a recuperar el interés por las personas que nos rodean y a consolidar la relación que con cada una de ellas tenemos, ya que la empatía es el esfuerzo que realizamos para reconocer y comprender los sentimientos y actitudes de los demás, así como las circunstancias que los afectan en un momento determinado, la empatía es expresar amor a uno mismo y al prójimo, es ponerse los zapatos del otro. También busca incansablemente en tu interior lo que andas buscando en el exterior y algún día, cuando sea tu momento, tu tiempo, encontrarás tu propia verdad, lo que te otorgará paz y libertad.

Entonces, primero imagina detalladamente, logra una película mental con esas imágenes, luego usa tu voluntad, tu fe, tu pasión, tu coraje, tu intuición para que logres crear, para que logres manifestar tus sueños, ya que... ¡SE VALE SOÑAR DESPIERTO!”

Leer más...