Páginas

viernes, 28 de mayo de 2010

AFINIDAD Y RECHAZO POR LOS ARCANOS II

De igual modo que sentimos ese rechazo ante la visión de algún Arcano (o pueda que de algunos Arcanos), es muy frecuente que experimentemos sentimientos en el sentido contrario, a favor de uno o más arcanos. Repito que el desagrado o la simpatía no se basan en los significados, sino en las impresiones que nos transmite el dibujo que vemos en la carta.

Ahora pensemos en lo que para nosotros puede representar la atracción hacia uno o varios Arcanos. Las cartas siempre nos hablan, pero lo hacen de forma simbólica, hay veces que captamos con rapidez su mensaje, pero en otras ocasiones, nos cuesta entender qué nos quieren decir. Por eso es vital trabajar con el Tarot a nivel meditativo.


Podría decirse que el Tarot tiene dos caras o facetas, una sería la material, más cercana al día a día del ser humano, que abarca toda la gama de asuntos que afectan al mundo físico. En ella se reflejan los hechos cotidianos, las vivencias de las personas y aquel que está convenientemente entrenado puede interpretar con el lenguaje común.

Por otro lado está la cara espiritual, la que afecta a lo más elevado de la persona, y por lo tanto escapa a los sentidos más elementales del hombre, es un trabajo individual y totalmente personal. Se basa en destellos de conocimiento y sensaciones que el lenguaje humano no está capacitado para describir. Provoca reacciones a unos niveles superiores al material, por eso escapa a cualquier intento de racionalización. No puede escribirse en ningún libro, ni contarse a otra persona, puesto que entra en el dominio del espíritu.

Todos estos ejercicios y trabajos que propongo en esta sección de Tarot Espiritual, están destinados a experimentar en esa dimensión espiritual del Tarot, por lo tanto afectan a los planos más sutiles de cada uno de nosotros, así pues las sensaciones y experiencias que vamos a tener no son aplicables a otra persona. Aunque cada uno de los Arcanos representa una serie de arquetipos universales muy concretos, estos llegan a cada ser de forma individual, y resuenan en él de una manera muy concreta, para que nos entendamos: “nos hablan de tú a tú”. Personalizan el mensaje, diciendo a cada uno de nosotros lo que en ese momento necesitamos saber.

Tal vez alguien pueda preguntarse ¿por qué ha de realizar este tipo de trabajos para poder conectar con los Arcanos a niveles más profundos? La explicación es muy sencilla. Por poner un símil, podríamos pensar que los Arcanos trabajan a un nivel de onda determinado, es una vibración sumamente sutil y perfeccionada. Nosotros, en nuestra condición de seres humanos que se mueven y funcionan en varios niveles, pero preferentemente en el más denso, en el material, intentamos conectar con la vibración de las cartas. Pero la diferencia de vibración es muy grande.

Nosotros estamos rodeados de cientos de interferencias que hacen difícil la comunicación. El mundo material en el que principalmente nos desenvolvemos está, por decirlo de algún modo, varias octavas por debajo del mundo que habita el Tarot, así que hemos de elevarnos a su nivel si queremos establecer un diálogo con él. Nunca será el Tarot el que descienda hasta llegar a nuestra altura; eso sería involución y el Tarot es evolutivo.

De ahí que el trabajo espiritual sobre el Tarot cobre gran relevancia, porque es una forma de elevar nuestra vibración hacia el nivel del Tarot. Necesitamos alcanzar una cierta paz mental para poder amortiguar esas interferencias que entorpecen la conexión, después, según sea el tipo de ejercicio, iremos poco a poco tomando contacto con los distintos Arcanos, de una manera más directa o más indirecta, más activa o más pasiva. Pero, y esto es lo verdaderamente importante, cada ejercicio que realicemos nos irá acercando un poco más a ellos, puesto que es un trabajo de tipo acumulativo.

Retomando el tema de la afinidad por los Arcanos, de igual modo que estudiamos el rechazo que determinados Arcanos nos producían, podemos también tratar de averiguar a qué se debe una simpatía especial por alguna carta en concreto. Como ejemplo creo que voy a elegir al Loco, una de las cartas favoritas de mucha gente y esto tiene un por qué.

Tomando al Loco como la carta que nos gusta, nos hace sentir cómodos, despierta una simpatía especial, etc. en primer lugar habrá que preguntarse qué representa para nosotros el Loco. Sabemos que es la carta de la ausencia de ataduras, de la libertad, de la ingenuidad sin malicia, de los deseos de experimentar sin barreras ni impedimentos. Acto seguido podemos pensar si estas características se dan en nuestra vida, si la respuesta es no… ya tenemos el porqué de esa simpatía: el Loco representa todo aquello que anhelamos y que no logramos encontrar, esas cualidades que nos gustaría poseer… pero que no tenemos.

Y es que, en muchas ocasiones, las cartas que nos atraen especialmente, nos están advirtiendo sobre aquellas carencias que tenemos o sobre aquellas cualidades que hemos de desarrollar en nuestra vida. La vida nos pone muchas veces en esas situaciones que podríamos calificar como espejos, que se repiten constantemente y que su única función es que aprendamos algo que necesitamos aprender.

Un ejemplo. Aquella persona que en esta encarnación tenga que desarrollar la paciencia, se verá constantemente abocada a situaciones que pongan una y otra vez a prueba su paciencia. No es que la vida se empeñe en hostigarnos, todo lo contrario, nos está ofreciendo cientos, miles de oportunidades para que cumplamos con esa misión que hemos venido a llevar a cabo, una vez que logramos entender esto y aprendemos la lección, esa situación espejo desaparecerá de nuestra vida, pues ya no tendrá sentido.

En cierto modo, ese Arcano que nos atrae especialmente, nos está diciendo qué es lo que necesitas aprender en esta vida, cuál es aquella condición que tu espíritu busca. Elegí el ejemplo del Loco porque sus cualidades son las que mucha gente busca: independencia, libertad, confianza… el ser humano es esclavo de muchas cosas y en el fondo anhela más libertad, pero insertado en un engranaje tan cerrado como es el de la sociedad actual, es muy complicado que pueda acceder a esa libertad absoluta que personifica el Loco. El que intenta vivir al margen del sistema no lo tiene nada fácil. Por supuesto hay esclavitudes materiales, pero no olvidemos que también existen las mentales y las emocionales.

De nuevo, como en el caso de las cartas que producen rechazo, se impone profundizar en lo que la carta a nivel personal nos dice, indaguemos en sus significados y sincerémonos; vamos a localizar esos fallos, dónde se suelen dar, en qué situaciones, con qué personas, si es algo puntual o arrastramos esta condición desde que somos capaces de recordar, etc. Por supuesto, como siempre digo, si nos mentimos a nosotros mismos, no haremos sino perder el tiempo.

Una vez que tengamos acotado el defecto y su localización, hemos de emprender la tarea siguiente, que es trabajar sobre él, para tratar de corregirlo. Tenemos muchas armas a nuestra disposición, tantas como personas hay en este planeta, cada uno tiene la suya, la que será eficaz en su caso.

Puede que alguien piense que tal vez esa simpatía por esa carta sea precisamente por que se ve reflejada en la carta y sienta que esas cualidades que representa el Arcano ya las posee. Bueno, yo animo a cualquiera que piense esto a que trabaje durante un tiempo con esa carta en concreto, que medite sobre ella y lleve a cabo los trabajos que aquí propongo u otros similares…. Y luego que nos lo cuente, seguramente se llevará una sorpresa. Por lo que he ido experimentando y conociendo de otras personas a lo largo de los años, son aquellas cartas que no nos dicen nada en especial, que no nos conmueven de una manera incomprensible e inexplicable, las que nos reflejan. O bien porque sus cualidades ya las poseemos o bien porque, de momento, no necesitamos desarrollarlas en nosotros. No podemos abarcar en una sola existencia todos los arquetipos existentes, literalmente enloqueceríamos. Vamos aprendiendo las lecciones paso a paso, nunca recibimos más de lo que estamos preparados para asimilar, aunque algunas veces pueda parecernos lo contrario.

Lo importante de esto no es creer lo que digo sin más, sino experimentar por uno mismo y llegar a conclusiones basándose en las vivencias propias.

4 comentarios:

  1. hola me parecio muy interesante tu nota, la verdad quue lo googlie porque me encontre con un particular rechazo por la sacerdotisa, estoy empezando a profundizar sobre el tema y me encontre con este rechazo, buscare el porque! me alegro d saber q es algo normal, gracias!

    ResponderEliminar
  2. Hola, realmente es muy frecuente sentir rechazo como mínimo por uno o dos Arcanos. Me parece muy bien que trates de conocer mejor la carta que te incomoda, en tu caso la Sacerdotisa. Te animo a que investigues sobre ella desde distintos puntos de vista, aquí en el blog tienes información sobre la carta en concreto y también varios ejercicios de meditación que te pueden ayudar a profundizar en tu relación con ella. Por supuesto, es mejor consultar varias fuentes, cuanto más sepas, mejor.

    Saludos y espero que encuentres lo que buscas

    ResponderEliminar
  3. hola, llevo 15 días con mi primer tarot y 6 meses informándome, conociendo, aprendiendo y meditando o por lo menos intentándolo.
    la primera carta por la que sentí afinidad, fue la primera tirada que me hicieron (nunca me había atrevido) fue el colgado,(fue amor a primera vista :) ) y la verdad era una carta cuyos significados definían mi situación en ese momento, o mejor dicho me daban un buen consejo para esa situación.

    y beuno tras comprar mi primer tarot,siento que hay una carta que me llama, se me aparece especialmente, en tiradas, xq se me cae , porque barajo y siempre me aparece la primera... es una carta preciosa pero a la que he cogido bastante cariño, pero creo que para nada me siento sol o mi situacion es soleada, supongo que como has dicho tu indica una carencia :) un éxito tu blogg lo descubrí ayer y me esta sirviendo de mucho:) anoche hice en mi primer ritual en solitario (luna llena) el hechizo del limón que aparece en tu blogg, y me has dado muchas ideas para mis rituales, mis meditaciones e incluso sugerencias de pelis :)

    así que muchas gracias y un saludo muy grande desde Madrid :)

    ResponderEliminar
  4. Hola, Keloide

    Seguro que vas a disfrutar y también a aprender mucho con el Tarot. Si trabajas con él a nivel meditativo, verás como lo que te ha sucedido con las cartas que mencionas te seguirá pasando con estas o con otras cartas, muchas veces el Tarot nos envía mensajes, pero de forma muy sutil, por eso es importante ser constante en el trabajo con los Arcanos, de ese modo sentirás que es más fácil entender lo que las cartas te quieren decir. A medida que vamos avanzando en nuestro camino, dejamos atrás etapas para entrar en otras nuevas y los Arcanos que nos agradan o nos desagradan pueden estar indicándonos lo que necesitamos, o lo que nos conviene aprender o liberar en cada momento.
    Me alegra ver que has entendido el sentido del blog: intento dar ideas y sugerencias a quien lo lee, pero espero que luego cada persona desarrolle su forma de trabajo de forma independiente, no que siga al pie de la letra todo lo que escribo.

    Saludos desde muy cerquita de Madrid y bienvenida al blog

    ResponderEliminar