Páginas

lunes, 27 de septiembre de 2010

REINA DE OROS

La Reina es la mujer madura. Aparece sentada en un trono de piedra, rodeada de plantas por los cuatro costados. La naturaleza que comenzaba apenas a brotar en la Sota de Oros, en esta carta alcanza su punto culminante, es la explosión de vida que anuncia la época de la fecundidad. Es la misma pauta que podemos comprobar con las cartas del Caballo y el Rey de Oros, los comienzos y la eclosión de la vida que encarna la naturaleza.

Tras ella se ven las montañas, de un tono completamente azul, la elevación espiritual que está preparada para cuando la Reina quiera volverse hacia ella. Pero de momento vemos que está ocupada por otros menesteres: la contemplación de lo material. También vemos que un río fluye de forma abundante, regando la vegetación, que a su vez es nutrida por la tierra que la acoge. Es una imagen pletórica de vida, de riqueza y de abundancia.


Hay un detalle que pasa muchas veces desapercibido en esta carta, y no es de extrañar puesto que el camuflaje entre tanta vegetación es excelente, se trata de una pequeña liebre en posición de reposo que aparece en el ángulo inferior derecho de la carta. Los entusiastas de la Alquimia, reconocerán en ella el símbolo de la materia prima. La liebre es asociada con la Luna, es decir, con la fecundidad. Efectivamente, es un animal tremendamente fértil, además, por su gusto por agazaparse en los surcos de la tierra, es asociada con la Madre Tierra, representando la incansable renovación de la vida. Muchas personas dicen que es un conejo, realmente poco importa puesto que la simbología de ambos animales es muy parecida.

La Reina de Oros está sentada sobre un macizo trono de piedra, con un ornamento ciertamente recargado, tan florido y abundante como la naturaleza circundante, en los que destacan esa especie de angelotes, símbolo del amor cortés y la cabra del reposa brazos que nos recuerda que estamos ante la Reina del elemento Tierra. ¿No recuerda este paisaje al que enmarcaba la figura del Mago? ¿No recuerda el modelito que lleva la Reina al que lleva al Mago?

La protagonista de nuestra figura de hoy lleva una túnica roja sobre un traje blanco. La pureza interior está recubierta de la actividad y la fuerza, cualidades propias del planeta Marte. La Reina de Oros está tocada con una corona de oro como se supone a su dignidad, pero en este caso de dicha corona pende un velo verde que llega hasta el suelo, de nuevo un color que nos remite a la vegetación y la naturaleza y, cómo no, también a la belleza y la fertilidad de Venus, pues no olvidemos que el verde es su color.

Llama la atención la absoluta concentración con la que la Reina mira el pentáculo que sujeta con sus manos, sus facciones no están forzadas, sino que se vislumbra una atención total pero relajada. Nada en ella refleja alteración o nerviosismo, resulta tan sólida y estable como el trono sobre el que se sienta.

Significados generales: Físicamente se asocia con personas de ojos y cabello oscuros. Su carácter sería el que se relaciona con los signos de Tierra: Tauro, Virgo y Capricornio. Es una mujer en edad fértil o bien en la madurez. Frecuentemente representa a una mujer que afecta profesional o económicamente al consultante: Una jefa, una profesora, una supervisora, etc.; pero también puede ser cónyuge, amiga, madre, suegra o incluso podría ser la consultora.
Carácter: Mujer independiente, segura de sí misma. Inteligente, valiente, práctica, sensata y sumamente trabajadora. Hábil para usar su posición social. Económicamente bien asentada, culta y de muy buenos modales. Le gusta vivir bien y el lujo, que no el despilfarro, aún así es generosa.
Solidez, éxito en lo que se hace. Facilita los contactos y las relaciones profesionales. Solidez financiera. Espíritu de superación. Capacidad para gestionar los asuntos tanto materiales como emocionales. Buen empleo. Protección. Vejez tranquila. Asuntos materiales de tipo familiar.
Matrimonio ventajoso, quizás un tanto interesado. Buena salud.

Invertida: Mujer caprichosa, un tanto voluble, muy calculadora e interesada. Con malas cartas puede ser corrupta y si es preciso servil. Podría representar a la prostituta de lujo. Puede ser una mujer que se aprovecha de las personas que tiene a su cargo, en el área que sea: familiar, laboral, etc.
Dificultades y obstáculos en los proyectos. Espera angustiosa. Situaciones embarazosas. Obtención de rentas de manera ilegal. Temor al fracaso que paraliza.
Puede representar a una mujer que se siente atrapada en un matrimonio desastroso y que no sabe como liberarse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario