Páginas

martes, 24 de agosto de 2010

EL TAROT EN SUIZA. TAROT 1JJ

No se sabe a ciencia cierta cuándo y por dónde se introdujo el Tarot en Suiza. Se cree que pudo entrar vía Milán, aunque no hay demasiadas pruebas que avalen esta teoría. En cualquier caso, encontramos referencias al Tarot en Suiza en el último cuarto del siglo XVI.

Se trata de ordenanzas que regulaban todo lo referente a las cartas, que recibían el nombre de Trogga, Trogge y Truggen en la parte alemana y Trocca en la parte italiana. Las referencias al Tarot son constantes durante los siglos XVII y XVIII. En este último siglo, el modelo que más se utilizaba era el basado en el de Marsella, especialmente la variante del Tarot Besançon, cuya mayor novedad eran las figuras de Juno en sustitución de la Papisa y Júpiter sustituyendo al Papa.


En el siglo XVIII proliferaron los fabricantes de naipes por todo el país. Thomasser, Madigne o Paiche, son solo algunos de los nombres de los que ha quedado constancia de esta época. Tenemos que esperar al siguiente siglo, para que Suiza tenga su baraja característica. Su primer precursor es Johann Georg Raunch. Este editor estaba instalado en Diessenhofen y habitualmente trabajaba siguiendo los modelos del Tarot de Marsella. Aproximadamente en 1.830, Raunch decidió “reinventar” la baraja de Besançon. Una de las mayores variantes que introdujo fue cambiar el vestuario de las figuras de la Corte de todos los palos con ropa tradicional suiza.

Los Arcanos Mayores no variaban en nombre y número con respecto a los de su modelo, pero sí que quiso significarse introduciendo pequeños cambios tales como hacer desaparecer al auriga del Carro o incluir en la carta del Sol un laberinto tras el muro. Eran simplemente detalles que hacían que se alejase relativamente del patrón original marcado por Besançon.

Este mazo se estuvo editando durante muchos años y en el Museo Británico (Londres) se expone un ejemplar de Raunch en buen estado de conservación, aunque incompleto puesto que faltan catorce cartas.

Contemporáneo y vecino de Raunch era Johannes Müller, un editor no tan próspero, pero que trabajó durante muchos años en la fabricación de naipes, también en Diessenhofen. Sería su hijo, Johannes Müller II, que cambió el nombre de la factoría familiar por J. Müller & Cie, quien popularizaría el modelo que hoy se sigue editando y que se conoce como Tarot 1JJ Suizo, esas iniciales serían por Juno – Júpiter. El número 1 es por la edición.

Podríamos decir que Johannes Müller II siguió el modelo que utilizaran tanto su padre como Raunch en su día, aunque introdujo novedades. Las figuras de la Corte eran similares, pero sus ropajes eran más antiguos, de inspiración claramente medieval, alejándose así de los trajes folclóricos que impuso Raunch. En los Arcanos Mayores también innovó, más que nada en las posturas de las figuras que en el contenido general.

La fábrica fue sufriendo cambios a través del tiempo. EL hijo de Müller II, H. Julius Albert Müller, consiguió el monopolio de la fabricación de Tarots en Suiza, lo que es un logro increíble. Tras su muerte, la empresa fue cambiando de propietarios, adoptando el nombre de AG Müller & Cie y, en 1.960, se trasladó a otra localidad, Schaffhouse. Hace pocos años, la empresa cedió los derechos del Tarot 1JJ Swiss a una fábrica belga llamada Carta Mundi.

El Tarot 1JJ Swiss, sufrió una serie de cambios a finales del siglo XIX, que se han conservado hasta el día de hoy. Veamos de forma breve las innovaciones que podemos apreciar en este modelo, tal como se comercializa en la actualidad.


No podemos pasar por alto las cartas de Juno y Júpiter. La primera sustituye a la Papisa, nos encontramos a la diosa con una corona y lo que parece un gorro frigio, un pavo la acompaña. El segundo sustituye al Papa y aparece sentado con una pose que denota un cierto aburrimiento, como si estuviera hastiado de todo y nada pudiera interesarle, a sus pies un águila despliega ligeramente sus alas.

Es llamativo el Carro. Por un lado los caballos tiran de un carro vacío en la parte inferior de la carta, en la superior vemos al auriga entre los palios, como si fuera un montaje hecho con dos fragmentos distintos unidos en una sola carta. En la Rueda de la Fortuna no cabe ni un alfiler, es una imagen superpoblada, en primer término nos encontramos a la diosa Fortuna que, con sus ojos convenientemente tapados, da vueltas a la rueda. En ella vemos dos personajes, un hombre y una mujer que se sostienen en la parte superior, en cambio otro hombre cae y, al estar la rueda colocada justo al borde de un precipicio, podemos imaginarnos cuál será su triste final.

En la carta de la Fuerza, en esta baraja, toca forzudo y, curiosamente, no vemos como el hombre domina a la fiera como en otras ocasiones, sino que se encuentran enzarzados en plena lucha, como si estuviesen midiendo sus fuerzas en igualdad de condiciones. A la Muerte la vemos completamente sola, es un esqueleto con su guadaña, en un paraje seco y árido. A lo lejos se ve una casita, tal vez vaya a iniciar una ronda de visitas por el lugar.

El Diablo es un hombre de piel oscura, a pesar de tener cuernos, cola y pezuñas, no me atrevería yo a decir que es un macho cabrío, puesto que el físico es demasiado humano. A sus pies una figura, que parece una mujer sentada, llora de forma desconsolada, su cabeza está por entero tapada.

La carta de la Luna es sumamente interesante, de nuevo como en el Carro, parece que se ha subdividido en dos la imagen, en la zona superior vemos a un trovador bajo la luz de la luna cantando a su amada, que se asoma a un balcón para escuchar la sonata ¿puede haber algo más bucólico?. En la parte inferior vemos al cangrejo en lo que podríamos pensar que es un pozo.


El Juicio es la auténtica celebración de una fiesta, no hay más que ver el júbilo con el que los personajes que se han levantado reciben la llamada del Ángel. Por último, el Mundo presenta unas variaciones significativas en las figuras que custodian la guirnalda. Si nos fijamos bien, veremos al buey y al león en la parte inferior, en cambio en la parte superior sólo aparece un águila en la parte central, a los lados vemos pájaros, ni rastro del ángel ¿por qué?
En estos dos enlaces podéis encontrar las cartas del Tarot 1JJ Suizo tal como se vende en la actualidad, los comentarios que he hecho son para esta versión:


2 comentarios:

  1. Donde consigo una baraja de tarot en especial esta
    me estoy iniciando en la magia celta y me recomendaron muy espcialmente la baraja antigua
    de tarot Suiza IJJ. Soy de Monterrey. N.L.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anónimo

      Me imagino que la podrás encontrar en cualquier tienda esotérica o en librerías que tengan libros de estas temáticas.
      Esta baraja la comercializa U.S. GAMES SYSTEMS Inc. NEW YORK U.S.A., así que si no la encuentras podrías ponerte en contacto con ellos para pedirla.
      De todas formas, busca un poco por internet porque hay varias empresas que la venden online, investiga si sirven envíos para tu país.

      Un saludo

      Eliminar