Páginas

martes, 28 de septiembre de 2010

TUESDAY LOBSANG RAMPA

Hay personajes que me provocan respeto, otros admiración, los hay que me parecen un tanto distantes y otros de una extravagancia adorable. Creo que Tuesday Lobsang Rampa podría encajar en esta última categoría. Aunque han pasado casi treinta años de su desaparición, aún hoy se recuerda la tremenda polémica que envolvió su figura durante muchos años.

Según todos los indicios, su verdadero nombre era Cyril Henry Hoskin y nació en un lugar muy poco oriental, concretamente en Plympton, Inglaterra, el 8 de abril de 1910. Pero tal vez sería mejor empezar su biografía por su irrupción en el mundo de la literatura, puesto que fue polémica a la vez que exitosa.

En el año 1.956 se publica en Reino Unido un libro que lleva por título “El Tercer Ojo”, su autor es un, hasta entonces desconocido, lama tibetano de nombre Tuesday Lobsang Rampa. En el libro se relataba, de forma autobiográfica, como un niño tibetano, en apariencia normal y común, cambió drásticamente su vida por la predicción astrológica que decidía cual debía ser su camino en la vida, el mismo autor la resume de esta manera:

“Y de aquel prolijo discurso sobre el futuro en general y el de un chico de siete años en particular, se deducía en resumidas cuenta que yo debía entrar en una lamasería después de dar una clara prueba de resistencia y que luego me prepararían para la carrera de sacerdote –cirujano. Esto significaba sufrir grandes penalidades, abandonar la patria y vivir entre gente extranjera, perderlo todo, empezar de nuevo a cero y quizás triunfar a la larga”.

Así pues, se nos relataba en el libro el adiestramiento que recibió el autor en un monasterio tibetano, al que ingresó siendo un niño de tan solo siete años. De una forma muy amena, se iban desgranando las distintas técnicas que se aplicaron en su educación hasta llegar al que es sin duda el momento culminante de la obra y que es el que la da título: El Tercer Ojo.

Según nos relataba Lobsang Rampa, al cumplir los ocho años fue sometido a una operación, si es que puede recibir tal nombre, por la que se produjo la apertura física de su Tercer Ojo. Y digo bien física, puesto que según su relato, sufrió una suerte de trepanación o algo similar, gracias a la cual, a partir de ese momento pudo ver sin ningún problema el aura de las personas, entre otras cosas.

El libro fue un auténtico bombazo, como lo fueron, aunque en menor medida, los otros dos que le siguieron y que era una continuación de su peripecia vital. “El médico del Tibet” en el año 1.959 y “La historia de Rampa (El cordón de plata)” en 1.960. En ellos sigue el relato de su biografía. Es ordenado lama y más tarde Abad de su monasterio. Sus estudios de medicina con la especialidad de cirugía en universidades chinas y su participación en la Segunda Guerra Mundial donde ejerció como médico. Sería capturado por el ejército japonés y, según siempre sus propias palabras, logró huir durante el bombardeo de Hiroshima. Tras una serie de huidas, capturas y vuelta a huir, llegó a Europa.

Sus editores, antes de la publicación de su primer libro, intentaron averiguar si era un impostor o su historia era verdadera, puesto que algunos expertos en budismo y en el Tibet, a los que habían consultado, se inclinaron por la primera tesis. Aún así el libro se publicó e iniciaron una investigación en toda regla para saber si realmente Lobsang Rampa era quien decía ser. El resultado de las pesquisas fue sumamente interesante. Lobsang Rampa en realidad se llamaba Cyril Henry Hoskin había nacido en Reino Unido y al parecer era oficinista, aunque hay alguna versión que corre por ahí que dice que era fontanero, otros dicen que el fontanero era su padre, bueno, da igual, lo importante es que no era un lama ni nada parecido. En 1948 había cambiado su nombre legal, pasándose a llamar Carl Kuon Suo. No había estado nunca en el Tibet y mucho menos hablaba el tibetano. Así que, ¿qué explicación daba a todo lo contado en su primer libro “El Tercer Ojo”?

Desde luego, Lobsang Rampa siempre tenía respuesta para todo, así que reconoció su identidad de ciudadano europeo normal y corriente, pero explicó que, dentro de su cuerpo inglés, su espíritu era el de un monje tibetano 'transmigrado' a Occidente que tuvo que abandonar su primitivo cuerpo por estar muy dañado por la enfermedad y los malos tratos. En su tercer libro “La historia de Rampa (El cordón de plata)”, contaba que, estando en su casa en Surrey (Reino Unido), se había caído de un árbol en su jardín cuando trataba de fotografiar a un búho. Estando conmocionado en el suelo, vio como un monje budista caminaba hacia él. El monje le habló acerca de Rampa y pidió que le permitiese tomar posesión de su cuerpo y Hoskin aceptó, puesto que sentía que su vida en ese momento era un desastre.


Él y su mujer San Ra'ab se convirtieron en ciudadanos canadienses en 1973. Durante el resto de su vida, hasta 1.981 cuando falleció, no dejó de escribir y publicar. No volvió a repetir el tremendo éxito que supuso su obra clave, “El Tercer Ojo”, pero siguió hablándose de él, para bien y para mal. Uno de los libros más llamativos es “Vida con el Lama” (1.964) que, según sus propias palabras, había sido dictado telepáticamente por su gato siamés Mrs. Fifi Greywhiskers… ¿No es entrañable?
Aún viviendo Lobsang Rampa, se formaron dos fracciones en torno a su persona y su obra, que aún siguen vivas: seguidores y detractores. Los primeros defienden hasta la última coma todo lo que Lobsang Rampa contó sobre sus orígenes y su vida. Los segundos valoran sus libros como la obra de un completo charlatán. El Dalai Lama, cuando ha sido preguntado por él, se ha desentendido refiriéndose a él como un autor de “novelas imaginarias”.

Creo que no sería justo negar a Lobsang Rampa la importancia capital que tuvo su obra, especialmente “EL Tercer Ojo”, para la introducción del pensamiento oriental en el mundo occidental de esa época. Sus conceptos sobre la alimentación vegetariana, control mental, aura, etc. que ahora nos suenan muy familiares, no lo eran tanto en las décadas de los cincuenta y sesenta. Ahí hay que reconocerle un mérito e incluso una valentía absolutos. Luego está el tema de su pintoresca biografía… bueno, a mí me resulta tan entrañable e inofensivo, que se puede hacer la vista gorda sin mayores problemas.

Esta es la bibliografía de Lobsang Rampa:

El tercer ojo (1956)
El médico de Tibet (El médico de Lhasa) (1959)
Historia de Rampa (El cordón de plata) (1960)
La caverna de los antepasados (1963)
Viviendo con el lama (1964)
Tú para siempre (Usted y la eternidad) (1965)
La sabiduría de los antepasados (1965)
La túnica azafrán (El manto amarillo) (1966)
El camino de la vida (1967)
Más allá del décimo (1969)
Avivando la llama (1971)
El ermitaño (1971)
La decimotercera candela (1972)
Una luz en la oscuridad (1973)
Crepúsculo (1975)
Tal como fue (1976)
Yo creo (1977)
Tres vidas (Después del tiempo) (1977)
El sabio tibetano (1980)

Esta página es, evidentemente, de seguidores entusiastas, entre otras cosas, se pueden descargar sus libros:


Recomiendo visitar estas páginas, en la que además de poder descargarse los libros de Lobsang Rampa, también encontrareis información sobre él sumamente interesante, especialmente la primera:



No hay comentarios:

Publicar un comentario